Tag Archives: NBA Jam

NBA Playgrounds (Switch) – Reseña

Es un juego que intenta recapturar la magia de NBA Jam. El concepto es sencillo partidos de dos contra dos y sin reglas. Es válido golpear a tu rival y eres recompensado al hacer clavadas espectaculares.

Al iniciar el juego recibes sobres con tarjetas, como las que coleccionabas en antaño, cada tarjeta representa a los jugadores que tienes disponibles, el chiste está en jugar mucho para obtener más sobres y completar tu colección de jugadores. Se convierte adictivo esto de abrir sobres pero esto significa que le tienes que invertir un tiempo considerable para tener a todos los equipos disponibles.

Lo que me encantó de la selección de personajes es que incluye una mezcla de jugadores actuales como LeBron James y de leyendas del baloncesto como Scottie Pippen. Una buena noticia es que con futuras actualizaciones se irán agregando más jugadores para desbloquear como Dennis Rodman y Larry Bird.

El apartado gráfico es agradable, el diseño de los jugadores da la sensación de ser caricaturizado, con rasgos faciales exagerados y mucho carisma. Las canchas están ubicadas en espacios públicos alrededor del mundo desde Las Vegas hasta Tokio. Le falta vida a los espectadores, suelen ser pocos y están muy dispersos, no aportan mucho al ambiente. Un detalle notorio en el Switch es que al jugar en modo portátil la resolución baja considerablemente, los gráficos se ven borrosos, lo extraño es que cuando colocas la consola en su base y juegas en el televisor todo se ve nítido. No arruina el juego pero es algo que se nota, espero que lo arreglen con un parche.

Otro detallito que me gustaría que lo arreglaran con una actualización son los tiempos de carga, pueden pasar de treinta a cuarenta segundos en lo que carga un partido, esto llega a ser tedioso sobre todo cuando pierdes y de inmediato quieres la revancha.

Hay tres modos de juego: partido de exhibición, torneo y partido en línea. A más de dos semanas de su estreno, en la versión de Switch todavía no han activado la modalidad en línea.

El partido de exhibición te permite jugar con límite de tiempo o por ser el primero en anotar cierta cantidad de puntos. En el modo de torneo juegas cuatro partidos para completarlo y al final recibes un sobre de tarjetas dorado. Son seis torneos en total, cada partido cuenta con un reto diferente, como anotar 10 canastas seguidas de dos puntos o realizar 15 robos de balón. Si logras vencer todos los retos de un torneo recibes un balón especial. Los torneos no tienen mucha rejugabilidad porque son partidos fijos y no ternas compitiendo, en realidad solo ganas un partido y se desbloquea el siguiente, no hay manera de personalizar un torneo. Otro punto en contra consiste en que la dificultad del partido final se eleva bastante y la computadora hace trampa, te das cuenta de esto porque Saquille O’Neal anota puras canastas de tres puntos. De hecho, los últimos partidos te entrenan para solo anotar canastas de tres puntos, esto se vuelve un poco aburrido.

La jugabilidad es adecuada, puedes hacer clavadas espectaculares, ‘alley oops’, empujar a tus rivales, etc. Es necesario que te acostumbres un poco al estilo del juego porque aquí hasta una clavada la puedes fallar si dejas presionado el botón mucho tiempo. Agregaron un sistema de ventajas aleatorias, llenas una barra de “poder” realizando bloqueos y clavadas, para recibir una a cambio. Estas ventajas pueden ser: tiros infalibles, multiplicadores de puntos, etc. Le dan variedad al juego pero a veces le pueden dar mucha ventaja a tu rival.

Los disparos son muy sensibles y es fácil errarlos, a veces parece más fácil anotar una canasta de tres puntos que una de dos. Esto depende de las estadísticas de cada jugador, hay unos que son mejores para anotar de tres puntos y esto significa que necesitas presionar el botón de disparo con una cadencia diferente a cuando tienes un jugador que no es tan bueno. Por eso es importante encontrar a tus jugadores favoritos y acostumbrarte a ellos. Puedes subir el nivel de experiencia de cada jugador, empieza en bronce y puedes dejarlo en nivel dorado, cuando un jugador llega a nivel dorado mejora la variedad de movimientos a su disposición.

Esto de que cada jugador sea diferente no es malo, al contrario, se presta para experimentes con todos, la única desventaja que encuentro es que esto complica las cosas para los jugadores casuales, si tienes una reunión con quien no lo haya jugado, no será tan fácil que aprenda y sea competitivo, algo que sí pasaba con NBA Jam, el cual era muy fácil de aprender a jugar.

La inteligencia artificial no es tan buena, si te dedicas a anotar canastas de tres puntos no se resiste. A veces puede tener camino abierto para anotar y prefieren pasar el balón al compañero perdiendo una oportunidad clara. Lo divertido es jugar contra un oponente real, también falta ver qué tal funcional el modo en línea cuando lo agreguen a la versión de Switch.

Un detalle que me agradó bastante es que hay un apartado especial para ver las estadísticas de los jugadores e incluyen datos interesantes de cada uno para que te familiarices con ellos. Así puedes ir conociendo a cada jugador que vas desbloqueando, ya sea una leyenda o un novato prometedor de la NBA.

NBA Playgrounds es un juego entretenido, en lo personal he disfrutado bastante el aspecto de coleccionar jugadores, esto se vuelve adictivo y es la razón principal por la que me clavé muchas horas jugándolo. El hecho de que irán agregando más jugadores en próximas actualizaciones me emociona y garantiza que lo jugaré un rato más. La jugabilidad no es tan buena como la de un NBA Jam o un NBA Street pero está bien para jugar con otros tres amigos.

¿Se les antoja este juego? O ¿prefieren un juego de baloncesto que sea más una simulación? Comenten y compartan sus opiniones con nosotros. Hasta la próxima.

*Este es un título descargable que salió para PC, Xbox One, Playstation 4 y Switch. Esta reseña la hicimos con la versión de Switch.

 

 

 

 

NBA Hangtime (Nintendo 64) – Retro Bits

Es la secuela espiritual de NBA Jam. A finales de los noventa Acclaim se quedó con el nombre de la serie y Midway terminó produciendo las secuelas “no oficiales” como NBA Hangtime y NBA Showtime, las cuales mantenían la esencia de la franquicia. Acclaim por su parte lanzó secuelas oficiales como NBA Jam Extreme y NBA Jam 99, enfocándose a las consolas caseras.

Lo malo del trabajo de Acclaim consistió en que alejaron la serie de sus raíces, por ejemplo, con NBA Jam 99 la gran novedad era el modo simulación donde jugabas un partido de basquetbol normal, con reglas y de cinco contra cinco, perdió todo el encanto que hizo famoso a la serie. Sí se incluía la modalidad “JAM” pero estaba muy diluida, se nota que todo el esfuerzo se concentró en el apartado de simulación.

Pero regresemos con el juego que realmente nos importa, NBA Hangtime de Midway, apareció en 1996 para recreativas y en 1997 salió la versión casera de Nintendo 64. De hecho, fue el primer juego de baloncesto que apareció para el Nintendo 64. También salieron ediciones para Playstation y PC. Este título todavía alcanzó a salir para Sega Genesis y para Super Nintendo, pero estas eran versiones con limitaciones gráficas y no estaban a la par del original para recreativas.

La jugabilidad se mantiene muy parecida a la de NBA Jam, solo cuenta con algunas mejoras. Ya puedes coordinarte con tu compañero para hacer ‘alley-oops’ o para realizar asistencias durante las clavadas. También puedes esquivar a tus contrincantes. La inteligencia artificial de tus rivales, al igual que en NBA Jam es de “liga”, cuando te adelantas mucho en el marcador aumenta la dificultad hasta que te emparejan.

Para los que jugamos mucho NBA Jam en Super Nintendo el apartado gráfico es destacable. Ya puedes reconocer el rostro de cada jugador y las arenas se sienten mucho más animadas. Los ‘jerseys’ no son idénticos a los originales, todos son iguales, lo único que cambian son los colores.

Otra novedad que podemos encontrar en NBA Hangtime es el modo para crear a tu jugador. En realidad es poco lo que puedes personalizar, básicamente elijes una de las cabezas disponibles, muchas son de jugadores o del equipo de programación, mi rostro favorito es el de un ‘alien’ verde. Aparte de la cabeza, puedes ajustar la altura e ir mejorando tus atributos adquiriendo puntos de habilidad, estos puntos los consigues hilando una buena racha de victorias.

A finales de los noventa, Dennis Rodman era un jugador muy popular por lo llamativa que resultaba su personalidad, era normal que lo diferenciabas entre juegos de basquetbol porque siempre salía con el pelo pintada de un color distinto. En NBA Hangtime puedes cambiar el color de su cabello a tu gusto, no afecta en nada a la jugabilidad pero es un buen detalle para los que estábamos atentos a los cambios y a los locuras de Rodman.

Otro detalle curioso es que incluyeron códigos como los de Mortal Kombat 3, donde hacías una combinación de tres números antes de cada partida para intentar descubrir secretos. Al final de cada partido el juego hace una trivia para probar tus conocimientos de la NBA.

NBA Hangtime hizo poco para ser innovador utilizando el concepto de NBA Jam, basquetbol sin reglas, pero para los que siempre habíamos querido una versión a la altura de la de recreativas fue un sueño hecho realidad, a pesar de que el estilo de juego ya no era tan popular. La serie continuó con NBA Showtime, el cual ya utilizaba gráficos poligonales.

¿Ustedes llegaron a jugar NBA Hangtime o ya se habían cansado de estos juegos deportivos sin reglas? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

 

 

Arch Rivals (Arcade/Xbox) – Retro Bits

Desarrollado en 1989 es el juego que inspiró a la serie NBA Jam. Es un título de baloncesto pero se distingue por no tener reglas y estar lleno de acción. Lo cual se convirtió en un nuevo género, juegos de deportes sin reglas.

Al no tener la licencia de la NBA los equipos son genéricos aunque sí llevan los colores tradicionales. Por ejemplo el equipo de Chicago tiene un uniforme blanco con rojo.  Hay una buena variedad de jugadores para elegir, son ocho en total, son los mismos sin importar el equipo que elijas,  todos tienen diferentes habilidades, unos son mejores para robar el balón, otros para hacer tiros a larga distancia y otros son más balanceados.

Hay seis equipos los cuales puedes elegir de manera aleatoria, Nueva York, Denver, Chicago, Los Angeles, Natural High y Brawl State. Todos son lo mismo, solo cambian los colores de los ‘jerseys’.

El planteamiento consiste en equipos de dos jugadores. Hay un botón especial para lanzar golpes, el cual se convierte en tu mecanismo de defensa principal. Las clavadas son discretas y hay poca variedad. No son tan vistosas como en NBA Jam. Aunque existe la posibilidad de romper el tablero.

El ambiente que se vive dentro de la cancha es muy bueno. Hay personajes carismáticos desde porristas, entrenadores y gente dormida. Esto le da mucho encanto al juego, también puedes encontrar vasos tirados en la duela y resbalarte con ellos. El árbitro es el clásico gordito que no marca las faltas.

Arch Rivals fue pionero del género deportivo arcade, ese donde no hay reglas. Jugándolo recientemente le hace falta un poco de variedad, tiene pocos equipos y solo ofrece partidos amistosos. Vale la pena probarlo por su jugabilidad, la cual es bastante intuitiva y por el ambiente que hay en el estadio, desde perros que fungen como mascotas de los equipos hasta gente aburrida por el partido.

Aparecieron versiones caseras para Nintendo y para Genesis. Las cuales no fueron tan bien recibidas porque tenían ‘glitches’ que hacían injustos los partidos.

Looney Tunes B-Ball (SNES) – Retro Bits

Mucho antes de Space Jam los Looney Tunes ya habían incursionado en el mundo del baloncesto gracias a Looney Tunes B-Ball desarrollado por Sunsoft. Es un juego estilo NBA Jam, donde hay pocas reglas y se juegan partidos de dos contra dos.

La historia es bastante sencilla, después de grabar un episodio Bugs Bunny y Daffy Duck deciden jugar basquetbol, armando retas con el resto de los personajes animados de Warner.

Puedes elegir entre: Bugs, Daffy, Elmer, Coyote, Tazz, Sam Bigotes, Sylvestre y Marvin el marciano.

Lo único que está prohibido, como en NBA Jam, es el ‘goaltending’, cuando bloqueas un disparo justo antes que entre. Aquí cuando haces eso el balón se convierte en un perro. Lo otra que está prohibido es retener el balón por mucho tiempo.

Hay un botón de ‘turbo’ el cual hace que tus jugadores sean más rápidos y efectivos. Hay un indicador en la parte baja de la pantalla donde puedes ver los rostros de tus personajes, ahí muestra cuánta energía tienes disponible. Cuando se les acaba ponen cara de cansados.

El gran diferenciador al compararlo con NBA Jam son los ‘power ups’, poderes especiales que le dan a tu equipo una ventaja. Accedes a ellos recogiendo diamantes en la cancha. Cada personaje tiene dos poderes únicos, uno para disparos a larga distancia y otro para defender. Por ejemplo, el disparo a larga distancia del Coyote consiste en amarrar el balón a un cohete. El demonio de Tasmania se traga el balón y lo escupe de lejos. Marvin, el marciano, amarra un imán al balón para que vaya directo a la canasta y así cada uno tiene su estilo propio. Lo mismo pasa con la defensa especial, Bugs Bunny se disfraza de mujer para distraer a sus rivales y quitarles el balón, Coyote dinamita a sus rivales, etc.

Los ‘power ups’ genéricos consisten en aventar pastelazos, apagar las luces, transportarte a un lugar cercano al balón, etc.

Los poderes especiales hacen que el juego tenga un gran sentido del humor y capturan a la perfección la esencia de cada personaje.

No hay mucha variedad de modos de juego, hay partidos de exhibición y un modo de torneo. El juego es compatible con el ‘multi-tap’ del Super Nintendo el cual te permite que cuatro jugadores participen al mismo tiempo.

Looney Tunes B-Ball es un juego de baloncesto adictivo, toma el formato de NBA Jam y le agrega todo el sentido del humor de estos personajes. El Coyote utiliza explosivos marca Acme, que pueden o no funcionar, Silvestre te avienta un yunque de una tonelada, etc. Hacen un gran uso de esta licencia. Es perfecto para echar las retas con amigos.

Top 5: Juegos de deportes ‘arcade’

Los juegos de deportes arcade simplificaban las reglas con el objetivo de que el usuario aprendiera a jugar en unos cuantos minutos. Sacrificaban el realismo por ofrecer una experiencia rápida y emocionante. Normalmente las reglas consideradas innecesarias en este tipo de juegos eran las faltas, los fueras de lugar, etc. Reducían cada deporte a su concepto más básico: el fútbol a disparar y meter goles, el basquetbol a correr y encestar, todo lo demás salía sobrando.

  1. Football Champ (Hat Trick Hero)

footballchampcap

Es un juego de fútbol hecho por Taito, elegías a tu selección nacional, a tu jugador preferido (todos inventados) y saltabas a la cancha. El juego se prestaba para una feria de goles. Tenía un botón para soltar puñetazos como si se tratara de fútbol llanero. Para mí lo más memorable era el árbitro, era despistado y obeso. Si lo tocabas podías tirarlo y dejaba de marcar las faltas, no tan inútil como un árbitro de verdad pero bastante cerca.

  1. NFL Blitz

Foto 24-04-15 13 39 12

Aprovechó el concepto de NBA Jam y lo llevó al terreno del futbol americano. Antes de él había aparecido Super High Impact, pero de nuevo, la licencia de la NFL fue la que le dio la popularidad al título. Es perfecto para los villamelones que ven el Super Bowl pero no conocen nada de estrategia. Las tacleadas eran imponentes, podías tumbarle el casco al rival de un golpe, descontar al contrario después de terminada la jugada, etc. Era más salvaje que la escuela secundaria. También podías desbloquear personajes de Mortal Kombat dentro del juego.

  1. Wayne Gretzky 3D Hockey

wg3dcap

Otro juego desarrollado por Midway siguiendo la esencia de NBA Jam. Esta vez usando el hockey como base. Lo mejor eran los disparos potentes que incendiaban las porterías y a veces empujaban al portero dentro de la meta.

Sacaron una secuela para el año 98 y después se vieron muy flojos porque sacaron el mismo juego pero con motivo de las olimpiadas de invierno, solo reemplazaron los equipos de la NHL con selecciones nacionales sin cambiar la jugabilidad. Y esa fue la última vez que supimos de esta serie que había iniciado muy bien.

  1. Neo Geo Cup 98

Neo geo cup 98 2

SNK hizo esta joya sobre fútbol. Los sprites de los jugadores eran enormes y las animaciones muy variadas. Eran muy vistosas las secuencias animadas que mostraban las reacciones de los jugadores ante goles, faltas y lesiones. Esto le daba un poco de dramatismo al juego y mucha comedia involuntaria. Otro aspecto que era muy emocionante en su momento es que al tirar cerca de la portería podías activar un disparo especial donde cambiaba la vista y podías elegir exactamente la dirección del balón.

 Neo geo cup 98

  1. NBA Jam

NBAJAM cap

Los deportes en las maquinas recreativas fueron antes y después de NBA Jam. Fue el juego que le dio la importancia debida a las licencias en los juegos de deportes, sí, es muy diferente jugar con ‘Juan Pérez’ a jugar con Charles Barkley. Aceptó que en ese momento era muy difícil hacer una simulación, sobre todo para ‘arcades’, e hizo un juego accesible y emocionante. En esa época se convirtió en un referente, si era un juego con pocas reglas y exagerado era más fácil decir “es tipo NBA Jam”.

NBA Jam (SNES) – Retro Bits

Fue un juego revolucionario en las arcades. Como Street Fighter II que se convirtió en un modelo a seguir para los juegos de pelea. NBA Jam fue el modelo a seguir para los juegos de deportes.

NBA Jam no era un simulador, era un juego exagerado con clavadas espectaculares, golpes, pocas reglas y muchos lo imitaron, como el jugador Charles Barkley con su juego llamado Shut up and Jam!

No era un juego totalmente original, previamente los desarrolladores de Midway habían hecho Arch Rivals, que tenía el mismo concepto: basketball sin reglas. Era muy entretenido, pero no tuvieron tanto éxito hasta que hicieron NBA Jam.

El secreto fueron los gráficos, las clavadas que desafiaban la gravedad y la licencia de la NBA. No era lo mismo jugar con personas genéricas a jugar con Charles Barkley, Shawn Kemp, etc.

Una de las pocas reglas que tenía el juego consistía en que el jugador que anotara tres veces consecutivas se ponía “en fuego”. Esto mejoraba su efectividad en los tiros y quemaba la red de la canasta cada que anotaba. Esta racha terminaba cuando anotaba el equipo rival.

La inteligencia artificial del equipo rival era muy chistosa, era una inteligencia de “liga”, lo cual significa que te deja adelantarte en el marcador y cuando la ventaja es notable, los rivales se vuelven casi invencibles hasta que logran emparejar el partido.

Tim Kitzrow, el narrador del juego, es parte del encanto de la franquicia. Inmortalizó frases como He’s on fire! o Boomshakalaka.

También existían códigos para desbloquear personajes secretos, como algunos de los desarrolladores del juego o el ex Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

La versión para Super Nintendo tenía la desventaja de que las gráficas no estaban a la par de la versión arcade. Aquí los rostros de los jugadores no se parecían tanto. Se mantenía intacta la jugabilidad y lo adictivo del juego.

Recientemente EA Sports sacó un remake del juego para PS3 y Xbox 360. Y una secuela descargable para esas mismas consolas. Lo genial de ese remake es que respeta  la esencia del juego e incluye muchos jugadores clásicos que salían en las primeras versiones de NBA Jam. Así que no hay excusa para no jugarlo.