Tag Archives: SNES

TMNT IV: Turtles in Time (SNES) – Retro Bits

En esta ocasión Shredder y Krang roban la estatua de la libertad y escapan viajando en el tiempo, las tortugas los persiguen por diferentes épocas, van desde la prehistoria, la época de piratas, hasta el futuro. Creo que la mayor novedad en la historia del juego es que no secuestran a April O’Neil.

Turtles in Time representa el punto más alto de los juegos de las Tortugas Ninja, todo juego subsecuente ha tratado de recapturar, sin mucho éxito, la magia de este título. En lo personal yo lo considero como un clásico de la consola, ya que es una versión casi idéntica a la de recreativas y el juego cooperativo hace que te la pases de maravilla junto a un amigo. Es un manual de cómo debe hacerse un título ‘Beat em up’. Creo que el único punto en contra de este lanzamiento es que solo pueden jugar dos jugadores al mismo tiempo y no cuatro como en maquinitas.

Pero para compensar esta “limitación” la versión de Super Nintendo incluye niveles exclusivos, como el del Technodrome y Neon Night Riders, el cual ya aparecía en maquinitas pero aquí lo rediseñaron en modo 7 y parece que recorres una pista muy parecida a F-Zero. También hay más jefes, el Rey Rata, Bebop y Rocksteady aparecen en exclusiva. Los villanos de la segunda película de las Tortugas Ninja Tokka y Rahzar aparecen en el nivel del Technodrome para ceder su lugar a Bebop y Rocksteady en el nivel de los piratas.

Tokka y Rahzar no son la única referencia a la segunda película, el jefe final del juego, en la versión de Super Nintendo, es Super Shredder. Lo único que les faltó para terminar de consentir a los fanáticos de esa película fue alguna aparición de Vanilla Ice rapeando “Go Ninja Go”.

En esta secuela la jugabilidad presenta algunas novedades, ya puedes correr y realizar una carga a tus enemigos. Con esta carga puedes azotarlos contra el suelo de lado a lado o aventarlos contra la pantalla. Me gusta la dinámica en el nivel de Technodrome donde para vencer por primera vez a Shredder hay que aventar enemigos a la pantalla.

Lo mejor de cada época es que está muy bien recreada, con algunos enemigos y peligros exclusivos de cada nivel. En lo personal me fascina la animación de cuando una tabla te pega en el rostro en el barco pirata, es un detalle tan grato como cuando caías en una alcantarilla en entregas anteriores y preguntaban las tortugas ¿quién apagó la luz?

Los Foot Soldiers son la carne de cañón más recurrente, algo común en los juegos de esta serie, para que no sea tan cansado estarlos viendo seguido suelen tener diferentes atuendos y armas, son enemigos bastante versátiles, como pueden atacarte con arco y flecha, lo pueden hacer con bombas o espadas. En el nivel donde surfeas en las alcantarillas aparecen unos enemigos muy parecidos al Alien de las películas pero aquí son de color amarillo.

El nivel situado en el viejo Oeste me recordó mucho a Sunset Riders, también hecho por Konami, gracias a su ambientación y su diseño en general, hasta los enemigos se llegan a disfrazar con jorongos y sombreros.

En el menú de opciones te permite cambiar el color de las tortugas, hay dos, una llamada animación, que es el color que normalmente llevan las tortugas en el juego y otra llamada cómic, que hace ver a las tortugas con tonos más oscuros para simular una paleta de colores salida de una historieta. Este cambio de aspecto es meramente estético, no cambia en nada la jugabilidad.

Se incluyen dos modalidades especiales, una para terminar los niveles a contrarreloj y una para pelear contra un amigo, se controla exactamente igual, no hay movimientos especiales ni nada que lo haga divertido por mucho tiempo, solo está para dar un poco de variedad y ya. Lo interesante es que el siguiente juego de las tortugas para SNES fue de peleas para aprovechar el ‘boom’ que tuvo este género a partir de Street Fighter II.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time demostró lo cerca que estaban las consolas de alcanzar a los juegos de recreativas. Para todos los fanáticos de las Tortugas Ninja se convirtió en un juego esencial, sobre todo porque la diversión aumentaba jugando a lado de un amigo.  A pesar de que es un juego ya entrado en años, fue lanzado en 1992, su jugabilidad aguanta el paso del tiempo. En el 2009 Ubisoft hizo un ‘remake’ de la versión para recreativas con gráficos poligonales llamado Turtles in Time Re-shelled, este juego fue lanzado de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3.

¿Ustedes llegaron a jugar este clásico de Super Nintendo? ¿Cuéntanos, cuál es tu juego favorito de las Tortugas Ninja? Comenta y recuerda este título con nosotros.

Advertisements

Art of Fighting (SNES) – Retro Bits

Después del éxito de Fatal Fury y de la popularidad del género de peleas, gracias a Street Fighter II, SNK lanzó Art of Fighting en 1992, un juego con el espíritu de las películas de artes marciales ochenteras.

La versión de Super Nintendo es muy fiel a la original de recreativas, lo único que cambia es que los personajes son menos detallados y de menor tamaño. En la versión ‘arcade’ los peleadores mostraban daño físico, aquí no. Aun así, los gráficos en Super Nintendo son bastante buenos, los personajes son enormes y los entornos variados. Conserva el detalle gráfico de las recreativas en el que la cámara hace acercamientos cuando los peleadores están más juntos.

Hay un modo de historia donde el protagonista Ryo Sakazaki busca a su hermana secuestrada con la ayuda de su amigo Robert García, ambos recorren bares, callejones, fábricas, demás lugares siguiendo las pistas que obtienen.  (Nota adicional: En Street Fighter Alpha crearon a Dan, una mezcla torpe de Ryo y Robert García para burlarse del parecido que tiene Ryo con Ryu y Ken).

Un momento emblemático de la serie, sobre todo para los adolescentes que lo jugaron en su época, fue la gran revelación de que King, un elemento de seguridad de un club nocturno, en realidad es mujer. Esto lo descubres al vencerla con una bola de fuego la cual rompe su blusa y puedes ver su ropa interior. En la versión de Super Nintendo medio censuraron esto porque dejaron la ropa interior del mismo color de su camisa para que no se notara tanto.

En la modalidad versus ya puedes elegir a más personajes, algunos son un poco genéricos, lo cual es un mal persistente en los juegos de pelea, pero hay un personaje que llamó mucho mi atención, John, el cual es una copia barata de Guile de Street Fighter, su vestimenta, su escenario y hasta sus movimientos son sospechosamente similares.

La jugabilidad es muy parecida a la de Fatal Fury, viene de la “escuela” de movimientos de Street Fighter II donde la mayoría de los ataques especiales se realizan con secuencias que simulan una “U” en la cruz direccional. La diferencia con Street Fighter II, en cuanto a jugabilidad, es que aquí hay solo tres botones, golpe, patada y agarre. Aquí agregan unas secuencias más complicadas para movimientos más poderosos, como marcar una “U” hacia atrás y luego adelante para lanzar una bola de fuego que baja buena parte de la barra de energía del oponente.

Hablando de “barras de energía”, existe una segunda barra, una de poder, la cual te limita para hacer movimientos especiales, cuando se acaba tu personaje se cansa y ya no puede lanzar bolas de fuego o patadas especiales. Dicha barra de “poder” se puede recargar manteniendo presionado el botón de golpe o el de patada, esta recarga es riesgosa porque te deja expuesto por unos momentos a los ataques de tu rival.

Los niveles de bonificación son variados y puedes elegir el que más te guste, puedes romper botellas, bloques de hielo o practicar lanzando varias bolas de fuego en un tiempo determinado. Es grato que puedas elegir entre varias opciones, así puedes evitar la que no te guste.

También entre niveles te explican los movimientos especiales, esto era muy útil en la versión “arcade” porque no contabas con un instructivo y conforme avanzabas en el juego ibas aprendiendo.

El modo de historia y sus gráficos detallados hacen que Art of Fighting sobresalga con respecto a otros juegos de pelea de la época, varios de sus personajes, como Ryo, Robert, King y Takuma, han perdurado en la serie King of Fighters, la cual inició como un torneo entre los personajes más populares de los juegos de SNK.

¿Llegaron a jugar este juego en recreativas o en Super Nintendo? ¿Cuál es su serie de pelea favorita de SNK? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

 

Ninja Warriors (SNES) – Retro Bits

The Ninja Warriors para Super Nintendo es el ‘remake’ hecho por la compañía japonesa Natsume de un beat’em up homónimo hecho por Taito para recreativas. En Japón para diferenciar ambas versiones esta reedición llevó el nombre Ninja Warriors Again.

La trama está situada en el futuro donde un tirano tiene a la población sometida. El objetivo de unos androides expertos en artes marciales es derrocarlo y restablecer la paz.

Tienes a tres personajes a tu disposición, cada uno cuenta con características diferentes: Ninja es un personaje fuerte y pesado, Kunoichi es la más balanceada, es poderosa y suficientemente ágil, Kamaitachi es el androide más rápido, su agilidad lo convirtió en mi personaje favorito.

El esquema de control consiste en tres botones, uno para saltar, otro para golpear y un tercero para realizar un ataque especial una vez que has llenado una barra de poder.

Puedes utilizar elementos del entorno para atacar a tus rivales. Lo que me agradó es que todo lo que usan para atacarte también les afecta a ellos, por ejemplo si te lanzan misiles tus enemigos son vulnerables a ellos.

El aspecto gráfico está muy detallado. Los personajes son de buen tamaño, tienen animaciones que los hacen lucir bastante,  los escenarios son variados y vistosos. Hay ocho niveles y cada uno tiene, como es costumbre en este género, un jefe final.

Entiendo que el estilo del juego es similar al de Shinobi, donde un personaje está solo contra el resto del mundo, pero sí me parece que la falta de multijugador es una oportunidad desperdiciada, sobre todo cuando hablamos de un juego que salió en 1994, cuando ya se estaba explotando más el potencial del Super Nintendo.

En su momento no tuve la oportunidad de probar ni la versión ‘arcade’ ni el ‘remake’ casero de Ninja Warriors, ahora que lo jugué puedo decir que es una grata sorpresa. Tiene suficiente encanto como para ser una franquicia memorable y su jugabilidad aguanta el paso del tiempo. Mi única queja, la cual es una constante con los beat’em ups de la época, es la dificultad del juego, tienes pocas vidas y al continuar empiezas desde el principio del nivel, hay algunos puntos de control pero aun así tienes que recorrer un buen tramo para regresar a donde te quedaste.

¿Ustedes llegaron a jugar Ninja Warriors en recreativas o en Super Nintendo? ¿Creen que sea un juego memorable o es uno más del montón? Dejen sus comentarios y recuerden este título con nosotros.

World Heroes (SNES) – Retro Bits

World Heroes es un juego de pelea desarrollado en conjunto por ADK y SNK el cual fácilmente se podría desestimar como un clon de Street Fighter. Sobre todo por culpa de algunos personajes, que están igual de estereotipados que los de la serie de Capcom.

Los protagonistas Hanzo y Fuuma tiene una vibra muy parecida a la que tienen Ryu y Ken en Street Fighter. El giro que le dan a la historia en World Heroes es que un tal Dr. Brown inventa una máquina del tiempo (¡celebren que los de Volver al Futuro no los demandaron!) para que peleadores de toda la historia de la humanidad se puedan enfrentar. Así que aparece Rasputín, un luchador igualito a Hulk Hogan, el clásico maestro de artes marciales inspirado en Bruce Lee, Janne, una versión libre de Juana de Arco, entre otros.

La jugabilidad difiere a la de Street Fighter porque aquí sólo se usan tres botones, uno para golpear, otro para patear y uno para hacer llaves o agarres. Si dejas presionado durante más tiempo los botones de golpe y patada estos realizan una acción más fuerte, son sensibles. Lo que nadie puede negar es que los movimientos de Hanzo y Fuuma, en cuanto a sus animaciones, son casi iguales a los de Ryu y Ken.

Otra cosa del juego que tampoco es muy original que digamos es la ronda de bonificación, aquí no tienes que destruir un automóvil o un montón de ladrillos, aquí el objetivo es destruir una roca para formar una escultura.

Un aspecto que me gustó mucho es que puedes elegir dos modalidades de juego: ‘Normal’ y ‘Fatal Match’. En normal enfrentas a cada personaje en su escenario específico. Lo divertido está cuando elijes ‘Fatal Match’ porque cada escenario se vuelve en una zona de peligro. Puedes encontrar picos en las paredes, arenas delimitadas por fuego, minas en el suelo, etc. Muchos elementos que le agregan peligro a los combates y resultaban novedosos en su momento.

El jefe final del juego se llama Gee Gus y es sumamente parecido al villano de Terminator 2, el T-1000. Esto se debe a su aspecto físico, parece estar hecho de metal líquido y porque puede transformarse en cualquier peleador del juego, como Shang Tsung de Mortal Kombat.

World Heroes es un buen juego de pelea, a pesar de tener muchas cosas en común con Street Fighter su jugabilidad es excelente y sus personajes son lo suficientemente carismáticos. SNK ha dejado la serie en el olvido, sobre todo porque sus co-desarrolladores desaparecieron hace años. De vez en cuando se acuerdan de World Heroes en alguna que otra recopilación pero de ahí no pasa.

 

Captain America and the Avengers (SNES) – Retro Bits

Captain America and the Avengers es un ‘beat em up’ de Data East para recreativas. Mindscape estuvo a cargo de la versión para Super Nintendo. Existió un juego para NES con el mismo nombre pero era completamente distinto.

La historia tiene a Red Skull como el villano principal quien, para variar, busca conquistar el mundo. Utiliza una máquina de control mental para tener a otros villanos, como Whirlwind, Mandarin, Ultron, Crossbones, entre otros, a su mando. Los Vengadores tienen que detenerlo. El equipo está compuesto por Captain America, Iron Man, Vision y Hawkeye. Cuando agarras ciertos ‘power ups’ aparecen otros Avengers, como Wasp y Quicksilver, para ayudarte.

Es un juego en el cual puedes brincar, golpear y realizar un ataque a larga distancia. Captain America avienta su escudo, por ejemplo. La jugabilidad no es tan buena, tu personaje se siente lento y para atacar a los enemigos los golpes te dejan en mucha desventaja cuando te contragolpean. Tienes que recurrir al clásico saltar y golpear, una y otra vez, para evitar recibir mucho daño. Los ataques a larga distancia también son útiles pero llegan a ser un tanto lentos.

Visualmente es un juego cumplidor, lo que más luce son las viñetas que narran la historia. Cada que golpeas a un enemigo aparecen onomatopeyas para dar una sensación de historieta. En lo personal creo que el aspecto sonoro es lo más memorable del juego, desde la música hasta la voz del narrador es algo que se te queda grabado.

El juego ‘arcade’ es el que fue realmente memorable. Las versiones caseras sufrieron mucho y no ofrecían una experiencia a la par. En esa época creían que podían extender la re jugabilidad de un título corto para recreativas, dando pocos ‘continues’ y vidas extras para que te costara trabajo terminarlo. Esto daba como resultado juegos frustrantes.

Captain America and the Avengers para Super Nintendo sobresale por su presentación y por todos los personajes que participan en la trama. Es un gran ejemplo de lo vasto que es el universo Marvel y del buen uso que le dieron a la licencia para hacer video juegos en los noventa.

Sunset Raiders (SNES) – Retro Bits

Sunset Riders de Konami es un gran homenaje al cine ‘Western’. Es un juego de disparos cooperativo, su origen fue en recreativas y después fue lanzado para el Super Nintendo y el Genesis de Sega. El director de la versión original de ‘arcade’ es Hideyuki Tsujimoto, quien también dirigió Super Contra.

Steve, Billy, Bob y Cormano son cuatro caza recompensas tras la pista de los hombres más buscados del viejo oeste. Steve y Billy tienen como arma principal el revólver, Bob un rifle y Cormano una escopeta.

La jugabilidad es bastante simple, caminas y disparas. Hay ‘power ups’ que convierten tu arma en automática y otros que pueden darte una segunda arma. A pesar de contar con un esquema de control básico, se pueden hacer muchas cosas. Puedes colgarte en cuerdas, correr encima de toros, regresar barras de dinamita a tus enemigos antes que exploten, viajar a caballo, etc.

Hay galerías de tiro que sirven como niveles de bonificación. El objetivo es hacer más puntos que tus amigos.

La versión de Super Nintendo tiene algunos cambios debido a las limitaciones de la consola y otros por cuestión de censura. Aquí sólo pueden jugar dos personas al mismo tiempo, en lugar de cuatro como en la versión para recreativas. Por censura cambiaron que los personajes no toman alcohol y las cabareteras aparecen con más ropa, aun así los personajes disfrutan el espectáculo.

El aspecto visual es lo mejor del juego. Se siente como una película del viejo oeste. Para recolectar ‘power ups’ tienes que entrar a cantinas y hoteles, algunos enemigos se esconden en montones de paja, otros gustan de usar explosivos, hay barriles colgados que puedes hacer caer sobre tus rivales, etc. Aprovechan muy bien el entorno con los elementos de un ‘western’.

Los jefes finales son parte fundamental del encanto del juego. Son muy carismáticos y cada enfrentamiento es diferente. Hay uno que monta un caballo blindado, un jefe indio que avienta cuchillos, uno que cuenta con artillería pesada y muchos más. Todos cuentan con frases celebres para intimidarte y también para despedirse cuando han sido vencidos.

Sunset Riders es un clásico, la versión de Super Nintendo no es perfecta pixel por pixel pero es una recreación suficientemente fiel. La ambientación, los héroes y los villanos tienen suficiente encanto como para ser inolvidables. De hecho, me parece muy raro que Konami tenga tan olvidado este juego. Nunca lanzaron alguna secuela y tampoco han lanzado alguna versión remasterizada. Las únicas opciones reales para probarlo es conseguir el cartucho de SNES (el de Genesis no es tan bueno) o bajar una emulación.

Looney Tunes B-Ball (SNES) – Retro Bits

Mucho antes de Space Jam los Looney Tunes ya habían incursionado en el mundo del baloncesto gracias a Looney Tunes B-Ball desarrollado por Sunsoft. Es un juego estilo NBA Jam, donde hay pocas reglas y se juegan partidos de dos contra dos.

La historia es bastante sencilla, después de grabar un episodio Bugs Bunny y Daffy Duck deciden jugar basquetbol, armando retas con el resto de los personajes animados de Warner.

Puedes elegir entre: Bugs, Daffy, Elmer, Coyote, Tazz, Sam Bigotes, Sylvestre y Marvin el marciano.

Lo único que está prohibido, como en NBA Jam, es el ‘goaltending’, cuando bloqueas un disparo justo antes que entre. Aquí cuando haces eso el balón se convierte en un perro. Lo otra que está prohibido es retener el balón por mucho tiempo.

Hay un botón de ‘turbo’ el cual hace que tus jugadores sean más rápidos y efectivos. Hay un indicador en la parte baja de la pantalla donde puedes ver los rostros de tus personajes, ahí muestra cuánta energía tienes disponible. Cuando se les acaba ponen cara de cansados.

El gran diferenciador al compararlo con NBA Jam son los ‘power ups’, poderes especiales que le dan a tu equipo una ventaja. Accedes a ellos recogiendo diamantes en la cancha. Cada personaje tiene dos poderes únicos, uno para disparos a larga distancia y otro para defender. Por ejemplo, el disparo a larga distancia del Coyote consiste en amarrar el balón a un cohete. El demonio de Tasmania se traga el balón y lo escupe de lejos. Marvin, el marciano, amarra un imán al balón para que vaya directo a la canasta y así cada uno tiene su estilo propio. Lo mismo pasa con la defensa especial, Bugs Bunny se disfraza de mujer para distraer a sus rivales y quitarles el balón, Coyote dinamita a sus rivales, etc.

Los ‘power ups’ genéricos consisten en aventar pastelazos, apagar las luces, transportarte a un lugar cercano al balón, etc.

Los poderes especiales hacen que el juego tenga un gran sentido del humor y capturan a la perfección la esencia de cada personaje.

No hay mucha variedad de modos de juego, hay partidos de exhibición y un modo de torneo. El juego es compatible con el ‘multi-tap’ del Super Nintendo el cual te permite que cuatro jugadores participen al mismo tiempo.

Looney Tunes B-Ball es un juego de baloncesto adictivo, toma el formato de NBA Jam y le agrega todo el sentido del humor de estos personajes. El Coyote utiliza explosivos marca Acme, que pueden o no funcionar, Silvestre te avienta un yunque de una tonelada, etc. Hacen un gran uso de esta licencia. Es perfecto para echar las retas con amigos.

Chavez II (SNES) – Retro Bits

Chavez II es la secuela donde adaptaron el juego Boxing Legends of the Ring para el mercado mexicano poniendo a Julio César Chávez en la portada.

Lo malo es que fuera de Chávez, los boxeadores son genéricos y esto los hace poco atractivos a la hora de elegir a tu peleador. En cambio, en el juego original, se tenía la licencia de peleadores como Roberto Duran, Sugar Ray Leonard y Marvin Hagler.

La gran ventaja es que Chavez II no se parece en nada a la primera parte. El combate depende menos del botonazo y permite un poco más de estrategia. Sólo usas dos botones, cada uno controla uno de los puños de tu boxedor y junto con la cruz direccional realizas diferentes tipos de golpes como rectos o ganchos al hígado. También puedes usar el botón ‘select’ para lanzar un golpe especial, el cual es limitado pero ocasiona un mayor daño a tu oponente. Defender es tan sencillo como presionar arriba o abajo cuando te lanzan un golpe.

El aspecto gráfico también es diferente, solo tu rival se ve de frente, tu personaje se ve de espalda. Los modelos de los personajes ocupan gran parte de la pantalla haciendo que el juego sea muy vistoso. El mayor atractivo, en cuestión gráfica, consiste en que los golpes ocasionan un daño físico y mientras más dura el combate, los rostros de los peleadores sufren más. Hay repetición instantánea de cada nocaut, pasando en cámara lenta el momento de la caída.

Hay un modo de carrera el cual te permite crear un boxeador, más que nada elijes su nombre y editas sus habilidades, para derrotar a los diez mejores peleadores del juego, obviamente Chávez es el número uno. Cada que vences a un rival obtienes puntos para mejorar los atributos de tu personaje.

Lo más importante del juego es que fue de los primeros en estar enfocados para el mercado latinoamericano, en esa época no estábamos acostumbrados a juegos exclusivos, ni siquiera era tan común que los juegos vinieran en español.

Chavez II es un buen juego, después de un par de peleas se vuelve repetitivo pero el modo de carrera al menos te da una razón por la cual pelear. El aspecto gráfico es muy bueno, en ese momento eran pocos los juegos que mostraban el daño físico de los boxeadores. No es un clásico ni mucho menos, pero sirve de anécdota recordar que Julio César Chávez no protagonizó uno sino dos videojuegos durante su carrera.

Como dato adicional el juego fue desarrollado por Sculptured Software, los mismos que hicieron Bart’s Nightmare y Virtual Bart.

-Alex Luna

Virtual Bart (SNES) – Retro Bits

Virtual Bart fue distribuido por Acclaim en 1994 y desarrollado por Sculptured Software. Es una especie de secuela espiritual del popular Bart’s Nightmare.

Durante la feria de ciencias en su escuela Bart Simpson entra a un experimento de realidad virtual. En el cual tiene que avanzar en seis mini juegos, algunos están basados en momentos de la serie, otros basados en películas y otros simplemente son planteamientos genéricos.

Como el sistema y la jugabilidad es diferente en cada mini juego explicaré cómo es cada uno.

El de aventar tomates y huevos, está basado en el episodio donde Bart le tira un jitomate en el trasero a Skinner, aquí tienes que aventarles tomates y huevos a todos tus compañeros de clase. La recompensa es que todos aparezcan llenos de tomate y huevo para la foto del anuario. Para controlar esto hay un medidor de distancia que te indica en dónde caerá tu disparo, el reto está en que coincida la distancia con la trayectoria de tus compañeros. El control es impreciso a la hora de medir la distancia, las referencias para medir dónde caerá tu disparo no son muy confiables.

El tobogán: Está basado en el episodio donde Homero se queda atorado en un tobogán de Monte Splash. Aquí tienes que llegar al final del tobogán evitando los obstáculos, como el trasero de Homero, tiburones, perros, etc. En varios momentos hay diferentes caminos a elegir, si tomas el camino incorrecto caes en un desfiladero. Lo complicado es que en la parte de arriba hay un indicador que te dice qué tan lejos estás del final y antes de cualquier desviación, te indica la ruta correcta, es muy difícil hacerle caso porque no te suele dar tiempo para reaccionar.

En la era prehistórica eres un dinosaurio que se tiene que enfrentar a los miembros de la familia Simpson quienes están convertidos en cavernícolas y quieren cazarte. La jugabilidad se basa en golpear con tu cola y en brincar plataformas, el control es horrible cuando tienes que brincar de una plataforma a otra.

Bart apocalíptico: Parodia de Mad Max, el sistema de juego es como una versión muy pobre de Road Rash donde Bart va en su motocicleta y tiene que vencer a Jimbo y a los demás chicos problema de su escuela para llegar a la meta. Puedes patearlos y dispararles. Es de los mini juegos más cortos y de lo más rescatable del juego.

Bart bebé: Homero descuida a Bart por ir a perseguir el camión de los helados. Bart se sale por la ventana, puede brincar entre árboles, el control es impreciso y frustrante.

Bart cerdo: Convertido en un cerdo Bart tiene que escapar de la fábrica de embutidos Krusty y evitar que lo conviertan en una banderilla. El control responde un poco mejor que en Bart Bebé o en el nivel de dinosaurios pero sigue siendo un problema. Lo mejor es cuando mueres y te convierten en jamón.

El común denominador de todos los mini juegos que se encuentran en VIrtual Bart es que su control es impreciso y los niveles llegan a ser frustrantes. Se nota que es un juego parchado y hecho al aventón. El humor y todas las referencias que tiene de la serie es lo que salva a Virtual Bart de ser una experiencia traumática.

Spider-Man and Venom: Maximum Carnage (SNES) – Retro Bits

Spider-Man and Venom: Maximum Carnage es un juego del género ‘beat em up’, de esos que invadían las recreativas en los noventa, en donde avanzas por un nivel y vas  golpeando a tus enemigos hasta acabar con todos.

Maximum Carnage es legendario por cartucho rojo y por seguir fielmente la historia del cómic que lleva el mismo nombre.

La historia comienza cuando Carnage escapa de prisión y con la ayuda de Shiek, Doppleganger, Demogoblin, entre otros villanos, inicia una masacre en Nueva York. Spider-Man, Venom, Captain America y Black Cat deciden detenerlo.

Luce mucho que la historia está contada con viñetas salidas directo del cómic. Hay momentos donde en medio de una pelea, aparece algún personaje para atacarte o para ayudarte y así dar un giro en la historia.

En cuanto a jugabilidad, Spider-Man puede columpiarse, utilizar su telaraña para acercar e inmovilizar a sus enemigos. Así como hacer uso de los movimientos básicos de un beat em up, los cuales son brincar y golpear. Cuando controlas a Venom, haces lo mismo, solo cambia la animación de sus movimientos.

Hay algunos momentos donde tienes que escalar paredes y esquivar misiles para avanzar, esto suele ser un tanto frustrante, de hecho el juego en sí es frustrante porque la cantidad de vidas y ‘continues’ a tu disposición es muy limitada y no existe la opción de ajustar la dificultad.

Visualmente los personajes salidos del cómic se ven muy bien, los que sufren un poco son los personajes genéricos con los que tienes que pelear, dejan mucho qué desear en cuanto a su diseño y la frecuencia con la que te encuentras a los mismos enemigos, una y otra vez.

Maximum Carnage sobresale, a pesar de su jugabilidad repetitiva, porque está basado en una historia excelente. Fue novedoso en su época porque era una experiencia multimedia y complementaba al cómic. También se agradecía que habían apariciones especiales de personajes como Iron Fist y Captain America. En 1995 lanzaron una secuela, no tan popular, llamada Venom/Spider-Man: Separation Anxiety, para Super Nintendo y Genesis.