Tag Archives: Retro

Super Off Road (arcade) – Retro Bits

Super Off Road es el clásico juego que encontrabas en las maquinitas, era un gabinete con tres volantes, cada uno con dos pedales uno para frenar y otro para acelerar. Originalmente se llamaba Ivan ‘Iron Man’ Stewart’s Super Off Road y fue lanzado en 1989 por Leland Corporation, pero después perdieron la licencia y lo dejaron simplemente en Super Off Road. Como dato curioso, Rare desarrolló la versión para NES.

Es un juego sencillo, en realidad todo se basa en acelerar y dar vuelta a la izquierda o a la derecha. La vista es casi cenital, está un poco inclinada. Se nota que los modelos de los vehículos todo terreno están pre renderizados.

El mayor atractivo era el multijugador, como la cámara permitía ver toda la pista, tres personas podían jugar simultáneamente. La competencia es reñida porque cualquier roce con otro vehículo u obstáculo te puede sacar de control.

Hay obstáculos propios de una carrera campo traviesa, como arena, hoyos, dunas, charcos. Todo para aprovechar al máximo tu vehículo. La física del juego es muy buena, realmente cada obstáculo se siente diferente y hace que tu camioneta reaccione dependiendo a las condiciones del terreno, agarrar mal una duna o una rampa puede ocasionar que no des bien una vuelta o que caigas en el agua.

En la pista puedes recolectar nitro y dinero. El dinero te sirve para comprar mejoras al finalizar la carrera. Puedes mejorar los amortiguadores, la velocidad, la cantidad de nitro disponible, etc. Hay una pista con nombre en español que suena raro, se llama Huevos Grande, no sé, el nombre simplemente suena chistoso.

Super Off Road tal vez es el juego que no reconoces por nombre pero en cuanto lo ves, sabes exactamente cuál es. Era casi imposible encontrarte un local arcade sin él o alguna de sus secuelas.

-Alex Luna

 

Advertisements

Virtua Fighter 2 – Retro Bits

Virtua Fighter fue el juego que nos introdujo a las peleas poligonales. Claro, los personajes se veían cuadrados y no muy reales pero abría un mundo de posibilidades con el entorno en 3D. Cuando veías el gabinete en un salón arcade te dabas cuenta que era algo especial. El juego fue diseñado por Yu Suzuki, quien también hizo otros clásicos como Shenmue, Out Run y After Burner.

La secuela mejora en el aspecto gráfico, los personajes no se ven tan lisos, sus texturas hacen que se vean un poco más humanos y detallados. Tiene aspectos interesantes como el hecho de que algunos personajes pueden perder aditamentos de su vestuario durante los combates. Hay dos personajes nuevos, Shion Di y Lion Rafale. El juego corre a 60 cuadros por segundo, a diferencia del primero que corre a 30.

La jugabilidad intentaba ser más realista que un Street Fighter por ejemplo, aquí no hay bolas de fuego o movimientos exagerados. Se usan tres comandos, golpear, patear y defensa. Combinándolos puedes ejecutar movimientos especiales y llaves. Lo que se ve un poco raro es cuando brincan los personajes, flotan mucho en el aire.

Durante las peleas puedes ganar por nocaut o porque tu rival salga de la arena. Esto provoca que evites las esquinas y no trates de huir de tu rival. También se presta para que estés al pendiente de tu entorno.

Virtua Fighter 2 fue un éxito para el Saturn de Sega, junto con Virtua Cop 2 y Daytona USA eran los juegos indispensables para la consola. También hicieron una versión para Genesis, la cual dejaba atrás los gráficos poligonales y recreaba con pixeles a los personajes, algo así como lo que hizo Rare con Killer Instinct. Recientemente algunos personajes de la serie como Akira, Jack y Sarah aparecieron en Dead or Alive 5.

Air Combat (PS1) – Retro Bits

Fue lanzado por Namco en arcades en 1992 y para el primer Playstation en 1995. La serie después cambio su nombre a Ace Combat. Es de esos juegos, junto con Tekken y Ridge Racer, que Namco lanzó para acompañar el lanzamiento del Playstation y demostrar que podía hacer buenas versiones de sus juegos para maquinitas.

La jugabilidad intenta balancear cierto realismo con la diversión de un juego arcade. Los aviones se sienten un tanto pesados y el control es invertido pero pueden cargar sesenta y cinco misiles, lo cual sería imposible en la vida real. Es algo que agregan para facilitar tu trabajo y que sea más divertido cazar a tus enemigos.

El combate es divertido, hay marcadores que te indican la distancia de tus enemigos y cuando están cerca te permite disparar misiles. Estos son muy efectivos ya que son guiados automáticamente hacia tus rivales, claro, los pueden esquivar, pero cuentas con suficientes como para tener éxito en tus misiones. La metralleta es un poco más compleja porque su control es manual, las balas no se dirigen en automático a las aeronaves rivales.

Me sorprendió que para ser un juego pensado para arcades tienes mucho espacio en los niveles para explorar. Al presionar el botón cuadro abres un mapa que te indica dónde están tus enemigos. En la versión de Playstation puedes elegir entre dieciséis aviones los cuales vas desbloqueando conforme avanzas. Más adelante en el juego también puedes obtener el apoyo de pilotos amigos y les puedes asignar tareas.

Hay dos cámaras a elegir, una dentro del avión y otra en tercera persona. Es un poco más fácil usar la cámara en primera persona porque tiene más indicadores y la mira es más fácil de usar.

Air Combat lleva a los videojuegos el combate aéreo que habíamos visto en películas como Top Gun. La física que utilizaron para el control de los aviones le da suficiente realismo pero no lo hace un simulador, cualquiera puede agarrar el juego y derribar enemigos de inmediato, lo cual es algo necesario para un juego arcade.

La serie sigue estando vigente, en el 2014 Ace Combat Infinity, una secuela ‘free to play’ donde tienes créditos limitados o puedes pagar para seguir jugando, apareció para el Playstation 3. También han aparecido recientemente títulos de la serie para el Nintendo 3DS y para Xbox 360.

San Francisco Rush The Rock (Arcade) – Retro Bits

San Francisco Rush es un juego de carreras desarrollado por Atari y distribuido por Midway en 1996 para maquinitas. La versión The Rock salió en 1997, incluía una pista en Alcatraz y cuatro vehículos nuevos. El control del juego me recuerda un poco a Cruisn’ USA, aunque aquí los circuitos te dan mayor libertad y no se siente nada lineal.

El juego se distingue por tener muchos caminos secretos en sus pistas, puedes salirte de la carretera y entrar al metro por ejemplo o recorrer azoteas. También se distingue por sus gráficos poligonales y por el daño físico que les puedes ocasionar a los vehículos.

En su momento, el juego se veía muy bien, en los automóviles se refleja el cielo, San Francisco está muy bien recreado y aprovecha la estructura de la ciudad. Sobre todo con estas calles inclinadas que sirven como rampas. La ciudad le da toda la personalidad al juego.

Otro detalle que me parece fundamental es que podías elegir la música durante la carrera. Tienes la opción de elegir diferentes pistas sonoras, no son la gran cosa pero te ayuda a personalizar la experiencia.

Cada vehículo que podías elegir representaba una dificultad diferente. Se supone que entre más difícil el control se parecía más al de una simulación. Aunque, para ser sinceros, la física del juego es muy exagerada y no se asemeja en nada a manejar un vehículo real.

De hecho, existe un botón de “abortar” para regresar a la pista en caso de que tu vehículo se salga mucho de la ruta o por si tomaste mal un atajo. También sirve cuando una colisión es inminente y quieres ahorrar un poco de tiempo.

San Francisco Rush sobresale porque se presta para explorar. Lo clásico era que para que gastaras más monedas en un juego, la dificultad subía de manera descabellada, aquí te dan varios mapas por explorar. Cada pista tiene muchos atajos y zonas secretas. Es interesante porque aunque encuentres un atajo tienes que saber cómo tomarlo, si no estás familiarizado lo más probable es que lo tomes mal, te estrelles y pierdas tiempo.

-Alex Luna

Crash Bandicoot (PS1) – Retro Bits

Crash Bandicoot es un juego de plataformas para el primer Playstation y su protagonista se convirtió en la mascota no oficial de la consola. El juego fue desarrollado por Naughty Dog, quienes ahora son más famosos por la serie exclusiva de Playstation, Uncharted.

El juego te deja controlar a Crash, un marsupial australiano, quien tiene que recorrer tres islas sorteando obstáculos y enemigos para rescatar a su novia. Los enemigos suelen ser animales, así que es de esos clásicos juegos en donde te ponen a destruir toda la vida salvaje de un lugar. Y al final te enfrentas al villano, el Dr. Neo Cortex, un científico loco que quiere experimentar con Tawna, la chica de Crash.

En cuestión de gameplay hay mucha variedad, no todos los niveles se juegan igual. Unos tienes que recorrerlos caminando hacia abajo de la pantalla, otros hacia arriba y otros de izquierda a derecha como un sidescroller. También hay niveles que te dan la opción de diferentes rutas. El ambiente del juego, las islas, reliquias y lugares ocultos me recordaron un poco a Indiana Jones, al menos en lo que a la estética de los niveles se refiere. Crash puede girar y así derrotar a sus enemigos, también los puede vencer pisándolos.

El juego tiene otros elementos que le dan variedad, como niveles donde tienes que escapar de una roca gigante o donde conduces a un jabalí, esquivando obstáculos. También hay niveles de bonificación, accedes a ellos juntando monedas con la cara de la chica de Crash,

La dificultad presenta un buen reto en este primer juego de la franquicia, por ejemplo, en los niveles donde escapas de la roca gigante, avanzas hacia abajo de la pantalla, lo que significa que no puedes ver de lejos los obstáculos que tienes que esquivar. Tienes que aprenderte la ruta del nivel y reaccionar rápido.

Crash tiene la ventaja que es un personaje carismático, es de esos que tienen toda la actitud de la década de los noventa, y el juego está bien diseñado, no llega a ser tan bueno como un juego de Mario Bros. Pero se nota que hay talento detrás del juego. La dificultad llega a elevarse mucho, pero es de esos juegos en los quieres seguir intentándolo hasta vencerlo. De hecho me pareció curioso que el jefe final no es tan difícil, de hecho es bastante fácil de vencer.

La popularidad de Crash Bandicoot lo llevo a tener dos secuelas en el Playstation e hicieron un juego de carreras llamado Crash Team Racing y uno tipo Mario Party, llamado Crash Bash. Después el personaje dejó de ser exclusivo de Playstation, sus juegos salieron para Game Cube, Xbox, Wii, etc. Naughty Dog dejó de desarrollar los títulos y ya no es lo mismo, se ha convertido en un personaje gris, un tanto genérico, pero sigue presente. Puedes encontrar dos juegos de carreras llamados Crash Bandicoot Nitro Kart para iOS.

Paperboy (Arcade) – Retro Bits

Es un juego hecho por Atari games y lanzado en 1984. Aquí te toca ser un repartidor de periódicos y tu objetivo es entregarlos a todos tus suscriptores. Puede parecer un concepto muy ordinario y un tanto extraño para un videojuego, pero funciona. El gabinete original de arcade simulaba un manubrio de bicicleta, le daba cierto encanto al juego.

Hay tres calles, cada una tiene una dificultad diferente, fácil, normal y difícil. El juego representa un buen reto, lo primero que tienes que dominar es la entrega del periódico, lo avientas y tiene que entrar en cada buzón, cuando no haces una entrega correcta haces que la gente cancele su suscripción. También pierdes clientes si rompes algún vidrio o dañas su casa. Si entregas todos tus periódicos, consigues más suscriptores.

Los obstáculos hacen que el juego sea muy divertido. Autos, vecinos con podadoras, arbustos, trabajadores, perros, todo está hecho para bloquear tu camino. También puedes convertirte en un héroe, evitando que ladrones roben casas al aventarles un periódico.

Al final de cada pista hay una zona de bonificación llena de rampas y tiros al blanco para mejorar tu puntería.

Paperboy me recuerda un poco  a Root Beer Tapper, donde jugabas como un cantinero, porque ambos transforman un trabajo común y corriente en mecánicas de juego muy divertidas. Es un referente de los juegos arcade y no está de más que lo cheques, actualmente hay versiones portátiles para smart phones, es genial para ir rompiendo récords como en los viejos tiempos.

Mortal Kombat (arcade) – Retro Bits

Fue creado por Ed Boon y John Tobias para la compañía Midway en 1992. Su lanzamiento causó revuelo por la violencia mostrada.

La idea original era hacer un juego de peleas estelarizado por Jean Claude Van Damm, cuando esto no rindió frutos utilizaron personajes originales basados en películas de artes marciales. Raiden está inspirado en unos personajes que aparecen en la cinta de John Carpenter Big Trouble in Little China, Kano tiene un ojo cibernético muy parecido al de Terminator, Liu Kang se parece mucho a Bruce Lee, y así nos podríamos seguir todo el día nombrando las referencias.

En cuanto al manejo de los personajes podemos decir que todos se controlan igual, lo único que los hace diferentes son sus poderes especiales, Sub Zero lanza hielo para congelar a sus rivales, Liu Kang da patadas voladoras, Raiden avienta electricidad, etc. También los fatalities son un gran diferenciador, muestran mucho de la personalidad de cada uno.

Los fatalities fueron la gran novedad del juego, la mayor parte de las quejas que hacían los políticos en contra del juego eran por toda la sangre que hay durante las peleas y por los fatalities, los cuales te permiten, una vez derrotado tu rival, decapitarlo, quemarlo, sacarle su corazón, etc.

La versión de Super Nintendo fue conocida porque no tenía sangre, cambiaron el color para que pareciera sudor y que el juego no se sintiera tan violento. La adaptación para Sega Genesis sí incluía sangre.

Para avanzar en el juego, derrotas rivales y así vas escalando una torre. En algunos momentos puedes encontrarte con minijuegos llamados ‘Test your might’, en los cuales tienes que presionar los botones rápidamente para poder romper unas tablas o bloques de concreto. También, debido a la poca variedad de personajes que tiene el juego, hay peleas “espejo” donde te enfrentas al personaje que elegiste y también hay momentos donde peleas contra dos personajes que se relevan.

El juego tenía mucha rejugabilidad gracias a todos los secretos que incluyeron los desarrolladores. Desde aprenderte todos los fatalities hasta descubrir cómo pelear contra Reptile. Esto permitía que los jugadores en las salas arcade socializaran para compartir los fatalities que se sabían y trucos que leían en revistas o aprendían de otros amigos.

Actualmente el juego, en su apartado visual, no es muy agradable, pero la tecnología que usaron en su momento fue revolucionaria. Lo que hacían era digitalizar actores y básicamente cada movimiento de un personaje es una foto de un actor, utilizaban varias imágenes para darle fluidez al movimiento. El juego de pelea Pit FIghter ya había utilizado esta tecnología pero no fue tan popular.

El director Paul W.S. Anderson, quien después haría las películas de Resident Evill, fue el encargado de dirigir la primera película de Mortal Kombat. Sorprendentemente es un película bastante decente, le ayuda mucho que respetó a los personajes y la historia del juego. No es un clásico pero es muy divertida.

Mortal Kombat, el videojuego, sí es un clásico, tal vez su jugabilidad no aguanta tanto el paso del tiempo pero tiene un encanto muy particular. La gente se encariñó con los personajes y con su actitud desenfadada e irreverente. Gracias a él se empezó a perder esa etiqueta de que los videojuegos son sólo para niños y se crearon las clasificaciones para orientar a los padres de familia, esas que empezaron como Kids and Adults, Teen y Mature.

International Superstar Soccer 98 (N64) – Retro Bits

International Superstar Soccer 98 es muy parecido a la versión anterior para Nintendo 64 pero con un tema mundialista. En Japón sí contaban con la licencia de Francia 98. En el resto del mundo simplemente quitaron esas referencias y pusieron nombres de jugadores falsos pero muy parecidos a los reales, así que era fácil identificarlos.

En el continente americano sale Carlos ‘El Pibe’ Valderrama en la portada. Es el único jugador ‘real’ que sale en el juego.

A pesar de ser un juego con tema mundialista, en el continente americano fue lanzado hasta septiembre de 1998, meses después de la competencia. Perdieron toda la emoción de un mundial y el juego World Cup France 98 de EA Sports fue mucho más popular.

En esta entrega agregaron más animaciones, mejoraron la inteligencia artificial, hay más estadios, más niveles de dificultad, salen todos los equipos que fueron al mundial ese año y también aparecen muchos que participaron en las eliminatorias.

El mayor cambio en la jugabilidad es el ritmo del juego, lo hicieron un poco más lento. Esto permite que se controle mejor el partido en media cancha. Claro seguían existiendo algunos aspectos exagerados como cuando jugadores hacían una chilena en medio campo para regresar el balón.

La repetición instantánea de los goles ahora pasaba en dos ángulos diferentes de manera automática. Agregaron celebraciones nuevas para los jugadores. Aquí ya podías ajustar la altura de los tiros libres y saques de meta. Hay más opciones climatológicas, puedes elegir si quieres jugar en un día lluvioso o nevado.

Los penalties siguen estando un tanto feos, no me gusta mucho ese mini juego de ir siguiendo un cuadro.

El modo de escenario es como los anteriores, retos basados en partidos reales, esta vez hay varios enfocados a las eliminatorias para el mundial.

International Superstar Soccer 98 es muy diferente a la edición hecha para el Playstation, fueron desarrollados por equipos diferentes y ambos son juegos excelentes. Lo malo es que los jugadores se podían confundir y pensar que eran el mismo juego ya que las portadas eran idénticas.

En lo personal creo que este juego era muy superior al FIFA del mundial sobre todo cuando hablamos de jugabilidad. El juego del mundial Francia 98 tenía los uniformes, las licencias, la canción esa de Chumbawamba pero le faltaba un gameplay tan bueno como el de International Superstar Soccer 98.

Por otro lado, la versión para Playstation, International Superstar Soccer Pro 98, demostró que también era bueno alejarse de la jugabilidad tipo arcade como la que ofrecía la versión de Nintendo 64 y enfocarse en una simulación para ofrecer partidos más emocionantes.

La competencia interna que había en Konami al tener dos equipos diferentes haciendo dos juegos de fútbol fue benéfica, ya que eran dos grandes juegos con estilos muy diferentes y esto les servía para mejorar año tras año.

Battletoads in Battlemaniacs (SNES) – Retro Bits

Es la secuela del primer juego de Battletoads que hizo Rare para el NES. Los personajes son sapos queriendo aprovechar el éxito que estaban teniendo las Tortugas Ninja en ese momento. Aquí los protagonistas se llamaban, Pimple, Zitz y Rash, nombres que en inglés son algo así como barro, espinilla y salpullido, finísimas referencias al acné facial.

En este juego Zitz es secuestrado junto a la hija de un empresario por Dark Queen y sus amigos, Pimple y Rash acuden a su rescate. El jugador con el control uno manejaba a Pimple y el jugador dos se encargaba de Rash.

Sobresale porque las animaciones son impresionantes, intentan darle un look de caricatura al juego y lo logran. Los golpes son variados, dependiendo del contexto en que los conectes puedes patear con una bota gigante, dar un golpe como si fueras un cimarrón, pegar a dos rivales a la vez, etc.

Lo malo es que es un juego muy repetitivo, presionar el botón de golpe hasta vencer a tus rivales una y otra vez. Sí, agregan niveles donde estas en una especie de patineta espacial y tienes que esquivar obstáculos y rivales, pero básicamente sigue siendo lo mismo, la única diferencia es que el nivel avanza por sí mismo para hacer las cosas más difíciles.

Hablando de dificultad, desde la escena de las motos en el primer Battletoads uno sabe a lo que le tira cuando juega algo de esta franquicia. La dificultad no te perdona, todo está hecho para acabar contigo a menos que te memorices los niveles o que tengas unos reflejos dignos de un super héroe. De la nada se forman hoyos en el suelo, hay muchas orillas donde te puedes caer y así se las va gastando el juego para deshacerse de ti.

En el mismo año, 1993, Battletoads también protagonizaron un cross over con los personajes de Double Dragon el cual salió para NES, Super Nintendo, Sega Genesis y Game Boy.

Recientemente Rash fue agregado al catálogo de personajes de Killer Instinct para Xbox One.

International Superstar Soccer Deluxe (SNES) – Retro Bits

Konami desarrolló esta secuela y desde que iniciaba el juego dejaban claro una cosa, que amaban el fútbol, al menos esa era la promesa que hacían. Y créanme que la cumplieron.

International Superstar Soccer Deluxe era una versión mucho más completa, tenía más y mejores animaciones, corrigieron errores de la inteligencia artificial, agregaron más equipos, estadios con diferentes tamaños de cancha,  cinco niveles de dificultad, más retos basados en partidos reales, etc.

Algo curioso de este juego es que fue muy popular en la piratería. Se hicieron versiones ilegales con equipos y jugadores reales, de hecho los puedes encontrar todavía en emulación. Títulos como Fútbol Argentino 96, World Cup France 98, Fútbol Colombiano 96, eran versiones modificadas del International Superstar Soccer Deluxe.

Al mencionar este juego, cualquier gamer futbolero que haya tenido un Super Nintendo lo recordará con cariño, era un juego con gran atención al detalle, en su época era la mejor recreación del deporte y salió antes de que los juegos de fútbol tuvieran que ser lanzados cada año de manera obligatoria.

En ese momento, comprabas el International Superstar Soccer Deluxe para tu consola y no necesitabas otro juego de fútbol, era el título definitivo.

También existieron versiones para Genesis y el primer Playstation.

La serie de International Superstar Soccer continuó en el Nintendo 64, los que salían para Playstation fueron desarrollados por otro equipo, finalmente la serie terminó en el Playstation 2 con tres títulos que no salieron en el continente americano, no fueron tan populares y eventualmente le cedieron su lugar a Winning Eleven como la única franquicia de fútbol de Konami.