Tag Archives: Teenage Mutant Ninja Turtles

Batman Returns (SNES) – Retro Bits

En mi infancia Batman Returns se convirtió en mi juego favorito del Caballero de la noche.  Batman de NES me parecía muy frustrante y pasaron años para que le tuviera la paciencia necesaria.

Konami hizo un gran trabajo con Batman Returns, se encontraban enrachados haciendo juegos de acción clásicos como los de las Tortugas Ninja y el de Los Simpson para recreativas.

Aquí combinaron todos los aspectos que tenían dominados, tomar una buena licencia, hacer que todo se sienta auténtico y agregar una gran jugabilidad.

La presentación del juego es excelente, los personajes están detallados y son de buen tamaño, sobre todo Batman y los jefes de cada nivel. Los enemigos que son carne de cañón tienen apariencia y ataques variados. Encuentras diablos, payasos, traga espadas, hombres en zancos, malabaristas, calaveras en motocicletas, vaya, todos los secuaces salidos directamente del circo malvado del Pingüino.

Capturan a la perfección el espíritu de la película. Me encantan los pequeños detalles sacados directamente de la cinta, el primer jefe es un payaso que tiene a Selina Kyle de rehén y para empezar el combate tienes que golpearlo con un pedazo de pared justo como en la película. Estos momentos le dan mucho carisma al juego.

Los escenarios visualmente están a la par de los personajes, tienen varios elementos interactivos como ventanas que puedes romper cuando les avientas un enemigo. También hay algunos elementos, como estatuas, postes o algunas columnas que aparecen en primer plano y hacen que luzca más la arquitectura de Ciudad Gótica.

Además de los escenarios y de los enemigos a los que enfrentas la música es excelente,  es una adaptación de la banda sonora que hizo Danny Elfman para la película, te pone en el mejor estado de ánimo para enfrentar a una banda circense malévola en navidad.

También tiene una narrativa más convencional donde te cuentan la historia mediante imágenes de la película y con texto. Aunque esto era muy común en su época utilizan algunos elementos extra para darle mayor vida, por ejemplo, antes de que empiece el juego, después del texto, se ve el batimovil recorriendo la ciudad para dejarte justo en la acción.

El combate consiste en golpear y brincar, lo que hace que este juego se sienta especial es que cada golpe es contundente, Batman se siente implacable. La jugabilidad te permite aturdir a tus enemigos, agarrarlos y aventarlos, ya sea a otro enemigo, al suelo o contra la pared. Cuando los estrellas contra la pared llegan a afectar los escenarios rompiendo ventanas, abollando postes o quebrando bancas de madera. También puedes agarrar dos enemigos al mismo tiempo y chocar sus cabezas.  Al brincar extiendes tu capa para derribar momentáneamente a los villanos.

Hay “batarangs” y un gancho a tu disposición, los “batarangs” sirven para detener momentáneamente a tus enemigos. El gancho te ayuda a columpiarte mientras das una patada. En ciertos niveles tu movimiento se reduce a un plano de dos dimensiones donde solo puedes avanzar de izquierda a derecha y aquí tus ataques se limitan solamente a usar el “batarang” y en segmentos de plataforma puedes usar el gancho para no caer. Existe un ataque especial el cual es un tubo de ensayo que, al arrojarlo, les baja energía a todos los enemigos que están en la pantalla. Es muy útil a la hora de enfrentarte a los jefes de cada nivel.

Además de la acción derivada de golpear a tus enemigos hay un nivel donde puedes conducir el batimovil, es justo para recrear la escena donde el Pingüino lo controla de manera remota, aquí solo avanzas disparándole a calaveras en motocicletas hasta llegar a la camioneta del Pingüino y eliminarla. Es un nivel que no tiene mucha profundidad pero que le da variedad al juego y poder controlar el batimovil siempre es bienvenido.

Existieron otras versiones de Batman Returns como la de Nintendo y la de Genesis pero son totalmente diferentes, solo se parecen en la licencia.

Batman Returns para Super Nintendo se mantiene como un gran juego, a pesar de ser parecido a títulos como Final Fight o Teenage Mutant Ninja Turtles, tiene su propia identidad y hace que sea muy satisfactorio recorrer los escenarios de la película así como vencer a todos los enemigos. Hasta el organillero malvado de la cinta aparece como jefe de un nivel. La presencia de Gatúbela y del Pingüino se vuelve emblemática gracias a la recreación tan fiel que hacen de sus contrapartes cinematográficas.  Este es sin duda uno de los mejores juegos del Caballero de la Noche.

¿Llegaron a jugarlo en su momento? Y ¿cuáles son sus juegos favoritos de Batman? Recuerden este clásico con nosotros.

Si quieren añorar más juegos retro y ver reseñas de juegos actuales suscríbanse a nuestro canal de Youtube, gracias por su atención y hasta la próxima.

 

 

TMNT: Tournament Fighters

Teenage Mutant Ninja Turtles: Tournament Fighters es considerado el último de los juegos de las Tortugas Ninja originales. A diferencia del segundo de NES y de Turtles in Time éste no salió para recreativas.

En este juego hay dos tramas: En la primera un aprendiz de Shredder quiere vengarlo secuestrando a April O’Neil y a Splinter, un plan muy socorrido para los enemigos de las tortugas. Esto cuenta como un modo de historia donde puedes elegir una de las cuatro tortugas.

Después está el modo de torneo, esta segunda trama consiste en que April conduce un programa donde al mejor peleador le dan montones de dinero. Las tortugas se inscriben para mostrar que su entrenamiento con Splinter ha valido la pena. Aquí puedes elegir a cualquier personaje del juego, desde las tortugas hasta los villanos como Cyber Shredder. Entre algunas peleas hay rondas de bonificación, algo clásico de los juegos de peleas noventeros, aquí tienes que destruir la mayor cantidad de cajas fuertes antes de que se acabe el tiempo.

El resto del elenco está conformado por personajes que sólo aparecen en los cómics, dejando a un lado a los personajes populares de la serie animada. Por ejemplo, Bebop y Rocksteady solo aparecen al fondo de uno de los escenarios, justo a lado de una cabeza Olmeca. Y Casey Jones aparece únicamente en la versión para NES. Hay variedad de personajes pero hubiera preferido que incluyeran más de los que aparecieron en las caricaturas.

Visualmente el juego es bueno. Hay que agradecer que no reciclaron los escenarios y los diseños de los personajes que habían aparecido en los juegos anteriores, aquí todos fueron hechos desde cero. Todos los personajes sobresalen y tienen un escenario exclusivo donde pelear.  Los escenarios van desde callejones, cafeterías, hasta un estudio de televisión.

En cuanto a jugabilidad Tournament Fighters ofrece un esquema de cuatro botones, dos patadas y dos golpes. Hay muchos movimientos que se realizan de la misma manera que un ‘hadoken’, también hay personajes como Shredder que hacen movimientos de carga como los de Guile en Street Fighter II. La diferencia radica en que el control de este juego se siente un tanto simplificado y no necesitas aprender muchos comandos para dominar a tus rivales.

Fuera del modo historia, en el de torneo, hay una barra para realizar ‘final attacks’. Estos son movimientos finales para vencer a tu oponente una vez que llenas la barra de poder. Esta barra se va llenando cuando tu oponente bloquea tus ataques, entre más fuerte es el ataque que bloquea más se llena la barra.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Tournament Fighters es un buen juego de peleas, obviamente se hizo para aprovechar el éxito que estaba teniendo este género gracias a Street Fighter II, por otro lado, sirvió para que las Tortugas Ninja se mostraran en un juego que no fuera un ‘beat em up’ como los anteriores. Le falta un poco de carisma como para llegar a ser un clásico, pero vale la pena checarlo gracias a su jugabilidad, sobre todo para los fanáticos de las tortugas.

Teenage Mutant Ninja Turtles 1989 (Arcade/Xbox 360) – Retro Bits

Teenage Mutant Ninja Turtles es un juego que lanzó Konami en 1989 para aprovechar la fama de los personajes y su serie animada. Lo mejor de todo es que el juego es muy bueno y le hace justicia a la licencia, algo que no es tan común.

A finales de los 80 y principios de los 90 era imposible ir a una sala ‘arcade’ y no jugar este juego. Junto con el de Los Simpson eran de los juegos más populares.

El objetivo es rescatar a April O’Neill y a Splinter quienes han sido secuestrados por Shredder, Krang y sus secuaces.

Cada tortuga se controla un poco diferente. Donatello tiene mayor alcance en sus ataques pero es más lento, Raphael y Mike tienen menor alcance pero son más rápidos y Leonardo es el personaje más balanceado en cuestión de alcance y velocidad.

En cada escenario hay ciertos elementos interactivos como hidrantes, postes y barriles explosivos, los cuales te ayudan a eliminar a tus rivales.

En su mayor parte los enemigos son Foot Soldiers, los cuales tienen diferentes clases, hay algunos que atacan con espadas, otros con mazos, otros avientan estrellas, etc. También te encuentras con mousers, ratones robots y varias trampas como armas que te congelan.

Los enemigos son memorables, te enfrentas a Bebop, Rocksteady, Baxter Stockman, Krang, Shredder, entre otros. Cada encuentro con un jefe es memorable, sobre todo cuando peleas contra Bebop y Rocksteady al mismo tiempo, puedes hacer que se golpeen el uno al otro y también cuando peleas contra Shredder, quien se multiplica y tienes que encontrar al verdadero.

En la versión de Nintendo se cambia la pelea de Bebop y Rocksteady por la de Baxter Stockman ya convertido en hombre mosca.

El encanto consiste en que ofrecía juego simultáneo para cuatro jugadores y en que el mundo de las Tortugas Ninja estaba muy bien recreado. Hasta el sentido del humor de las tortugas estaba representado en el juego, como cuando caías en una coladera y preguntaban quién apagó la luz.

En 1991 apareció una secuela para recreativas llamada Teenage Mutant Ninja Turtles: Turtles in Time, la versión de Super Nintendo es excelente e incluía niveles adicionales.

En 2007 el juego salió en Xbox 360 de manera descargable para coincidir con el lanzamiento de la película animada. Es idéntico a la versión ‘arcade’ e incluye juego cooperativo en línea.

 

Teenage Mutant Ninja Turtles II: The Arcade Game – Retro Bits

Está en el top 5 de juegos que marcaron mi infancia. Si algo hay que reconocerle es que capturaba a la perfección la esencia de las Tortugas Ninja.

La trama giraba en torno a que Shredder secuestraba a April O’Neill y las tortugas iban a su rescate.

Estaba basado en un juego de maquinitas y aunque gráficamente no estaba a la par, tenía más niveles y jefes diferentes, era el mismo juego pero tenía detalles nuevos para los fanáticos. Baxter Stockman aparecía como jefe en lugar de Beebop y Rocksteady en el nivel del estacionamiento.

Los juegos beat em ups de la época eran muy repetitivos, aquí le agregan mucha variedad al juego los jefes finales y el diseño de cada nivel. Algunos elementos eran interactivos, le podías pegar a postes, conos y coladeras para derribar a tus rivales. También podías ser grosero y espantar a una chava que pasaba en medio de la acción.

En una escena patinabas para darle variedad al juego. También te encontrabas con diferentes tipos de enemigos como helicópteros, tigres, mousers (esos ratones robóticos de la serie), entre otros.

Estoy seguro que la mayoría se ponía a brincar en el fuego del primer nivel para hacer como que se quemaban o en los hidrantes hacían como que bañaban a sus tortugas. Así de auténtico se sentía el juego.

En lo personal le tengo más cariño a esta versión que a la de arcade porque era la versión casera, la que podías jugar todo lo que quisieras con tus amigos.

Shredder es un desgraciado, se clona para confundirte y para que no encuentres al original. Puede ser frustrante pelear con él, pero también es muy divertido.

Un detalle algo bizarro es que la tortuga que hacía más puntos en un nivel se ganaba un beso de April O’Neill, zoofillia en todo su esplendor. Seguro a eso se referían con Cowabunga.