Tag Archives: Midway

Hard Drivin’ (Arcade/Xbox) – Retro Bits

Lanzado en 1989 era catalogado como el mejor simulador de manejo ya que cuenta con gráficos poligonales y el gabinete tenía llave para encender el vehículo, palanca de cambios y clutch. En su tiempo requería de cuatro procesadores para poder generar la geometría en 3D.

Hard Drivin’ fue planeado para ser una simulación de manejo. Todo se hizo alrededor de un volante que daba retroalimentación al conductor, esto significa que el volante simulaba el contacto con el asfalto y en cómo reaccionaba en distintas situaciones.

Otro punto importante para los desarrolladores era al motor físico del juego, su intención era que todo se sintiera real. Pasaron desde 1985 hasta 1988 intentando que el juego fuera tan auténtico que se convirtiera en un entrenamiento para enseñar a manejar. Esta idea tuvo que ser descartada porque Atari no se encontraba bien financieramente hablando y dudaban que fuera a tener un éxito comercial si se enfocaban solo a venderlo para escuelas de manejo.

Ya con la jugabilidad lista, se propusieron convertirlo en el juego más real hasta el momento, pero agregaron elementos exagerados para que los jugadores pudieran experimentar y hacer locuras con el motor físico. Para eso agregaron una pista de acrobacias y una pista de carreras. La pista principal no está basada en un circuito real pero el puente lo hicieron para homenajear al que sale en la película The Blues Brothers.

Para ser un juego de recreativas se aprecia que el mando es muy sensible, con facilidad pierdes el control y se patina el automóvil. No es como los demás juegos ‘arcade’ donde te la pasas pisando el acelerador a fondo, aquí te penalizan si haces eso, requieres de mucha paciencia para no perder el control del vehículo.

Hard Drivin’ no es un juego para los que quieren acción al volante, ser paciente y mucha practica es lo que necesitas para dominar este juego. Fue revolucionario para su época ya que el uso de la física y de los gráficos poligonales no era algo tan común. Lo más cercano eran juegos que solo usaban vectores. Ya después muchos siguieron su ejemplo y los entornos poligonales se volvieron más populares en los noventa. Actualmente sigue siendo un juego difícil, puede llegar a ser frustrante, también se puede decir que ofrece poca variedad, pero vale la pena recordarlo porque fue pionero en su género.

Tuvo varias secuelas incluyendo Race Drivin’ y Hard Drivin’ II, eventualmente hicieron una versión “educativa” del juego llamada AGC Mobile Operations Simulation, donde armaron un gabinete con cinco monitores para simular un campo de visión de 225 grados, también incluía cinturón de seguridad e interruptores para prender y apagar las luces del vehículo, esto con el propósito de entrenar a policías estadounidenses. Esta simulación permitía conectar hasta ocho unidades para realizar tareas en equipo.

¿Ustedes llegaron a jugar Hard Drivin o alguna de sus secuelas? Comenten y recuerden esta reliquia poligonal con nosotros. Hasta la próxima.

 

Wayne Gretzky’s 3D Hockey 98 (Nintendo 64)

Wayne Gretzky’s 3D Hockey apareció a finales de 1996 para el Nintendo 64 después de haber hecho su debut en recreativas. Tiene el distintivo de ser el primer juego de la consola de Nintendo en permitir que cuatro jugadores participaran de manera simultánea. Es un juego muy entretenido de Hockey sin reglas y cuenta con la licencia de la NHL.

Un año después de su lanzamiento, Midway sacó Wayne Gretzky 3D Hockey 98. Básicamente es el mismo juego, actualizaron las plantillas de cada equipo y agregaron la opción de convertir el juego en una simulación.

Al estar diseñado para ser una experiencia ‘arcade’ el juego sufre cuando tratas de probarlo con reglas, fueras de lugar, etc. Para que la simulación no sufra tanto puedes crecer el tamaño de la cancha y aumentar a cinco jugadores por equipo. El problema es que la jugabilidad no está hecha para ser realista y al poner reglas el juego se vuelve de flojera, por eso, lo mejor es olvidar que existe esta opción.

Lo bueno es jugar en modalidad ‘arcade’ donde participan equipos de tres jugadores. Hay disparos, atajadas y golpes de poder, esto se logra combinando el botón ‘turbo’ con los otros comandos. Esto es lo que hace que el juego destaque, los porteros se pueden convertir en una pared hecha de ladrillos, los delanteros pueden disparar y quemar la portería, vaya, hasta puedes meter gol con un tiro tan poderosos que el portero entra a la portería empujado por el ‘puck’. También es muy común que los jugadores se agarren a golpes, el modo de pelea es muy sencillo, cuentas con pocos movimientos para derribar a tu rival, pero sirve para darle variedad al juego.

Las jugadas exageradas, junto con los efectos de sonido, como cuando golpeas a alguien y suena la sirena de una ambulancia le dan mucho carisma al juego. Prácticamente podemos decir que Midway siguió el librito de NBA Jam para hacer un juego de deportes divertido, accesible y lleno de acción. Hablando de NBA Jam, la dificultad es muy parecida debido a que también cuenta con una inteligencia artificial de “liga”, lo que significa que cuando le llevas mucha ventaja a tu rival este se vuelve más complicado hasta que te alcanza en el marcador.

Gráficamente los jugadores son de buen tamaño, de hecho son enormes parecen jugadores de fútbol americano, eso se ve un poco raro cuando estás jugando la modalidad de simulación. Los uniformes se ven detallados, así como todo el equipo que utilizan los jugadores. Un detalle que llamaba mucho la atención durante su época es que podías tirar el termo con agua que se encontraba arriba de las porterías.

Wayne Gretzky 3D Hockey 98 es un juego memorable, todavía su jugabilidad ‘arcade’ se presta para retas entretenidas, el modo de simulación sale sobrando, se nota que lo hicieron al aventón para poder justificar el costo de admisión de esta secuela.

El problema con esta serie fue que Midway se durmió en sus laureles y presentó secuelas que no valían la pena si ya habías conseguido la entrega pasada, básicamente lanzaban el mismo juego, solo cambiaban la portada.

El punto más bajo fue cuando lanzaron Olympic Hockey Nagano 98, para coincidir con las olimpiadas invernales, era exactamente el mismo juego que Wayne Gretzky 3D Hockey 98, lo único que hicieron fue cambiar los equipos de la NHL por selecciones nacionales. La crítica y el público se dieron cuenta de esto y así murió esta franquicia. Fue hasta el 2001 cuando Midway volvió a probar suerte con un juego de hockey estilo ‘arcade’ con la serie NHL Hitz.

Como dato adicional, la versión de Hockey olímpico fue “desarrollada” por Treyarch, los que después de encargarían de la serie Call of Duty Black Ops.

¿Ustedes llegaron a jugar algún título de la serie Wayne Gretzky 3D Hockey para Nintendo 64? Comenten y recuerden este juego con nosotros, hasta la próxima.

NBA Hangtime (Nintendo 64) – Retro Bits

Es la secuela espiritual de NBA Jam. A finales de los noventa Acclaim se quedó con el nombre de la serie y Midway terminó produciendo las secuelas “no oficiales” como NBA Hangtime y NBA Showtime, las cuales mantenían la esencia de la franquicia. Acclaim por su parte lanzó secuelas oficiales como NBA Jam Extreme y NBA Jam 99, enfocándose a las consolas caseras.

Lo malo del trabajo de Acclaim consistió en que alejaron la serie de sus raíces, por ejemplo, con NBA Jam 99 la gran novedad era el modo simulación donde jugabas un partido de basquetbol normal, con reglas y de cinco contra cinco, perdió todo el encanto que hizo famoso a la serie. Sí se incluía la modalidad “JAM” pero estaba muy diluida, se nota que todo el esfuerzo se concentró en el apartado de simulación.

Pero regresemos con el juego que realmente nos importa, NBA Hangtime de Midway, apareció en 1996 para recreativas y en 1997 salió la versión casera de Nintendo 64. De hecho, fue el primer juego de baloncesto que apareció para el Nintendo 64. También salieron ediciones para Playstation y PC. Este título todavía alcanzó a salir para Sega Genesis y para Super Nintendo, pero estas eran versiones con limitaciones gráficas y no estaban a la par del original para recreativas.

La jugabilidad se mantiene muy parecida a la de NBA Jam, solo cuenta con algunas mejoras. Ya puedes coordinarte con tu compañero para hacer ‘alley-oops’ o para realizar asistencias durante las clavadas. También puedes esquivar a tus contrincantes. La inteligencia artificial de tus rivales, al igual que en NBA Jam es de “liga”, cuando te adelantas mucho en el marcador aumenta la dificultad hasta que te emparejan.

Para los que jugamos mucho NBA Jam en Super Nintendo el apartado gráfico es destacable. Ya puedes reconocer el rostro de cada jugador y las arenas se sienten mucho más animadas. Los ‘jerseys’ no son idénticos a los originales, todos son iguales, lo único que cambian son los colores.

Otra novedad que podemos encontrar en NBA Hangtime es el modo para crear a tu jugador. En realidad es poco lo que puedes personalizar, básicamente elijes una de las cabezas disponibles, muchas son de jugadores o del equipo de programación, mi rostro favorito es el de un ‘alien’ verde. Aparte de la cabeza, puedes ajustar la altura e ir mejorando tus atributos adquiriendo puntos de habilidad, estos puntos los consigues hilando una buena racha de victorias.

A finales de los noventa, Dennis Rodman era un jugador muy popular por lo llamativa que resultaba su personalidad, era normal que lo diferenciabas entre juegos de basquetbol porque siempre salía con el pelo pintada de un color distinto. En NBA Hangtime puedes cambiar el color de su cabello a tu gusto, no afecta en nada a la jugabilidad pero es un buen detalle para los que estábamos atentos a los cambios y a los locuras de Rodman.

Otro detalle curioso es que incluyeron códigos como los de Mortal Kombat 3, donde hacías una combinación de tres números antes de cada partida para intentar descubrir secretos. Al final de cada partido el juego hace una trivia para probar tus conocimientos de la NBA.

NBA Hangtime hizo poco para ser innovador utilizando el concepto de NBA Jam, basquetbol sin reglas, pero para los que siempre habíamos querido una versión a la altura de la de recreativas fue un sueño hecho realidad, a pesar de que el estilo de juego ya no era tan popular. La serie continuó con NBA Showtime, el cual ya utilizaba gráficos poligonales.

¿Ustedes llegaron a jugar NBA Hangtime o ya se habían cansado de estos juegos deportivos sin reglas? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

 

 

Cruis’n USA (Nintendo 64) – Retro Bits

Es un juego de carreras desarrollado por Midway que apareció para recreativas en 1994. Originalmente estaba planeado para ser un juego de lanzamiento del Nintendo 64, esta versión fue desarrollada por Williams y salió unos meses después que la consola, en diciembre de 1996.

Este juego dista mucho de ser un clásico pero tiene cierto encanto. Es como la comida chatarra, sabes que no es buena para ti pero a veces se te antoja, eso pasa con Cruis’n USA, sabes que hay mejores opciones pero a veces se te antoja un juego sencillo sin complicaciones.

La premisa consiste en recorrer los Estados Unidos de San Francisco hasta Washington por carretera.

Las pistas no son circuitos en tercera dimensión, son como las de los juegos ochenteros donde simplemente avanzas, te va apareciendo el camino y esquivas obstáculos moviendo el carro a izquierda o derecha.

Los vehículos son poligonales y algunos elementos de la pista también lo son. No tienen licencia de automóviles reales pero hay uno inspirado en Ferrari, otro en un Dodge y así sucesivamente. Hay unos secretos como un camión de escuela y una patrulla. Todos son carros genéricos pero se ven muy bien. La verdad es que no hay tanta diferencia entre controlar uno y otro. Cada que terminas el modo de atravesar los Estados Unidos adquieres el mismo auto pero de diferente color, la ventaja es que estos autos son más rápidos que el modelo original.

Hay tres opciones para la cámara del juego. Una que se ve en primera persona, otra que se ve detrás del vehículo y otra también detrás del vehículo pero un poco más alejada. En lo personal la mejor cámara es la que se encuentra más alejada porque te da mayor tiempo para reaccionar ante el tráfico que viene en sentido contrario y demás obstáculos.

Hay un problema, muy común en juegos de esta generación, que es el ‘pop up’, muchas veces conforme avanzas el camino no se ve hasta que te acercas demasiado, da la sensación de que aparece de repente.

Puedes elegir entre varias canciones durante la carrera, es música genérica, sobresalen las pistas de ‘surf’, también hay música pop y ‘house’. No es tan buena la banda sonora pero al menos es pegajosa.

Me parece muy atractivo que cuando pones tus iniciales para guardar tus mejores tiempos lo haces en una máquina para hacer placas.

En la versión de Nintendo 64 censuraron algunas cosas de la versión arcade: La chica que te da tu trofeo al terminar cada carrera sale en playera y no en traje de baño, también quitaron los animales que podías atropellar en la carretera.

Cruis’n USA es un juego carismático y que es bueno para perder el rato de vez en cuando. No necesita que le dediques mucho tiempo para dominarlo. Es fácil de aprender a jugar, literalmente solo aceleras y esquivas a tus rivales o al tráfico. Después aparecieron dos secuelas Cruis’n World y Cruis’n Exotica, ambas para recreativas y para Nintendo 64. En el 2007 apareció otra secuela para Wii titulada simplemente Cruis’n la cual era una versión del juego de maquinitas de The Fast and the Furious pero ya sin la licencia de la película.

 

Ready 2 Rumble Boxing (Dreamcast) – Retro Bits

Es un juego de boxeo estilo ‘arcade’ desarrollado por Midway en 1999, fue uno de los títulos de lanzamiento para el Dreamcast de Sega.

El principal atractivo del juego es el apartado gráfico. Los personajes son enormes y tienen mucha personalidad, bueno, aunque no son tan carismáticos como los rivales que aparecen en Punch-Out!! Pero estoy seguro que ese era el objetivo de sus desarrolladores. Además cada golpe produce daño físico en los personajes, hay ojos morados, cachetes inflados y los dientes salen volando.

Conforme más te vas acercando a pelear por un título, los estadios donde peleas son más grandes y hay más público en las gradas. Eso sí, ninguna arena es real, todas son genéricas.

Michael Buffer, el legendario presentador de boxeo, aparece como el anfitrión  de cada pelea con su frase clásica “Let’s get ready to rumble”, la cual es su marca registrada. De hecho, de ahí es donde sale el título del juego.

Había comentado que los personajes intentaban tener un carisma y un aspecto caricaturizado al estilo de Punch-Out!!, en donde difieren ambos títulos es en la jugabilidad. Ready 2 Rumble no es un juego en que haya que seguir patrones, se presta más para que te aprendas uno o dos combos y  por medio de botonazos derrotes a tus rivales. Hay una barra de poder llamada “Rumble” que al llenarla y ser activada te permite golpear continuamente sin que se canse tu personaje.

Hay dos modos principales: ‘arcade’ y campeonato. En la modalidad ‘arcade’ elijes a tu personaje favorito y peleas hasta alcanzar el campeonato. En la modalidad campeonato haces lo mismo pero aquí hay mini juegos que te sirven como entrenamiento para mejorar las habilidades de tu personaje, es un modo que te permite la personalización y le da una mayor rejugabilidad al título.

Ready 2 Rumble Boxing es de los juegos que más me sorprendieron cuando salió el Dreamcast, sus gráficas ayudaban a presumir el poderío de la última consola de Sega. No es un juego tan bueno como para ser considerado un clásico pero todavía se presta para unas buenas retas.

Tuvo dos secuelas, una que salió al año siguiente del original y otra que apareció en exclusiva para el Wii. La primer secuela, Ready 2 Rumble Boxing Round 2, llama la atención porque Michael Jackson y Shaquille O’Neil aparecen como peleadores.

San Francisco Rush 2049 (arcade/xbox) – Retro Bits

San Francisco Rush 2049 es la secuela futurista de San Francisco Rush. La mejor versión que salió fue para el Dreamcast de Sega, la cual era muy fiel a la versión de ‘arcade’ y agregaba varios extras que no se encontraban en la versión original.

El esquema de control no cambia mucho con el aspecto futurista. Los vehículos se sienten muy parecidos a San Francisco Rush, el mayor cambio consiste en unos alerones con los que puedes planear durante los saltos más pronunciados. También se agregan armas para detener un poco a tus rivales. Otro aspecto novedoso es la personalización, puedes elegir los neumáticos, las alas, el peso y el color de tus vehículos.

Hay un modo de acrobacias el cual explota al máximo los alerones que agregaron a los vehículos. Aquí tienes que hacer maniobras peligrosas y utilizar las alas para garantizar un aterrizaje exitoso. Estos modos explotan la física del juego, la cual es muy exagerada y se presta para colisiones e incidentes espectaculares. Se dieron cuenta que eso experimentaban los jugadores en juegos pasados de la serie y lo implementaron como modos específicos.

El mayor cambio del juego es el aspecto visual, el ‘look’ futurista y todo el concepto salido de ciencia ficción hacen que San Francisco se vea como un entorno completamente nuevo. El azul y los tonos púrpura sobresalen en la gama de colores del juego.

San Francisco Rush 2049 sobresale porque ya no sólo es un juego de carreras, agrega modos de acrobacia y de combate para darle variedad a la fórmula. Durante las carreras sigue fomentando la exploración de las pistas pero ya no es lo único que garantiza la rejugabilidad del título. Es una gran secuela que mejora en todos los aspectos al original y logra tener una identidad propia.

 

 

Rampage World Tour (arcade) – Retro Bits

Rampage World Tour apareció para recreativas en 1997, fue desarrollado por Brian Colin y Jeff Nauman, los creadores del Rampage original.

El concepto sigue siendo el mismo, eres un monstruo que no descansará hasta destruir todas las ciudades. Cada nivel es completado cuando logras derrumbar todos los edificios.

La milicia suele ser tu principal enemigo, atacándote con tanques, aviones, dinamita y un gran arsenal a su disposición.

La mayor novedad de esta secuela es que ahora pueden jugar tres personas al mismo tiempo, el gorila y el lagarto gigantes ahora son acompañados por una enorme rata llamada Ralph.

También hay un comando para patear edificios el cual agiliza mucho su destrucción.

Los niveles son más largos, hay una mayor variedad de edificios, algunos los puedes usar como resorte y brincar sobre ellos hasta derribarlos.

Para ser sincero el juego es igual de repetitivo que el original, lo que le ayuda mucho es la variedad de escenarios y que la acción es frenética.

Rampage World Tour no es un clásico como tal, es una buena secuela que actualizaba algunos aspectos del original, ofreciendo un juego más dinámico. Cuando salió tuve la oportunidad de probar la versión de Nintendo 64 y era bastante fiel a la de arcade.

Una tercera parte de la serie llamada Rampage Total Destruction apareció para Game Cube, Playstation 2 y Wii.

Pit Fighter (Arcade) – Retro Bits

Pit Fighter fue pionero en utilizar gráficos digitalizados, como los que aparecen en Mortal Kombat donde le toman varias fotografías a actores y con ellas realizan las animaciones de los personajes. También innovó al permitir que tres peleadores participaran al mismo tiempo de manera cooperativa.

El concepto se originó porque al desarrollador Gary Stark le gusta la película Blood Sport (Contacto Sangriento) con Jean Claude Van Damme y le pareció una buena idea para un videojuego. De hecho el título provisional del juego era Blood Sport hasta que se dieron cuenta que no podían usar el nombre por derechos de autor. Tuvieron que proponer títulos como Blood Warrios, Tough Enough, Prize Fighters hasta llegar a Pit Fighter.

Los protagonistas no son muy carismáticos que digamos, hay un luchador, un experto en artes marciales y un kick boxer. Son lo más genérico posible, se nota que literalmente los sacaron de un gimnasio y no se preocuparon por darles mucha personalidad. El personaje más memorable es Ty y no porque sea carismático sino porque es el mejor peleador.

Con los villanos pasa lo contrario, se esfuerzan demasiado por tratar que se vean rudos y logran lo opuesto, más bien parecen salidos de un antro gay, pero de uno muy degenerado, como el de la película Irreversible.

El combate es muy entrecortado, puedes hacer algunas llaves o movimientos especiales pero no es tan necesario, con intercalar golpe, patada y dar botonazos es suficiente.  Lo novedoso del juego es que puedes utilizar elementos tirados en tu entorno como sillas, cajas, motocicletas o cuchillos.

Me agrada el ambiente del juego, está muy bien logrado, da una sensación de peligro sin igual, si te acercas al público te avientan o también te pueden apuñalar. Así que tratar de huir en las esquinas y meterte entre los espectadores no una buena opción.

Visualmente el juego era novedoso porque los personajes estaban hechos con fotografías digitalizadas de actores. Otro detalle visual importante consiste en que la cámara hace acercamientos durante la pelea para apreciar mejor la acción, este tipo de cámara dinámica no era tan común.

Hay peleas de bonificación donde te enfrentas a ti mismo. Algo así como las “peleas espejo” que después aparecieron en Mortal Kombat. Al final después de estar involucrado en un contexto sumamente homo erótico, recibes mucho dinero a cambio de tu esfuerzo y te quedas con las chicas.

Pit Fighter es un juego inspirado por aquellas películas ochenteras sobre peleas clandestinas, era novedoso por el ambiente que transmitían los combates y por los gráficos digitalizados. La jugabilidad no ha aguantado tan bien el paso del tiempo, carece de estrategia, cualquiera que se la pase dando botonazos terminará el juego sin problemas.

A pesar de que era muy difícil adaptar el juego a consolas caseras por cuestiones técnicas  fueron lanzadas versiones para computadoras, Super Nintendo, Game Boy, Spectrum, Atari 7800, etc. El aspecto gráfico y el entorno interactivo eran lo que más sufría en estas adaptaciones. Tengo entendido que la versión más decente es la que hicieron para Genesis.

Existió el prototipo de una secuela para recreativas y para consolas caseras pero esta nunca fue lanzada comercialmente. Las pocas imágenes que hay disponibles muestran que la variedad de personajes era mucho más amplia y que reciclaron muchos elementos del primer juego.

Arch Rivals (Arcade/Xbox) – Retro Bits

Desarrollado en 1989 es el juego que inspiró a la serie NBA Jam. Es un título de baloncesto pero se distingue por no tener reglas y estar lleno de acción. Lo cual se convirtió en un nuevo género, juegos de deportes sin reglas.

Al no tener la licencia de la NBA los equipos son genéricos aunque sí llevan los colores tradicionales. Por ejemplo el equipo de Chicago tiene un uniforme blanco con rojo.  Hay una buena variedad de jugadores para elegir, son ocho en total, son los mismos sin importar el equipo que elijas,  todos tienen diferentes habilidades, unos son mejores para robar el balón, otros para hacer tiros a larga distancia y otros son más balanceados.

Hay seis equipos los cuales puedes elegir de manera aleatoria, Nueva York, Denver, Chicago, Los Angeles, Natural High y Brawl State. Todos son lo mismo, solo cambian los colores de los ‘jerseys’.

El planteamiento consiste en equipos de dos jugadores. Hay un botón especial para lanzar golpes, el cual se convierte en tu mecanismo de defensa principal. Las clavadas son discretas y hay poca variedad. No son tan vistosas como en NBA Jam. Aunque existe la posibilidad de romper el tablero.

El ambiente que se vive dentro de la cancha es muy bueno. Hay personajes carismáticos desde porristas, entrenadores y gente dormida. Esto le da mucho encanto al juego, también puedes encontrar vasos tirados en la duela y resbalarte con ellos. El árbitro es el clásico gordito que no marca las faltas.

Arch Rivals fue pionero del género deportivo arcade, ese donde no hay reglas. Jugándolo recientemente le hace falta un poco de variedad, tiene pocos equipos y solo ofrece partidos amistosos. Vale la pena probarlo por su jugabilidad, la cual es bastante intuitiva y por el ambiente que hay en el estadio, desde perros que fungen como mascotas de los equipos hasta gente aburrida por el partido.

Aparecieron versiones caseras para Nintendo y para Genesis. Las cuales no fueron tan bien recibidas porque tenían ‘glitches’ que hacían injustos los partidos.

Super Off Road (arcade) – Retro Bits

Super Off Road es el clásico juego que encontrabas en las maquinitas, era un gabinete con tres volantes, cada uno con dos pedales uno para frenar y otro para acelerar. Originalmente se llamaba Ivan ‘Iron Man’ Stewart’s Super Off Road y fue lanzado en 1989 por Leland Corporation, pero después perdieron la licencia y lo dejaron simplemente en Super Off Road. Como dato curioso, Rare desarrolló la versión para NES.

Es un juego sencillo, en realidad todo se basa en acelerar y dar vuelta a la izquierda o a la derecha. La vista es casi cenital, está un poco inclinada. Se nota que los modelos de los vehículos todo terreno están pre renderizados.

El mayor atractivo era el multijugador, como la cámara permitía ver toda la pista, tres personas podían jugar simultáneamente. La competencia es reñida porque cualquier roce con otro vehículo u obstáculo te puede sacar de control.

Hay obstáculos propios de una carrera campo traviesa, como arena, hoyos, dunas, charcos. Todo para aprovechar al máximo tu vehículo. La física del juego es muy buena, realmente cada obstáculo se siente diferente y hace que tu camioneta reaccione dependiendo a las condiciones del terreno, agarrar mal una duna o una rampa puede ocasionar que no des bien una vuelta o que caigas en el agua.

En la pista puedes recolectar nitro y dinero. El dinero te sirve para comprar mejoras al finalizar la carrera. Puedes mejorar los amortiguadores, la velocidad, la cantidad de nitro disponible, etc. Hay una pista con nombre en español que suena raro, se llama Huevos Grande, no sé, el nombre simplemente suena chistoso.

Super Off Road tal vez es el juego que no reconoces por nombre pero en cuanto lo ves, sabes exactamente cuál es. Era casi imposible encontrarte un local arcade sin él o alguna de sus secuelas.

-Alex Luna