Tag Archives: Winning Eleven

ESPN MLS ExtraTime (PS2) – Retro Bits

Es la secuela de ESPN MLS Gamenight, el cual estaba basado en el cuarto Winning Eleven. En esta ocasión no está basado en un Winning Eleven en específico, es más bien una versión libre o una reinterpretación de la serie para el mercado americano.

De hecho no es una mala versión, lo malo es que la usaron para reemplazar a Winning Eleven 5, el cual es un juego muy superior. Me parece un tanto ocioso desarrollar una versión especial de menor calidad para el mercado americano.

Como lo venían haciendo en entregas anteriores, los uniformes son idénticos a los reales pero no tienen licencia.

El narrador en español es Luis Tapia, el es muy bueno, lo malo es que en el juego sus diálogos son muy pausados, no se siente fluida la narración. En general es muy buena la presentación del juego gracias a la licencia de ESPN. Al terminar cada partido presentan las mejores jugadas. De hecho el juego toma el título de un programa de fútbol que pasaba por ESPN.

En esta ocasión Carlos “El Pibe” Valderrama deja de ser la portada, después de estar en dos juegos de futbol de Konami, y encontramos al estadounidense Clint Mathis en su lugar. Cuando el juego fue lanzado, Mathis militaba en el equipo New York Metrostars de la MLS, equipo que después se transformó en los Red Bulls.

La jugabilidad, al estar basada en la de Winning Eleven, es casi excelente, el balón es impredecible y se siente totalmente independiente a los jugadores, eso hace que las jugadas se sientan espontáneas. Lo malo es que le hicieron algunos cambios y en lugar de mejorar, empeoraron algunas cosas. Lo bueno es el juego de pases, todo está enfocado en abrir espacios y encontrar jugadores desmarcados. No es sencillo construir una jugada de gol pero cuando lo haces hay una gran sensación de logro. Es tan satisfactoria la jugabilidad que hasta una falla llega a ser emocionante.

El cursor para cambiar de jugador puede ser un problema. Es semi automático, trata de adivinar quién es el jugador mejor posicionado y elegirlo, pero a veces hace que controles al jugador que no quieres, esto es un poco frustrante en jugadas claves del partido, sobre todo cuando hay un balón dividido.

El mayor cambio en la jugabilidad, con respecto a Winning Eleven, consiste en que agregaron una barra de disparo, te indica si lo vas a mandar bombeado, directo y la fuerza con la que irá dirigido. Cuesta un poco de trabajo acostumbrarse ya que al principio es muy fácil que vueles los disparos o los mandes con poca fuerza. Hay que presionar el botón de tiro fuerte y no por mucho tiempo para lanzar un disparo peligroso.

Los porteros son inconsistentes, tanto pueden realizar grandes atajadas como pueden sucumbir a  un disparo sin mucha potencia. Es mejor no tratar de depender de ellos y solventar todo con la defensa. El árbitro es muy estricto, le falta un poco de criterio, marca las faltas en el momento y no da tiempo para aplicar la ley de la ventaja, cuando el tiempo de compensación se acaba termina el partido aunque estés en una jugada de peligro.

Los jugadores se ven decentes pero sus animaciones los hacen ver rígidos. Sobre todo cuando festejan no dan la sensación de estar vivos. Otro aspecto interesante es que en muchas ocasiones las tribunas de los estadios aparecen medio vacías. No sé si sea por limitaciones de la consola o porque quisieron reflejar que en Estados Unidos no son tan apasionados por el fútbol, en cuyo caso hubieran podido mentir un poco y llenar las tribunas, es un videojuego después de todo.

Hay cuatro modalidades: partido amistoso, temporada, copa, escenario y entrenamiento. El modo de escenario es como en los International Superstar Soccer de antaño donde te presentan situaciones a resolver como remontar el marcador teniendo a un jugador expulsado.

Las estadísticas del juego están un poco raras, no balancearon bien el aspecto de la liga estadounidense, cuyos equipos están a la par de varias selecciones nacionales. O la misma selección estadounidense que en rendimiento aparece mejor que  la brasileña.

ESPN MLS Extratime es un buen juego de fútbol, cuando salió era la única opción en el continente  americano para una simulación. Los partidos son reñidos, vaya hasta un empate con pocos goles es emocionante. Pasaron un par de años para que llegara otro juego y lo superara. Lo único en contra del juego es que por su culpa no recibimos Winning Eleven 5 en occidente y nos tuvimos que conformar con esta versión muy diluida.

¿Ustedes llegaron a jugar estos juegos de futbol que hizo Konami con la licencia de ESPN? ¿Cuál es su juego favorito de futbol? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Advertisements

ESPN MLS Gamenight (PS1) – Retro Bits

Uno podría creer que es un juego desconocido de fútbol de Konami. En realidad es el ISS Pro Evolution pero con la licencia de la MLS, es la tercera vez que cambiaba de nombre esta serie en el continente americano, conocida en Japón como Winning Eleven.

Lo raro es que ISS Pro Evolution y ESPN MLS Gamenight fueron lanzados con tres meses de diferencia. Esto solo sirvió para generar confusión entre los consumidores.

“El Pibe” Valderrama volvía a ser portada de un juego de fútbol de Konami tras aparecer en International Superstar Soccer 98. “El Matador” Luis Hernández aparece como parte del plantel del Galaxy de Los Ángeles.

La novedad para la serie es la presentación con el sello de la cadena ESPN y que la narración en español corre a cargo de Luis Omar Tapia. Los estadios son los mismos que en ISS Pro Evolution, los cuales están basados en estadios europeos, solo que aquí están nombrados tras las ciudades que participan en la MLS.

La Master League es sustituida por la modalidad “temporada MLS”, básicamente es lo mismo, conforme vas ganando juntas puntos para contratar nuevos jugadores y mejorar tu plantel, la diferencia es que ya no aparecen clubes europeos.

Otra novedad es que hay cinco niveles de dificultad para elegir. Puedes jugar partidos amistosos, de estrellas de la MLS o tandas de penales. También puedes crear tu copa o liga y hay un modo de entrenamiento.

Los partidos son emocionantes porque la jugabilidad es excelente. Cuando tienes posesión del esférico sientes la presión de los defensas, esto te lleva a fallar disparos o a buscar que cometan un penal a tu favor. Para anotar tienes que estar bien posicionado y mandar el balón con la fuerza suficiente. Es muy fácil mandar un disparo por encima de la portería porque el balón botó mal o porque el defensa te presionó.

Lo más importante es el juego de pases, es fundamental checar el radar para encontrar a los compañeros desmarcados y los huecos que deja la defensa, el pase filtrado es de tus mejores armas a la hora de atacar.

Cuando defiendes tienes que presionar al rival para incomodarlo y de preferencia ir directo al balón, ya que cualquier empujón puede ser considerado como falta.

El secreto de la jugabilidad de Winning Eleven es que los partidos se sienten espontáneos, nada parece estar preestablecido, recrea a la perfección lo impredecible que es el balón. Esto hace que todos los goles se sientan diferentes, hay una gran variedad de opciones para elaborar jugadas de peligro.

ESPN MLS Gamenight fue la primera de tres ediciones que aparecieron en el continente americano. Los otros lanzamientos, ESPN MLS Extratime y ESPN MLS Extratime 2002, no estuvieron basados en un Winning Eleven en específico y sus lanzamientos sustituyeron el de Winning Eleven 2000 y el de Winning Eleven 5 en América.

ESPN MLS Gamenight es el título definitivo de fútbol para el primer Playstation en el continente americano. Los desarrolladores supieron recrear en la consola la pasión por este deporte. La jugabilidad es tan buena que sigue sintiéndose vigente. Lo sorprendente es que, a pesar de ser una excelente entrega de la serie, todavía no estaba ni cerca de alcanzar su punto más alto.

ISS Pro Evolution (PS1) – Retro Bits

ISS Pro Evolution es el mejor juego de fútbol que salió para el primer Playstation. Todo lo que en Konami habían trabajado años atrás rindió frutos y entregaron la mejor experiencia posible, al menos para esta consola.

En el continente americano el juego pasaba de ser International Superstar Soccer Pro a ser ISS Pro Evolution, nombre que después se transformaría en Pro Evolution Soccer. En Japón es la cuarta entrega de Winning Eleven.

Los partidos son reñidos, llenos de jugadas emocionantes, tiros al poste, desviadas del portero, todo lo que le da sabor al fútbol.

Lo que hace a ISS Pro Evolution diferente a la competencia es que los partidos se sienten espontáneos, en esa época muchos juegos tenían una o dos mañas con las que podías anotar gol fácilmente. Aquí el juego te da la libertad de que uses la cancha a tu antojo, aprovechar el juego aéreo, las jugadas a balón parado, tratar de superar por velocidad a tus rivales, las posibilidades se sienten infinitas.

En esta entrega redujeron el poder de los pases filtrados, antes ciertos momentos eran garantía de que iba a quedar solo tu delantero, ahora ya es más complicado lograrlo, la defensa no es tan pasiva.

El juego sigue enfocándose mucho en los pases, distribuir el balón para generar huecos en la defensa, de hecho es de los primeros juegos en los que el radar se vuelve fundamental para desarrollar jugadas. También ayuda mucho si eliges la cámara más alejada de la cancha para detectar los errores de tu rival.

El único pero que le pongo a la jugabilidad es que a los jugadores les falta fluidez a la hora de cambiar de dirección controlando el balón, se sienten algo rígidos, parece como si fueran sobre un riel y no pudieran salirse.

Los estadios están basados en algunos reales pero no tienen licencia. Tad Brick es el Old Trafford, por ejemplo. Los uniformes no tienen licencia pero se parecen mucho a los reales de esa época. El modo edición del juego era bastante bueno, se convirtió en el título favorito para ser modificado. Con facilidad encontrabas en la piratería la versión con la Copa Libertadores 2001 o con la Liga Mexicana.

El modo más completo del juego y que se convirtió en una de las principales características de la serie empezó aquí, la Master league, la cual ya te permitía jugar con clubes europeos. Agarras un equipo como Manchester o Barcelona, siempre empiezas con jugadores genéricos y conforme vas ganando partidos obtienes puntos para contratar jugadores a tu antojo y crear tu equipo de ensueño.

Lo malo es que estos equipos europeos solo están disponibles en esta modalidad, a la hora de jugar un partido amistoso solo te aparecen selecciones nacionales.

Su lanzamiento en el continente americano dejó algo que desear porque llegó tarde y tres meses después Konami tuvo la brillante idea de volverlo a vender pero con la licencia de la MLS, confundiendo  a los consumidores y cambiando el título del juego una vez más, ahora se llamaba ESPN MLS GameNight.

Entre este juego y el Winning Eleven 5, apareció una versión intermedia que no llegó al continente americano, en Japón fue Winning Eleven 2000 e incluía selecciones nacionales sub-23 y en Europa lanzaron ISS Pro Evolution 2, el cual ofrecía una Master League mejorada en donde ya podías subir de división a tu equipo.

ISS Pro Evolution consolidó a la serie como la mejor simulación de fútbol en el mercado, es un juego en el que hasta un empate sin goles se convierte en algo emocionante. Había una atención al detalle tremenda, a pesar de no tener licencias los jugadores se comportan igual a sus contrapartes reales. Los desarrolladores supieron transmitir la pasión por este deporte y eso inmortalizó la serie. También consiguieron que el otro juego de fútbol de Konami, International Superstar Soccer 2000 de Nintendo 64, se sintiera torpe y repetitivo.

Pro Evolution Soccer 2016 – Reseña

Con Pro Evolution Soccer 2016 es la tercera ocasión en la que Konami usa el motor Fox Engine creado para Metal Gear Solid.  Así que si jugaste la edición de año pasado encontrarás muchas similitudes pero la ventaja consiste en que ya están dominando dicho motor, han entregado una versión mucho más pulida y que ha corregido muchas de mis quejas del año pasado.

Se nota que han puesto todo el esfuerzo para mejorar la jugabilidad. En el 2015 la trayectoria de los disparos y la reacción de los porteros se sentían robotizados, parecía que todo estaba predispuesto, ahora corrigieron eso y las atajadas se sienten espontáneas, ya parece que los porteros actúan por reflejo y no porque así lo dice la programación del juego. Esto se traduce a que una buena atajada en un momento crucial sea de lo más emocionante.

El año pasado ya habían implementado lluvia en el juego, pero en esta ocasión ya afecta a la jugabilidad, el balón bota diferente y los jugadores se resbalan, resultando en partidos torpes donde es más difícil predecir la reacción del esférico. La lluvia no merma tanto la jugabilidad pero cuando está activada sí influye lo suficiente para que la notes y disfrutes de un juego en condiciones diferentes, es una buena simulación de este suceso meteorológico.  Otro detalle que me agradó es que la lluvia es dinámica, puede estar lloviendo durante todo el encuentro o empezar a llover en el minuto 60.

Otra novedad es el choque entre cuerpos, mejoraron la física para que las colisiones entre jugadores sea más realista, dependiendo del peso y la posición de cada uno es cómo reaccionan. Me gusta mucho como están usando el físico y las habilidades de cada jugador para hacerlos sobresalir. Los más ágiles pueden llevarse con facilidad a los defensores con un regate o cambiar de ritmo durante la jugada para desorientarlos.

En cuestión de licencias siempre desilusiona un poco la gente de Konami, ahora Portugal ya sale con uniforme genérico y años atrás han ido perdiendo licencias que estaban muy identificadas con la marca como la de la selección de Japón.

La gran ventaja es que ahora es más fácil agregar uniformes en el modo de edición. En foros y blogs como goalgaming o pesoccerworld.com puedes encontrar los kits que han hecho usuarios y que los comparten con la comunidad, para agregarlos al juego solo hay que importar las imágenes usando una memoria USB, así que es muy fácil agregar la playera del Chelsea y que el equipo ya no salga con un uniforme genérico. Esta característica está disponible para la versión de Playstation 4.

Konami ya consiguió la licencia de la Eurocopa pero no se emocionen, no viene en el juego. No sé si la vayan a agregar después en una actualización o si lo van a vender como contenido descargable, habrá que esperar un anuncio oficial.

Si no te conectas a internet, el juego trae de base las plantillas del año pasado, sólo actualizaron los uniformes. Así que todavía puedes rescatar a varios jugadores que se fueron a la MLS como Pirlo, Dos Santos, Gerrard, etc. Para rescatarlos hay que copiarlos en el modo de edición y cuando los borre la próxima actualización los tendrás disponibles.

Hablar tanto de edición y del tiempo que le tienes que invertir para que tu juego tenga las licencias faltantes suena complicado y puede alejar a algunos, también es un hecho que editar equipos y los nombres de algunos jugadores que no tienen licencia es parte del ADN del fútbol de Konami. Dicho esto, puedo decirles que este año vale mucho la pena hacerlo porque la jugabilidad es muy buena y valida todo el esfuerzo.

El modo MyClub ha mejorado un poco y ahora los jugadores de tu equipo van adquiriendo experiencia, conforme más partidos juegan y mejores resultados ofrecen en la cancha suben de nivel. Ofreciendo un buen motivo para no deshacerte de ellos con tanta facilidad.

En el aspecto online sigue siendo difícil encontrar partidas, hay ciertas horas donde no encuentras a nadie pero he podido disputar alrededor de diez partidos y no he encontrado mucho lag durante los juegos, esto significa que han trabajado en el código y las retas son mucho más estables.

Pro Evolution Soccer 2016 no es un juego perfecto y no voy a seguir con el cliché de “es el Pro Evolution Soccer que más me recuerda Winning Eleven: Pro Evolution Soccer 2007” (el mejor juego de la serie) porque  son juegos muy diferentes. Lo que puedo afirmar es que es un juego sólido que se presta para retas muy emocionantes y si eres fan de la serie es el mejor que ha salido en muchos años.

International Superstar Soccer Deluxe (SNES) – Retro Bits

Konami desarrolló esta secuela y desde que iniciaba el juego dejaban claro una cosa, que amaban el fútbol, al menos esa era la promesa que hacían. Y créanme que la cumplieron.

International Superstar Soccer Deluxe era una versión mucho más completa, tenía más y mejores animaciones, corrigieron errores de la inteligencia artificial, agregaron más equipos, estadios con diferentes tamaños de cancha,  cinco niveles de dificultad, más retos basados en partidos reales, etc.

Algo curioso de este juego es que fue muy popular en la piratería. Se hicieron versiones ilegales con equipos y jugadores reales, de hecho los puedes encontrar todavía en emulación. Títulos como Fútbol Argentino 96, World Cup France 98, Fútbol Colombiano 96, eran versiones modificadas del International Superstar Soccer Deluxe.

Al mencionar este juego, cualquier gamer futbolero que haya tenido un Super Nintendo lo recordará con cariño, era un juego con gran atención al detalle, en su época era la mejor recreación del deporte y salió antes de que los juegos de fútbol tuvieran que ser lanzados cada año de manera obligatoria.

En ese momento, comprabas el International Superstar Soccer Deluxe para tu consola y no necesitabas otro juego de fútbol, era el título definitivo.

También existieron versiones para Genesis y el primer Playstation.

La serie de International Superstar Soccer continuó en el Nintendo 64, los que salían para Playstation fueron desarrollados por otro equipo, finalmente la serie terminó en el Playstation 2 con tres títulos que no salieron en el continente americano, no fueron tan populares y eventualmente le cedieron su lugar a Winning Eleven como la única franquicia de fútbol de Konami.

International Superstar Soccer Pro 98 (PSX) – Retro Bits

International Superstar Soccer Pro 98 es la tercera entrega del conocido juego de fútbol Winning Eleven. Las primeras dos ediciones llevaron el nombre Goal Storm en el continente americano. Ésta vez aprovecharon la popularidad alcanzada por el título International Superstar Soccer para el Super Nintendo y para el Nintendo 64, sólo le agregaron un ‘Pro’ al nombre para diferenciarlos.

Lo raro es que la portada del International Superstar Soccer 98 de Nintendo 64 y la del International Superstar Soccer Pro 98 de Playstation eran iguales a pesar de que son juegos completamente diferentes.

Eso confundía a los jugadores, aunque en esa época era común que los juegos cambiaran mucho dependiendo de la consola.

En Japón Winning Eleven 3 contaba con la licencia del mundial. Aquí el juego era igual, pero no tenía los nombres reales de los jugadores ni el logo de Francia 98. Pero incluyeron una herramienta que rápidamente se volvió fundamental para la serie: el editor.

Podías cambiar el nombre de los jugadores para que coincidieran con los reales. Para que en lugar de jugar con Blonco, pudieras corregirlo y usar a Cuauhtémoc Blanco.

La jugabilidad ya estaba muy cerca de ser la mejor de la serie. Tenían algunos detalles por corregir pero era notable el potencial.

Los pases filtrados eran demasiado poderosos, casi siempre que realizabas uno, el delantero se desmarcaba con facilidad y quedaba frente al portero. Esto se convertía en la manera más fácil de acercarte al arco rival y se hacía innecesario buscar otras maneras de atacar.

International Superstar Soccer Pro 98 ofrecía jugadas emocionantes y partidos cerrados, le faltaba ajustar un poco el juego en medio campo pero ya se encontraba muy cerca de su mejor versión para el primer Playstation.

Goal Storm 97 (PSX) – Retro Bits

El segundo juego que hizo Konami de fútbol para el Playstation llevó varios nombres Winning Eleven 97 en Japón, International Superstar Soccer Pro en Europa y Goal Storm 97 en América.

El “Pro” que le agregaron al título International Superstar Soccer fue para diferenciarlo de la versión de Nintendo 64 la cual era muy diferente y desarrollada por otro equipo. Supongo que en América le pusieron Goal Storm 97 para que sonara más emocionante el título, pero no se mantuvo, sólo existieron dos entregas de la franquicia que llevaron ese nombre.

Ésta vez re diseñaron el juego, no hay mucho parecido con el primer Goal Storm debido a que no agradó del todo. El esquema del control ya se parece mucho más al que hizo popular a la serie. El balón se siente más suelto e impredecible, el juego se basa mucho en tocar en corto el esférico y en los pases de profundidad.

Claro, se puede sentir arcaico a la hora de probar versiones más nuevas, pero se nota que aquí sentaron las bases para la franquicia.

Basaron el juego en darle mayor realismo a la física del balón y a la atención al detalle que cautivó a los fanáticos. Los uniformes de las selecciones se parecían mucho a las reales a pesar de que no contaban con la licencia, por ejemplo el uniforme de México es igual al que usaron en los juegos olímpicos de Atlanta 96.

Lo único que tengo en contra de éste título es que tiene pocos modos de juego. Necesitas echar las retas con amigos para disfrutar Goal Storm 97 en todo su esplendor.

Jugándolo recientemente puedo decir que ha envejecido mejor que International Superstar Soccer para Nintendo 64, el cual también es un gran juego pero simplemente se siente más “arcade”, los partidos que vives en Goal Storm 97 son mucho más emocionantes.

Pro Evolution Soccer 2015 – Reseña

El año pasado fue desastroso para Pro Evolution Soccer, parecía que vendieron una versión beta del juego, ni los menús cargaban bien.

Éste año la intención de Konami es regresar a las raíces de la franquicia, creo que de alguna manera lo han logrado. La jugabilidad es muy intuitiva, los pases, las fintas, los disparos, todo te permite llevar un buen control del partido.

El ritmo del juego es pausado, agregando mayor estrategia. Tienes que repartir el esfuerzo entre todos los jugadores y colocar pases precisos para no gastar tan rápido su energía. Hay un buen balance entre las habilidades de los defensas y de los delanteros rivales, ambos dependen de sus aciertos y de sus errores. Así que cuando te meten gol sabes que pudiste haberlo evitado.

Un detalle que me agradó es que puedes elegir que tan largo quieres el pasto de la cancha para hacerla más rápida o más lenta dependiendo tu estilo de juego.

El único negrito en el arroz en cuanto a la jugabilidad es que a veces los porteros se sienten demasiado perfectos, sobre todo a la hora de parar dispararos de larga distancia, muchas veces se ve robotizado, no se llega a ver tan natural.

En cuestión gráfica se ve bien pero no es nada del otro mundo. Los jugadores que tienen parecido a su contra parte real lucen mucho pero desentonan demasiado los jugadores con rostros genéricos. Hablando de los rostros genéricos, en realidad son horrendos, ni parecen humanos. En algunas ocasiones el público en las gradas se ve muy pixeleado, detalles así hacen que se vea descuidado el aspecto gráfico.

Hay un modo nuevo en el juego que se llama MyClub, el cual es la respuesta directa de PES al Ultimate Team de FIFA. En este modo puedes jugar en línea o contra la computadora, tienes un equipo base, conforme vas ganando partidos y dinero puedes contratar reclutadores que te conseguirán jugadores al azar en diferentes posiciones. El hecho que los jugadores los contrates al azar evita que todo mundo tenga los mismos pero por otro lado es difícil crear a tu equipo de ensueño.

Hablando en términos generales el modo MyClub, fuera de las micro transacciones, me dejó con un buen sabor de boca porque es adictivo tratar de ganar partidos para conseguir jugadores nuevos aunque estoy consciente que todavía le pueden mejorar mucho.

El apartado en línea de PES 2015 es lo mejor y lo peor del juego al mismo tiempo. Es lo mejor porque al jugar con rivales humanos puedes experimentar partidos muy reñidos y una buena competencia. Es lo peor porque es muy difícil encontrar rivales y el sistema no suele castigar a los tramposos.

Si no te importa que falten licencias, lo cual siempre ha sido el punto débil de la franquicia, y quieres un juego de ritmo pausado con más estrategia, PES 2015 es una buena opción. Este año parece que están retomando un buen camino para la franquicia, ahora falta que mejoren el aspecto en línea y cuestiones superficiales como las gráficas.

Goal Storm (Winning Eleven) – Retro Bits

El primer Winning Eleven así se llamó en el continente americano, Goal Storm. Me gustaría decir que la primera entrega de la franquicia fue el juego de fútbol que todo mundo estaba esperando, pero fue un tanto decepcionante. Puedo decir sin temor a equivocarme que se quedó muy atrás con respecto al otro juego de fútbol de Konami, el International Superstar Soccer.

Muchos creen que Winning Eleven o como se llama ahora Pro Evolution Soccer es la secuela directa del International Superstar Soccer, pero no es así, eran desarrollados por dos equipos totalmente diferentes. El Winning Eleven empezó siendo desarrollado para el primer Playstation. Mientras que el International Superstar Soccer empezó en el Super Nintento (sin contar el Hyper Soccer de Konami para NES) y continuó su trayectoria en el Nintendo 64 y Playstation 2. Después de lanzar unos juegos para el PS2 la franquicia murió para cederle terreno a Winning Eleven que crecía en popularidad y aceptación por parte de los jugadores.

Regresemos a la primera edición, Goal Storm, es interesante jugarlo como anécdota y para conocer la historia de la franquicia. Los personajes poligonales que sólo tenían nariz en el rostro, sin ojos o boca, se ven muy peculiares. La jugabilidad era muy estilo arcade. Los uniformes eran de los aspectos mejor logrados en el juego, ahí era donde se notaba que los desarrolladores ponían atención a los detalles. No contaban con ninguna licencia de equipos o jugadores, pero los uniformes se parecían mucho a los verdaderos, por ejemplo el portero mexicano usa un uniforme muy parecido a los que usaba Jorge Campos.

Goal Storm es un juego que se siente arcade y no la simulación a la que después nos acostumbró Winning Eleven. Para los estándares actuales es difícil de controlar y carece del encanto que entonces tenía su “primo” International Superstar Soccer. La jugabilidad no convenció del todo y para el próximo título de la franquicia empezaron de cero y esto les dio mejores resultados.