Tag Archives: Football

World Cup 98 (Nintendo 64) – Retro Bits

Después del desastroso FIFA 64, EA Sports corrigió el rumbo con FIFA 98: Road to the World Cup, desde el inicio era imponente utilizando la canción Song 2 de Blur. Contaba con clubes, selecciones nacionales y con una modalidad de fútbol rápido. Como su título lo indica todo está encaminado en que lleves a tu equipo favorito al mundial.

Meses después, para coincidir con la justa mundialista de Francia 98 lanzaron otro título enfocado solamente en el mundial, sin clubes, pero con uniformes auténticos y con todas las selecciones que consiguieron su boleto, también aparecían algunas selecciones que no llegaron al mundial como Portugal. Esta vez la canción principal fue Tubthumping de Chumbawamba.

World Cup 98 fue el primer juego mundialista que hizo EA Sports, también fue el primero juego basado en una copa del mundo que tuvo gráficos poligonales. El juego del mundial del 94 lo hizo US Gold y era decepcionante que ni siquiera tenían los nombres reales de los jugadores, la jugabilidad tampoco era memorable.

Regresando con World Cup 98, aquí utilizaron la jugabilidad que le funcionó tan bien a EA Sports con FIFA 98 y sólo hicieron algunos ajustes para pulirla, los jugadores se posicionan mejor en el campo y ya puedes modificar la estrategia durante el transcurso del partido.

La jugabilidad es difícil de describir porque da una sensación ‘arcade’, dista de ser una simulación, hay demasiadas chilenas y el balón se pega mucho a los pies de los jugadores, pero tampoco se puede decir que es cien por ciento ‘arcade’ porque hay demasiados comandos y movimientos que pueden alejar a los jugadores casuales. La interpretación que hace EA Sports del fútbol en este juego está llena de acción, los partidos se prestan para golizas pero tiene algunos aspectos de simulación como el fuera de lugar, las faltas y las modificaciones que puedes hacer en la estrategia de tu equipo.

Hay dos movimientos “especiales” que me llaman mucho la atención porque los fueron olvidando con el paso de los años. Uno te permite brincar con el balón para esquivar entradas y barridas, el mismo botón pero a la hora de defender sirve para barrerte con los tachones por delante, rara vez ganas el balón de esta manera y por lo general obtienes mínimo una tarjeta amarilla. Supongo que esto lo quitaron para no promover la violencia en el juego al ser un producto oficial de FIFA. Como en Madden que quitaron los golpes tardíos.

El modo de repetición me agradó bastante, hay una “cámara libre” que te permite acercarte y alejarte a placer, así como ver las jugadas cuadro por cuadro. No existe la opción para guardar las repeticiones. Una cosa que me desagradó del juego es que es de los pocos que te obligan a guardar tus datos en una memoria externa (controller pack) y no se guardan en el cartucho, es raro porque esa suele ser una ventaja de los juegos de Nintendo 64, que puedes guardar tus avances ahí mismo.

En la modalidad del mundial puedes jugar los partidos con el calendario real o también puedes revolver los grupos de manera aleatoria por si te aburres de jugar siempre contra los mismos equipos. Al ganar el mundial se desbloquea el modo clásico donde puedes revivir los mejores momentos de mundiales pasados, con todo y las reglas de cada época, por ejemplo, antes del mundial del 70 no podías realizar cambios.

En la versión de Playstation y de PC cuando juegas los partidos ‘retro’ en el modo clásico se ve en blanco y negro o en tonos sepia dependiendo del año de la final. En el 64 se ven a color, solo el estadio al fondo se ve un poco sepia y todos los partidos, sin importar la época, se juegan con balón de cuero.

En el aspecto gráfico, los jugadores se ven bien pero les faltan detalles, es difícil distinguir uno de otro a simple vista, los peinados y el color de pelo es lo que llega a diferenciarlos. Lo que más me gusta del título es la ambientación, antes de cada partido se toca el himno de cada país y durante los encuentros se ven las gradas con banderas enormes apoyando a cada nación. Como detalle gráfico la lluvia se ve un tanto fea, parece como si la antena estuviera mal conectada y se viera mal la señal con un poco de estática. Además es un efecto meramente visual, no afecta en nada a la jugabilidad. Me encantó una celebración, la cual es muy noventera y muestra poca deportividad, pasa cuando un portero recibe gol y de coraje patea la cámara.

En la versión de Nintendo 64 puedes cambiar el texto y los menús para que salgan en español pero la narración de los partidos se mantiene en inglés, dicha narración corre a cargo de John Motson y Chris Waddle. En las ediciones de PC y de Playstation aparece la opción de escuchar la narración en español con los comentarios de Paco González y Manolo Lama.

World Cup 98 es una gran pieza de recuerdo del mundial que se llevó a cabo en Francia. La canción de Chumbawamba, los uniformes auténticos y las alineaciones donde aparecen, ahora leyendas, como Zidane, Ronaldo y Klinsmann lo convierten en un producto perfecto para la nostalgia del ‘gamer’ futbolero.

¿Ustedes qué opinan de este juego del Mundial de Francia 98? ¿Prefirieron ésta edición o el FIFA 98 que sí incluía clubes? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

FIFA 2001 (PS2) – Retro Bits

FIFA 2001 fue el primero de la serie que salió para el Playstation 2. Todavía su estilo de juego era muy “arcade”, esto significa que hay muchos goles y jugadas exageradas. Daba la sensación de que el juego era hecho pensando en el público estadounidense, ya que mantenían la estética de un partido de fútbol pero el juego tenía demasiada acción y poca estrategia.

La principal queja del juego consiste en que el balón parece estar pegado a los botines de los jugadores, como si tuvieran un imán. Hace falta que el balón se sienta como un objeto independiente. Parte del encanto del fútbol se da por lo impredecible que es el esférico y esto no está bien recreado en el juego.

Hay un botón que está destinado para realizar faltas fuertes, no tiene mucha utilidad, a menos que desactives las faltas, porque al usarlo mínimo te sacan una tarjeta amarilla. Con este botón te barres con los tachones por delante o empujas a tus rivales. Se nota que no tomaban en cuenta el ‘fairplay’.

Hay acciones muy precisas que te garantizan un gol, como cualquier disparo con potencia dentro del área. Los disparos a larga distancia tienen el efecto contrario, siempre los detienen los arqueros.

Otra jugada muy efectiva es la chilena, con tan solo presionar dos veces el botón de disparo en un centro puedes realizar una chilena o una tijera.

Para evadir a tus enemigos con facilidad hay un comando para brincar (es como una ‘Cuauhtemiña’) y otro para hacer una finta. Cualquiera de los dos hacen que pierdas a tus rivales como por arte de magia.

Los jugadores se notan muy genéricos, todavía no trabajaban en los rostros de los jugadores, los reconocías por los peinados o por el color de piel. Los clubes ya contaban con la publicidad en los uniformes. Lo mejor del aspecto visual es que ya tenía compatibilidad con monitores de pantalla ancha, esto hace que los estadios se vean imponentes y que el juego se vea bastante decente en la actualidad.

FIFA 2001 ofrece un juego divertido y lleno de goles, la manera en que interpretan al deporte todavía estaba muy lejos de ser una simulación. Actualmente puedo decir que lo mejor del juego es su ambientación, la cantidad de equipos disponibles y su banda sonora, la cual es excelente y se encuentra encabezada por Bodyrock de Moby.

International Superstar Soccer 2000 (N64) – Retro Bits

International Superstar Soccer 2000 es la tercera entrega de la serie para el Nintendo 64. Su lanzamiento fue un poco raro, parece que no le dieron mucha importancia, salió en diciembre del 2000 y para esas fechas el Playstation 2 ya estaba a la venta en Estados Unidos.

Lo primero que se viene a la mente es que la falta de apoyo al juego fue porque no incluía muchas novedades. Básicamente era una actualización de la versión del 98 con más equipos y nuevas plantillas de jugadores falsos, claro todos estaban hechos en base a los reales, pero era lo que hacían cada año.

La mayor novedad consiste en su compatibiliad con el ‘Expansion Pack’, el cual agrega 4 MB adicionales para la memoria RAM de la consola, aquí lo aprovechan con un modo de alta resolución.

El modo de alta resolución ofrece una mejora gráfica considerable. El problema consiste en que cuando eliges esta resolución el juego corre a menos cuadros por segundo, el movimiento de los jugadores se siente menos fluido y puede llegar a marear un poco.

Otra característica novedosa del juego es un modo de carrera, un tanto parecido al de la liga maestra de Winning Eleven, lo extraño es que en mi copia del juego no viene incluido (y sí, es una copia original), hasta en el instructivo de juego menciona esta característica y la he visto en videos en youtube. No sé a qué se deba esto.

El juego tiene narración en español, un poco limitada pero es aceptable. Como siempre hay más estadios. Ahora incluyeron el estadio Azteca, no tiene la licencia, aparece como un estadio mexicano genérico pero de inmediato te das cuenta que hicieron una recreación bastante fiel del Azteca, de hecho creo que es la única aparición que ha tenido en juegos de fútbol de Konami. Finalmente hicieron el favor de ponerle a México el uniforme del calendario azteca, el cual fue muy popular gracias al mundial de Francia 98.

International Superstar Soccer 2000 fue el último juego de la serie que apareció en el continente americano. Es muy sólido y bastante entretenido pero al compararlo con entregas pasadas simplemente no había evolucionado lo suficiente. Konami prefirió darle prioridad a Winning Eleven, su otra serie de fútbol.

 

ISS Pro Evolution (PS1) – Retro Bits

ISS Pro Evolution es el mejor juego de fútbol que salió para el primer Playstation. Todo lo que en Konami habían trabajado años atrás rindió frutos y entregaron la mejor experiencia posible, al menos para esta consola.

En el continente americano el juego pasaba de ser International Superstar Soccer Pro a ser ISS Pro Evolution, nombre que después se transformaría en Pro Evolution Soccer. En Japón es la cuarta entrega de Winning Eleven.

Los partidos son reñidos, llenos de jugadas emocionantes, tiros al poste, desviadas del portero, todo lo que le da sabor al fútbol.

Lo que hace a ISS Pro Evolution diferente a la competencia es que los partidos se sienten espontáneos, en esa época muchos juegos tenían una o dos mañas con las que podías anotar gol fácilmente. Aquí el juego te da la libertad de que uses la cancha a tu antojo, aprovechar el juego aéreo, las jugadas a balón parado, tratar de superar por velocidad a tus rivales, las posibilidades se sienten infinitas.

En esta entrega redujeron el poder de los pases filtrados, antes ciertos momentos eran garantía de que iba a quedar solo tu delantero, ahora ya es más complicado lograrlo, la defensa no es tan pasiva.

El juego sigue enfocándose mucho en los pases, distribuir el balón para generar huecos en la defensa, de hecho es de los primeros juegos en los que el radar se vuelve fundamental para desarrollar jugadas. También ayuda mucho si eliges la cámara más alejada de la cancha para detectar los errores de tu rival.

El único pero que le pongo a la jugabilidad es que a los jugadores les falta fluidez a la hora de cambiar de dirección controlando el balón, se sienten algo rígidos, parece como si fueran sobre un riel y no pudieran salirse.

Los estadios están basados en algunos reales pero no tienen licencia. Tad Brick es el Old Trafford, por ejemplo. Los uniformes no tienen licencia pero se parecen mucho a los reales de esa época. El modo edición del juego era bastante bueno, se convirtió en el título favorito para ser modificado. Con facilidad encontrabas en la piratería la versión con la Copa Libertadores 2001 o con la Liga Mexicana.

El modo más completo del juego y que se convirtió en una de las principales características de la serie empezó aquí, la Master league, la cual ya te permitía jugar con clubes europeos. Agarras un equipo como Manchester o Barcelona, siempre empiezas con jugadores genéricos y conforme vas ganando partidos obtienes puntos para contratar jugadores a tu antojo y crear tu equipo de ensueño.

Lo malo es que estos equipos europeos solo están disponibles en esta modalidad, a la hora de jugar un partido amistoso solo te aparecen selecciones nacionales.

Su lanzamiento en el continente americano dejó algo que desear porque llegó tarde y tres meses después Konami tuvo la brillante idea de volverlo a vender pero con la licencia de la MLS, confundiendo  a los consumidores y cambiando el título del juego una vez más, ahora se llamaba ESPN MLS GameNight.

Entre este juego y el Winning Eleven 5, apareció una versión intermedia que no llegó al continente americano, en Japón fue Winning Eleven 2000 e incluía selecciones nacionales sub-23 y en Europa lanzaron ISS Pro Evolution 2, el cual ofrecía una Master League mejorada en donde ya podías subir de división a tu equipo.

ISS Pro Evolution consolidó a la serie como la mejor simulación de fútbol en el mercado, es un juego en el que hasta un empate sin goles se convierte en algo emocionante. Había una atención al detalle tremenda, a pesar de no tener licencias los jugadores se comportan igual a sus contrapartes reales. Los desarrolladores supieron transmitir la pasión por este deporte y eso inmortalizó la serie. También consiguieron que el otro juego de fútbol de Konami, International Superstar Soccer 2000 de Nintendo 64, se sintiera torpe y repetitivo.

FIFA International Soccer (SNES) – Retro Bits

El primer juego de la serie no tenía los nombres reales de los jugadores. Esto se debe a que creyeron que con obtener la licencia de la FIFA era suficiente y no es así, se necesita la licencia de la FIFpro para tener a los jugadores y negociar con cada liga para obtener equipos de club.

Gracias a EA Sports la FIFA y sus afiliados tuvieron que poner orden y arreglar muchas cosas en cuanto a licencias. En un principio ni la misma FIFA sabía cómo otorgar un permiso para que se usara un estadio en un video juego.

El mayor diferenciador de FIFA con respecto a la competencia era la cámara que ofrecía un punto de vista isométrico. El resto solía optar por cámaras de “ojo de águila” o ver la cancha de lado.

Los modelos de los jugadores no son tan agraciados pero sus animaciones son realistas y muy variadas, creo que las animaciones de los porteros son las que más lucen en el juego.

Al anotar un gol aparece la pantalla del estadio y se ve una animación con los leds de la pantalla, está medio genérica pero recuerdo que en su momento eso tenía algo de encanto.

Partido amistoso, torneo, liga y eliminatorias son las modalidades que incluye el juego.

En cuanto a jugabilidad el juego no aguanta tanto el paso del tiempo, es difícil hacerte de la posesión del balón y tampoco es tan fácil que digamos robarlo. Algo curioso es que podías empujar a tus rivales y dejarlos tendidos en el suelo para quitarles el balón. De hecho, las faltas y el fuera de lugar vienen apagados de manera predeterminada.

En los tiros de esquina el juego te proporciona una mirilla para saber en qué zona caerá el balón, es una herramienta muy precisa y permite generar muchas oportunidades de gol.

Como es de esperarse no se siente como una simulación, los partidos son muy arcade, de ida y vuelta con muchas llegadas al área. También, a consecuencia de la vista isométrica existían ciertas zonas en donde siempre podías meter gol.

FIFA International Soccer es un buen juego, no es mi juego favorito de fútbol para el Super Nintendo pero recuerdo haber pasado muchas tardes de diversión jugando contra amigos. Las animaciones eran muy buenas pero el control se siente un tanto flojo. Fue hasta la llegada del FIFA 98 Road to the World Cup cuando la serie empezó a tener un estilo de juego mucho más agradable.

International Superstar Soccer Deluxe (SNES) – Retro Bits

Konami desarrolló esta secuela y desde que iniciaba el juego dejaban claro una cosa, que amaban el fútbol, al menos esa era la promesa que hacían. Y créanme que la cumplieron.

International Superstar Soccer Deluxe era una versión mucho más completa, tenía más y mejores animaciones, corrigieron errores de la inteligencia artificial, agregaron más equipos, estadios con diferentes tamaños de cancha,  cinco niveles de dificultad, más retos basados en partidos reales, etc.

Algo curioso de este juego es que fue muy popular en la piratería. Se hicieron versiones ilegales con equipos y jugadores reales, de hecho los puedes encontrar todavía en emulación. Títulos como Fútbol Argentino 96, World Cup France 98, Fútbol Colombiano 96, eran versiones modificadas del International Superstar Soccer Deluxe.

Al mencionar este juego, cualquier gamer futbolero que haya tenido un Super Nintendo lo recordará con cariño, era un juego con gran atención al detalle, en su época era la mejor recreación del deporte y salió antes de que los juegos de fútbol tuvieran que ser lanzados cada año de manera obligatoria.

En ese momento, comprabas el International Superstar Soccer Deluxe para tu consola y no necesitabas otro juego de fútbol, era el título definitivo.

También existieron versiones para Genesis y el primer Playstation.

La serie de International Superstar Soccer continuó en el Nintendo 64, los que salían para Playstation fueron desarrollados por otro equipo, finalmente la serie terminó en el Playstation 2 con tres títulos que no salieron en el continente americano, no fueron tan populares y eventualmente le cedieron su lugar a Winning Eleven como la única franquicia de fútbol de Konami.

International Superstar Soccer Pro 98 (PSX) – Retro Bits

International Superstar Soccer Pro 98 es la tercera entrega del conocido juego de fútbol Winning Eleven. Las primeras dos ediciones llevaron el nombre Goal Storm en el continente americano. Ésta vez aprovecharon la popularidad alcanzada por el título International Superstar Soccer para el Super Nintendo y para el Nintendo 64, sólo le agregaron un ‘Pro’ al nombre para diferenciarlos.

Lo raro es que la portada del International Superstar Soccer 98 de Nintendo 64 y la del International Superstar Soccer Pro 98 de Playstation eran iguales a pesar de que son juegos completamente diferentes.

Eso confundía a los jugadores, aunque en esa época era común que los juegos cambiaran mucho dependiendo de la consola.

En Japón Winning Eleven 3 contaba con la licencia del mundial. Aquí el juego era igual, pero no tenía los nombres reales de los jugadores ni el logo de Francia 98. Pero incluyeron una herramienta que rápidamente se volvió fundamental para la serie: el editor.

Podías cambiar el nombre de los jugadores para que coincidieran con los reales. Para que en lugar de jugar con Blonco, pudieras corregirlo y usar a Cuauhtémoc Blanco.

La jugabilidad ya estaba muy cerca de ser la mejor de la serie. Tenían algunos detalles por corregir pero era notable el potencial.

Los pases filtrados eran demasiado poderosos, casi siempre que realizabas uno, el delantero se desmarcaba con facilidad y quedaba frente al portero. Esto se convertía en la manera más fácil de acercarte al arco rival y se hacía innecesario buscar otras maneras de atacar.

International Superstar Soccer Pro 98 ofrecía jugadas emocionantes y partidos cerrados, le faltaba ajustar un poco el juego en medio campo pero ya se encontraba muy cerca de su mejor versión para el primer Playstation.

International Superstar Soccer (SNES) – Retro Bits

Si nombramos un juego clásico de fútbol para el Super Nintendo este tiene que ser International Superstar Soccer de Konami. Simplemente con escuchar el título al principio del juego me siento en casa.

Fue de los primeros juegos que capturaban muy bien la esencia del fútbol. Se notaba que estaba hecho por fanáticos del deporte.

En su época era de lo más real, actualmente nos puede parecer muy exagerado porque hay muchos goles de rebote, los porteros a veces parecen súper humanos y es muy fácil hacer una que otra finta para despistar a tus rivales.

Entre los detalles que me parecen encantadores del juegos es el parecido de algunos jugadores, a pesar de que no tenía licencia alguna, podías identificar sin el menor problema a Batistuta de Argentina o a Carlos Valderrama de Colombia, con el puro peinado te dabas cuenta. Los jugadores se cansaban y las animaciones demostraban este cansancio. También se alcanzaba a ver el número de cada jugador en su jersey, detalle que era inédito.

El modo ‘scenario’ recreaba momentos del mundial de Estados Unidos 94. Planteaba retos basados en situaciones muy específicas como cuando Brasil sufrió una expulsión contra Estados Unidos y se le complicó el partido.

Tenías la posibilidad de ajustar algunas reglas y de elegir al árbitro de tu preferencia. Cada árbitro tenía características diferentes, por ejemplo uno era más rigorista que otro.

International Superstar Soccer interpretaba al fútbol de tal manera que lo hacía muy emocionante, gráficamente era muy detallado y, aunque no era una recreación perfecta, lograba apasionar a los jugadores.

Madden 15 – Reseña

Regresa el juego de fútbol americano más popular, bueno el único con la licencia de la NFL y que sale para consolas de manera regular. Hay que recordar que en el 2005 Madden obtuvo la exclusiva de la NFL y se deshizo de la competencia que le hacía la serie NFL 2K.

En esta entrega mejoraron el aspecto gráfico sobre todo en cuanto a presentación. La cámara hace movimientos más parecidos a los de una transmisión televisiva y entre cada jugada se ven close ups de los jugadores y de los técnicos que tratan de retratar la pasión del deporte.

Lo único que me decepcionó un poco en el aspecto visual es que cuando llueve la cancha no se enloda por la acción ni se van ensuciando los jugadores de manera real. Sí, se llegan a ver sucios los uniformes pero no es el resultado de alguna acción dentro del campo.

En cuanto a la jugabilidad la novedad más importante es un ícono que aparece debajo del jugador y te avisa cuando debes de taclear. Ayuda mucho a los principiantes del juego que les cuesta trabajo calcular el tiempo exacto de las tacleadas. También hay tacleadas suaves y fuertes, esto le agrega mayor estrategia y variedad al juego defensivo.

A la hora de atacar el juego te permite ver con el uso del stick derecho los jugadores de tu equipo que son mejores o peores con respecto a quienes los están cubriendo permitiendo así tener una idea de cómo se va  a desarrollar la jugada.

Comparada con la edición del año pasado, sentí que esta vez la inteligencia artificial aprieta más cuando es tu turno de atacar, hay menos tiempo para realizar las jugadas, pero es cuestión de acostumbrarse y se agradece que jugar contra la computadora sea un reto.

El modo de entrenamiento es muy detallado. Te explica todo lo que tienes que saber del juego, te enseña de manera muy específica cada tipo de formación ofensiva y defensiva, pero te lleva un buen rato completarlo, fácil te llevas una hora.

Un detalle que me gustó es la opción de nivelar equipos cuando juegas en el modo de partida rápida. Esto evita el clásico pretexto “perdí porque tu equipo es mejor”. Me gustaría que agregaran esa opción en el FIFA.

Madden 15 sigue sin explotar todo el poder de las “nuevas” consolas, pero es un juego sólido que le fascinará a los fanáticos del deporte.