Tag Archives: X-Men

X-Men vs. Street Fighter (Saturn) – Retro Bits

 

En esta ocasión vamos a recordar X-Men vs. Street Fighter, un juego de peleas que lanzó Capcom para recreativas en 1996 y su versión casera para el Saturn apareció en 1997 como exclusiva para el mercado japonés.

Este juego marca la tercera colaboración en juegos de peleas entre Capcom y Marvel. Es precedido por X-Men: Children of the Atom y por Marvel Super Heroes. En X-Men vs. Street Fighter, para cambiar la dinámica juntan a los X-Men con el elenco de Street Fighter y agregan relevos durante las peleas, puedes formar tu equipo con los dos personajes que desees. A diferencia de juegos como King of Fighters, donde tenían que vencer a tu personaje para que entrara un relevo en X-Men vs. Street Fighter tu compañero puede entrar en cualquier momento.

Se mantienen los personajes enormes de los juegos anteriores y el juego aéreo, así que puedes ejecutar combos haciendo malabares con tus enemigos. Además de los relevos, puedes llenar una barra de poder para hacer movimientos especiales con un personaje o hacer movimientos especiales con tus dos personajes al mismo tiempo. Esto da como resultado poderes que llenan la pantalla y que son muy vistosos.

Puedo decir, con toda confianza, que este es un juego rápido y Capcom dejó fuera cualquier aspecto que pudiese ser considerado como sutil. Si haces un poder, este se ve imponente, si brincas, casi puedes volar, flotas un buen rato en el aire, si te enfrentas a personajes como Juggernaut, dan la sensación de que es una pelea de superhéroes. Es un juego frenético con excelentes animaciones.

Los modelos de los personajes de Street Fighter que aparecen en este juego son los de la serie Alpha y para variar, Akuma es un personaje secreto. Para encontrarlo en la versión de Saturn solo te vas hasta arriba en la pantalla de selección de personaje y aparece. Como los poderes especiales de los X-Men son muy atascados, Capcom trató de emparejar esta situación dándoles movimientos más poderosos a sus personajes, por ejemplo el Hadouken especial de Ryu llena casi toda la pantalla.

Hay algunos escenarios que tienen diferentes niveles, como el de la calle, ahí puedes romper el suelo y continuar la pelea en las coladeras. Muchos escenarios son comunes en caricaturas noventeras como estudios de televisión, callejones, etc. El escenario del centro comercial me recordó un episodio de la caricatura de los X-Men cuando Jubilo es perseguida por unos centinelas.

Me parecieron interesantes las parejas que formó Capcom para este juego, cuando escoges a tus personajes puedes formar las parejas que quieras para competir, pero cuando peleas contra la computadora siempre hay parejas ya establecidas. Ryu y Cyclops, Bison y Magneto, Juggernaut y Zangief, siento que trataron de juntar a los equivalente de cada serie y esto, curiosamente, da como resultado equipos bastante congruentes.

A diferencia de otros juegos Street Fighter o de Marvel, aquí el jefe final no es Bison ni Magneto, es Apocalypse, cuando vas a enfrentarlo pasa de tener un tamaño normal a ocupar casi toda la pantalla con su cabeza y sus brazos. Esta variante hace que la pelea contra él se sienta épica. Una vez que acabas con Apocalypse, no termina el juego, debes vencer a tu compañero, así que la pelea final se vuelve un poco más personal, por así decirlo, es una situación parecida a la de juegos como Double Dragon donde al final tienes que pelear contra tu amigo.

La versión para el Saturn de Sega es la mejor para consolas caseras, la de Playstation salió después y dejó mucho que desear porque la consola no cuenta con la memoria RAM suficiente para hacerle justicia, esto significa que no puedes hacer relevos a media pelea, quitándole al juego su característica más importante. La única manera en que puedes cambiar de personaje durante la pelea en la versión de Playstation es utilizando un truco, con la limitante de que los dos equipos tienen que ser iguales, si eliges a Ryu y Ken, tu rivales obligatoriamente tienen que ser Ken y Ryu.

Regresando a la versión de Saturn, esta solo fue lanzada en Japón e incluía un cartucho de 4 MB para que la consola tuviera la memoria RAM suficiente para correrlo. Capcom no quiso sacar esta versión de Saturn para el mercado norteamericano ya que la consola no tuvo mucho éxito y era un riesgo sacar un juego que además lo tenías que vender con un cartucho extra incrementando su costo.

Después de X-Men vs. Street Fighter, la serie versus de Capcom continuó con Marvel vs. Street Fighter y después se transformó en Marvel vs. Capcom, este último si tuvo una buena versión casera que llegó al continente americano como título de lanzamiento para el Dreamcast.

En lo personal me parece como una oportunidad desperdiciada el hecho que nunca ha salido una versión casera decente de X-Men vs. Street Fighter para el mercado americano, sobre todo si tenemos en cuenta que los juegos de Marvel vs. Capcom han tenido diferentes lanzamientos físicos y digitales.

Básicamente  puedo decir que X-Men vs. Street Fighter es la razón principal por la que años después conseguí un Saturn, ya que se había convertido en una especie de objeto del deseo para mí, por lo mismo que comentaba de que no ha tenido otros lanzamientos. Volviéndolo a jugar recientemente e invirtiéndole todo el tiempo que quise, puedo decir que es un título que ha envejecido muy bien. El sistema de combate es sólido, las animaciones son muy llamativas, vaya, si hacemos a un lado el factor nostalgia, sigue siendo un juegazo. Es tan disfrutable ahora como lo fue hace más de veinte años.

¿Ustedes llegaron a jugarlo? ¿Cuál es tu favorito de los ‘crossovers’ que ha hecho Capcom con Marvel? Comenten y recuerde este juego con nosotros.

Advertisements

X-Men: Children of the Atom (Saturn) – Retro Bits

Es el inicio de la colaboración entre Capcom y Marvel en juegos de peleas. Apareció para recreativas en 1995 y salió para Sega Saturn en 1996, la versión de Playstation tardó mucho en salir y no fue tan buena que digamos, apareció en 1998, para este entonces ya habían salido otros títulos de la serie como Marvel vs. Street Fighter, así que daba la sensación que su lanzamiento fue “por no dejar”. Era una versión muy limitada, le faltaban muchos cuadros de animación, diálogos, etc.

Al Playstation le costaba trabajo reproducir versiones fieles de juegos ‘arcade’ de peleas en dos dimensiones debido a que su memora RAM no era tan poderosa. El Saturn tenía la ventaja de que podías conectarle un cartucho que le daba 4 MB de RAM extras y ya con esto era más fácil hacer la conversión de juegos de pelea más atascados como X-Men vs Street Fighter.

El concepto consiste en llevar a los X-Men a un juego estilo Street Fighter II. Lo interesante es que no solo pusieron a Wolverine, Cyclops y compañía en Street Fighter II y se durmieron en sus laureles, adaptaron el sistema de pelea para que se sintiera como un combate digno de superhéroes. Agregaron combate aéreo, así que los escenarios son muy altos, esto permite que continúes  peleando en el aire o que hagas malabares con tu oponente si realizas una buena combinación.

El estilo visual está basado en la caricatura noventera de X-Men, Capcom siguió utilizando estos diseños y sus animaciones hasta Marvel vs. Capcom 2. Para darle un grado extra de autenticidad utilizan a los mismos actores de doblaje que en la caricatura. Los personajes son de buen tamaño, por ejemplo el Sentiela es enorme, si se siente imponente. Algunos personajes tienen movimientos y estilos parecidos a los de Street Fighter II, por ejemplo Colossus se parece un poco a Zangief y Spiral estira sus brazos como Dhalsim.

Solo hay un personaje de Street Fighter que aparece en este juego y es Akuma, su participación es muy parecida a la de Super Street Fighter II Turbo donde si derrotas a todos los rivales sin perder te reta a pelear.

Jugándolo recientemente me parece grato que aparezcan en el juego personajes que Marvel ha olvidado un poco con el paso del tiempo como es el caso de Omega Red.

Me gustaron los escenarios, al estar inspirados en la serie animada me traen gratos recuerdos, también es muy vistoso que algunos sean interactivos, por ejemplo hay un puente donde puedes destruir el suelo. También hay escenarios que cambian conforme avanza la pelea, el nivel del ‘Danger Room’ simula diversos ambientes durante los combates.

La versión casera de Saturn fue distribuida por Acclaim, cuenta con algunos modos adicionales como supervivencia y batalla por grupos, el cual es básicamente un modo de torneo. Como era tradicional en esa época el modo principal es la modalidad ‘arcade’.

Algo que me sorprendió de la versión de Saturn es que es muy difícil, avanzas cuatro peleas sin mucho problema pero después la computadora no tiene piedad, aun bajando la dificultad en el menú de opciones me costó trabajo ser competente contra la computadora después del cuarto rival. Esto me parece un poco raro ya que otras ediciones caseras como X-Men vs Street Fighter no son tan difíciles, al menos en mi experiencia, es el juego de pelea de Capcom más difícil desde Super Street Fighter II Turbo para ‘arcade’.

X-Men: Children of the Atom es un buen juego con un gran sistema de combate. Lo recuerdo con cariño porque aquí fue donde sentaron las bases para una época dorada de ‘cross-overs’ entre Capcom y Marvel, porque le siguió Marvel Super Heroes, después X-Men vs Street Fighter, Marvel vs Street Fighter, hasta llegar a Marvel vs Capcom.

¿Ustedes lo llegaron a jugar? ¿Cuál es su juego favorito de los ‘cross overs’ entre Capcom y Marvel? Comenten y recuerden este juego con nosotros, hasta la próxima.

X-Men: Mutant Academy (PS1) – Retro Bits

X-Men Mutant Academy es un juego de peleas que salió para el primer Playstation en el 2000. Desarrollado por Paradox y distribuido por Activision, su lanzamiento coincidió con el de la primera película de X-Men. Con esto aprovecharon para incluir como vestuarios alternos los de la película.

Como dato adicional el equipo de Paradox fue el que desarrolló el juego de peleas Thrill Kill, el cual nunca fue lanzado a la venta por ser considerado demasiado violento. Lo más interesante de ese juego eran los combates para cuatro personas al mismo tiempo y que, a pesar de su cancelación, era fácil conseguirlo pirata.

Regresemos a X-Men Mutant Academy, se enfoca en peleas de uno contra uno, con personajes y entornos poligonales, todo se controla en dos dimensiones como Street Fighter EX por poner un ejemplo. Al igual que la serie de Capcom, se utiliza un esquema de seis botones, tres golpes y tres patadas. Los personajes y sus animaciones son suficientemente rápidos para que las peleas sean emocionantes.

Los personajes a elegir son: Cyclops, Wolverine, Gambit, Storm, Beast, Phoenix, Toad, Mystique, Magneto y Sabertooth. Sus historias y la manera en que se comportan van muy de la mano con la caricatura y las historietas noventeras, no tienen nada que ver con la película, salvo por la vestimenta alterna.

Hay cuatro modos principales. Arcade donde peleas contra todos los personajes hasta llegar a Magneto, vencerlo, y obtener un final para cada uno. En versus peleas contra un amigo en la misma consola. En survival peleas contra rivales aleatorios hasta que te logren derrotar. Academy es el modo de entrenamiento, hay tutoriales y entrenamiento libre.

Cerebro es una sección donde te muestra todo el contenido que puedes desbloquear en el juego, desde el trailer de la película, arte conceptual, vestuarios alternativos, hasta los finales de cada personaje.

X-Men: Mutant Academy es un juego de peleas muy bueno. Parte de su encanto consiste en que tiene muchos guiños para los fanáticos, por ejemplo en un nivel puedes ver al fondo el Daily Bugle, periódico donde trabaja Peter Parker. Cabe recordar que en el mismo año Activision lanzó el juego de Spider-Man para Playstation.

La jugabilidad de Mutant Academy ha envejecido con mucha gracia, todavía se presta para unas buenas retas y con todo el contenido que tiene por desbloquear te puede entretener un largo rato. La serie fue bastante popular en su momento, existieron dos secuelas, Mutant Academy 2 y X-Men: Next Dimension.

X-Men (Arcade, 360, PS3) – Retro Bits

X-Men es un “beat ’em up” para recreativas desarrollado por Konami en 1992. Es un juego muy parecido a los que hizo la compañía con las licencias de las Tortugas Ninja y Los Simpson.

La novedad consiste en que habían dos tipos de gabinetes para este juego. Un gabinete normal con una sola pantalla y donde podían jugar cuatro al mismo tiempo y había otro gabinete con dos pantallas y permitía que seis personas jugaran de manera simultánea. Otras novedades consisten en que puedes golpear a tus enemigos cuando están en el suelo y también hay un tercer botón el cual te permite activar un poder mutante limitado.

La historia consiste en que Magneto está aterrorizando a los ciudadanos y el Profesor X manda a los X-Men para detenerlo. En el transcurso del juego el Profesor X es secuestrado junto a Kitty Pride y tienes que rescatarlo.

El juego está protagonizado por Cyclops, Wolverine, Dazzler, Colossus, Nightcrawler y Storm. Los sentinelas son los enemigos más comunes y al finalizar cada nivel te encuentras a villanos como Blob, Pyro, Juggernaut, Mystique, entre otros. Y Magneto es el villano que funge como el jefe final del juego.

Lo que me decepciona un poco del juego es que no hay muchos elementos con los que puedes interactuar en los niveles. Por ejemplo, en el juego de las Tortugas Ninja podías romper hidrantes, postes, aquí no hay muchas cosas así.

El juego fue lanzado en el 2010 de manera descargable en las tiendas virtuales de Playstation 3 y Xbox 360. Esta versión es muy completa, cuenta con las versiones americanas y asiáticas del juego. También realiza una emulación de los dos gabinetes disponibles, el de cuatro jugadores y el de seis. Cuando se juega en el modo de seis jugadores la pantalla es panorámica. En este relanzamiento el juego se vuelve muy fácil porque hay ‘continues’ ilimitados.

X-Men es un juego repetitivo como casi todos los “beat ’em ups” de su época. Caminas, golpeas sentinelas, vences al jefe del nivel y repites el mismo proceso una y otra vez. El chiste está en jugarlo con amigos, así se pasa rapidísimo y es muy entretenido. Es un juego fundamental para todos los que crecimos viendo la serie animada de los noventa.