Tag Archives: Super Nintendo

Toy Story (SNES) – Retro Bits

Es un juego desarrollado por Traveller’s Tales, quienes ahora hacen todos los juegos de Lego como Lego Batman, Lego Avengers y demás, y Psygnosis, famosos por hacer Wipeout. El juego fue publicado en diciembre de 1995 por Disney Interactive.

El mayor atractivo del juego es que cuenta con gráficos pre-renderizados como los que habíamos visto antes en Donkey Kong Country y Killer Instinct. Y como cereza en el pastel tiene un par de niveles que cambian el estilo de juego, de ser uno de plataformas a controlar un carro de control remoto con vista cenital y un nivel en primera persona parecido a Doom.

El juego sigue la trama de la película, esta se narra por medio de imágenes y texto entre niveles, lo mejor es el sonido durante cada escenario, usan pequeños clips de sonido sacados directamente de la película, esto hace que el juego se sienta vivo. Regresando a la trama esta consiste en un grupo de juguetes que tienen vida y pertenecen a un niño llamado Andy. El líder de estos juguetes es un vaquero llamado Woody y cuando llega un juguete nuevo, un astronauta llamado Buzz Lightyear,  lo percibe como una amenaza y trata de evitar ser reemplazado como el juguete favorito de Andy.

Los objetivos te los explican con el pizarrón Etch A Sketch. Es el mismo que usa Woody para crear planes y ponerse de acuerdo con el resto de los juguetes, es un buen detalle que lo agregaran, sobre todo porque es una marca registrada.

Controlas a Woody en casi todo el juego, principalmente es de plataformas donde tienes que esquivar obstáculos y avanzar de izquierda a derecha hasta llegar al final de cada nivel. Me gusta que el desarrollo de cada misión está muy apegado a la trama de la película. Por ejemplo, en el primer nivel, además de esquivar obstáculos, tienes que abrirles el paso a los soldados de juguete para que puedan llevar un walkie talkie y monitorear la fiesta de Andy. En otro nivel tienes que quitarle los obstáculos a varios juguetes y guardarlos en el baúl para que nadie note que están vivos.

Los controles de Woody son muy sencillos, solo hay un botón para saltar y uno para atacar. La cuerda con la que habla Woody la utilizas como laso de vaquero y con esta le pegas a tus enemigos, pero con ella no los vences, solo los dejas amarrados por un tiempo o los aturdes para poder esquivarlos.

Hay seis niveles donde el esquema de control cambia. Uno es donde escapas del cuarto de Andy montado en Rex, aquí solo puedes brincar para esquivar obstáculos, la misma dinámica se usa para escapar de la casa de Syd, solo que ahí utilizas a Roller Bob como vehículo. En otro nivel usas al carro de control remoto con una perspectiva cenital, recolectando baterías para continuar con tu camino y derribar a Buzz Lightyear de la repisa, esta dinámica se repite cuando tratas de alcanzar la mudanza de Andy. Dentro de la maquina la garra, hay un nivel en primera persona donde recorres un laberinto y recolectas a los amigables alienígenas verdes. Y por último está el nivel final donde vuelas junto con Buzz en un cohete tratando de esquivar árboles y vehículos.

El apartado audiovisual es sorprendente, tiene gráficos pre-renderizados y los personajes son enormes, todos los niveles se sienten vivos y tienen muchos elementos salidos directamente de la película. Los sonidos convierten esta en una experiencia auténtica, hay varias frases famosas de la cinta animada. Mis partes favoritas son todos los diálogos que tiene Buzz Lightyear.

Hablando de Buzz, peleas varias veces contra él, en una pesadilla de Woody, en la gasolinera. Me gusta que tratan de ser creativos a la hora de crear dinámicas, en la primera pelea tienes que quitar el escudo de protección de Buzz, en la segunda, tienes que aventarle una llanta para atraparlo.

Todos estos detalles sirven para tomarse su tiempo y desarrollar varias escenas. Como cuando van a Pizza Planet, hay varios niveles basados en esa parte de la película, desde la parte donde tienes que disfrazarte con un vaso desechable para pasar desapercibido en el restaurante, hasta tres niveles dedicados a la máquina de La Garra y los aliens verdes que viven dentro de ella. Otro nivel que me encanta por apegarse tanto a la película es cuando Woody trata de demostrarle a Buzz que no es un juguete pasado de moda y debes columpiarte lo más rápido posible para recorrer el cuarto de Andy, mientras Buzz presume sus habilidades, vuela y cae con estilo.

Un aspecto que desde que lo jugué de niño me llamó la atención es la dificultad elevada de este título, eventualmente llega al punto que para seguir avanzando debes de aprenderte muchos patrones y secuencias. Esto es algo común en los juegos de la época. Ahora que lo volví a jugar, sigo creyendo que es muy difícil, claro, existe la posibilidad de que yo sea muy malo. Para capturar video de todos los niveles usé un truco para ser invencible y poder saltar de nivel a placer. Esto me ayudó a darle un vistazo a todos los niveles del juego.

Toy Story  el videojuego también salió para Genesis y para Game Boy. La versión de Genesis es casi igual que la de Super Nintendo, la única diferencia es que tiene una gama más limitada de colores pero esto lo compensa con una mejor calidad musical y un nivel extra. La edición de Game Boy tiene menos niveles, solo contiene los de plataforma, es limitada pero sus gráficos son decentes y si lo juegas en el Super Nintendo usando el aditamento Super Game Boy el juego portátil se ve a colores, con todo y un marco especial.

Toy Story para Super Nintendo es un gran acompañamiento para el clásico animado de Pixar. Sigue muy de cerca la trama, tiene muchos niveles donde la jugabilidad cambia y sus gráficos son bastante agradables. Es un título muy ambicioso, se nota que no quisieron solamente pegarle el nombre a un juego genérico, como llega a pasar con muchas licencias basadas en películas. Tiene todo para que pases un buen rato. Lo mejor es que está basado en una película que a todos nos gusta, así que no hay mucho de qué quejarse. Si pueden conseguirlo o probarlo de alguna manera, es muy recomendable. Lo única advertencia es que sean pacientes con la dificultad, vale la pena.

¿Ustedes llegaron a jugar Toy Story para Super Nintendo? ¿Cuáles juegos basados en películas de Disney les gustan? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Advertisements

Disney’s Aladdin (SNES) – Retro Bits

 

Salió a la venta en noviembre de 1993 y es desarrollado por Capcom. En este juego trabajó Shinji Mikami, creador de Resident Evil.

Hay otro juego de Aladdin que salió al mismo tiempo para el Genesis de Sega pero ese está desarrollado por un equipo totalmente diferente y estuvo a cargo de Virgin Games. La versión de Genesis sobresale por tener mejores animaciones y porque puedes usar una espada para combatir.

Regresemos la versión de Super Nintendo, aquí se sigue de cerca la trama de la película, desde las calles de Agrabah donde Aladdin busca comida con su chimpancé Abu hasta encontrar la lámpara maravillosa, conocer al genio que te concede tres deseos, enamorarte de la princesa Jazmín y ser incriminado por Jaffar. Es un juego de plataformas donde por lo general solo tienes que llegar al final de cada nivel para terminarlo y únicamente en tres ocasiones te enfrentas a un jefe final.

Los comandos para controlar a Aladdin constan de un botón para saltar, otro para aventar manzanas y un tercero para usar una tela para amortiguar caídas, como una especie de paracaídas. Esta mecánica de paracaídas es muy útil para no hacer tan difícil las secciones de plataformas y controlar bien dónde quieres caer. Las manzanas no vencen a los enemigos pero los aturden, así es más fácil brincar sobre ellos para vencerlos.

Cuando saltas puedes sujetarte de las orillas de algunas estructuras y trepar a la plataforma, esto me recordó un poco a Príncipe de Persia. Puedes usar tendederos para desplazarte, al igual como rebotar en cortinas usándolas de trampolín, también hay algunas estructuras con las que te puedes columpiar y brincar más lejos.

Hay pocos jefes, en el primer nivel te enfrentas al vendedor que atrapa a Jazmín y la defiendes, es justo el momento cuando se conocen ella y Aladdin. El siguiente jefe es ya casi al final del juego donde peleas contra Jaffar, te avienta rayos y trata de electrocutarte también con su bastón, al vencerlo pasas al jefe final del juego, tienes que enfrentar de nuevo a Jaffar pero ahora convertido en una serpiente gigante que trata de morderte y también avienta huevos. El jefe más difícil de los tres es el primer enfrentamiento con Jaffar porque sus rayos tienen un patrón más difícil de predecir, fuera de eso los tres encontronazos son relativamente fáciles.

Puedes recibir varios golpes durante un nivel sin morir, tu resistencia está limitada por los corazones que tienes al momento. Para recuperar tu energía puedes encontrar comida dentro de vasijas y jarrones. Las barras de pan te dan un corazón y los pollos enteros te recuperan más corazones. Antes del último combate Yago, la malvada mascota de Jaffar aparece aventándote cráneos, si brincas sobre Yago llena toda tu barra de corazones. En los niveles también encuentras escondidas vidas extra y un escarabajo dorado, que al atraparlo te permite participar en una ruleta de la suerte.

El genio es el encargado de presentarte la ruleta de la suerte, puedes hacerla girar y después tratar de detenerla, en este mini juego puedes recibir más corazones, vidas y ‘continues’. Es una buena idea para que el juego no resulte tan complicado y tengas las oportunidades suficientes para terminarlo. Aparte de este mini juego hay un nivel de bonificación, donde vuelas en la alfombra junto a Jazmín recolectando gemas mientras se escucha la canción Un Mundo Ideal.

Hablando de la música del juego, la banda sonora de la película está muy bien recreada, es pegajosa y hay varias pistas diferentes para acompañar cada nivel. Si eres fanático de la película, con la pura música te vas a sentir como en casa.

L a historia está contada con imágenes y texto, no es nada especial pero relata de manera eficiente la trama de la película, no entra en muchos detalles pero funciona. Dentro del juego hay animaciones para contar pedazos de historia con acciones, no son tantas pero me gustaron más que las imágenes fijas, por lo general sirven de transición entre niveles. Como cuando conoces a Jazmín o a la alfombra.

En los créditos finales se vuelve a usar la animación de Aladdin y Jazmín volando en la alfombra. Solo que aquí no puedes controlarla, simplemente es para acompañarlos y cerrar el juego con ellos dos juntos. Me llamó la atención que los passwords de cada nivel están hechos con los rostros de los personajes, supongo que para los niños que lo jugaron cuando salió así era más fácil aprendérselos.

Ahora que lo volví a jugar después de muchos años sin hacerlo sentí que el juego es más difícil de como lo recordaba. De niño lo pasaba sin ningún contratiempo y ahora me costó un poco de trabajo. Es un juego bastante amigable, pero sufrí con algunas secciones de plataformas. De hecho me di cuenta de esto, que al principio el juego te pone a esquivar enemigos y conforme va avanzando se enfoca más en brincar, sobrevivir plataformas y todas las trampas que se encuentran en cada nivel. Los enemigos, secuaces de Jaffar, regresan hasta el final del juego, para darle un poco de variedad a las trampas mortales y como ante sala a los dos combates con Jaffar.

En el 2004 Aladdin de Capcom volvió a salir al mercado para el Game Boy Advance, esta versión es bastante fiel a la original, también incluye algunas mejoras como un nivel adicional y el hecho de que ya puedes jugar como la mascota de Aladdin: Abu.

Aladdin para Super Nintendo es un juego que me trae grandes recuerdos, de niño amé la película y por consiguiente al videojuego. Lo mejor de este título es que no es malo así que siempre ha sido un excelente acompañamiento para la cinta de Disney, no es parte de ese horrendo cliché que dicta que los videojuegos basados en películas son malos. Aquí tenemos un juego bastante competente. Fuera de la versión de Game Boy Advance este juego no ha sido remasterizado ni nada por el estilo, me encantaría que de alguna manera se pudiera volver a conseguir para aquellos que no lo probaron en su momento.

¿Ustedes llegaron a jugar Aladdin para Super Nintendo o la versión de Genesis? Comenten y recuerden este juego con nostros.

Goal! (SNES) – Retro Bits

Es un juego de futbol hecho por los creadores de Super Bases Loaded, una serie de beisbol que fue muy popular en el Nintendo Entertainment System.  En Europa este título es conocido como Super Goal!.

Los desarrolladores fueron Tose Software, quienes han trabajado en varios proyectos de renombre como los juegos de Dragon Ball Z para Super Famicom o los títulos de Game & Watch para Game Boy.

Este juego fue lanzado a finales de 1992, todavía mantiene el sabor y la sensación de los mundiales de Italia 90 y de México 86. Por esto me refiero a que el estadio que aparece guarda cierto parecido con el Azteca y los uniformes de los jugadores tienen el corte de esas épocas, esto se nota mucho por los ‘shorts’, aunque suene redundante, tan cortos.

Goal! Presenta dos modalidades: partido de Exhibición o Super Cup. En la copa básicamente juegas el mundial, empiezas en fase de grupos, juegas los tres partidos, si calificas pasas a eliminación directa desde octavos de final. Después cuartos, semifinales y final. Es interesante que a pesar de no tener licencias, cuando ganas la copa aparece el trofeo verdadero de los mundiales de FIFA. No creo que hayan tenido los derechos, supongo que se aprovecharon de que la calidad gráfica del sistema no deja que sea tan detallada y con eso evitaron cualquier problema legal.

Antes de elegir a tu equipo puedes configurar algunas opciones del partido como activar o desactivar el fuera de lugar, las faltas, el radar, el portero automático, la música y ajustar la duración el partido, entre 1 y 45 minutos.

El juego presenta 24 selecciones nacionales, es una buena variedad, destacan conjuntos como Alemania, Argentina, Brasil, México, España, Italia e Inglaterra. La mayoría de los uniformes son rayados, por ejemplo México utiliza uno blanco con franjas verticales verdes. Brasil e Italia son de las pocas selecciones que tienen ‘jerseys’ con colores sólidos.

Antes de saltar a la cancha, el juego te permite elegir entre cuatro formaciones diferentes, 4-3-3, 4-2-2, con un libero y 3-5-2. Ahora que volví a jugar este título mi formación favorita fue la 3-5-2 porque la superioridad numérica en el mediocampo te permite recuperar más rápido el balón y generar más jugadas de ataque.

Este es de esos juegos que antes de iniciar el partido te piden que selecciones un lado de la moneda para realizar el volado y así seleccionar si quieres sacar o si prefieres elegir tu portería de inicio.

La jugabilidad es muy accesible, se sigue sintiendo una influencia de juegos para recreativas, ya que principalmente utilizas solo dos botones. Estos te dan acceso a dos disparos, uno directo y fuerte, otro elevado. Estos disparos son muy versátiles ya que también los usas para pasar. El disparo elevado lo puedes usar para centrar o para pases bombeados. El otro disparo funciona como un pase más fuerte, casi como uno filtrado.

Para defender estos dos botones te permiten intentar robar el balón quitándolo sin hacer falta o barriéndote, con el riesgo de ser sancionado si le pegas a tu rival en lugar del balón. En lo personal me di cuenta que sirve más tratar de robarlo de manera limpia, es más efectivo, las barridas suelen ser tardadas e imprecisas.

Me gusta el bote del balón, en general la física del balón es un tanto irreal, cuando disparas parece que agarra fuerza como en anime japonés. Pero cuando el balón pega en un jugador y bota, se presta para diferentes remates, ya que con el balón elevado los jugadores pueden pegarle de cabeza, hacer chilenas o dar patadas como de karate. Lo curioso es que estos botes, al menos en mi estilo de juego, son más comunes en la media cancha, así que se ven un tanto irreales los remates tan apasionados en esta zona del campo.

Lo que más me gusta de este juego son los tiros especiales. Si disparas antes de entrar al área, la cámara se coloca detrás del portero. Cuando eres el atacante puedes mover un poco el balón para que le cueste más trabajo detenerlo al cancerbero, si eres la persona que defiende te toca utilizar al portero e intentar detener el disparo. Es la mecánica más memorable de este juego y cuando dominas las atajadas se presta para partidos muy reñidos, sobre todo cuando juegas contra un amigo.

Estos disparos especiales también los puedes realizar desde un cobro de tiro libre, si estás suficientemente cerca del área rival, solo disparas a portería y le das dirección al balón. La computadora no realiza estos disparos especiales, cuando quieren anotar gol disparan dentro del área en diagonal y colocan el balón en la esquina con un tiro normal.

A la hora de ejecutar un saque de esquina el juego te ofrece distintas jugadas prefabricadas, aparecen varias opciones. Cada jugada manda el balón a un jugador diferente, puedes elegir uno que esté cercano al primer poste, al segundo, cerca del manchón penal o fuera del área.

Mencionaba anteriormente que el juego tiene raíces ‘arcade’, que no es totalmente una simulación y hay otros elementos que confirman esto. No puedes realizar sustituciones, así que no hay cansancio en los jugadores ni un apartado estratégico muy profundo, lo único que puedes modificar en este aspecto es el parado táctico y ya. Las faltas sí se marcan pero los árbitros no sacan tarjetas amarillas ni rojas y no hay expulsiones. Así que no debes preocuparte a la hora de barrerte, las consecuencias son mínimas.

Esto no es malo necesariamente, simplemente es un producto de su época, donde los juegos no eran tan realistas, ya sea por las limitaciones de la consola o porque algunos desarrolladores preferían que el juego fuera divertido y sacrificar algunas reglas. Vaya, en este juego puedes activar o desactivar la regla del fuera de lugar y en lo personal, nunca me tocó que se aplicara, creo que los jugadores están programados para no estar tan adelantados.

Para mí, el punto más débil del juego es que no puedes subir la dificultad. Solo hay una por defecto y ya. El problema es que no tardas tanto en dominarlo y en querer un reto mayor. Como siempre la mejor solución es echar retas con amigos.

El juego tiene animaciones muy vistosas, como las patadas voladoras, las chilenas o los remates de cabeza. Mi favorita sucede cuando los porteros rechazan un disparo fuerte que va a directo a ellos y al golpear el balón este se estrella directo contra el travesaño.

Me parece un tanto raro que los saques de meta los cobra un defensa y no el portero. Es algo poco habitual en un partido profesional. Otro detalle que llamó mi atención es cuando los porteros capturan el esférico, si te mueves tantito de inmediato bajan el balón para salir jugando.

Además del cambio de cámara durante los tiros especiales, donde se coloca detrás de la portería, el juego cuenta con otras animaciones que lo hacen muy vistoso. Al anotar un gol hay dos festejos diferentes. Un acercamiento a varios jugadores que corren de lado a lado de la pantalla festejando y otro donde el delantero celebra corriendo de frente hacia la cámara, esta última animación es mi favorita porque se ve un estadio repleto al fondo y logra transmitir la emoción del momento. Al menos durante las primeras veces que la ves, ya después te acostumbras y se vuelve algo normal.

Cuando llega el medio tiempo te presentan las estadísticas y aparecen porristas realizando una coreografía, es un detalle bastante común para los juegos deportivos de la época. Al terminar un partido, si ganas aparece una animación de tus jugadores corriendo y festejando el triunfo  y si pierdes, aparecen cabizbajos. Después de esto aparecen las estadísticas finales del encuentro con una bahía y la ciudad de fondo.

Al ganar el mundial aparecen tus estadísticas totales del torneo, como salvadas de tu portero, goles totales, etc. Me gustó mucho la modalidad mundialista Super Cup porque no te obliga a jugar todos los partidos en una sesión, cuando terminas cada partido te deja salvar tu avance, esto es muy útil si no quieres jugar nueve partidos consecutivos.

Goal! Es un juego bien hecho y me ha sorprendido lo benévolo que ha sido el paso del tiempo con él. La mecánica de los disparos especiales, a la hora de atacar y defender un tiro, es muy divertida cuando juegas contra otra persona y provoca que los encuentros sean reñidos. También me sorprende que, gracias a sus detalles, hace una gran recreación de la sensación que te provocaban los partidos de futbol de a finales de los ochenta y principios de los noventa, el juego tiene ese encanto. Ahora que lo volví a jugar después de muchos años de no hacerlo, Goal! Me dejó con un buen sabor de boca y me hizo extrañar la marca Jaleco.

¿Ustedes llegaron a jugar Goal! Para Super Nintendo o alguna de sus entregas para NES? ¿Cuáles son tus juegos favoritos de futbol de los noventa? Comenten y recuerden este gran juego de futbol con nosotros.

Super Soccer Champ (SNES) – Retro Bits

Este es un juego que salió en 1992 basado en el juego para recreativas Football Champ, en Japón se le conoce como Hat Trick Hero y en Europa como Euro Football Champ. En la versión para Super Nintendo le agregaron la palabra “Super” porque en la época a muchos juegos se lo agregaban para que sonaran más nuevos, como Super Adventure Island, Super Star Wars, una moda extraña, pero lo mismo paso con el Nintendo 64 que a muchos juegos les ponían 64 al final, como International Super Star Soccer 64.

Recuerdo haber jugado mucho la versión para recreativas de este título, es un juego carismático, con buenas animaciones y con mucha acción. La versión casera la jugué gracias a un compañero de la primaria y siempre me ha traído buenos recuerdos.

Super Soccer Champ tiene un esquema de control sencillo, hay un botón para pasar y centrar y otro para disparar. Con diferentes combinaciones puedes realizar remates de chilena, de palomita o en defensa dar rodillazos o golpes con el puño cerrado. Es un juego que dominas de inmediato pero hay varios remates por descubrir dependiendo del contexto de la jugada.

Es un juego tipo ‘arcade’, esto significa que dista mucho de ser una simulación o de jugar conforme a las reglas reales del futbol. Me pareció simpático que en unas reseñas que leí de cuando salió el juego lo categorizaban como una simulación, vaya que estaban equivocados. Para empezar, cada equipo en la cancha está conformado por seis jugadores, la regla del fuera de lugar no existe y el árbitro rara vez marca las faltas. Es más, si pasas por encima del árbitro, lo cual sucede durante todo el partido, se cae y deja de impartir justicia. Así que eres libre de dar rodillazos y golpes a tus rivales. Podemos decir que es el cliché del árbitro gordito que no ve las faltas y nadie lo respeta.

Algo que siempre me pareció muy memorable de este título es el festejo cuando anotas un gol. Tus jugadores corren a lo largo de las tribunas para celebrar con la afición. Siempre es la misma animación, pero es muy emotiva, y sí, ya sé que aquí juega el factor nostalgia y no es algo tan maravilloso; en su época era algo que lo diferenciaba de los otros títulos.

Cuando eliges un equipo, hay ocho y casi todos están basados en los que jugaron el mundial de Italia 90, puedes seleccionar un capitán, sus rostros aparecen animados cuando tocan el balón en el terreno de juego, son más rápidos que el resto de tu equipo y esto los hace más peligrosos ya que se pueden desmarcar con facilidad. Recuerdo que de niño, como no aparece la selección mexicana en el juego, siempre escogía a Argentina y de capitán seleccionaba al que se parece a Batistuta.

En la versión para recreativas aparecen los rostros de los entrenadores festejando o enojándose al recibir una anotación, estas animaciones no aparecen en la versión para Super Nintendo. De lejos todos los jugadores se parecen, utilizan el mismo modelo, solo cambian las playeras de cada equipo. Y no hay uniformes alternos juegas siempre con el primer uniforme aunque se confunda con el del rival.

Ahora que estuve volviendo a jugar Super Soccer Champ para hacer este video, al tercer partido recordé que hay, al menos una zona del campo donde cada disparo es un gol garantizado. Esto arruina un poco el juego porque ya sabes cómo destrozar a cada equipo que se ponga en tu camino.  Y todos los partidos los puedes ganar fácilmente por más de siete goles. Los únicos rivales que oponen tantita resistencia quitándote el balón son Brasil y Alemania, aún así los puedes vencer con marcadores muy amplios.

Cuando descubres lo fácil que es anotar el reto del juego termina convirtiéndose en descubrir cuántos goles puedes meter en un partido o en buscar otras jugadas efectivas para anotar, en experimentar, ya que la inteligencia artificial no es competitiva.

En el menú de opciones no puedes subir la dificultad del juego, solo puedes ver los comandos, escuchar los sonidos del juego y cambiar la duración de los partidos, entre tres, cuatro y cinco minutos. Me hubiera encantado poder ajustar la inteligencia artificial del juego, daría más motivos para volverlo a jugar, otro aspecto que convierte al juego en algo repetitivo es que siempre te enfrentas a los rivales en el mismo orden, así que si solo quieres jugar un partido, siempre te vas a encontrar a Francia, a menos que tu escojas al conjunto Galo.

También hay una modalidad extra que es la de cobrar penales. Se agradece que lo hayan agregado pero no hay mucha re jugabilidad en este modo. A diferencia de varios juegos contemporáneos, ni siquiera cambia la cámara cuando cobras un penal, utilizan la misma vista que en un partido normal, esto hace que no se sienta como un momento especial.

Super Soccer Champ es un juego al que recuerdo con mucho cariño pero que ofrece pocos motivos para jugarlo seguido. Está genial para alimentar la nostalgia, o si no lo has jugado para probarlo. Es un título divertido para uno o dos partidos; la única sugerencia que tengo si quieres echar las retas con un amigo es que se pongan de acuerdo y eviten anotar desde esa zona malvada del campo donde siempre es gol. Así se vuelven más reñidos los partidos.

¿Ustedes lo llegaron a jugar? ¿Qué otros juegos de futbol para Super Nintendo probaron? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Inspector Gadget (SNES) – Retro Bits

Está basado en la caricatura homónima, la cual, a su vez, estaba basada en la serie ‘Get Smart’, conocida en Latinoamérica como ‘El Super Agente 86’.

Inspector Gadget es un torpe agente biónico cuyo principal objetivo consiste en derrocar la organización criminal M.A.D. y a su líder el Dr. Claw. En la caricatura, Gadget suele ser asistido por su brillante sobrina Penny y su perro Brain, ellos son el balance de la torpeza de Gadget, sin embargo, en este videojuego, Penny es secuestrada por el Dr. Claw, así que Gadget cuenta solo con sus habilidades.

El juego es de plataformas, la jugabilidad y la sensación es muy parecida a la de ‘Ghosts n Goblins’, solo que este juego no se siente tan difícil, puedes recibir dos golpes antes de morir, al recibir el primero pierdes tu gabardina y quedas en ropa interior.

Para hacerle honor al nombre de ‘Gadget’ en el transcurso del juego recolectas diferentes aditamentos desde unas hélices que te dejan volar como helicóptero con tu sombrero hasta una mano con resorte y un guante de boxeo. Todo esto para aprovechar al máximo el cuerpo biónico del Inspector.

Antes de cada misión recibes un reporte de la situación por parte del jefe Quimby, aquí obtienes información importante y hacen parodia a la información clasificada de Misión Imposible con eso de los archivos que se destruyen de manera automática, esto le da un gran toque de humor al título.

Son seis niveles divididos en dos o tres secciones más el jefe, son variados pero un tanto cliché en el mundo de los videojuegos, están los niveles de cajón como el de la nieve o el que está situado en el desierto. Lo bueno es que visualmente cada nivel tiene el detalle suficiente para sobresalir y no sentirse tan genérico, el castillo del principio y el nivel donde usas teleféricos en la nieve me parecen muy llamativos.

Me llama la atención la manera con la que manejan al jefe final de cada nivel, como en Super Mario Bros. donde siempre te enfrentas a Bowser aquí siempre te enfrentas al Dr. Claw, la diferencia es que en cada encuentro cambian sus armas y la manera en que te ataca. Al igual que en la caricatura, cada que crees haber vencido a Claw descubres que solo es un señuelo y el verdadero está esperándote en otro nivel.

 A diferencia de la serie animada aquí si llegas a ver el rostro del Dr. Claw, normalmente solo se conocía su brazo acariciando a un gato, pero en el último nivel del juego puedes apreciar su rostro completo. Según tengo entendido, la única otra manera de ver su rostro es en una figura de acción que lanzaron en los noventa.

Me gusta la manera en que recrearon la canción de Inspector Gadget aunque hubiera estado genial que intentaran recrear la introducción de esta caricatura, ya que es muy memorable. La animación de la pantalla principal no es tan carismática.

Inspector Gadget es un juego un tanto difícil sobre todo si tomas en cuenta que está dirigido a un público infantil. De niño recuerdo no pasar más allá del segundo nivel, claro, como casi todos los juegos de plataformas es cuestión de tenerle paciencia e ir memorizando ciertos patrones. El sentido del humor del personaje y los gráficos hacen que este sea un buen juego para recordar y acompañar a la serie animada.

Actualmente hay una nueva caricatura de Inspector Gadget en Netflix y el juego más reciente es uno para celulares llamado Inspector Gadget MAD Dash, es uno de esos juegos donde corres esquivando obstáculos para ver qué tan lejos puedes llegar.

¿Ustedes llegaron a ver la caricatura original o a jugar Inspector Gadget en Super Nintendo? Comenten y recuerden este personaje con nosotros.

Pit Fighter (SNES) – Retro Bits

La versión de Super Nintendo es mala, muy mala pero la quiero recordar porque cuando era niño me la regalaron y me sorprendió lo diferente que era de la versión para recreativas. Entiendo que era común que los gráficos no estuvieran a la par, pero ni siquiera trataron de rescatar la jugabilidad. Pit Fighter de Super Nintendo se convirtió para mí en una historia de precaución, debía tener más cuidado con las versiones caseras, que la portada y el título fueran el mismo no garantizaban su calidad.

Pit Fighter para recreativas no es un clásico pero era bastante decente en su época. De hecho, fue el precursor del motor gráfico utilizado en el primer Mortal Kombat, sí, ese en el que tomaban fotos de actores frente una pantalla verde y las animaban.

El objetivo del juego era recrear las peleas clandestinas como las que aparecen en la película Bloodsport con Jean Claude Van Damme.

Lanzaron versiones caseras y portátiles relativamente decentes de Pit Fighter, como la de Genesis y la de Game Boy, el problema fue la versión para Super Nintendo que hizo THQ. Faltan elementos como el daño que te ocasiona el público cuando te acercas a ellos, en las recreativas los espectadores te apuñalan, tampoco están presentes las armas que podías utilizar en otras versiones, ni los esteroides que te hacían más poderoso por algunos momentos, ya ni mencionemos el juego para tres jugadores simultáneos.

Los personajes son muy pequeños, no lucen mucho los actores digitalizados. El ambiente y los personajes dan una sensación homoerótica, me preocupa que eso pasara por algo rudo en los noventa, ahora parece que estás visitando la fundidora gay de Los Simpson.

Parece que el juego es muy difícil, de hecho es bastante frustrante porque no hay créditos ni vidas extra, en cuanto pierdes te regresan al menú principal. La mejor estrategia para avanzar en el juego es soltar golpes con Ty y no permitir que se levanten tus rivales, literalmente los puedes trabar a codazos. Los otros dos personajes, Buzz y Kato, resultan muy lentos para esto, su animación tarda un cuadro más en realizar estos golpes, así que con ellos los enemigos sí se pueden levantar, esto los hace un tanto inservibles.

Todo es muy repetitivo, la música es una pista y nunca cambia, parece un instrumento de tortura, lo más saludable es no prestarle atención, en cada escenario peleas varias veces y esto también pasa con los enemigos, te encuentras muchas veces a los mismos en tu lucha por el campeonato.

Pit Fighter para Super Nintendo es una gran decepción y un abuso para los ingenuos que creyeron que sería algo remotamente parecido a la versión ‘arcade’. Entiendo que gráficamente no esté a la altura pero que la jugabilidad sea tan diferente y que muchos elementos del juego estén ausentes simplemente muestran poco compromiso. Es una versión hecha al aventón sólo para sacar dinero. Actualmente el único valor que le doy es que sirve como ejemplo de lo que no se debe de hacer.

Como dato adicional, THQ hizo una secuela de la versión de Sega Genesis, ya estaba avanzado su desarrollo cuando la cancelaron, en la revista Electronic Gaming Monthly de Agosto de 1993 hicieron un reportaje sobre el juego, mostraron imágenes y el perfil de los nuevos personajes.

¿Ustedes llegaron a jugarlo? ¿Cuáles son las peores versiones caseras de juegos de maquinitas que probaron? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

TMNT IV: Turtles in Time (SNES) – Retro Bits

En esta ocasión Shredder y Krang roban la estatua de la libertad y escapan viajando en el tiempo, las tortugas los persiguen por diferentes épocas, van desde la prehistoria, la época de piratas, hasta el futuro. Creo que la mayor novedad en la historia del juego es que no secuestran a April O’Neil.

Turtles in Time representa el punto más alto de los juegos de las Tortugas Ninja, todo juego subsecuente ha tratado de recapturar, sin mucho éxito, la magia de este título. En lo personal yo lo considero como un clásico de la consola, ya que es una versión casi idéntica a la de recreativas y el juego cooperativo hace que te la pases de maravilla junto a un amigo. Es un manual de cómo debe hacerse un título ‘Beat em up’. Creo que el único punto en contra de este lanzamiento es que solo pueden jugar dos jugadores al mismo tiempo y no cuatro como en maquinitas.

Pero para compensar esta “limitación” la versión de Super Nintendo incluye niveles exclusivos, como el del Technodrome y Neon Night Riders, el cual ya aparecía en maquinitas pero aquí lo rediseñaron en modo 7 y parece que recorres una pista muy parecida a F-Zero. También hay más jefes, el Rey Rata, Bebop y Rocksteady aparecen en exclusiva. Los villanos de la segunda película de las Tortugas Ninja Tokka y Rahzar aparecen en el nivel del Technodrome para ceder su lugar a Bebop y Rocksteady en el nivel de los piratas.

Tokka y Rahzar no son la única referencia a la segunda película, el jefe final del juego, en la versión de Super Nintendo, es Super Shredder. Lo único que les faltó para terminar de consentir a los fanáticos de esa película fue alguna aparición de Vanilla Ice rapeando “Go Ninja Go”.

En esta secuela la jugabilidad presenta algunas novedades, ya puedes correr y realizar una carga a tus enemigos. Con esta carga puedes azotarlos contra el suelo de lado a lado o aventarlos contra la pantalla. Me gusta la dinámica en el nivel de Technodrome donde para vencer por primera vez a Shredder hay que aventar enemigos a la pantalla.

Lo mejor de cada época es que está muy bien recreada, con algunos enemigos y peligros exclusivos de cada nivel. En lo personal me fascina la animación de cuando una tabla te pega en el rostro en el barco pirata, es un detalle tan grato como cuando caías en una alcantarilla en entregas anteriores y preguntaban las tortugas ¿quién apagó la luz?

Los Foot Soldiers son la carne de cañón más recurrente, algo común en los juegos de esta serie, para que no sea tan cansado estarlos viendo seguido suelen tener diferentes atuendos y armas, son enemigos bastante versátiles, como pueden atacarte con arco y flecha, lo pueden hacer con bombas o espadas. En el nivel donde surfeas en las alcantarillas aparecen unos enemigos muy parecidos al Alien de las películas pero aquí son de color amarillo.

El nivel situado en el viejo Oeste me recordó mucho a Sunset Riders, también hecho por Konami, gracias a su ambientación y su diseño en general, hasta los enemigos se llegan a disfrazar con jorongos y sombreros.

En el menú de opciones te permite cambiar el color de las tortugas, hay dos, una llamada animación, que es el color que normalmente llevan las tortugas en el juego y otra llamada cómic, que hace ver a las tortugas con tonos más oscuros para simular una paleta de colores salida de una historieta. Este cambio de aspecto es meramente estético, no cambia en nada la jugabilidad.

Se incluyen dos modalidades especiales, una para terminar los niveles a contrarreloj y una para pelear contra un amigo, se controla exactamente igual, no hay movimientos especiales ni nada que lo haga divertido por mucho tiempo, solo está para dar un poco de variedad y ya. Lo interesante es que el siguiente juego de las tortugas para SNES fue de peleas para aprovechar el ‘boom’ que tuvo este género a partir de Street Fighter II.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time demostró lo cerca que estaban las consolas de alcanzar a los juegos de recreativas. Para todos los fanáticos de las Tortugas Ninja se convirtió en un juego esencial, sobre todo porque la diversión aumentaba jugando a lado de un amigo.  A pesar de que es un juego ya entrado en años, fue lanzado en 1992, su jugabilidad aguanta el paso del tiempo. En el 2009 Ubisoft hizo un ‘remake’ de la versión para recreativas con gráficos poligonales llamado Turtles in Time Re-shelled, este juego fue lanzado de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3.

¿Ustedes llegaron a jugar este clásico de Super Nintendo? ¿Cuéntanos, cuál es tu juego favorito de las Tortugas Ninja? Comenta y recuerda este título con nosotros.

Ultra Street Fighter II: The New Challengers (Switch) – Reseña

Intenta recordarnos esa época donde la serie era popular en el Super Nintendo, cuando pasábamos las tardes con amigos echando retas y tratando de pausar el juego en el momento justo para verle los calzones a Chun Li.

Sí, esta es la versión más reciente del veterano Street Fighter II en exclusiva para el Switch de Nintendo. Entre las novedades se encuentran gráficos en HD, con opción de elegir los originales, una modalidad cooperativa, juego en línea y el mini juego ‘Way of the Hado’.

Es un juego atractivo porque el Switch te permite armar retas en cualquier lugar, ya sé que esto se logra con cualquier juego de la consola, es una característica del sistema y no del juego, pero tener un Street Fighter en tu colección es parte de la canasta básica del videojugador, su tremenda jugabilidad sigue tan vigente ahora como hace veinte años.

La base del juego es Super Street Fighter II Turbo, así que el control es bastante sólido. Algo que noté es que la dificultad “normal” es más amigable que en la versión para recreativas, antes con trabajo pasaba del tercer rival, ahora puedo terminar el juego sin problemas.

Para pasar de Super a Ultra en el título y por lo tanto ser una versión mejorada, no hay muchas novedades, solo dos personajes “nuevos”, entre muchas comillas, Evil Ryu, ya había aparecido en la serie Street Fighter Alpha y Violent Ken,  fue un personaje secreto en SNK vs Capcom: Chaos. Hubiera sido grato que incluyeran más personajes, aunque ya hubieran aparecido en otras entregas de la serie y no solo versiones modificadas de personajes que siempre han estado.

Ultra Street Fighter II cuenta con los gráficos originales y con gráficos en HD, la animación en HD no es tan reciente, de hecho la sacaron de Super Street Fighter II Turbo Remix, un juego descargable que salió para 360 y Playstation 3 hace nueve años. El juego se ve bien con los gráficos en HD pero me hubiera gustado que los mejoraran un poco más, la animación parece de un juego hecho en flash, es cumplidora pero aspectos como los escenarios podrían verse más “vivos”.

La modalidad ‘Way of the Hado’ es un minijuego donde derrotas hordas de enemigos utilizando el sensor de movimiento de los Joy Cons, podría ser algo divertido como Fruit Ninja pero en realidad es frustrante porque no reconoce bien los movimientos y no agrega mucho valor al paquete en general. Es para que se lo enseñes una vez a tus amigos y después te olvides por completo que existe.

Está también la modalidad ‘buddy battle’ para pelear junto con un amigo, es muy parecido a ‘dramatic  battle’ que aparecía en Street Fighter Alpha 3, donde dos personajes pelean contra la computadora. Lo malo es que solo consta de cuatro peleas, así que lo terminas muy rápido.

Una adición pequeña pero que es bienvenida es la opción para editar el color de tu peleador. Puedes personalizar su ropa, algunos accesorios y la piel de cada uno. Es divertido experimentar, quieres que Cammy parezca She-Hulk, píntala de verde y su ropa de morado. Jugando en línea me he encontrado con Sagats albinos, Bisons totalmente negros, es un detalle sencillo pero que le da mucha gracia, es difícil encontrar un personaje en línea que tenga los mismos colores, da la sensación de que tu personaje es único.

El control Pro, que ronda los 60 dólares, es la mejor opción para jugar este título como debe de ser, el ‘stick’ análogo de los ‘joy cons’ también es funcional pero es para una experiencia más casual al no sentirse tan preciso como una cruz direccional. También hay unos controles Bluetooth de la marca 8Bitdo que son compatibles con el Switch y te ayudan a recrear la experiencia de cuando jugabas con el control de Super Nintendo. Son más baratos que el control pro de Switch, así que vale la pena tenerlos en cuenta.

El juego en línea es adecuado, ofrece partidas clasificatorias y casuales, puedes ir subiendo de rango y ver tu lugar en la tabla mundial. En cuanto al “lag” es un volado, te pueden tocar partidas fluidas y partidas donde parece que estás jugando en cámara lenta, en el vestíbulo previo a la pelea puedes ver que tan buena es la conexión del rival pero es raro encontrar a alguien con una conexión perfecta. Lo bueno es que encuentras rivales con facilidad, así que no tienes que preocuparte por pasarte buscando partidas disponibles.

Ultra Street Fighter II sin duda es un clásico, es la versión definitiva de Street Fighter II, lo único malo es que el precio es elevado para un juego que tiene más de 20 años y el paquete no ofrece mucho para justificarlo. Esto ha sido una constante con los juegos que han salido para el Switch, como fue el caso con Bomberman, donde sientes que te están cobrando más por la falta de variedad de juegos que hay en la consola y no por el producto que te están entregando. Dejando el precio a un lado, Ultra Street Fighter II sobresale por su jugabilidad y por el hecho de que ya tienes un juego de la serie que te permite armar las retas donde sea.

¿Ustedes ya lo jugaron? ¿Cuál es su juego favorito de la serie? Comenten y compartan sus opiniones, hasta la próxima.

 

Art of Fighting (SNES) – Retro Bits

Después del éxito de Fatal Fury y de la popularidad del género de peleas, gracias a Street Fighter II, SNK lanzó Art of Fighting en 1992, un juego con el espíritu de las películas de artes marciales ochenteras.

La versión de Super Nintendo es muy fiel a la original de recreativas, lo único que cambia es que los personajes son menos detallados y de menor tamaño. En la versión ‘arcade’ los peleadores mostraban daño físico, aquí no. Aun así, los gráficos en Super Nintendo son bastante buenos, los personajes son enormes y los entornos variados. Conserva el detalle gráfico de las recreativas en el que la cámara hace acercamientos cuando los peleadores están más juntos.

Hay un modo de historia donde el protagonista Ryo Sakazaki busca a su hermana secuestrada con la ayuda de su amigo Robert García, ambos recorren bares, callejones, fábricas, demás lugares siguiendo las pistas que obtienen.  (Nota adicional: En Street Fighter Alpha crearon a Dan, una mezcla torpe de Ryo y Robert García para burlarse del parecido que tiene Ryo con Ryu y Ken).

Un momento emblemático de la serie, sobre todo para los adolescentes que lo jugaron en su época, fue la gran revelación de que King, un elemento de seguridad de un club nocturno, en realidad es mujer. Esto lo descubres al vencerla con una bola de fuego la cual rompe su blusa y puedes ver su ropa interior. En la versión de Super Nintendo medio censuraron esto porque dejaron la ropa interior del mismo color de su camisa para que no se notara tanto.

En la modalidad versus ya puedes elegir a más personajes, algunos son un poco genéricos, lo cual es un mal persistente en los juegos de pelea, pero hay un personaje que llamó mucho mi atención, John, el cual es una copia barata de Guile de Street Fighter, su vestimenta, su escenario y hasta sus movimientos son sospechosamente similares.

La jugabilidad es muy parecida a la de Fatal Fury, viene de la “escuela” de movimientos de Street Fighter II donde la mayoría de los ataques especiales se realizan con secuencias que simulan una “U” en la cruz direccional. La diferencia con Street Fighter II, en cuanto a jugabilidad, es que aquí hay solo tres botones, golpe, patada y agarre. Aquí agregan unas secuencias más complicadas para movimientos más poderosos, como marcar una “U” hacia atrás y luego adelante para lanzar una bola de fuego que baja buena parte de la barra de energía del oponente.

Hablando de “barras de energía”, existe una segunda barra, una de poder, la cual te limita para hacer movimientos especiales, cuando se acaba tu personaje se cansa y ya no puede lanzar bolas de fuego o patadas especiales. Dicha barra de “poder” se puede recargar manteniendo presionado el botón de golpe o el de patada, esta recarga es riesgosa porque te deja expuesto por unos momentos a los ataques de tu rival.

Los niveles de bonificación son variados y puedes elegir el que más te guste, puedes romper botellas, bloques de hielo o practicar lanzando varias bolas de fuego en un tiempo determinado. Es grato que puedas elegir entre varias opciones, así puedes evitar la que no te guste.

También entre niveles te explican los movimientos especiales, esto era muy útil en la versión “arcade” porque no contabas con un instructivo y conforme avanzabas en el juego ibas aprendiendo.

El modo de historia y sus gráficos detallados hacen que Art of Fighting sobresalga con respecto a otros juegos de pelea de la época, varios de sus personajes, como Ryo, Robert, King y Takuma, han perdurado en la serie King of Fighters, la cual inició como un torneo entre los personajes más populares de los juegos de SNK.

¿Llegaron a jugar este juego en recreativas o en Super Nintendo? ¿Cuál es su serie de pelea favorita de SNK? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

 

Batman Returns (SNES) – Retro Bits

En mi infancia Batman Returns se convirtió en mi juego favorito del Caballero de la noche.  Batman de NES me parecía muy frustrante y pasaron años para que le tuviera la paciencia necesaria.

Konami hizo un gran trabajo con Batman Returns, se encontraban enrachados haciendo juegos de acción clásicos como los de las Tortugas Ninja y el de Los Simpson para recreativas.

Aquí combinaron todos los aspectos que tenían dominados, tomar una buena licencia, hacer que todo se sienta auténtico y agregar una gran jugabilidad.

La presentación del juego es excelente, los personajes están detallados y son de buen tamaño, sobre todo Batman y los jefes de cada nivel. Los enemigos que son carne de cañón tienen apariencia y ataques variados. Encuentras diablos, payasos, traga espadas, hombres en zancos, malabaristas, calaveras en motocicletas, vaya, todos los secuaces salidos directamente del circo malvado del Pingüino.

Capturan a la perfección el espíritu de la película. Me encantan los pequeños detalles sacados directamente de la cinta, el primer jefe es un payaso que tiene a Selina Kyle de rehén y para empezar el combate tienes que golpearlo con un pedazo de pared justo como en la película. Estos momentos le dan mucho carisma al juego.

Los escenarios visualmente están a la par de los personajes, tienen varios elementos interactivos como ventanas que puedes romper cuando les avientas un enemigo. También hay algunos elementos, como estatuas, postes o algunas columnas que aparecen en primer plano y hacen que luzca más la arquitectura de Ciudad Gótica.

Además de los escenarios y de los enemigos a los que enfrentas la música es excelente,  es una adaptación de la banda sonora que hizo Danny Elfman para la película, te pone en el mejor estado de ánimo para enfrentar a una banda circense malévola en navidad.

También tiene una narrativa más convencional donde te cuentan la historia mediante imágenes de la película y con texto. Aunque esto era muy común en su época utilizan algunos elementos extra para darle mayor vida, por ejemplo, antes de que empiece el juego, después del texto, se ve el batimovil recorriendo la ciudad para dejarte justo en la acción.

El combate consiste en golpear y brincar, lo que hace que este juego se sienta especial es que cada golpe es contundente, Batman se siente implacable. La jugabilidad te permite aturdir a tus enemigos, agarrarlos y aventarlos, ya sea a otro enemigo, al suelo o contra la pared. Cuando los estrellas contra la pared llegan a afectar los escenarios rompiendo ventanas, abollando postes o quebrando bancas de madera. También puedes agarrar dos enemigos al mismo tiempo y chocar sus cabezas.  Al brincar extiendes tu capa para derribar momentáneamente a los villanos.

Hay “batarangs” y un gancho a tu disposición, los “batarangs” sirven para detener momentáneamente a tus enemigos. El gancho te ayuda a columpiarte mientras das una patada. En ciertos niveles tu movimiento se reduce a un plano de dos dimensiones donde solo puedes avanzar de izquierda a derecha y aquí tus ataques se limitan solamente a usar el “batarang” y en segmentos de plataforma puedes usar el gancho para no caer. Existe un ataque especial el cual es un tubo de ensayo que, al arrojarlo, les baja energía a todos los enemigos que están en la pantalla. Es muy útil a la hora de enfrentarte a los jefes de cada nivel.

Además de la acción derivada de golpear a tus enemigos hay un nivel donde puedes conducir el batimovil, es justo para recrear la escena donde el Pingüino lo controla de manera remota, aquí solo avanzas disparándole a calaveras en motocicletas hasta llegar a la camioneta del Pingüino y eliminarla. Es un nivel que no tiene mucha profundidad pero que le da variedad al juego y poder controlar el batimovil siempre es bienvenido.

Existieron otras versiones de Batman Returns como la de Nintendo y la de Genesis pero son totalmente diferentes, solo se parecen en la licencia.

Batman Returns para Super Nintendo se mantiene como un gran juego, a pesar de ser parecido a títulos como Final Fight o Teenage Mutant Ninja Turtles, tiene su propia identidad y hace que sea muy satisfactorio recorrer los escenarios de la película así como vencer a todos los enemigos. Hasta el organillero malvado de la cinta aparece como jefe de un nivel. La presencia de Gatúbela y del Pingüino se vuelve emblemática gracias a la recreación tan fiel que hacen de sus contrapartes cinematográficas.  Este es sin duda uno de los mejores juegos del Caballero de la Noche.

¿Llegaron a jugarlo en su momento? Y ¿cuáles son sus juegos favoritos de Batman? Recuerden este clásico con nosotros.

Si quieren añorar más juegos retro y ver reseñas de juegos actuales suscríbanse a nuestro canal de Youtube, gracias por su atención y hasta la próxima.