Tag Archives: Midway

NBA Jam Tournament Edition (Genesis) – Retro Bits

Esta entrega salió en febrero de 1995, un año después de que el original saliera para consolas caseras, al igual que la edición anterior, salió para la mayor cantidad de plataformas posibles desde Game Boy, Super Nintendo, Sega 32X hasta para el primer Playstation.

Las ediciones de Super Nintendo y de Genesis son casi iguales, excepto por un detalle, en la versión de Genesis hay música durante los partidos y en la de Super Nintendo no hay tal, solo escuchas al narrador y sonidos ambientales.

Fue tremendo el impacto cultural que causó esta serie en su lanzamiento, sí, ya existían títulos de deportes accesibles y sin reglas, pero este contaba con la licencia de la NBA. Y no solo omitían el reglamento del baloncesto sino que iban un paso más allá, lo exageraron con clavadas espectaculares, los jugadores literalmente volaban para conseguir dos puntos. Esto hizo que el juego fuera llamativo hasta para los que no eran fanáticos del deporte. Gracias a este título, frases como “Boom-Shakalaka” se volvieron favoritas entre videojugadores.

Jugando recientemente la versión para Genesis pude comprobar que este juego es más bien una actualización del original en lugar de ser una verdadera secuela, las novedades son pocas. Vaya, el cambio más notable son las nuevas plantillas de cada equipo y el hecho de que ya vienen, al menos, tres jugadores por escuadra para poder hacer cambios al medio tiempo.

Otras novedades de esta edición es que hay nuevas clavadas, nuevas frases del comentarista y tienes más opciones para personalizar tu experiencia. Como el hecho de que puedes elegir diferentes dificultades para la inteligencia artificial del rival.

También agregaron varios personajes secretos, utilizando diferentes códigos puedes jugar como los desarrolladores del juego, algunas mascotas de los equipos y celebridades como Will Smith, quien en esta época era muy famoso por ser el Príncipe del Rap. Los personajes secretos que me parecen un tanto inusuales para este juego son, quien fuera el presidente en turno, Bill Clinton y la primera dama, Hillary. Al parecer fueron tan populares que las nuevas ediciones de NBA Jam que lanzó EA Sports para Xbox 360 y Playstation 3 vuelven a incluir equipos con personalidades de la política como los Clinton, Barack Obama y George W. Bush.

Regresando a Tournament Edicion, hay algunas opciones especiales como son Hot Spots, Power up icons y juice mode. Estos sirven como mejoras y ventajas durante el juego. Los Hot Spots hacen que aparezcan números en la duela y al anotar estando sobre ellos puedes hacer que tu canasta valga más puntos. Los Power up icons son poderes que, al pisarlos, te dan alguna ventaja como una mejor efectividad en tiros de tres o turbo ilimitado. Juice mode te permite subir la velocidad del juego.

En las opciones también puedes elegir el modo de torneo, el cual trata de hacer la competencia lo más justa posible para dos jugadores desactivando todas las asistencias de la computadora así como cualquier poder o ventaja de Hot Spots, Power up icons y tampoco te permite modificar la velocidad con el modo juice.

Hay un modo de práctica, aquí eliges un equipo y estás solo contra la canasta rival, sin oponentes. No hay retos ni nada, no creo que la gente pase mucho tiempo por esta modalidad pero es útil para ver las diferentes animaciones que hay para las clavadas.

La jugabilidad sigue siendo igual, tienes un botón para tirar, otro para pasar y quitar y otro que funciona como turbo para aumentar tu velocidad. Como en la versión original, cada que anotas tres canastas consecutivas tus disparos se incendian, con ello es más fácil conseguir tiros de tres puntos y las clavadas son más espectaculares. Lo nuevo que noté es que ahora puedes tomar rebotes cuando el balón está por tocar el aro sin que te marquen retención de balón. Cada golpe fuerte que recibe un jugador, el sistema lo marca como un punto de lesión, si está muy dañado puedes sustituirlo al terminar el periodo para que esto no merme tanto su rendimiento. Si lo dejas descansar un tiempo, el jugador recupera su condición física.

Incluyeron un equipo especial de novatos de la NBA, con futuras estrellas de ese momento como Jason Kidd y Grant Hill. Me da mucho gusto que hayan tenido la visión de incluir a estos jugadores en sus inicios, sobretodo porque años después se volvieron muy populares.

Después de NBA Jam Tournament Edition Acclaim se quedó con el nombre de la serie y Midway desarrolló las secuelas espirituales con nombres diferentes. Acclaim no tuvo mucho éxito con NBA Jam Extreme y después probaron suerte con NBA Jam 99 para consolas caseras, un título fallido que tenía la intención de convertir a la serie en una simulación, alejándose de los aspectos irreales que eran su sello particular. Midway hizo NBA Hangtime, el cual agregaba alley oops y después entraron al mundo poligonal con NBA Showtime. Fueron muy exitosos a finales de los noventa cuando implementaron la “formula” de NBA Jam en futbol americano con el título NFL Blitz.

Acclaim todavía lanzó una especie de secuela para consolas caseras en 1996 llamada College Slam, básicamente era NBA Jam pero con equipos de basquetbol colegial. Pasó sin pena ni gloria, la verdad no llamó mucho la atención, ya parecía refrito del refrito y sin contar que perdía el mayor atractivo de la serie, los jugadores reales de la NBA. Aquí todos los jugadores son genéricos porque el basquetbol colegial de Estados Unidos prohíbe explotar la imagen de sus jugadores. Supongo que solo llamó la atención de los universitarios que iban en las escuelas que aparecen en el juego.

La última vez que supimos de NBA Jam, EA Sports compró la serie y sacó dos títulos, NBA Jam para Wii, Xbox 360 y Playstation 3 y una secuela que solo salió de manera descargable, NBA Jam On Fire Edition. En lo personal creo que fueron unos ‘remakes’ muy buenos ya que lograron preservar la esencia del original, hasta incluyeron leyendas de la NBA para desbloquear.

NBA Jam Tournament Edition es una actualización para los que quieren probar nuevos jugadores, los ‘power ups’ y las opciones especiales no son tan atractivas, con ellos el juego pierde balance y es mejor apagarlos. Obtienes casi lo mismo que con la entrega pasada pero con una mejor variedad de jugadores secretos, con más clavadas y algunas modalidades nuevas. Agregaron lo mínimo para justificar esta actualización. Sigue siendo un gran juego y tan adictivo como siempre, solo que pareciera que entre NBA Jam y NBA Jam Tournament Edition no hay gran diferencia aparte de los nuevos planteles de cada equipo.

¿Ustedes llegaron a jugar NBA Jam? ¿Cuál es su juego favorito de la serie? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Advertisements

Pit Fighter (SNES) – Retro Bits

La versión de Super Nintendo es mala, muy mala pero la quiero recordar porque cuando era niño me la regalaron y me sorprendió lo diferente que era de la versión para recreativas. Entiendo que era común que los gráficos no estuvieran a la par, pero ni siquiera trataron de rescatar la jugabilidad. Pit Fighter de Super Nintendo se convirtió para mí en una historia de precaución, debía tener más cuidado con las versiones caseras, que la portada y el título fueran el mismo no garantizaban su calidad.

Pit Fighter para recreativas no es un clásico pero era bastante decente en su época. De hecho, fue el precursor del motor gráfico utilizado en el primer Mortal Kombat, sí, ese en el que tomaban fotos de actores frente una pantalla verde y las animaban.

El objetivo del juego era recrear las peleas clandestinas como las que aparecen en la película Bloodsport con Jean Claude Van Damme.

Lanzaron versiones caseras y portátiles relativamente decentes de Pit Fighter, como la de Genesis y la de Game Boy, el problema fue la versión para Super Nintendo que hizo THQ. Faltan elementos como el daño que te ocasiona el público cuando te acercas a ellos, en las recreativas los espectadores te apuñalan, tampoco están presentes las armas que podías utilizar en otras versiones, ni los esteroides que te hacían más poderoso por algunos momentos, ya ni mencionemos el juego para tres jugadores simultáneos.

Los personajes son muy pequeños, no lucen mucho los actores digitalizados. El ambiente y los personajes dan una sensación homoerótica, me preocupa que eso pasara por algo rudo en los noventa, ahora parece que estás visitando la fundidora gay de Los Simpson.

Parece que el juego es muy difícil, de hecho es bastante frustrante porque no hay créditos ni vidas extra, en cuanto pierdes te regresan al menú principal. La mejor estrategia para avanzar en el juego es soltar golpes con Ty y no permitir que se levanten tus rivales, literalmente los puedes trabar a codazos. Los otros dos personajes, Buzz y Kato, resultan muy lentos para esto, su animación tarda un cuadro más en realizar estos golpes, así que con ellos los enemigos sí se pueden levantar, esto los hace un tanto inservibles.

Todo es muy repetitivo, la música es una pista y nunca cambia, parece un instrumento de tortura, lo más saludable es no prestarle atención, en cada escenario peleas varias veces y esto también pasa con los enemigos, te encuentras muchas veces a los mismos en tu lucha por el campeonato.

Pit Fighter para Super Nintendo es una gran decepción y un abuso para los ingenuos que creyeron que sería algo remotamente parecido a la versión ‘arcade’. Entiendo que gráficamente no esté a la altura pero que la jugabilidad sea tan diferente y que muchos elementos del juego estén ausentes simplemente muestran poco compromiso. Es una versión hecha al aventón sólo para sacar dinero. Actualmente el único valor que le doy es que sirve como ejemplo de lo que no se debe de hacer.

Como dato adicional, THQ hizo una secuela de la versión de Sega Genesis, ya estaba avanzado su desarrollo cuando la cancelaron, en la revista Electronic Gaming Monthly de Agosto de 1993 hicieron un reportaje sobre el juego, mostraron imágenes y el perfil de los nuevos personajes.

¿Ustedes llegaron a jugarlo? ¿Cuáles son las peores versiones caseras de juegos de maquinitas que probaron? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Total Carnage (Arcade/Xbox) – Retro Bits

Es una secuela del popular Smash TV, el cual estaba situado en el futuro y parodiaba los programas de concursos. Donde para ganar equipos de sonido o videocaseteras tenías que eliminar hordas de enemigos.

Total Carnage fue lanzado para recreativas por Midway en 1992, Mark Turmell fue uno de los diseñadores del juego, al año siguiente fue uno de los creadores del exitoso NBA Jam.

Aquí el objetivo es diferente, ya no estás confinado a un estudio de televisión, ahora se enfoca en parodiar la Guerra del Golfo y a Sadam Hussein.  El villano es el General Akhboob, un dictador de medio oriente quien se encuentra experimentando para crear un ejército de mutantes. Los protagonistas Captain Carnage y Major Mayhem se infiltran en la base del General para detener sus planes y rescatar a los rehenes.

Como dato curioso Ed Boon, el co creador de Mortal Kombat, es quien presta su voz al villano General Akhboob.

Al igual que en Smash TV, la jugabilidad utiliza dos ‘sticks’ con uno mueves a tu personaje y con el otro le das dirección a tus disparos, también puedes lanzar bombas. Es muy parecido a como se controla el clásico Robotron.

Lo mejor de Total Carnage es que cumple con las expectativas creadas por su mismo título, el juego es una masacre, es muy atascado, te atacan una gran cantidad de enemigos al mismo tiempo, tienes diferentes armas para deshacerte de ellos convirtiéndolos en manchas de sangre.

Hay jefes a los que les tienes que sacar los ojos, la lengua, reventarles el cerebro, pelear con su sangre. Queda de más decir que aquí no hay nada sutil.

Otro punto a favor del juego es su gran sentido del humor, todo es exagerado, es imposible tomarlo en serio. Te dan bonificaciones por “destruir objetos grandes”, el villano alega que no está haciendo bombas nucleares, solo son granjas para ordeñar leche, los protagonistas son el prototipo de estrella de acción de los ochenta, musculosos llenos de esteroides. Todo se siente como una gran obra kitsch.

Hay un error en el juego ya que te prometen una recompensa después de terminar el “Domo del placer” juntando todos los tesoros, pero los juntes o no recibes el mismo final. Esto se debió a un error de programación y dejaron como final único donde festejas tu victoria junto con mujeres en bikini. Tiempo después se descubrió, en el código del juego, la pantalla del final que debías recibir al no recolectar todos los tesoros, es la misma imagen pero sin las mujeres en bikini a tu lado.

En 1993 apareció una versión para Super Nintendo la cual cuenta con gráficos inferiores, lo cual es de esperarse, y con menos sangre, algo muy común en las versiones de este tipo de juegos que hacían para la consola. Aquí ya no puedes deshacer a tus enemigos y ver toda la sangre, simplemente se disuelven en una masa verde. Es una buena versión, en cuanto a jugabilidad se refiere, pero queda a deber con la poca sangre mostrada ya que es importante para el objetivo de la sátira que intenta realizar el juego.

Total Carnage no fue tan exitoso como Smash TV pero se ha mantenido un poco vigente en algunas recopilaciones como Midway Arcade Treasures 2 para Playstation 2 y Xbox, así como Midway Arcade Origins para Playstation 3 y Xbox 360.

En lo personal prefiero más Smash TV, su concepto de programa de televisión extremo se presta para momentos bizarros y un mejor sentido del humor. También lo prefiero porque fue el primero que jugué de la serie y tengo gratos recuerdos de la versión para Super Nintendo.

Total Carnage es una secuela llena de sangre y de humor negro que vale la pena checar si eres fanático de Smash TV, siento que el nombre tan diferente entre ambos puede ocasionar que la gente no los relacione tanto, aparte de que son juegos muy viejos, de principios de los noventa. Pero son frenéticos, un tanto bizarros y con mucha acción así que no hay excusa para no darles una oportunidad.

¿Ustedes conocían Total Carnage? ¿Llegaron a jugar la versión para recreativas o la de Super Nintendo? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Hard Drivin’ (Arcade/Xbox) – Retro Bits

Lanzado en 1989 era catalogado como el mejor simulador de manejo ya que cuenta con gráficos poligonales y el gabinete tenía llave para encender el vehículo, palanca de cambios y clutch. En su tiempo requería de cuatro procesadores para poder generar la geometría en 3D.

Hard Drivin’ fue planeado para ser una simulación de manejo. Todo se hizo alrededor de un volante que daba retroalimentación al conductor, esto significa que el volante simulaba el contacto con el asfalto y en cómo reaccionaba en distintas situaciones.

Otro punto importante para los desarrolladores era al motor físico del juego, su intención era que todo se sintiera real. Pasaron desde 1985 hasta 1988 intentando que el juego fuera tan auténtico que se convirtiera en un entrenamiento para enseñar a manejar. Esta idea tuvo que ser descartada porque Atari no se encontraba bien financieramente hablando y dudaban que fuera a tener un éxito comercial si se enfocaban solo a venderlo para escuelas de manejo.

Ya con la jugabilidad lista, se propusieron convertirlo en el juego más real hasta el momento, pero agregaron elementos exagerados para que los jugadores pudieran experimentar y hacer locuras con el motor físico. Para eso agregaron una pista de acrobacias y una pista de carreras. La pista principal no está basada en un circuito real pero el puente lo hicieron para homenajear al que sale en la película The Blues Brothers.

Para ser un juego de recreativas se aprecia que el mando es muy sensible, con facilidad pierdes el control y se patina el automóvil. No es como los demás juegos ‘arcade’ donde te la pasas pisando el acelerador a fondo, aquí te penalizan si haces eso, requieres de mucha paciencia para no perder el control del vehículo.

Hard Drivin’ no es un juego para los que quieren acción al volante, ser paciente y mucha practica es lo que necesitas para dominar este juego. Fue revolucionario para su época ya que el uso de la física y de los gráficos poligonales no era algo tan común. Lo más cercano eran juegos que solo usaban vectores. Ya después muchos siguieron su ejemplo y los entornos poligonales se volvieron más populares en los noventa. Actualmente sigue siendo un juego difícil, puede llegar a ser frustrante, también se puede decir que ofrece poca variedad, pero vale la pena recordarlo porque fue pionero en su género.

Tuvo varias secuelas incluyendo Race Drivin’ y Hard Drivin’ II, eventualmente hicieron una versión “educativa” del juego llamada AGC Mobile Operations Simulation, donde armaron un gabinete con cinco monitores para simular un campo de visión de 225 grados, también incluía cinturón de seguridad e interruptores para prender y apagar las luces del vehículo, esto con el propósito de entrenar a policías estadounidenses. Esta simulación permitía conectar hasta ocho unidades para realizar tareas en equipo.

¿Ustedes llegaron a jugar Hard Drivin o alguna de sus secuelas? Comenten y recuerden esta reliquia poligonal con nosotros. Hasta la próxima.

 

Wayne Gretzky’s 3D Hockey 98 (Nintendo 64)

Wayne Gretzky’s 3D Hockey apareció a finales de 1996 para el Nintendo 64 después de haber hecho su debut en recreativas. Tiene el distintivo de ser el primer juego de la consola de Nintendo en permitir que cuatro jugadores participaran de manera simultánea. Es un juego muy entretenido de Hockey sin reglas y cuenta con la licencia de la NHL.

Un año después de su lanzamiento, Midway sacó Wayne Gretzky 3D Hockey 98. Básicamente es el mismo juego, actualizaron las plantillas de cada equipo y agregaron la opción de convertir el juego en una simulación.

Al estar diseñado para ser una experiencia ‘arcade’ el juego sufre cuando tratas de probarlo con reglas, fueras de lugar, etc. Para que la simulación no sufra tanto puedes crecer el tamaño de la cancha y aumentar a cinco jugadores por equipo. El problema es que la jugabilidad no está hecha para ser realista y al poner reglas el juego se vuelve de flojera, por eso, lo mejor es olvidar que existe esta opción.

Lo bueno es jugar en modalidad ‘arcade’ donde participan equipos de tres jugadores. Hay disparos, atajadas y golpes de poder, esto se logra combinando el botón ‘turbo’ con los otros comandos. Esto es lo que hace que el juego destaque, los porteros se pueden convertir en una pared hecha de ladrillos, los delanteros pueden disparar y quemar la portería, vaya, hasta puedes meter gol con un tiro tan poderosos que el portero entra a la portería empujado por el ‘puck’. También es muy común que los jugadores se agarren a golpes, el modo de pelea es muy sencillo, cuentas con pocos movimientos para derribar a tu rival, pero sirve para darle variedad al juego.

Las jugadas exageradas, junto con los efectos de sonido, como cuando golpeas a alguien y suena la sirena de una ambulancia le dan mucho carisma al juego. Prácticamente podemos decir que Midway siguió el librito de NBA Jam para hacer un juego de deportes divertido, accesible y lleno de acción. Hablando de NBA Jam, la dificultad es muy parecida debido a que también cuenta con una inteligencia artificial de “liga”, lo que significa que cuando le llevas mucha ventaja a tu rival este se vuelve más complicado hasta que te alcanza en el marcador.

Gráficamente los jugadores son de buen tamaño, de hecho son enormes parecen jugadores de fútbol americano, eso se ve un poco raro cuando estás jugando la modalidad de simulación. Los uniformes se ven detallados, así como todo el equipo que utilizan los jugadores. Un detalle que llamaba mucho la atención durante su época es que podías tirar el termo con agua que se encontraba arriba de las porterías.

Wayne Gretzky 3D Hockey 98 es un juego memorable, todavía su jugabilidad ‘arcade’ se presta para retas entretenidas, el modo de simulación sale sobrando, se nota que lo hicieron al aventón para poder justificar el costo de admisión de esta secuela.

El problema con esta serie fue que Midway se durmió en sus laureles y presentó secuelas que no valían la pena si ya habías conseguido la entrega pasada, básicamente lanzaban el mismo juego, solo cambiaban la portada.

El punto más bajo fue cuando lanzaron Olympic Hockey Nagano 98, para coincidir con las olimpiadas invernales, era exactamente el mismo juego que Wayne Gretzky 3D Hockey 98, lo único que hicieron fue cambiar los equipos de la NHL por selecciones nacionales. La crítica y el público se dieron cuenta de esto y así murió esta franquicia. Fue hasta el 2001 cuando Midway volvió a probar suerte con un juego de hockey estilo ‘arcade’ con la serie NHL Hitz.

Como dato adicional, la versión de Hockey olímpico fue “desarrollada” por Treyarch, los que después de encargarían de la serie Call of Duty Black Ops.

¿Ustedes llegaron a jugar algún título de la serie Wayne Gretzky 3D Hockey para Nintendo 64? Comenten y recuerden este juego con nosotros, hasta la próxima.

NBA Hangtime (Nintendo 64) – Retro Bits

Es la secuela espiritual de NBA Jam. A finales de los noventa Acclaim se quedó con el nombre de la serie y Midway terminó produciendo las secuelas “no oficiales” como NBA Hangtime y NBA Showtime, las cuales mantenían la esencia de la franquicia. Acclaim por su parte lanzó secuelas oficiales como NBA Jam Extreme y NBA Jam 99, enfocándose a las consolas caseras.

Lo malo del trabajo de Acclaim consistió en que alejaron la serie de sus raíces, por ejemplo, con NBA Jam 99 la gran novedad era el modo simulación donde jugabas un partido de basquetbol normal, con reglas y de cinco contra cinco, perdió todo el encanto que hizo famoso a la serie. Sí se incluía la modalidad “JAM” pero estaba muy diluida, se nota que todo el esfuerzo se concentró en el apartado de simulación.

Pero regresemos con el juego que realmente nos importa, NBA Hangtime de Midway, apareció en 1996 para recreativas y en 1997 salió la versión casera de Nintendo 64. De hecho, fue el primer juego de baloncesto que apareció para el Nintendo 64. También salieron ediciones para Playstation y PC. Este título todavía alcanzó a salir para Sega Genesis y para Super Nintendo, pero estas eran versiones con limitaciones gráficas y no estaban a la par del original para recreativas.

La jugabilidad se mantiene muy parecida a la de NBA Jam, solo cuenta con algunas mejoras. Ya puedes coordinarte con tu compañero para hacer ‘alley-oops’ o para realizar asistencias durante las clavadas. También puedes esquivar a tus contrincantes. La inteligencia artificial de tus rivales, al igual que en NBA Jam es de “liga”, cuando te adelantas mucho en el marcador aumenta la dificultad hasta que te emparejan.

Para los que jugamos mucho NBA Jam en Super Nintendo el apartado gráfico es destacable. Ya puedes reconocer el rostro de cada jugador y las arenas se sienten mucho más animadas. Los ‘jerseys’ no son idénticos a los originales, todos son iguales, lo único que cambian son los colores.

Otra novedad que podemos encontrar en NBA Hangtime es el modo para crear a tu jugador. En realidad es poco lo que puedes personalizar, básicamente elijes una de las cabezas disponibles, muchas son de jugadores o del equipo de programación, mi rostro favorito es el de un ‘alien’ verde. Aparte de la cabeza, puedes ajustar la altura e ir mejorando tus atributos adquiriendo puntos de habilidad, estos puntos los consigues hilando una buena racha de victorias.

A finales de los noventa, Dennis Rodman era un jugador muy popular por lo llamativa que resultaba su personalidad, era normal que lo diferenciabas entre juegos de basquetbol porque siempre salía con el pelo pintada de un color distinto. En NBA Hangtime puedes cambiar el color de su cabello a tu gusto, no afecta en nada a la jugabilidad pero es un buen detalle para los que estábamos atentos a los cambios y a los locuras de Rodman.

Otro detalle curioso es que incluyeron códigos como los de Mortal Kombat 3, donde hacías una combinación de tres números antes de cada partida para intentar descubrir secretos. Al final de cada partido el juego hace una trivia para probar tus conocimientos de la NBA.

NBA Hangtime hizo poco para ser innovador utilizando el concepto de NBA Jam, basquetbol sin reglas, pero para los que siempre habíamos querido una versión a la altura de la de recreativas fue un sueño hecho realidad, a pesar de que el estilo de juego ya no era tan popular. La serie continuó con NBA Showtime, el cual ya utilizaba gráficos poligonales.

¿Ustedes llegaron a jugar NBA Hangtime o ya se habían cansado de estos juegos deportivos sin reglas? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

 

 

Cruis’n USA (Nintendo 64) – Retro Bits

Es un juego de carreras desarrollado por Midway que apareció para recreativas en 1994. Originalmente estaba planeado para ser un juego de lanzamiento del Nintendo 64, esta versión fue desarrollada por Williams y salió unos meses después que la consola, en diciembre de 1996.

Este juego dista mucho de ser un clásico pero tiene cierto encanto. Es como la comida chatarra, sabes que no es buena para ti pero a veces se te antoja, eso pasa con Cruis’n USA, sabes que hay mejores opciones pero a veces se te antoja un juego sencillo sin complicaciones.

La premisa consiste en recorrer los Estados Unidos de San Francisco hasta Washington por carretera.

Las pistas no son circuitos en tercera dimensión, son como las de los juegos ochenteros donde simplemente avanzas, te va apareciendo el camino y esquivas obstáculos moviendo el carro a izquierda o derecha.

Los vehículos son poligonales y algunos elementos de la pista también lo son. No tienen licencia de automóviles reales pero hay uno inspirado en Ferrari, otro en un Dodge y así sucesivamente. Hay unos secretos como un camión de escuela y una patrulla. Todos son carros genéricos pero se ven muy bien. La verdad es que no hay tanta diferencia entre controlar uno y otro. Cada que terminas el modo de atravesar los Estados Unidos adquieres el mismo auto pero de diferente color, la ventaja es que estos autos son más rápidos que el modelo original.

Hay tres opciones para la cámara del juego. Una que se ve en primera persona, otra que se ve detrás del vehículo y otra también detrás del vehículo pero un poco más alejada. En lo personal la mejor cámara es la que se encuentra más alejada porque te da mayor tiempo para reaccionar ante el tráfico que viene en sentido contrario y demás obstáculos.

Hay un problema, muy común en juegos de esta generación, que es el ‘pop up’, muchas veces conforme avanzas el camino no se ve hasta que te acercas demasiado, da la sensación de que aparece de repente.

Puedes elegir entre varias canciones durante la carrera, es música genérica, sobresalen las pistas de ‘surf’, también hay música pop y ‘house’. No es tan buena la banda sonora pero al menos es pegajosa.

Me parece muy atractivo que cuando pones tus iniciales para guardar tus mejores tiempos lo haces en una máquina para hacer placas.

En la versión de Nintendo 64 censuraron algunas cosas de la versión arcade: La chica que te da tu trofeo al terminar cada carrera sale en playera y no en traje de baño, también quitaron los animales que podías atropellar en la carretera.

Cruis’n USA es un juego carismático y que es bueno para perder el rato de vez en cuando. No necesita que le dediques mucho tiempo para dominarlo. Es fácil de aprender a jugar, literalmente solo aceleras y esquivas a tus rivales o al tráfico. Después aparecieron dos secuelas Cruis’n World y Cruis’n Exotica, ambas para recreativas y para Nintendo 64. En el 2007 apareció otra secuela para Wii titulada simplemente Cruis’n la cual era una versión del juego de maquinitas de The Fast and the Furious pero ya sin la licencia de la película.

 

Ready 2 Rumble Boxing (Dreamcast) – Retro Bits

Es un juego de boxeo estilo ‘arcade’ desarrollado por Midway en 1999, fue uno de los títulos de lanzamiento para el Dreamcast de Sega.

El principal atractivo del juego es el apartado gráfico. Los personajes son enormes y tienen mucha personalidad, bueno, aunque no son tan carismáticos como los rivales que aparecen en Punch-Out!! Pero estoy seguro que ese era el objetivo de sus desarrolladores. Además cada golpe produce daño físico en los personajes, hay ojos morados, cachetes inflados y los dientes salen volando.

Conforme más te vas acercando a pelear por un título, los estadios donde peleas son más grandes y hay más público en las gradas. Eso sí, ninguna arena es real, todas son genéricas.

Michael Buffer, el legendario presentador de boxeo, aparece como el anfitrión  de cada pelea con su frase clásica “Let’s get ready to rumble”, la cual es su marca registrada. De hecho, de ahí es donde sale el título del juego.

Había comentado que los personajes intentaban tener un carisma y un aspecto caricaturizado al estilo de Punch-Out!!, en donde difieren ambos títulos es en la jugabilidad. Ready 2 Rumble no es un juego en que haya que seguir patrones, se presta más para que te aprendas uno o dos combos y  por medio de botonazos derrotes a tus rivales. Hay una barra de poder llamada “Rumble” que al llenarla y ser activada te permite golpear continuamente sin que se canse tu personaje.

Hay dos modos principales: ‘arcade’ y campeonato. En la modalidad ‘arcade’ elijes a tu personaje favorito y peleas hasta alcanzar el campeonato. En la modalidad campeonato haces lo mismo pero aquí hay mini juegos que te sirven como entrenamiento para mejorar las habilidades de tu personaje, es un modo que te permite la personalización y le da una mayor rejugabilidad al título.

Ready 2 Rumble Boxing es de los juegos que más me sorprendieron cuando salió el Dreamcast, sus gráficas ayudaban a presumir el poderío de la última consola de Sega. No es un juego tan bueno como para ser considerado un clásico pero todavía se presta para unas buenas retas.

Tuvo dos secuelas, una que salió al año siguiente del original y otra que apareció en exclusiva para el Wii. La primer secuela, Ready 2 Rumble Boxing Round 2, llama la atención porque Michael Jackson y Shaquille O’Neil aparecen como peleadores.

San Francisco Rush 2049 (arcade/xbox) – Retro Bits

San Francisco Rush 2049 es la secuela futurista de San Francisco Rush. La mejor versión que salió fue para el Dreamcast de Sega, la cual era muy fiel a la versión de ‘arcade’ y agregaba varios extras que no se encontraban en la versión original.

El esquema de control no cambia mucho con el aspecto futurista. Los vehículos se sienten muy parecidos a San Francisco Rush, el mayor cambio consiste en unos alerones con los que puedes planear durante los saltos más pronunciados. También se agregan armas para detener un poco a tus rivales. Otro aspecto novedoso es la personalización, puedes elegir los neumáticos, las alas, el peso y el color de tus vehículos.

Hay un modo de acrobacias el cual explota al máximo los alerones que agregaron a los vehículos. Aquí tienes que hacer maniobras peligrosas y utilizar las alas para garantizar un aterrizaje exitoso. Estos modos explotan la física del juego, la cual es muy exagerada y se presta para colisiones e incidentes espectaculares. Se dieron cuenta que eso experimentaban los jugadores en juegos pasados de la serie y lo implementaron como modos específicos.

El mayor cambio del juego es el aspecto visual, el ‘look’ futurista y todo el concepto salido de ciencia ficción hacen que San Francisco se vea como un entorno completamente nuevo. El azul y los tonos púrpura sobresalen en la gama de colores del juego.

San Francisco Rush 2049 sobresale porque ya no sólo es un juego de carreras, agrega modos de acrobacia y de combate para darle variedad a la fórmula. Durante las carreras sigue fomentando la exploración de las pistas pero ya no es lo único que garantiza la rejugabilidad del título. Es una gran secuela que mejora en todos los aspectos al original y logra tener una identidad propia.

 

 

Rampage World Tour (arcade) – Retro Bits

Rampage World Tour apareció para recreativas en 1997, fue desarrollado por Brian Colin y Jeff Nauman, los creadores del Rampage original.

El concepto sigue siendo el mismo, eres un monstruo que no descansará hasta destruir todas las ciudades. Cada nivel es completado cuando logras derrumbar todos los edificios.

La milicia suele ser tu principal enemigo, atacándote con tanques, aviones, dinamita y un gran arsenal a su disposición.

La mayor novedad de esta secuela es que ahora pueden jugar tres personas al mismo tiempo, el gorila y el lagarto gigantes ahora son acompañados por una enorme rata llamada Ralph.

También hay un comando para patear edificios el cual agiliza mucho su destrucción.

Los niveles son más largos, hay una mayor variedad de edificios, algunos los puedes usar como resorte y brincar sobre ellos hasta derribarlos.

Para ser sincero el juego es igual de repetitivo que el original, lo que le ayuda mucho es la variedad de escenarios y que la acción es frenética.

Rampage World Tour no es un clásico como tal, es una buena secuela que actualizaba algunos aspectos del original, ofreciendo un juego más dinámico. Cuando salió tuve la oportunidad de probar la versión de Nintendo 64 y era bastante fiel a la de arcade.

Una tercera parte de la serie llamada Rampage Total Destruction apareció para Game Cube, Playstation 2 y Wii.