Tag Archives: Sega Saturn

Final Fight Revenge (Saturn) – Retro Bits

Final Fight Revenge fue lanzado en 1999 para maquinitas y en el año 2000 para el Saturn, este juego fue el último que publicó Capcom para la consola de Sega en Japón. Hay que tener en cuenta que para el 2000 ya llevaba casi un año en el mercado la última consola casera de Sega, el Dreamcast, así que este lanzamiento fue muy tarde en la vida del Saturn.

A pesar de ser un juego de la serie Final Fight, este no es un juego de acción donde recorres las calles golpeando pandilleros, este es un juego poligonal de peleas, como sus contemporáneos Rival Schools o Street Fighter EX. En los noventa todo servía como excusa para un juego de peleas, vaya, hasta Sonic tuvo uno, en el caso de Final Fight tiene sentido porque siempre ha sido una serie situada en el mismo universo que Street Fighter.

De los héroes solo salen Cody, Guy y Haggar, no sale nadie de Final Fight 2 o 3. Hay varios jefes del primer juego que puedes elegir, como Eddie y Sodom, y villanos que eran carne de cañón como Poison, Andore y Gado. De hecho, esto fue de lo que más me gustó de este título, que personajes que no tenían tantos reflectores como Poison, se vuelven importantes, se les inyecta mucha personalidad con sus movimientos especiales y con el final de cada uno, donde descubres sus motivaciones.

El esquema de control se basa en cuatro botones, patada débil y fuerte, golpe débil y fuerte, más un botón especial. Este comando especial sirve para dar pasos a un costado y para levantar objetos del suelo. Los objetos que puedes levantar del suelo son  alimentos o armas, algo parecido a lo que hacías en el Final Fight original, la comida te recupera energía y las armas te permiten realizar ataques que provocan más daño. Entre las armas encuentras las clásicas espadas, los tubos, hasta pistolas y lanza misiles. Con el botón de golpe fuerte usas estas armas, puedes guardar varias al mismo tiempo y seleccionar la que más te guste a voluntad.

El aspecto de las armas es lo que diferencia a este título de otros juegos de pelea poligonales de Capcom. Las armas sí son poderosas, pero para contrarrestar esto, son fáciles de quitar. Sodom, inicia la pelea con dos armas equipadas, sus clásicas katanas, pero si logras conectarle golpes hasta derribarlo, se las puedes quitar y dejarlo un tanto indefenso, algo que ya podías hacer en el Final Fight original.

Otro aspecto novedoso que le agregaron a la jugabilidad es que puedes realizar poderes especiales, están los clásicos donde un personaje realiza un combo de varios golpes y, algunos personajes, tienen poderes diferentes, cuando activas el de Guy, te deja aventar varias estrellas ninja y tu rival debe huir de ellas. Rolento te dispara desde un helicóptero y Eddie te persigue en una patrulla de policía intentando atropellarte. En estos momentos la cámara se coloca casi de manera cenital para darte una mayor área de acción para huir o para acechar a tu presa.

También puedes realizar agarres en el aire con algunos personajes como Haggar y Poison, esto tiene sentido, con Haggar por ejemplo, ya que es un luchador y este tipo de agarres y llaves son comunes en su estilo de pelea. En general, el sistema de combate es muy amigable, si estás familiarizado con los movimientos de Street Fighter aquí te sentirás como en casa, solo es cuestión de que te acostumbres a usar las armas, pero esto suele ser rápido. La dificultad que está configurada de inicio presenta un buen reto y te deja acabar el juego sin mayores complicaciones. Con ella puedes experimentar el uso de diferentes personajes para conocer sus estilos de pelea.

Me gusta como todo el juego es un gran homenaje al primer Final Fight, desde la comida que puedes levantar del suelo, algunas armas, los jefes, los tres protagonistas clásicos, hasta el villano final es el mismo que en el juego original. Te enfrentas a Belger, solo que, como lo habías matado en ese juego, aquí es una especie de zombi, sale directo de su tumba para enfrentarte. Durante el combate puede perder partes de su cuerpo como los brazos y después los puede recuperar. Este enfrentamiento es la muestra perfecta de que el juego no se está tomando demasiado en serio a sí mismo y que está hecho para que pases un buen rato.

Otra muestra de buen humor son los créditos del juego, donde aparece Belger, el jefe final, todavía en estado zombi, bailando como los no muertos del video Thriller.

Dentro de todo el cariño que este juego otorga a los fanáticos, me parece interesante como unen los eventos de este juego con otros de la serie. Por ejemplo, cuando terminas el juego con Poison, en su final cuentan cómo piensa incriminar a Cody para que lo metan a la cárcel, por eso en Street Fighter Alpha 3 sale con su famoso atuendo de prisionero. En el mismo final de Poison, también se muestra que ella está enamorada de Cody pero que no es correspondida. Como lo comenté anteriormente, esto me agradó mucho del juego, que le agregan más historia a los personajes que no son los protagonistas y que así pueden pasar de ser simples pandilleros a tener motivaciones reales.

A pesar de que el juego es exclusivo para Japón, si tienes configurado tu Saturn en inglés, todo el texto y los menús aparecen en este idioma, así que no vas a tener tantos problemas para entenderle.

El único “pero” que le encuentro al juego es que no hay modos extras, solo encuentras la modalidad ‘arcade’ y la modalidad versus para jugar contra otro amigo. La motivación para seguir jugándolo es aprender a jugar con todos los personajes y ver el final que cada uno tiene en este juego para conocerlos más a fondo. Esta falta de variedad es algo común en los juegos de pelea de la época, así que es difícil tomarlo como algo tan negativo.

Final Fight Revenge es un buen juego, es una lástima que Capcom lo tenga tan olvidado porque a pesar de cambiar el género por el cual es conocida esta serie, tiene muchos elementos para consentir a los fanáticos así como un sistema de combate sólido que se presta para unas buenas retas. Este juego no ha tenido re lanzamientos, me encantaría que hicieran una remasterización en HD para que más gente lo pruebe. No es el mejor juego de peleas del mundo pero sí es una pieza muy interesante para los fanáticos de Final Fight.

¿Ustedes llegaron a jugar este título de peleas? ¿Cuál es tu juego favorito de la serie Final Fight? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Advertisements

In the Hunt (Saturn) – Retro Bits

Es un juego que apareció para recreativas en 1993 y para consolas caseras, Sega Saturn y Playstation en 1996. Fue desarrollado por Irem, famosos por R-Type, después varios de sus trabajadores formaron Nazca Corporation, la cual fue adquirida por SNK, y tuvieron un gran éxito con Metal Slug.

Para ser totalmente honesto hasta hace poco me enteré de su existencia, en su momento no lo llegué a jugar, nunca lo vi en las maquinitas ni recuerdo haber visto la caja de la versión casera en tiendas. Pero me llamó mucho la atención que es un título que de cierta manera precedió a Metal Slug, así que me pareció muy atractivo buscarlo y dedicarle un buen rato.

La trama consiste en que una organización malvada conocida como The Dark Anarchy Society ha derretido los polos e inundado al mundo, los sobrevivientes se rebelan y crean un submarino para hacerle frente a dicha organización.

Es curioso cuanto del ADN de Metal Slug hay en el juego, en el aspecto visual y en la jugabilidad, al ser ambos de disparos. Hay que recordar que al inicio del desarrollo de Metal Slug solo se tenía contemplado que controlaras el famoso tanque, conforme pasó el tiempo crearon personajes para que comandaran este y otros vehículos. En In the Hunt pasa lo que habían planeado al inicio del desarrollo de Metal Slug, solo puedes controlar al vehículo, en este caso, un submarino.

La jugabilidad es un tanto peculiar, disparas misiles hacia delante y de manera lenta caen los casquillos, contando como un disparo hacia abajo, menos potente pero que sirve para cubrirte.  Si llegas a la superficie puedes dispararle a los aviones y tanques que te atacan, siendo un disparo hacia arriba. En resumen, puedes disparar en tres direcciones al mismo tiempo, frente, arriba y abajo. Lo que varía es la cadencia, frente es un disparo rápido, arriba tiene velocidad media y hacia abajo es lento.

Creo que el mayor atractivo del juego es la gran cantidad de enemigos que aparecen en pantalla para deshacerse de ti. Pasas por un verdadero infierno de balas y esto hace que la acción sea frenética, no tienes muchos momentos para tomar un respiro. Encuentras tanques, aviones, submarinos, robots y una gran variedad de rivales atacándote. También hay que destacar sus animaciones, son muy detalladas y hay gran cantidad de cosas por destruir en cada nivel.

La versión del juego con la que lo estamos recordando es la de Sega Saturn, tengo entendido que no cambia mucho con la versión de Playstation y ambas son fieles al original para recreativas, solo cambia el hecho de que aquí tienes créditos limitados. Estas versiones caseras fueron distribuidas por THQ.

Como dato curioso, una versión de In the Hunt estuvo en desarrollo para el Super Nintendo, hasta fue presentada en una edición de la expo Consumer Electronics Show, pero fue cancelada, así que los jugadores tuvieron que esperar a que salieran las versiones caseras de Playstation y de Saturn.

In the Hunt es un gran juego de disparos, tiene una jugabilidad impecable y animaciones memorables. Es un buen juego que sirve para descubrir los inicios de la serie Metal Slug, la cual siguió con un concepto parecido pero fue superándolo en cada aspecto posible, con más armas, más vehículos y con mucho sentido del humor.

¿Ustedes ya lo conocían? ¿Cuál prefieren In the Hunt o la serie Metal Slug? Comenten y recuerden este título con nosotros.

The House of the Dead (Saturn) – Retro Bits

Es un juego de disparos para recreativas que lanzó Sega en 1997, al año siguiente apareció la versión para Saturn, la cual estamos usando para este video.

La trama empieza cuando los agentes Thomas Rogan y G reciben una llamada de auxilio de su colega Sophie, quien se encuentra atrapada en una mansión llena de zombis.  El culpable de todo esto es el Dr. Roy Curien, quien, al investigar sobre la vida y la muerte, enloquece y crea una legión de monstruos que merodean su mansión.

La historia trata de emular las películas de zombis de bajo presupuesto y hace lo justo para lograrlo ya que tiene todos los elementos, héroes, un científico loco y monstruos insaciables de sangre. Y, al ser un juego de disparos, está lleno de acción.

El juego sobresale por sangriento y porque tus disparos descuartizan a los zombis. Claro, disparar a la cabeza siempre te garantiza que caerán más rápido pero también te puedes divertir con ellos volando sus brazos o agujerando sus torsos.

La versión casera de Saturn trata de ser menos agresiva cambiando la sangre de rojo a verde. En lo personal, después de jugar un buen rato esta versión olvidé que la sangre roja era la original, el verde contrasta muy bien con los enemigos, sí, le quita cierto realismo, por así decirlo, pero resulta un tanto lógico que los monstruos tengan sangre de otro color. Por cierto, hay un código secreto que te permite cambiar el color de la sangre entre púrpura, verde, azul y rojo, este código también te da vidas ilimitadas y deja que selecciones el nivel que quieras.

La jugabilidad es bastante sencilla le disparas a todo ser agresivo que te aparezca en pantalla, para recargar debes disparar fuera de la pantalla. A lo largo de los niveles encuentras científicos en peligro y si logras salvarlos suelen darte una vida o monedas a cambio. Si quieres lograr una mayor puntuación hay monedas escondidas en varios elementos que puedes romper como cajas y jarrones. También hay ciertos interruptores o puertas, que al dispararles pueden hacer que tu personaje tome una ruta diferente.

Hay una buena variedad de enemigos, desde el zombi tradicional, delgado y sin mucho carisma, hasta zombis musculosos o panzones. También hay unos que parecen sanguijuelas, otros que se mueven como simios y te atacan con sus garras. Siempre hay un enemigo con características diferentes para sorprenderte.

Vale la pena destacar los jefes que aparecen al final de cada nivel, sus patrones de ataque son variados y antes de enfrentarlos aparecen anotados en tu libreta sus puntos débiles, salvo el último jefe, donde tienes que averiguar sus debilidades por ti mismo. Los dos primeros jefes del juego aparecen en el último nivel para darte una especie de revancha y después de vencerlos puedes enfrentar al jefe final.

El juego cuenta con tres finales, cada uno depende de los créditos que uses, el primero solo abandonas la mansión, en el segundo Sophie sobrevive y en el tercero aparece Sophie convertida en zombi. Durante los créditos la cámara recorre toda la mansión hasta salir de ella.

En esta versión de Saturn lo peor son los gráficos, vaya es algo que desde su lanzamiento los críticos se quejaban ya que no estaban a la par de la versión para recreativas. Ahora, con el paso del tiempo, puedo decir que no han envejecido bien, las texturas se ven borrosas y los personajes están hechos con pocos polígonos, se nota que le dieron prioridad a que los zombis se pudieran desmembrar a que fueran diseños más complejos. Aunque la versión ‘arcade’ se ve más “limpia” gráficamente hablando, las dos se juegan igual, vaya son el mismo juego. Solo que en Saturn parece que estás viendo el juego a través de un cristal sucio.

Aquí se muestra una buena evolución en los juegos de disparos sobre rieles con respecto a otros títulos de Sega como Virtua Cop, ya que el recorrido de tu personaje es más dinámico e interactúa con varios elementos, por ejemplo, hay enemigos que te pueden empujar y dejar colgando de un brazo, también tu personaje enfoca su atención en diferentes puntos cuando algo le parece sospechoso. Esto provoca que no parezca una galería de tiro donde tú estás parado y los enemigos solo aparecen para que les dispares.

The House of the Dead es el juego perfecto para saciar tu sed de sangre y desmembramiento de zombis. Ha tenido varias secuelas, incluso hay una versión para Steam llamada The Typing of the Dead Overkill, en la cual se incluye la entrega más reciente, controlando todo con el ‘mouse’ de tu computadora y también ofrece una variante que te enseña a escribir rápido y controlas con el teclado. Básicamente escribes palabras para matar zombis.

¿Han llegado a jugar alguna entrega de esta serie? Comenten y recuerden este título con nosotros, hasta la próxima.

 

X-Men: Children of the Atom (Saturn) – Retro Bits

Es el inicio de la colaboración entre Capcom y Marvel en juegos de peleas. Apareció para recreativas en 1995 y salió para Sega Saturn en 1996, la versión de Playstation tardó mucho en salir y no fue tan buena que digamos, apareció en 1998, para este entonces ya habían salido otros títulos de la serie como Marvel vs. Street Fighter, así que daba la sensación que su lanzamiento fue “por no dejar”. Era una versión muy limitada, le faltaban muchos cuadros de animación, diálogos, etc.

Al Playstation le costaba trabajo reproducir versiones fieles de juegos ‘arcade’ de peleas en dos dimensiones debido a que su memora RAM no era tan poderosa. El Saturn tenía la ventaja de que podías conectarle un cartucho que le daba 4 MB de RAM extras y ya con esto era más fácil hacer la conversión de juegos de pelea más atascados como X-Men vs Street Fighter.

El concepto consiste en llevar a los X-Men a un juego estilo Street Fighter II. Lo interesante es que no solo pusieron a Wolverine, Cyclops y compañía en Street Fighter II y se durmieron en sus laureles, adaptaron el sistema de pelea para que se sintiera como un combate digno de superhéroes. Agregaron combate aéreo, así que los escenarios son muy altos, esto permite que continúes  peleando en el aire o que hagas malabares con tu oponente si realizas una buena combinación.

El estilo visual está basado en la caricatura noventera de X-Men, Capcom siguió utilizando estos diseños y sus animaciones hasta Marvel vs. Capcom 2. Para darle un grado extra de autenticidad utilizan a los mismos actores de doblaje que en la caricatura. Los personajes son de buen tamaño, por ejemplo el Sentiela es enorme, si se siente imponente. Algunos personajes tienen movimientos y estilos parecidos a los de Street Fighter II, por ejemplo Colossus se parece un poco a Zangief y Spiral estira sus brazos como Dhalsim.

Solo hay un personaje de Street Fighter que aparece en este juego y es Akuma, su participación es muy parecida a la de Super Street Fighter II Turbo donde si derrotas a todos los rivales sin perder te reta a pelear.

Jugándolo recientemente me parece grato que aparezcan en el juego personajes que Marvel ha olvidado un poco con el paso del tiempo como es el caso de Omega Red.

Me gustaron los escenarios, al estar inspirados en la serie animada me traen gratos recuerdos, también es muy vistoso que algunos sean interactivos, por ejemplo hay un puente donde puedes destruir el suelo. También hay escenarios que cambian conforme avanza la pelea, el nivel del ‘Danger Room’ simula diversos ambientes durante los combates.

La versión casera de Saturn fue distribuida por Acclaim, cuenta con algunos modos adicionales como supervivencia y batalla por grupos, el cual es básicamente un modo de torneo. Como era tradicional en esa época el modo principal es la modalidad ‘arcade’.

Algo que me sorprendió de la versión de Saturn es que es muy difícil, avanzas cuatro peleas sin mucho problema pero después la computadora no tiene piedad, aun bajando la dificultad en el menú de opciones me costó trabajo ser competente contra la computadora después del cuarto rival. Esto me parece un poco raro ya que otras ediciones caseras como X-Men vs Street Fighter no son tan difíciles, al menos en mi experiencia, es el juego de pelea de Capcom más difícil desde Super Street Fighter II Turbo para ‘arcade’.

X-Men: Children of the Atom es un buen juego con un gran sistema de combate. Lo recuerdo con cariño porque aquí fue donde sentaron las bases para una época dorada de ‘cross-overs’ entre Capcom y Marvel, porque le siguió Marvel Super Heroes, después X-Men vs Street Fighter, Marvel vs Street Fighter, hasta llegar a Marvel vs Capcom.

¿Ustedes lo llegaron a jugar? ¿Cuál es su juego favorito de los ‘cross overs’ entre Capcom y Marvel? Comenten y recuerden este juego con nosotros, hasta la próxima.

Die Hard Arcade (Saturn) – Retro Bits

Es un juego para recreativas y Sega Saturn que salió en 1996 y fue creado por Makoto Uchida, quién también hizo Golden Axe y Altered Beast. El juego es un clásico ‘beat em up’ donde abres tu paso a golpes en cada nivel.

En Japón salió sin la licencia de Duro de Matar y se llamó Dynamite Deka. Fue hasta el lanzamiento occidental que usaron los derechos y el personaje principal se convirtió en John McClane. El juego se mantiene igual en las dos versiones. La trama consiste en que un grupo de terroristas secuestran un edificio donde se encuentra la hija del presidente, John McClane y Kris Thompsen se infiltran en el edificio para rescatarla.

El juego hace buen uso de la licencia de Die Hard y es muy entretenido pero se siente exagerado, fácilmente te das cuenta que lo diseñó un grupo japonés. La premisa es lo más elemental de Die Hard, terroristas secuestrando un edificio, la manera en que los puedes derrotar es lo que hace que todo se salga de proporción. Puedes utilizar como armas desde pimienta hasta lanza misiles y armas anti tanques. Hay que recordar que esto lo usas para vencer personas comunes y corrientes en cuartos relativamente pequeños.

La jugabilidad es bastante sencilla, puedes golpear, patear, brincar y correr, si corres y presionas el botón de golpe puedes derribar a tus enemigos. No puedes atacar hacia arriba, abajo o en diagonal de la pantalla, tus ataques están limitados hacia la izquierda o la derecha, así que debes alinearte con los enemigos si no se encuentran justo en frente de ti. Es como pasaba en los juegos tipo Streets of Rage, solo que al ser un juego poligonal aquí se siente como una limitante.

Para darle variedad al juego hay algunas secuencias donde tienes que presionar rápidamente el botón indicado, normalmente esto pasa cuando tu personaje va corriendo hacia el siguiente nivel, encuentra un obstáculo, el cual debe esquivar, o un rival, al cual puede vencer de un puñetazo, y seguir con su camino. Si no presionas el botón correcto ahí te detienes y debes derrotar más enemigos.

En algunos niveles hay jefes con distintas temáticas para darles personalidad, desde luchadores de sumo hasta jugadores de futbol americano. La pregunta es ¿Qué demonios hacen un luchador de sumo y un jugador de americano como parte de una organización terrorista? Esto le da un toque cómico al juego aunque todo se sienta inusual y extremo. Los enemigos más comunes absorben un montón de balas antes de morir, es más, creo que es más fácil vencerlos a patadas que con disparos.

Un detalle gráfico que utilizan para que el juego se sienta más como Die Hard es que conforme pasan los niveles John McClane va perdiendo ropa hasta quedarse en su icónica playera sin mangas como en la primera película.

Sega Saturn fue el hogar de la versión casera de Die Hard Arcade, incluye un juego clásico de Sega de 1979 llamado Deep Scan, en donde usas un buque de guerra para destruir submarinos lanzando minas. Es un juego fácil de dominar y se puede volver algo adictivo, los puntos obtenidos aquí se convierten en vidas extra que puedes usar en Die Hard Arcade. En un principio creí que iba a ser casi imposible acabarlo con las vidas que te daba el juego, cuando descubrí que las vidas extra las obtienes por medio de Deep Scan, me pareció una manera entretenida de hacer que juegues este clásico.

La versión japonesa tuvo dos secuelas, Dynamite Cop y Asian Dynamite, la primera alcanzó a llegar al mercado occidental para el Dreamcast, solo que se vendió sin la licencia de Die Hard, así que mundialmente fue conocida como Dynamite Cop y el protagonista se llama Bruno Dellinger. La versión original de Die Hard Arcade, Dynamite Deka, fue lanzada en la tienda virtual de Playstation Network en Japón, incluye gráficos mejorados. Lamentablemente esta versión digital no ha llegado a occidente.

Die Hard Arcade es un juego lleno de acción el cual mantiene ciertos detalles de la película pero se preocupa principalmente por ser un juego divertido, olvidando cualquier sutileza que se pudiera encontrar en las películas. En lo personal, el juego de la serie que jugué más fue Dynamite Cop en Dreamcast, lamentablemente la serie no fue suficientemente popular como para tener más secuelas o remasterizaciones, al menos en el continente americano.

¿Ustedes llegaron a jugar Die Hard Arcade? ¿Cuál es su juego favorito basado en esta franquicia cinematográfica? Comenten y recuerden este título con nosotros, hasta la próxima.

Virtua Fighter 2 – Retro Bits

Virtua Fighter fue el juego que nos introdujo a las peleas poligonales. Claro, los personajes se veían cuadrados y no muy reales pero abría un mundo de posibilidades con el entorno en 3D. Cuando veías el gabinete en un salón arcade te dabas cuenta que era algo especial. El juego fue diseñado por Yu Suzuki, quien también hizo otros clásicos como Shenmue, Out Run y After Burner.

La secuela mejora en el aspecto gráfico, los personajes no se ven tan lisos, sus texturas hacen que se vean un poco más humanos y detallados. Tiene aspectos interesantes como el hecho de que algunos personajes pueden perder aditamentos de su vestuario durante los combates. Hay dos personajes nuevos, Shion Di y Lion Rafale. El juego corre a 60 cuadros por segundo, a diferencia del primero que corre a 30.

La jugabilidad intentaba ser más realista que un Street Fighter por ejemplo, aquí no hay bolas de fuego o movimientos exagerados. Se usan tres comandos, golpear, patear y defensa. Combinándolos puedes ejecutar movimientos especiales y llaves. Lo que se ve un poco raro es cuando brincan los personajes, flotan mucho en el aire.

Durante las peleas puedes ganar por nocaut o porque tu rival salga de la arena. Esto provoca que evites las esquinas y no trates de huir de tu rival. También se presta para que estés al pendiente de tu entorno.

Virtua Fighter 2 fue un éxito para el Saturn de Sega, junto con Virtua Cop 2 y Daytona USA eran los juegos indispensables para la consola. También hicieron una versión para Genesis, la cual dejaba atrás los gráficos poligonales y recreaba con pixeles a los personajes, algo así como lo que hizo Rare con Killer Instinct. Recientemente algunos personajes de la serie como Akira, Jack y Sarah aparecieron en Dead or Alive 5.

Dead or Alive – Retro Bits

Es un juego de pelea que salió en 1996 para arcades japonesas y en 1998 llegó al continente americano para Sega Saturn y Playstation.

Desarrollado por Tecmo, aprovecharon que también poseen la franquicia de Ninja Gaiden e incluyeron al protagonista, Ryu Hayabusa, como personaje seleccionable dentro del juego.

Lo que siempre ha llamado la atención es la manera en que presentan a los personajes femeninos. Desde el primero juego de la serie todas tenían cuerpos dignos de una película hentai. Y le dedicaron mucha atención a la física del juego para que sus pechos rebotaran de manera “realista”. El movimiento era tan exagerado que distraía al usuario, daba la sensación que el juego estaba hecho por y para degenerados.

Además del coqueto, por decirle de alguna manera, estilo visual del juego, el gameplay era muy bueno. Se enfocaron en un combate fluido y con mucho énfasis en los contraataques. De hecho, aparte de las chicas, el sistema de contraataques es lo que popularizó a esta franquicia. Existe un botón que al presionarlo en la misma dirección que el rival te permite esquivar o devolverle el ataque.

En el elenco del primer juego se encontraban Ayane (en exclusiva para la versión de Playstation), Tina, Kasumi, Leifang, Bass, Bayman, Gen Fu, Jann Lee, Ryu Hayabusa, Zack y Raidou. Desde la primera edición ya existían uniformes alternos para todos los peleadores. A diferencia de ahora antes no tenías que pagar por usarlos ya venían todos incluidos en el juego.

Aquí no había un modo de historia, ese se introdujo hasta la secuela. Además de las chicas, sobresalía que los personajes eran muy estereotipados como Zack quien con su actitud irreverente y su estilo visual nos recordaba mucho al jugador de la NBA Dennis Rodman. Jann Lee por su parte era un clon de Bruce Lee, de los cuales ha existido una infinidad en  juegos de pelea, sí, te estoy volteando a ver a ti Fei Long de Street Fighter.

En el 2004 Tecmo lanzó Dead or Alive Ultimate para Xbox. Incluía versiones remasterizadas del primer y del segundo Dead or Alive. La versión de Sega Saturn fue utilizada como base para la remasterización del primer Dead or Alive en esta compilación.

En Dead or Alive Tecmo tiene una de sus franquicias más populares, la cual se ha prestado para cuatro secuelas y dos juegos de volleyball que sirvieron para que los fanáticos pudieran disfrutar a las chicas en bikini. Sí, extrañamente también a las chicas en los video juegos las explotan sexualmente y justo de eso vive Dead or Alive.