Tag Archives: Indie Games

Rocket League (Switch) – Reseña

Rocket League es un juego desarrollado por Psyonix que apareció de manera descargable en el 2015 para Playstation 4 y PC, al año siguiente salió para Xbox One junto con ediciones físicas del juego para todas las plataformas.

Es un juego que se convirtió en un éxito instantáneo, todos los suscriptores de Playstation Plus lo recibieron sin costo adicional el día de lanzamiento, esto garantizó que rápidamente existiera una buena base de jugadores para competir en línea.

La mejor manera para describir a Rocket League es como un juego de fútbol donde controlas automóviles para tratar de anotar en la portería rival. El gran atractivo del juego es que no necesitas estar familiarizado con el futbol o ser aficionado a los deportes para agarrarle el gusto ya que es un juego sumamente accesible. Aquí aplica el cliché de que es fácil de aprender a jugar pero difícil de dominar.

Rocket League es secuela de Supersonic Acrobatic Rocket- Powered Battle-Cars, juego que también recibieron los suscriptores de Playstation Plus pero que no fue tan popular, también era un juego de futbol con autos pero creo que el título no fue lo suficientemente descriptivo, cuando lo probé me gustó mucho pero de inicio no tenía la menor idea que iba a ser un juego de deportes. Creo que utilizaron el peor nombre que se les pudo ocurrir.

En lo personal, pienso que la belleza de Rocket League radica en la física de la pelota, reacciona dependiendo de donde le pegues. Hasta cierto punto, creo que este juego ofrece la mejor representación de lo que es, en realidad, pegarle al balón, no es como en FIFA donde tienes que llenar la barra y el disparo sale como quieres, aquí debes ensayar los disparos una y otra vez en diferentes circunstancias para mejorar tu rendimiento. Hay un alto grado de estrategia a la hora de decidir cómo le pegas al esférico. El juego te da la libertad para experimentar, hay gente que hace volar a sus vehículos aprendiendo a usar adecuadamente el botón de nitrógeno.

Además de futbol, hay diferentes modos de juego incluyendo una versión de hockey sobre hielo y una de basquetbol, estos dan variedad pero no son el plato fuerte, te das cuenta que no son tan populares porque no hay tanta gente jugándolos en línea. Está muy bien hecho el ‘matchmaking’ de las partidas en línea porque el juego te dice cuántas personas hay disponibles en cada modo de juego.

Todas estas modalidades se pueden jugar tanto en línea como sin conexión. Lo más recomendable es el juego en línea porque es impredecible y el reto es ilimitado, pero como uno no siempre puede estar conectado existe el modo de temporada, el cual es muy útil para practicar contra la inteligencia artificial y familiarizarte con el juego.

Las partidas en línea son adictivas, pueden llegar a ser caóticas pero está garantizado que nunca la vas a pasar mal. Lo que me gustó de la versión de Switch es que te permite jugar en línea con rivales que estén en Xbox One o en computadora. Esto significa que el juego, al menos en cuestión de jugabilidad, es exactamente igual al que salió para las otras plataformas.

Para que la jugabilidad fuera idéntica en esta versión se hicieron algunos sacrificios, las texturas no son tan detalladas y la resolución es dinámica, en momentos donde se le exige mucho al juego, puede bajar considerablemente, nunca se alenta el juego ni llega a afectar al control, pero sí se puede llegar a ver todo muy pixeleado. Esto se nota más cuando lo juegas en modo portátil. La primera vez que jugué esta versión sentí un bajón gráfico considerable, después con las actualizaciones que han salido este aspecto ha mejorado y ya no es tan notorio.

Este lanzamiento para Switch incluye autos exclusivos, uno de Mario, otro de Luigi y uno basado en la armadura de Samus. Otro aspecto que hace adictivo al juego es la cantidad de opciones que hay para personalizar tu vehículo, cada que terminas un partido recibes aleatoriamente un aditamento para decorarlo, sí, solo es algo estético pero hay mucho por desbloquear. Hay decoraciones con temática del juego Portal y de la caricatura de Adult Swim, Rick y Morty.

También hay contenido descargable que compras con dinero real, estos son vehículos con licencias famosas como el Batimovil, autos de Rápido y Furioso o el DeLorean de Volver al Futuro.

Rocket League es un juego adictivo, me hace recordar esos tiempos cuando las recreativas eran populares, donde cualquier juego era accesible y divertido sin importar el género. Aquí no tienes que ser fanático, ni saber de futbol para disfrutarlo, solo tienes que presionar el acelerador y pegarle a la pelota para divertirte. La versión de Switch sacrifica un poco la resolución para ofrecer una jugabilidad idéntica a las otras versiones y un rendimiento estable. En lo personal, creo que es bastante razonable sacrificar un poco el aspecto gráfico para tener un Rocket League portátil. Es un juego indispensable sin importar la consola que tengas, lo recomiendo ampliamente.

Advertisements