Tag Archives: Konami

International Superstar Soccer Pro 98 (PSX) – Retro Bits

International Superstar Soccer Pro 98 es la tercera entrega del conocido juego de fútbol Winning Eleven. Las primeras dos ediciones llevaron el nombre Goal Storm en el continente americano. Ésta vez aprovecharon la popularidad alcanzada por el título International Superstar Soccer para el Super Nintendo y para el Nintendo 64, sólo le agregaron un ‘Pro’ al nombre para diferenciarlos.

Lo raro es que la portada del International Superstar Soccer 98 de Nintendo 64 y la del International Superstar Soccer Pro 98 de Playstation eran iguales a pesar de que son juegos completamente diferentes.

Eso confundía a los jugadores, aunque en esa época era común que los juegos cambiaran mucho dependiendo de la consola.

En Japón Winning Eleven 3 contaba con la licencia del mundial. Aquí el juego era igual, pero no tenía los nombres reales de los jugadores ni el logo de Francia 98. Pero incluyeron una herramienta que rápidamente se volvió fundamental para la serie: el editor.

Podías cambiar el nombre de los jugadores para que coincidieran con los reales. Para que en lugar de jugar con Blonco, pudieras corregirlo y usar a Cuauhtémoc Blanco.

La jugabilidad ya estaba muy cerca de ser la mejor de la serie. Tenían algunos detalles por corregir pero era notable el potencial.

Los pases filtrados eran demasiado poderosos, casi siempre que realizabas uno, el delantero se desmarcaba con facilidad y quedaba frente al portero. Esto se convertía en la manera más fácil de acercarte al arco rival y se hacía innecesario buscar otras maneras de atacar.

International Superstar Soccer Pro 98 ofrecía jugadas emocionantes y partidos cerrados, le faltaba ajustar un poco el juego en medio campo pero ya se encontraba muy cerca de su mejor versión para el primer Playstation.

Advertisements

International Superstar Soccer (SNES) – Retro Bits

Si nombramos un juego clásico de fútbol para el Super Nintendo este tiene que ser International Superstar Soccer de Konami. Simplemente con escuchar el título al principio del juego me siento en casa.

Fue de los primeros juegos que capturaban muy bien la esencia del fútbol. Se notaba que estaba hecho por fanáticos del deporte.

En su época era de lo más real, actualmente nos puede parecer muy exagerado porque hay muchos goles de rebote, los porteros a veces parecen súper humanos y es muy fácil hacer una que otra finta para despistar a tus rivales.

Entre los detalles que me parecen encantadores del juegos es el parecido de algunos jugadores, a pesar de que no tenía licencia alguna, podías identificar sin el menor problema a Batistuta de Argentina o a Carlos Valderrama de Colombia, con el puro peinado te dabas cuenta. Los jugadores se cansaban y las animaciones demostraban este cansancio. También se alcanzaba a ver el número de cada jugador en su jersey, detalle que era inédito.

El modo ‘scenario’ recreaba momentos del mundial de Estados Unidos 94. Planteaba retos basados en situaciones muy específicas como cuando Brasil sufrió una expulsión contra Estados Unidos y se le complicó el partido.

Tenías la posibilidad de ajustar algunas reglas y de elegir al árbitro de tu preferencia. Cada árbitro tenía características diferentes, por ejemplo uno era más rigorista que otro.

International Superstar Soccer interpretaba al fútbol de tal manera que lo hacía muy emocionante, gráficamente era muy detallado y, aunque no era una recreación perfecta, lograba apasionar a los jugadores.

Teenage Mutant Ninja Turtles II: The Arcade Game – Retro Bits

Está en el top 5 de juegos que marcaron mi infancia. Si algo hay que reconocerle es que capturaba a la perfección la esencia de las Tortugas Ninja.

La trama giraba en torno a que Shredder secuestraba a April O’Neill y las tortugas iban a su rescate.

Estaba basado en un juego de maquinitas y aunque gráficamente no estaba a la par, tenía más niveles y jefes diferentes, era el mismo juego pero tenía detalles nuevos para los fanáticos. Baxter Stockman aparecía como jefe en lugar de Beebop y Rocksteady en el nivel del estacionamiento.

Los juegos beat em ups de la época eran muy repetitivos, aquí le agregan mucha variedad al juego los jefes finales y el diseño de cada nivel. Algunos elementos eran interactivos, le podías pegar a postes, conos y coladeras para derribar a tus rivales. También podías ser grosero y espantar a una chava que pasaba en medio de la acción.

En una escena patinabas para darle variedad al juego. También te encontrabas con diferentes tipos de enemigos como helicópteros, tigres, mousers (esos ratones robóticos de la serie), entre otros.

Estoy seguro que la mayoría se ponía a brincar en el fuego del primer nivel para hacer como que se quemaban o en los hidrantes hacían como que bañaban a sus tortugas. Así de auténtico se sentía el juego.

En lo personal le tengo más cariño a esta versión que a la de arcade porque era la versión casera, la que podías jugar todo lo que quisieras con tus amigos.

Shredder es un desgraciado, se clona para confundirte y para que no encuentres al original. Puede ser frustrante pelear con él, pero también es muy divertido.

Un detalle algo bizarro es que la tortuga que hacía más puntos en un nivel se ganaba un beso de April O’Neill, zoofillia en todo su esplendor. Seguro a eso se referían con Cowabunga.

Double Dribble (NES) – Retro Bits

Double Dribble fue el segundo juego de basketball que Konami lanzó para maquinitas. En 1987 hicieron una conversión del juego para el NES. Al escuchar sobre este juego de basketball estoy seguro que los gamers de más de 30 años se llenarán de nostalgia.

El juego se siente muy arcade, toma muy pocos elementos de simulación, alcanzas a hacer una falta de vez en cuando, pero es muy raro. Básicamente lo que haces es pasar hasta encontrar un compañero sin marca y anotar, una y otra vez.

Ahorita lo podemos sentir repetitivo, pero en realidad la jugabilidad es sólida y muy intuitiva. Actualmente puedes agarrar el juego y de inmediato empezar a dominarlo. Sin duda es de los mejores juegos de basketball que salieron para el primer Nintendo.

Es de los primeros juegos que metían “cinemáticas” dentro de la acción del juego. En este caso los utilizaban durante las clavadas para que fueran más vistosas.

En los 90 Konami siguió desarrollando juegos de basketball pero usó muy poco el nombre Double Dribble, le dio todo su apoyo a la serie NBA In the Zone.

Desde 1994 cuando apareció Double Dribble: The Playoff Edition para Sega Genesis la serie estuvo en el olvido hasta el 2010 cuando sacaron un remake para el iPhone llamado Double Dribble Fast Break. Un lanzamiento de bajo perfil que sirve para saber que Konami no se ha olvidado de esta serie.

NBA In the Zone (PSX) – Retro Bits

NBA In the Zone fue el primer juego de basketball que sacó Konami para el primer PlayStation. En lo personal le tengo cariño porque fue de los primeros juegos que vi en esa consola y en su momento me sorprendió, no podía creer que existiera un juego tan real, al menos eso creí. Los jugadores poligonales se veían muy bien comparado con lo que estaba acostumbrado en el Super Nintendo.

Ahora el juego se ve feo, en realidad no ha envejecido bien, los polígonos que tanto me cautivaron hace años no aguantaron el paso del tiempo. Todo se ve muy pixeleado, no sé cómo se podía distinguir lo que pasaba en la cancha. Juro que cuando recordaba el juego en mi memoria se veía muy nítido, la realidad es otra.

Lo que vale la pena es la jugabilidad. Es estilo arcade, muy dinámica, enfocada en los contragolpes rápidos y en las clavadas. Me recuerda mucho al juego NBA Give and Go, también de Konami y que salió para el Super Nintendo.

Además de la jugabilidad, otra cosa que tiene encanto en el juego es el sonido que aparece cuando lo pausas. Es el sonido clásico de los juegos de Konami.

Recuerdo que en esos tiempos jugadores como Michael Jordan y Shaq no aparecían en videojuegos de basketball. Así que encontrabas jugadores genéricos en sus lugares lo cual era algo incómodo. Yo no quería jugar un título de karate con Shaq ni usar a Jordan como un personaje que avienta pelotas en un juego de aventuras, yo quería utilizarlos en un juego de basketball. Tristemente en esta época brillaban por su ausencia.

El jugador que sí sobresalía en todos los juegos de la época era Dennis Rodman, aquí sale jugando para los San Antonio Spurs y se distingue por su pelo pintado de verde.

Éste era un juego de primera generación del Playstation, eventualmente los juegos de basketball mejoraron muchísimo durante el ciclo de vida de la consola. Hay que tener en cuenta que en su tiempo el juego no se veía mal, pero ahora nos sirve de ejemplo para darnos cuenta cómo eran los juegos poligonales cuando estaban en pañales.

Goal Storm 97 (PSX) – Retro Bits

El segundo juego que hizo Konami de fútbol para el Playstation llevó varios nombres Winning Eleven 97 en Japón, International Superstar Soccer Pro en Europa y Goal Storm 97 en América.

El “Pro” que le agregaron al título International Superstar Soccer fue para diferenciarlo de la versión de Nintendo 64 la cual era muy diferente y desarrollada por otro equipo. Supongo que en América le pusieron Goal Storm 97 para que sonara más emocionante el título, pero no se mantuvo, sólo existieron dos entregas de la franquicia que llevaron ese nombre.

Ésta vez re diseñaron el juego, no hay mucho parecido con el primer Goal Storm debido a que no agradó del todo. El esquema del control ya se parece mucho más al que hizo popular a la serie. El balón se siente más suelto e impredecible, el juego se basa mucho en tocar en corto el esférico y en los pases de profundidad.

Claro, se puede sentir arcaico a la hora de probar versiones más nuevas, pero se nota que aquí sentaron las bases para la franquicia.

Basaron el juego en darle mayor realismo a la física del balón y a la atención al detalle que cautivó a los fanáticos. Los uniformes de las selecciones se parecían mucho a las reales a pesar de que no contaban con la licencia, por ejemplo el uniforme de México es igual al que usaron en los juegos olímpicos de Atlanta 96.

Lo único que tengo en contra de éste título es que tiene pocos modos de juego. Necesitas echar las retas con amigos para disfrutar Goal Storm 97 en todo su esplendor.

Jugándolo recientemente puedo decir que ha envejecido mejor que International Superstar Soccer para Nintendo 64, el cual también es un gran juego pero simplemente se siente más “arcade”, los partidos que vives en Goal Storm 97 son mucho más emocionantes.

Pro Evolution Soccer 2015 – Reseña

El año pasado fue desastroso para Pro Evolution Soccer, parecía que vendieron una versión beta del juego, ni los menús cargaban bien.

Éste año la intención de Konami es regresar a las raíces de la franquicia, creo que de alguna manera lo han logrado. La jugabilidad es muy intuitiva, los pases, las fintas, los disparos, todo te permite llevar un buen control del partido.

El ritmo del juego es pausado, agregando mayor estrategia. Tienes que repartir el esfuerzo entre todos los jugadores y colocar pases precisos para no gastar tan rápido su energía. Hay un buen balance entre las habilidades de los defensas y de los delanteros rivales, ambos dependen de sus aciertos y de sus errores. Así que cuando te meten gol sabes que pudiste haberlo evitado.

Un detalle que me agradó es que puedes elegir que tan largo quieres el pasto de la cancha para hacerla más rápida o más lenta dependiendo tu estilo de juego.

El único negrito en el arroz en cuanto a la jugabilidad es que a veces los porteros se sienten demasiado perfectos, sobre todo a la hora de parar dispararos de larga distancia, muchas veces se ve robotizado, no se llega a ver tan natural.

En cuestión gráfica se ve bien pero no es nada del otro mundo. Los jugadores que tienen parecido a su contra parte real lucen mucho pero desentonan demasiado los jugadores con rostros genéricos. Hablando de los rostros genéricos, en realidad son horrendos, ni parecen humanos. En algunas ocasiones el público en las gradas se ve muy pixeleado, detalles así hacen que se vea descuidado el aspecto gráfico.

Hay un modo nuevo en el juego que se llama MyClub, el cual es la respuesta directa de PES al Ultimate Team de FIFA. En este modo puedes jugar en línea o contra la computadora, tienes un equipo base, conforme vas ganando partidos y dinero puedes contratar reclutadores que te conseguirán jugadores al azar en diferentes posiciones. El hecho que los jugadores los contrates al azar evita que todo mundo tenga los mismos pero por otro lado es difícil crear a tu equipo de ensueño.

Hablando en términos generales el modo MyClub, fuera de las micro transacciones, me dejó con un buen sabor de boca porque es adictivo tratar de ganar partidos para conseguir jugadores nuevos aunque estoy consciente que todavía le pueden mejorar mucho.

El apartado en línea de PES 2015 es lo mejor y lo peor del juego al mismo tiempo. Es lo mejor porque al jugar con rivales humanos puedes experimentar partidos muy reñidos y una buena competencia. Es lo peor porque es muy difícil encontrar rivales y el sistema no suele castigar a los tramposos.

Si no te importa que falten licencias, lo cual siempre ha sido el punto débil de la franquicia, y quieres un juego de ritmo pausado con más estrategia, PES 2015 es una buena opción. Este año parece que están retomando un buen camino para la franquicia, ahora falta que mejoren el aspecto en línea y cuestiones superficiales como las gráficas.