Tag Archives: Star Wars

Super Return of the Jedi (SNES) – Retro Bits

En 1994 todo era diferente para los fanáticos de Star Wars, las películas no eran fáciles de conseguir en formato casero, si tenías suerte las llegabas a encontrar en la televisión, los juguetes había que buscarlos en bazares o en tiendas de coleccionistas. Fue hasta 1995 con la remasterización de la trilogía en VHS que regresó la mercadotecnia de Star Wars a lo grande.

Pero antes de eso, en el Super Nintendo, la saga se mantenía viva gracias a la serie Super Star Wars. Super Return of the Jedi es el tercer juego de la serie que lanzó JVC en 1994.

Como todos los juegos de esta serie, Super Return of the Jedi es difícil como el demonio. Literalmente todo te quiere matar.

Lo mejor de este título es que se siente auténtico. Todos los momentos emblemáticos de la película los puedes encontrar aquí, desde el palacio de Jabba The Hut, pasando por la persecución en las ‘speeder bikes’ hasta enfrentarte a Darth Vader y destruir la nueva Estrella de la Muerte.

Usualmente cada nivel te da varios personajes a elegir: Luke, Leia, Han Solo, Chewbacca y Wicket, el ewok son los que aparecen en el juego. No todos están disponibles siempre, depende el nivel que juegues es la selección de personajes que te aparecerá, por ejemplo Wicket solo aparece en los niveles donde sale el bosque de Endor.

Cada personaje tiene movimientos y habilidades especiales, Luke utiliza su ‘lightsaber’ y habilidades Jedi para aventar su sable y que regrese como un boomerang, Leia y Han utilizan ‘blasters’ y arrojan explosivos, Chewbacca su ballesta y Wicket tiene un arco con flechas.

Hay niveles donde controlas al Halcón Milenario o las ‘speeder bikes’, en estas ocasiones el juego utiliza gráficos en modo 7, el mismo que usan juegos como F-Zero y Super Mario Kart. Estos niveles no son tan difíciles como los de acción en plataformas y le dan bastante variedad al juego. Destacan los niveles donde utilizas el ‘Millenium Falcon’ para derribar ‘Tie Fighters’ y en donde destruyes la nueva Estrella de la Muerte y tienes que escapar.

Regresando a los niveles de acción en plataformas, estos no son tan lineales, suelen ofrecer mucho para explorar, aunque es común que te pierdas y que se sientan laberínticos. Y la cantidad de enemigos que te aparece es tal que no te deja explorar con tranquilidad cada nivel.

Super Return of the Jedi es un buen juego, la presentación se siente auténtica, la música, los gráficos, todo  resulta impresionante. Lo malo es que parece que los diseñadores tenían la premisa de “vamos a hacer el juego extremadamente difícil para que les dure mucho a los jugadores”. Es recomendable como una buena pieza para acompañar a la película y para los jugadores que sienten que los juegos actuales son demasiado fáciles.

¿Ustedes llegaron a jugar este juego o alguno de la serie de Super Star Wars para Super Nintendo? Comenten y recuerden esta saga con nosotros.

-Alex Luna

Advertisements

Star Wars Episode I: Jedi Power Battles (PS1) – Retro Bits

Star Wars Episode I Jedi Power Battles para Playstation toma el mejor elemento de la película, Jedis en combate y lo transforma en un beat em up. Como Final Fight para poner un ejemplo.

Puedes jugar como los Jedi que viste de fondo en el Episodio I. Personajes que antes sólo podías conocer gracias a los juguetes y a la extensa mercadotecnia de Lucasfilms. Obviamente puedes elegir también a los protagonistas, Obi Wan y Qui Gonn, pero también es grato poder utilizar a Mace Windu, quien no participa en la acción durante el Episodio I. De hecho, aquí su sable laser no es morado, lo pusieron de color azul.

El control para la pelea es bastante bueno, puedes usar el sable como escudo y regresar los disparos a los robots enemigos y destruirlos. También puedes usar poderes jedi para eliminar varios enemigos al mismo tiempo.

Se pueden quejar mucho del Episodio I pero finalmente pudimos ver a los Jedis en plenitud y descubrimos que podían… ¡brincar muy alto!

Y al parecer, los grandes saltos de un Jedi es un elemento que les encantó a los desarrolladores y es aquí donde termina lo bueno del juego.

En cuanto empiezan momentos en que tienes que brincar de una plataforma a otra, es cuando el juego se vuelve frustrante. Sobre todo si lo juegas de dos, es casi imposible coordinarse. Sé que es para tratar de darle variedad al juego pero termina siendo el punto más débil. Es justo cuando consideras aventar el control. Especialmente cuando no hay un ‘checkpoint’ cerca y tienes que volver a pasar una parte considerable del nivel.

Otro punto un tanto molesto es que si quieres cambiar de personaje tienes que empezar el juego desde el principio, no importa si ya desbloqueaste otro nivel, tienes que avanzar desde el principio con cada personaje si quieres usarlo en el nivel siguiente.

Jedi Power Battles es un gran juego en concepto, Jedis en plenitud pateando traseros, lo malo es que hay partes donde tienes que brincar de una plataforma a otra, con un control que es poco preciso y esto hace que el juego sea frustrante. Entiendo que un juego sea difícil y presente un buen reto, pero aquí parece más bien que es una prueba de paciencia. Lástima porque con los personajes que aparecen y con el modo cooperativo, el juego tenía el potencial para ser muy divertido.

Tiempo después apareció una versión para el Dreamcast, la cual, en teoría es el mismo juego, pero lo mejoraron, haciendo que el control fuera más preciso y eliminando muchas de las plataformas molestas, enfocándose en las batallas y en que el juego fuera divertido y menos frustrante.

Star Wars: Battlefront (2004) – Retro Bits

Es un juego de disparos en tercera persona desarrollado por Pandemic Studios y publicado por LucasArts. Su lanzamiento, en Septiembre del 2004, estuvo planeado para coincidir con el estreno en DVD de la trilogía original de Star Wars.

Básicamente se trata de tomar posesión de la mayor cantidad de puntos de control y dominar el territorio antes que las tropas enemigas. Cada equipo tiene un límite de soldados que pueden regenerar, pierde el primer equipo al que se le acaben, o bien, si todo el territorio es dominado por el rival.

Su encanto radica en que puedes participar en las batallas más memorables de todas las películas de Star Wars y que podías hacerlo como un soldado o piloteando alguna nave, básicamente tienes a tu disposición todos los juguetes que siempre quisiste y los usas a tu antojo.

El control se siente un tanto flojo, creo que el juego quiere hacer tantas cosas que todo lo hace a medias, quiere ser un juego de disparos en tercera persona y un juego de naves espaciales, todo lo ejecuta de manera aceptable, pero no sobresale en ello. La reputación del juego se basa en todo lo que te deja hacer y en la licencia de Star Wars. Las naves y los soldados se sienten muy ligeros y su control es muy básico, sientes como si estuvieras jugando con juguetes.

Puedes elegir una variedad amplia de personajes, pilotos rebeldes, wookies, stormtroopes, clones, entre muchos otros, lo que los distingue es que algunos tienen rifles de francotirador, otros tienen lanzamisiles, otros están más enfocados ser médicos y carne de cañón. Eliges al que tenga el equipamiento que más te acomode.

También hay una buena variedad de naves y vehículos a los que te puedes subir, como la X-Wing, Snowspeeder, Tie Fighters, las Speeder Bikes en el bosque de Endor, hasta te puedes subir a los Taun Tauns del planeta Hoth.

Cuando fue lanzado, el principal atractivo del juego era el multijugador en línea, pero también cuenta con modos para un jugador peleando contra la inteligencia artificial. El juego ofrece batallas masivas en mapas muy amplios.

Battlefront incluye tres modos principales para un jugador: Campaña Histórica, Conquista Galáctica y Partida instantánea.

En Campaña Histórica puedes elegir si quieres jugar durante los eventos de la trilogía original o durante los eventos de las precuelas. Uno se preguntaría ¿por qué demonios quiero jugar en las precuelas? La respuesta es fácil, en la batalla de Naboo puedes controlar a los villanos y deshacer a todos los primos de Jar Jar BInks. Es muy grato encontrar un juego que te deje exterminar a los Gungans. Los niveles basados en la trilogía original recrean muchos momentos memorables, como la batalla de Hoth o la pelea con los ewoks en el bosque de Endor. Antes de las misiones más importantes incluyen videos sacados de las películas para ponerte en contexto.

En Conquista Galáctica peleas por ganar planetas y dominar la galaxia. Te puede ayudar un personaje especial como Darth Vader. Al ganar cuatro planetas puedes destruir un planeta rebelde.

Lo único malo de los modos donde te enfrentas contra la inteligencia artificial es que no es muy buena. Los enemigos son fáciles de vencer y no representan un reto, se nota que la prioridad del juego es el combate en línea y el modo para un jugador lo pusieron de relleno.

Star Wars: Battlefront es un referente para los juegos basados en esta franquicia, tal vez su jugabilidad no es impecable pero te permite hacer tantas cosas que la jugabilidad pasa a un segundo término. Su mayor éxito fue la intensidad de los combates que podías experimentar en línea, el gran uso que hizo de la licencia, está lleno de detalles para los fanáticos de la franquicia, y la gran variedad de naves, mapas y personajes que ofrece.

Star Wars: Rogue Squadron (N64) – Retro Bits

Tras el éxito de Shadows of the Empire en LucasArts se dieron cuenta que lo mejor del juego eran los niveles donde controlabas naves. Como en la escena principal donde usabas una snowspeeder en la batalla de Hoth y derribas vehículos AT-AT justo como en Empire Strikes Back.

Decidieron desarrollar un juego sólo con ese concepto y así nació Star Wars Rogue Squadron. Tomas el control de Luke Skywalker y de otros pilotos de la alianza rebelde como Wedge Antilles. La mayor parte del juego es un puente entre el Episodio IV y el V. Por un lado está muy bien que tomen eventos que no se ven en las películas porque les permite hacer un juego a su antojo, por otro lado hay planetas que nunca se habían visto y algunos se sienten genéricos.

Lo mejor de Rogue Squadron es su control, es muy fácil de dominar, en cuanto empiezas a jugar ya estás derribando TIE Fighters sin problema. Básicamente tienes un botón para acelerar, uno para frenar, un disparo principal y uno alterno, que normalmente se usa para lanzar misiles.

Los niveles son abiertos y contienen diferentes misiones conforme avanzas en ellos. Puedes empezar escoltando a algún aliado, después defender una base y derrotar a todos los enemigos que se presenten. El combate es muy gratificante, el primer momento en el que haces que caiga una AT-AT te das cuenta de lo auténtico que es el juego y que los desarrolladores se esforzaron por llenarlo de los momentos en los que siempre habías querido participar.

En cuanto a presentación el juego es impecable, claro en un juego de Star Wars la música ya es garantía pero el aspecto visual sobresale, cada nave está diseñada con mucho detalle, lugares como Mos Eisley los puedes reconocer de inmediato. Lo único malo es esa niebla tan particular que tienen muchos juegos de Nintendo 64 y que te impide ver a lo lejos.

Antes del contenido descargable, los juegos solían tener trucos o códigos para desbloquear contenido extra, en Rogue Squadron hacen buen uso de estos códigos. Con ellos puedes desbloquear el Halcón Milenario, obtener vidas infinitas, elegir el nivel en el quieres jugar, probar una nave del Episodio I y mucho más.

Star Wars Rogue Squadron fue importante porque se enfocó en las fortalezas de Shadows of the Empire, demostró que se podía desarrollar un buen juego de combate espacial accesible para cualquier fanático porque es fácil de dominar su control. Antes se habían hecho juegos para PC como X-Wing vs. TIE Fighter y son muy buenos pero caen en el terreno de la simulación y tienes que dedicarle un buen rato para aprender a jugarlos.

Existen dos secuelas que fueron lanzadas para el Nintendo GameCube, llamadas Rogue Leader, el cual fue un título de lanzamiento para la consola, y Rebel Strike, el cual tenía como principal novedad que ya podías bajar de las naves para pelear o para cambiar de vehículo.

Star Wars Battlefront – Reseña

Era el juego más solicitado por los fanáticos. El formato es muy sencillo, un juego de guerra dentro del universo Star Wars y con un gran enfoque al multijugador en línea.

Es desarrollado por DICE pero no esperen un Battlefield con personajes de Star Wars, los dos títulos son muy diferentes, aquí los mapas no son tan grandes y es más fácil encontrarte con enemigos.

La mayor virtud de Battlefront es la licencia de Star Wars y que te sientes como una pequeña parte de una gran batalla. Algunas modalidades en línea permiten que luchen hasta 40 jugadores al mismo tiempo. Es increíble como puedes estar combatiendo Stormtroopers mientras tus compañeros tratan de derribar naves imperiales.

La mayor parte del tiempo te toca ser carne de cañón, soldados imperiales o rebeldes que están en guerra, esos personajes de fondo en las películas, hay momentos en los que te puede tocar usar un héroe o un villano, como Luke Skywalker, Han Solo o Darth Vader, es divertido verlos a media batalla porque se convierten en el foco de atención y son más poderosos que los personajes comunes y corrientes.

La jugabilidad es adecuada, como en cualquier juego de disparos en primera persona, lo único que no me encantó es que tu personaje no es tan hábil, hay bordes en los que sientes que puedes escalar y no, tienes que encontrar otro camino para llegar a lugares que se sienten alcanzables.

Agregaron tarjetas con habilidades especiales, pueden incrementar tu precisión o darte un arma nueva, las vas desbloqueando conforme subes de nivel y las puedes comprar con los créditos que obtienes dentro del juego.

Las naves son fáciles de controlar sobre todo cuando las usas para combate aéreo, lo malo es que si quieres atacar un vehículo terrestre, como una AT-AT, es difícil no estrellarte, son muy veloces. Es necesario conocer mejor los mapas y acostumbrarte más a esquivar obstáculos.

Los mapas se ven muy bien pero en cuestión de estructura algunos tienen demasiados puntos en donde se hacen cuellos de botella, corredores angostos donde se enfoca la mayor parte del combate.

No hay una campaña, hay un modo de misiones que pueden participar uno o dos jugadores y presentan retos sencillos, como vencer oleada tras oleada de enemigos. Realmente este modo sirve más como un tutorial para que puedas entrarle de lleno a las modalidades en línea.

Son varias las modalidades en línea pero no todas son tan adictivas. El modo que más me gustó se llama Supremacy, ahí tienes que atacar a tu rival hasta que repliegue sus tropas y conquistes su terreno, puedes usar vehículos. Es una modalidad de gran escala, participan cuarenta jugadores, lo único malo es que aquí solo hay cuatro mapas disponibles.

Lo mismo pasa en Walker Assault, es un modo masivo de ataque y defensa, donde naves AT-AT atacan a los rebeldes y ellos tienen que repeler dichos ataques, ofrece enfrentamientos intensos para cuarenta personas pero también sólo tiene cuatro mapas disponibles.

La mayor variedad de mapas se encuentran en las modalidades hechas para menos jugadores, como Droid Run, donde hay tres robots y hay que capturarlos como si fueran una base, la única diferencia de un juego de captura de base normal es que aquí los androides están en movimiento.

Heroes contra villanos te permite jugar como los personajes principales, Luke, Leia, Boba Fett, etc. O como sus escoltas. Es agradable porque aquí te garantiza que en algún momento del juego vas a participar como un personaje conocido, lo único malo es que una pelea entre Luke y Darth Vader no es tan fluida, están hechos para destruir con facilidad soldados genéricos pero ya entre ellos se vuelve algo fastidioso.

Fighter Squadron es un modo de batalla área donde sólo controlas naves, es bueno para los principiantes porque además de los rivales humanos, también compites contra naves controladas por la inteligencia artificial, eso te garantiza que al menos derribarás a algún enemigo.

También hay modalidades que se asemejan a captura la bandera o a matanza por equipos, pero los más interesantes son Supremacy y Droid Run, son adictivos. Otra pequeña queja de los mapas es que se ven impresionantes, las texturas son hermosas, realmente te sientes en el universo de Star Wars pero hay pocas estructuras que puedes destruir, de hecho la mayor destrucción que noté fueron algunos árboles en el bosque de Endor.

Star Wars Battlefront es un juego hecho para la gente que se mete de lleno a los multijugadores en línea. Creo que es un buen juego para principiantes porque con el caos generado en las batallas siempre hay oportunidad de aportar algo a tu equipo. También es grato para los fanáticos de la franquicia porque los niveles se sienten auténticos y llenos de referencias a la trilogía original, hasta los menús del juego son bellísimos.

Lo único cuestionable es que sea un juego tan enfocado al aspecto online y sus modos para cuarenta jugadores sólo ofrezcan cuatro mapas a elegir y, además, tienen el descaro de vender un pase de temporada caro para darle variedad al juego.

-Alex Luna

Star Wars Episode I Racer (Dreamcast) – Retro Bits

Es un título que salió para Nintendo 64, Dreamcast y para PC. Sin duda puedo decir que es el mejor juego que hicieron sobre la primera precuela de Star Wars.

Se enfocaba en la famosa carrera de “pods” o como las tradujeron aquí en México, “vainas”.

El concepto del juego era algo parecido a lo que habíamos visto en Wipeout, Extreme-G o en F-Zero, carreras futuristas a gran velocidad (sí, ya sé que Star Wars se ubica hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana). Parte de lo novedoso del juego es que podías comprar mejoras para tu pod, como detalle para los fanáticos de la película el encargado de la tienda del juego es Watto (y malamente a tu lado aparece Jar Jar Binks durante las compras).

Creo que lo único malo de basar el juego en una parte tan pequeña de la película es que no tienes una gran variedad de personajes a  elegir y los que hay, fuera de Anakin y de Sebulba, no son nada carismáticos, son demasiado genéricos.

Volviéndolo a jugar después de muchos años puedo decir que la jugabilidad sigue siendo muy buena y es muy divertido, es de esos juegos en los que el Gameplay resiste el paso de los años.

Lo mejor de Episode I Racer es que captura a la perfección la velocidad y la adrenalina de la carrera de “pods” de la película. Claro, ya existían juegos como F-Zero y Wipeout pero la licencia de Star Wars le da un toque especial sobre todo por lo bien logrado que está. Me encantaría que lanzaran una remasterización del juego en HD, valdría mucho la pena.

Star Wars Masters of Teras Kasi (PSX) – Retro Bits

Es el primer y único juego de peleas que han lanzado basado en el universo de Star Wars.

Lo hicieron antes de las precuelas así que sólo encuentras personajes de la trilogía clásica. Ahí radica uno de los principales problemas, hay pocos personajes con los que tiene lógica pelear. Luke contra un Tusken Raider, un Stormtrooper, en realidad ellos no deberían ser competencia. Tampoco tiene mucho sentido una pelea entre Han Solo y Leia.

Es carente la variedad de personajes que encuentras en el juego. Y tenías que dominarlo para desbloquear a Darth Vader que debería de ser un personaje vital para el juego. No aparecían personajes como Lando Calrissian u Obi Wan Kenobi. Se nota que hasta en eso apresuraron el juego o se limitaron demasiado.

Gráficamente el juego se veía muy bien. Los fondos son los mejor del juego, cada escenario se siente vivo y tiene muchos detalles sacados directamente de las películas.

Lo peor del juego es la jugabilidad, los personajes se sienten lentos, tardan mucho en responder y esto convierte el combate en algo soso y aburrido.

A final de cuentas se siente que es un concepto que nunca cuajó y sólo lo hicieron para explotar la licencia, en ese momento Star Wars volvía a ser relevante por el lanzamiento de las ediciones especiales de las películas.

Y pensar que en ese momento cambié Street Fighter EX Plus Alpha por este juego… Me arrepentí desde la primera pelea.