Tag Archives: Dreamcast

Crazy Taxi (Dreamcast) – Retro Bits

Es un juego que apareció en 1999 para recreativas y en el año 2000 para la consola casera de Sega. Posteriormente el juego fue relanzado para Playstation 2 y GameCube.

Este es de mis juegos favoritos para el Dreamcast, es accesible, frenético, tiene todo para que pases un buen rato.

El concepto es muy sencillo, sigue la tradición de juegos como Paperboy que convierten un trabajo común y corriente en mecánicas de juego muy divertidas. Aquí el objetivo consiste en levantar pasajeros y llevarlos al destino que te indican.

Tal vez el concepto no suene a lo mejor del mundo, pero llega a ser cautivante. Es un juego que te atrapa y no te suelta. Hay varios factores que contribuyen a esto, simplemente es adictivo competir contra el reloj para ver cuántos pasajeros puedes llevar a su destino sin que se te acabe el tiempo. Esto, junto con el apartado audiovisual, le da mucha personalidad al juego.

La banda sonora está compuesta por canciones de grupos como The Offspring y Bad Religion, te pueden gustar o no estás canciones pero no queda duda que estas forman gran parte del encanto del juego. La ciudad está basada en San Francisco, el mapa no refleja la distribución real de la ciudad pero sí captura su esencia, sobre todo con las calles inclinadas, la cercanía a la bahía, vaya tiene toda la personalidad de esta ciudad.

Otro punto que le da autenticidad al juego es el hecho de que cuenta con patrocinio de varias tiendas reales, esto hace que sea más fácil reconocer cada locación y que cuando un pasajero te pide que lo lleves a Pizza Hut, se sienta como un objetivo real, es algo con lo que te puedes relacionar porque es un lugar que todos conocemos. Otros lugares que aparecen con patrocinio son la Tienda deportiva FILA, Levi’s, Kentucky Fried Chicken y, la ahora desaparecida tienda de discos Tower Records.

Lamentablemente, en reediciones más recientes del juego, como la versión descargable que salió para Xbox 360 y Playstation 3 no aparecen estos lugares, son reemplazados por tiendas genéricas, y también han cambiado las canciones de The Offspring y Bad Religion. El juego sigue siendo muy bueno sin estos elementos pero se siente diluido, pierde gran parte de su encanto.

Antes de empezar a jugar debes elegir a tu taxista favorito, hay cuatro personajes diferentes, Axel, B.D. Joe, Gena y Gus. Cada uno cuenta con un taxi diferente, no sé si sus atributos sean distintos uno del otro ya que la pantalla de selección no señala algún cambio de jugabilidad. Creo que su finalidad, en lugar de ofrecer un control diferente, es ofrecerle al jugador personajes con personalidades diferentes que contrastan mucho, así hay algo para todos.

La jugabilidad es muy sencilla, con el gatillo izquierdo frenas, con el derecho aceleras, con el botón A cambias la marcha a reversa y con el B eliges la marcha hacia delante. Aunque es muy fácil aprenderlo  a jugar, los botones para cambiar la marcha de tu vehículo le agregan cierta complejidad al control. Hay ciertas combinaciones utilizando estos botones que te permiten acelerar con mayor potencia, derrapar y frenar en seco. Dominar estas combinaciones resulta vital para conseguir mejores puntuaciones.

Los pasajeros tienen un marcador arriba de ellos con signo de dinero para que los identifiques fácilmente. Hay diferentes tipos de pasajeros, cambia el color de su signo, los colores van del rojo al verde (hay amarillo y naranja). Entre más cercano sea el color al rojo, la distancia del lugar a donde van es más corta. Cuando su signo es de color verde, esto significa que van más lejos. Esto le agrega una capa extra a la estrategia del juego. Por ejemplo, cuando se te está acabando el tiempo puedes recoger pasajeros que vayan cerca para que no te cueste tanto trabajo terminar tu recorrido y no se te acabe el tiempo antes de llegar.

La puntuación básicamente es la tarifa que le cobras a tus pasajeros por llevarlos a su destino, recibes propina por manejar como un maniático, esto incluye tomar rampas para pasar por encima del tráfico, ir en sentido contrario, esquivar de último momento a otros vehículos, tomar atajos en banquetas, plazas públicas y parques, vaya, todo lo que puedas hacer para llegar lo antes posible a tu destino.

Al final de tu recorrido te hacen la suma del dinero que conseguiste y le dan una calificación a tu desempeño poniendo un sello en tu licencia. Cuando obtienes la calificación S al ganar más de cinco mil dólares en un recorrido aparecen los créditos del juego.

Hay dos maneras diferentes de ajustar el tiempo de tu recorrido. La primera es la que se usa en recreativas donde tienes cierto tiempo en tu reloj y cada que levantas a un pasajero aumenta tu tiempo, si lo dejas rápidamente obtienes más tiempo. El chiste es no tardarte en levantar y dejar a tu pasaje para acumular tiempo y continuar jugando, de lo contrario se acaba el juego.

En esta versión casera también te deja hacer recorridos con un tiempo fijo donde tu pasaje ya no aumenta segundos en el reloj. Puedes elegir entre tres, cinco y diez minutos.  Elegir diez minutos de recorrido es muy útil por si quieres jugar sin estar presionado por el tiempo, también sirve para explorar mejor los mapas del juego y probar estrategias diferentes.

Hablando de mapas, el juego presenta dos mapas, el de las recreativas y un mapa exclusivo para las versiones caseras denominado como original. En lo personal, siento que el mapa de las recreativas es el mejor, su diseño es clásico y presenta un gran reto para los jugadores. Literalmente es un circuito memorable. El mapa original, que es exclusivo para las versiones caseras, presenta más callejones y aquí es más fácil perderte en tu recorrido. Necesitas dedicarle más tiempo para conocer mejor cada ubicación. Da la sensación que no es un mapa tan intuitivo como el de recreativas, aún así se agradece su existencia porque le da más variedad a este título.

Los pasajeros siempre se encuentran en la misma ubicación y te piden ir al mismo lugar, esto hace que el juego sea justo cuando compites para obtener un mejor récord, pero por otro lado afecta en la re jugabilidad del título. Me gustaría que pudieras colocar a los pasajeros de manera aleatoria en tu mapa para fomentar recorridos distintos y que siempre tuvieras una experiencia diferente, es la única opción que yo le agregaría a este gran juego.

Lo que me encanta del juego, aparte de la jugabilidad y de todo el aspecto audiovisual es su sentido del humor, hay aspectos realistas como las tiendas con marcas conocidas pero también encontramos elementos exagerados donde se nota que los desarrolladores se están divirtiendo y quieren compartirlo, como es el caso de que puedes recoger pasaje bajo el agua, hay mucha gente esperando el taxi sumergidos y solo tienen un esnórquel puesto. Es un tanto surreal y muy divertido el hecho de que hasta debajo del agua encuentras clientes. Sin mencionar que durante todo el juego puedes chocar, salir volando y no sufrir algún daño en tu vehículo o a tus tripulantes.

Hay una sección de mini juegos llamada Crazy Box, aquí cuentas con varios retos para mejorar tus habilidades y cada uno tiene marcadores propios para que vayas rompiendo tus récords. Van desde conseguir el salto más largo usando una rampa, reventar globos, tirar pinos de boliche hasta unos más sencillos como esquivar carros sin chocar o entregar cierto número de pasajeros en un tiempo determinado. No son tan adictivos como el juego principal pero sí agregan variedad a este título. Como son rápidos estos mini juegos los recomiendo probar compartiendo el control con amigos para competir por las mejores puntuaciones y tratar de romper los récords de los demás.

Cuando Sega dejó de hacer consolas, se hicieron versiones de Crazy Taxi para Playstation 2, PSP y Gamecube, también apareció de manera descargable para Playstation 3 y Xbox 360. Salió una secuela para el Dreamcast en el año 2001 donde la ciudad en la que juegas está basada en Nueva York y se agrega un botón para que tu taxi salte y esquivar el tráfico de esta manera. Crazy Taxi 3: High Roller apareció para Xbox en el 2002, aquí se incluyeron los mapas principales del primer y del segundo juego así como un mapa nuevo ubicado en una ciudad muy parecida a Las Vegas llamada Glitter Oasis. También existen versiones portátiles del juego para Game Boy Advance y Smart phones.

En lo personal siento que las secuelas no supieron hacer que el concepto evolucionara y se convirtieron en más de lo mismo hasta el punto de volverse irrelevantes. En pocos años agotaron la fórmula del éxito.

No queda la menor duda que este es un juego emblemático para la última consola casera de Sega, el Dreamcast. Su estilo y su actitud marcaron una época, fue tan popular que hasta EA copió su diseño y le puso la licencia de Los Simpson, creando el juego The Simpsons Road Rage. También podemos decir que el espíritu de Crazy Taxi se mantiene vivo en juegos como Grand Theft Auto donde puedes robar taxis y trabajar recogiendo pasaje.

Crazy Taxi es un juegazo que representa las mejores características de los títulos para recreativas. La combinación de música, el estilo visual y la jugabilidad frenética hacen que sea tan adictivo como una comida chatarra. En serio, cuando capturé el video del juego, quité la música en muchos momentos para evitar problemas de derechos de autor en YouTube y el juego no se sentía igual. Cada elemento del juego es necesario para convertirlo en una botana adictiva, de esas que pruebas y quieres más y más. Es una experiencia perfecta para pasar unos quince o veinte minutos muy entretenidos. Crazy Taxi es uno de los juegos que tienes que probar aunque sea una vez en tu vida.

¿Ustedes llegaron a jugar Crazy Taxi o alguna de sus secuelas? ¿Qué es lo que más recuerdan de esta serie? Comenten y recuerden este clásico con nosotros.

Advertisements

Virtua Tennis (Dreamcast) – Retro Bits

Virtua Tennis, es un juego que apareció para recreativas en 1999 y en el verano del año 2000 fue lanzado para el Dreamcast de Sega. En Japón es conocido como Power Smash. Fue Desarrollado por el equipo de Sega AM 3.

Este video lo hicimos jugando y grabando la versión de Dreamcast.

Hay que recordar que desde el lanzamiento de la consola, esta se convirtió en una gran plataforma para juegos de deportes, es el hogar donde iniciaron las series NBA y NFL 2k. Conforme pasaron los meses, siguieron saliendo juegos de excelente manufactura como NHL 2k. Todo esto lo lograron a pesar de no contar con el apoyo de EA Sports y haciendo sus propios juegos deportivos, lo cual considero un gran logro. La calidad de los juegos Sega Sports era tal que hasta el juego de pesca, Sega Bass Fishing, es muy entretenido.

Virtua Tennis es mi juego favorito de este deporte, al ser un título hecho de origen para recreativas, uno podría pensar que su jugabilidad no es muy profunda, sí, es fácil de aprender a jugar, pero para dominarlo requieres de mucha estrategia, así como de adaptarte a los diferentes tipos de canchas. Aquí aplica el cliché de que es “fácil de aprender a jugar pero difícil de dominar”.

Yo comentaba que este es mi juego favorito de tennis y la razón es muy sencilla, aunque no seas apasionado a este deporte, se presta para partidos muy reñidos, sobre todo cuando juegas contra un rival humano. Una vez me pasó con un amigo que nuestros partidos se alargaban mucho porque nuestro nivel no era tan malo y pasaba un buen rato hasta que uno de los dos cometía un error. Fueron los partidos más emocionantes de cualquier juego de deportes que he probado.

Esto es prueba de que lo mejor de este juego es la jugabilidad. Es muy accesible, hay un botón para golpe normal y otro para tiro elevado. El golpe normal es más efectivo dependiendo de tu posición y el tiempo que tengas para preparar tu disparo. El tiro elevado es muy útil cuando tu oponente juega pegado a la red. Los gatillos sirven para adelantar o retrasar a tu compañero en la cancha cuando juegas dobles.

El control me gusta, a mi parecer es casi perfecto, no tiene super disparos para agilizar los partidos, aquí si tu rival es tan hábil como tú, pueden durar un buen rato los partidos. Se puede convertir en un juego de resistencia hasta que uno de los dos empieza a cometer errores, repito, las retas entre amigos llegan a ser muy emocionantes.

Me he dado cuenta que el juego apremia tu ubicación dentro de la cancha, para tener éxito debes colocarte bien y tener buenos reflejos, no es tan fácil como simplemente presionar el botón de disparo y ya, a pesar de ser un juego tipo ‘arcade’ involucra bastante estrategia.

Me gustó el uso que le da a la vibración del control, no vibra con cada golpe que le das a pelota, vibra cuando te avientas para alcanzar un disparo que te quedó largo y caes al suelo. Sirve para acentuar el esfuerzo que está haciendo tu jugador. Normalmente cuando esto pasa es porque estabas mal ubicado en la cancha y tu rival sacó ventaja.

El aspecto audiovisual también sobresale en este juego. Los jugadores están muy bien recreados, actualmente no se ven nada mal. Sus rostros están hechos de la combinación de una fotografía sobre un modelo poligonal, son muy detallados para su época.  Lo único que me llama la atención es que los cuerpos de los jugadores se ven muy cuadrados, están en el punto medio entre verse regordetes o musculosos.

Cada cancha tiene una superficie diferente y esto le da una personalidad propia. Es muy bueno el ambiente de las tribunas. Hay elementos muy detallados en cada estadio, como los marcadores que reflejan los marcadores en tiempo real. También hay animaciones de los jugadores tomando agua o revisando sus raquetas. Hablando de estos detalles, hay muchas marcas patrocinadoras, lo cual hace que el juego se sienta auténtico. Evian, Fujifilm, Citizen y muchas otras aparecen en Virtua Tennis. No siento que el juego esté saturado de publicidad, más bien siento que es una recreación precisa de todo lo que se encuentra en eventos deportivos. Extrañamente conforme fueron saliendo más entregas de la serie se fueron perdiendo estos patrocinadores, en Virtua Tennis 2009 lucen por su ausencia.

Hay dos cámaras verticales en este juego, la primera es la que aparece por defecto y está un poco alejada detrás del primer jugador. La segunda está detrás del jugador principal, casi como en un juego con vista de tercera persona, esta es la peor opción, no resulta muy cómoda ya que pierdes visión de la mayor parte de tu terreno.

El juego presenta tres modalidades principales, Arcade, Exhibition y World Circuit.

En Arcade, básicamente juegas un torneo rápido de eliminación directa, cuando pierdes puedes volverlo a intentar las veces que quieras hasta llegar con el oponente final y ganar el campeonato. Tienes la opción de jugar esta modalidad en Singles o Dobles, esto significa partidos de uno contra uno o de dos contra dos. Cada partido se juega en una cancha diferente. En cada cancha encuentras distintas superficies a las cuales tienes que adaptar tu estilo de juego, hay de arcilla, pasto, superficie dura o cancha sintética. El bote de la pelota es muy diferente en cada una.

En Exhibition, también puedes elegir si quieres que el partido sea de uno contra uno o de dos contra dos, los jugadores que participarán, así como la cancha y la dificultad de la inteligencia artificial. Pueden jugar cuatro personas de manera simultánea en partidos dobles. Aquí puedes hacer uso de los jugadores genéricos que desbloqueas en la modalidad World Circuit.

World Circuit es básicamente el modo de carrera. Aquí entrenas y juegas partidos oficiales. El entrenamiento incluye partidos contra un rival o mini juegos temáticos como jugar boliche con saques o jugar para atinarle a un tiro al blanco. Una vez que superas estos mini juegos aparecen otros y aumenta la dificultad de los que ya pasaste. Estos mini juegos te sirven para familiarizarte más con los comandos del juego y para tener un mejor control de tu personaje. Cada que ganas un partido o uno de los mini juegos disponibles obtienes dinero. En cada territorio del mapa hay una tienda donde puedes comprar jugadores y canchas para el modo de exhibición, así como jugadores para competir en partidos de dobles, también puedes adquirir nuevos atuendos para tu jugador.

Los mini juegos que aparecen en World Circuit son muy divertidos y presentan un buen reto, al principio me desesperaron un poco, pero una vez que les dediqué más tiempo me encantaron. Se vuelve adictivo tratar de vencer cada uno e ir superando tus récords.

Lo único que le falta a este primer juego de la serie son jugadoras, la competencia es meramente masculina. Esto lo rectificaron en la secuela Tennis 2k2 donde ya aparecen emblemas del tennis como Venus y Serena Williams. La última secuela que salió fue Virtua Tennis 4 en el 2011 para Playstation 3, Playstation Vita, Xbox 360 y Wii.

Virtua Tennis es el juego definitivo de tennis, sí, las secuelas se encargaron de mejorar todos los aspectos pero este primer título sentó las bases y su jugabilidad sigue siendo tan buena ahorita como cuando fue lanzado en el año 2000. Si tienes Dreamcast este es uno de los mejores juegos para echar las retas con tus amigos. No me voy a cansar de decirlo, los partidos son muy reñidos y emocionantes cuando compites contra otra persona. Las secuelas que están disponibles en otras consolas han sido muy buenas y vale la pena checarlas, pero para mí no fueron tan emblemáticas.

¿Llegaron a jugar Virtua Tennis para Dreamcast? ¿Cuál es su juego favorito de esta serie? Comenten y recuerden este gran juego con nosotros.

Striker Pro 2000 (Dreamcast) – Retro Bits

 

En el continente americano solo salieron dos juegos de futbol para esta consola Virtua Striker 2 y Striker Pro 2000 hecho por Rage Games y distribuido por Infogrames.

Para ser sincero es un juego que probé desde que salió y nunca le dediqué mucho tiempo, apenas descubrí que es parte de la serie Striker, el nombre no me sonaba de inicio porque en el continente americano le cambiaron el título a dos entregas de la serie que salieron para el Super Nintendo. El primero se llamó World Soccer ’94: Road to Glory y el segundo llevó el nombre de Elite Soccer.

No sé si sea por cuestión de derechos pero en la introducción ponen videos de algunas jugadas, parece ser de futbol italiano pero le ponen un filtro para que no puedas reconocer bien a los jugadores o a los equipos.

Hablando de derechos, es extraño que en la portada el juego presume tener la licencia de la UEFA pero los clubes no tienen los nombres reales y tampoco los tienen los jugadores, Real Madrid aquí se llama Blancos de Madrid, el Inter es Azzurri di Milano, el Atleti son las Rayas de Madrid. Son nombres obvios, pero no son los reales. Las selecciones nacionales también cuentan con jugadores genéricos.

Se nota que el juego sabe que esto es un gran punto en contra y para tratar de compensar te deja editar el nombre de los equipos y el de los jugadores para que tú corrijas todo. Tal vez si el juego fuera excelente esto valdría la pena, pero la verdad es  que sería demasiado esfuerzo y muy poca la recompensa.

Esto aunado al hecho de que los mismos menús del juego son poco intuitivos, ofrecen muchas opciones pero es complicado navegar en ellos. Necesitas un rato para acostumbrarte a ellos y entenderlos. Creo que es la primera vez que me quejó del menú de un juego, para que lo tomen en cuenta. También es extraña la manera en que eliges la dificultad, no están las opciones clásicas difícil, normal y fácil, aquí solo te permite ajustar unas barras que dicen: velocidad y presión del juego, eso es todo. Digamos que es algo atípico y no tan intuitivo.

Hablando de decisiones raras, las selecciones nacionales no están disponibles de inicio, hay una modalidad llamada Entrenamiento y certificación, donde básicamente te enseñan a jugar y debes pasar varios retos para desbloquear las selecciones. Esto se me hace extraño, entiendo que lo hicieron como incentivo para que entrenes y pases varias pruebas, pero si no exploras y te metes a esta modalidad nunca te enteras que hay selecciones en este juego.

Pasemos al tema de la jugabilidad, el esquema de control es bastante parecido a los actuales, con el gatillo derecho corres, hay botones para pasar, centrar, disparar y para realizar pases filtrados. Es de esos juegos donde se siente que el balón se pega a los pies de los jugadores y cuando vas a efectuar un pase debes esperar a que aparezca un indicador en la pantalla para saber si hay un receptor disponible, sino tu pase no le va a llegar a nadie.

Los disparos también se sienten un poco preestablecidos, parece que no puedes meter gol tirando fuera del área o rematando centros de cabeza a quema ropa, ahí da la sensación de que el portero es invencible.  Es de esos juegos donde debes encontrar mañas y lugares en la cancha donde el gol está garantizado. Yo descubrí que si puedes meterte al área y tirar relativamente cerca a la portería es gol seguro. Con este tipo de goles, siento que no te recompensan por jugar vistoso o por crear jugadas muy elaboradas, la recompensa la obtienes haciendo siempre la misma jugada de gol.

En las tandas de penales los disparos se sienten débiles, es fácil ejecutarlos, puedes mandar el balón a las esquinas, arriba o abajo, o mandarlo en medio de la portería. Cuando le das dirección a tu disparo no hay indicadores, te guías por el movimiento de cabeza de tu jugador, voltea a ver la dirección donde quieres colocar el disparo.

Para ponerlo en contexto, el control y su jugabilidad no es algo tan distante a lo que presentaban los juegos de la serie FIFA de la época, pero por otro lado tampoco encuentro algún encanto especial como para diferenciarlo del resto. Es un juego bastante genérico en todos los aspectos y esto se nota más en la jugabilidad.

Después de un gol, aparece una repetición instantánea, me agradó que te aportan dos datos, innecesarios, pero que te permiten saber un poco más de tu disparo ya que te dicen la velocidad que llevaba el esférico y su distancia con respecto a la portería. Si presionas el botón A durante las repeticiones el juego te deja controlarlas, para que la veas las veces que quieras, rebobinando o adelantándolas a placer, también te permite cambiar entre diferentes cámaras para que puedas disfrutar el gol en todo su esplendor.

Gráficamente es un juego agradable y que se ve bien, decepciona un poco porque después de ver otros juegos de deportes para Dreamcast como NFL 2k uno esperaría algo impresionante y este no es el caso, simplemente es cumplidor. Tiene detalles agradables, por ejemplo puedes ver como caminan los jugadores por el túnel que los lleva a la cancha. También lucen los estadios, les falta un poco de ambiente en las tribunas pero el modelo de cada escenario está muy bien logrado. Puedes elegir en qué condiciones climáticas jugar, entre las opciones se encuentran lluvia, nieve, o bien, con el cielo despejado. Esto solo es estético y no cambia la jugabilidad.

Los uniformes me gustaron, están muy apegados a los reales, a pesar de no contar con licencias. Se me hizo curioso que el uniforme del Arsenal, no tiene la licencia del club pero sí aparece la publicidad real que llevaba la camiseta en esa época, la cual, curiosamente, contaba con el logo del Dreamcast.

Hay tres opciones de cámara, horizontal, cenital o vertical. Puedes acercar o alejar cada una de ellas para encontrar tu posición favorita. La cámara horizontal es la más común en juegos de futbol y fue con la que más me acomodé en este título, en lo personal la configuré para que estuviera un poco alejada y con esto tener una mejor vista del campo.

En la portada el balón es el del mundial de Francia 98, durante el juego no estoy seguro si es el mismo, a veces parece que sí, pero no está tan detallado. Cuando juegas en la nieve, el balón cambia a uno naranja.

Los comentaristas narran el juego en inglés, hacen mucha plática antes y después del partido. Ya durante el transcurso del juego solo reaccionan en momentos importantes, se sienten un poco callados. Me parece curioso que en su plática cuando van al descanso de medio tiempo siempre hacen el comentario de que los jugadores fueron por naranjas para refrescarse.

Las modalidades principales del juego son partidos amistosos y competencias. En competencias encuentras varios torneos a disputar. Aquí puedes desbloquear torneos y partidos con equipos históricos, esto es algo que me gustaría ver en más juegos de futbol. Lo malo es que aquí todo esto se vuelve irrelevante porque no cuentan con ninguna licencia y disputar un partido de “leyendas” con jugadores genéricos, que ni si quiera comparten alguna característica física con los reales o algún nombre medio parecido, termina siendo inútil.

Striker Pro 2000 es un buen juego, pero que se siente como uno más del montón. Contó con la oportunidad de cubrir ese vacío del Dreamcast, en cuanto a juegos de futbol se refiere, y creo que cumple a secas. Es un juego que perfectamente te puede hacer pasar un buen rato, pero su personalidad no me parece relevante, no encuentro un aspecto donde sobresalga como para recomendarlo. Su mayor virtud es que salieron solo dos juegos de futbol para el Dreamcast en el mercado americano y este es uno de ellos.

¿Ustedes llegaron a jugar Striker Pro 2000 o alguno de la serie Striker? ¿Cuáles fueron sus juegos de deportes favoritos para Dreamcast? Comenten y recuerden con nosotros.

Sega Rally 2 Championship (Dreamcast) – Retro Bits

Sega Rally 2 Championship es un juego de carreras a campo traviesa que apareció para recreativas en 1998 y en octubre de 1999 fue lanzado en el continente americano para el Dreamcast de Sega. El equipo que lo desarrolló fue Sega AM5, los mismos que hicieron Star Wars Racer Arcade. Todo este video se basa en la versión casera de Dreamcast.

Para poner todo en contexto, este juego salió al mes siguiente del lanzamiento de la última consola de Sega, el Dreamcast y fue el primer juego de carreras importante para la consola, durante el lanzamiento salieron CART Flag to Flag y Tokyo Xtreme Racer pero no fueron tan memorables ni tan esperados.

Lo que hace especial a Sega Rally 2 es su jugabilidad, acompañada de una gran presentación audiovisual, es un juego que todo lo hace bien. Cuando salió, a mi me sorprendieron las gráficas, era un verdadero espectáculo ver cómo se enlodaban los vehículos conforme recorrían un terreno complicado. La jugabilidad es muy accesible, de hecho es un esquema muy parecido al de juegos de carreras actuales, con el gatillo derecho aceleras y con el izquierdo frenas, hay un botón para cambiar la cámara, otro para el freno de mano y dos asignados para cambiar las velocidades si eliges la transmisión estándar.

La jugabilidad y el terreno, hacen que el juego se sienta auténtico, es muy diferente conducir en la nieve a estar recorriendo una carretera de montaña. Es muy divertido encontrar diferentes estrategias para cada entorno. De hecho, eso es un aspecto muy importante en la versión casera, aquí tienes la oportunidad de ajustar varios aspectos de tu vehículo para mejorar tu rendimiento en cada pista, desde el tipo de llantas hasta la suspensión y los frenos. Todo lo puedes personalizar para tratar de conseguir ventaja durante las carreras.

En lo personal pude notar que la jugabilidad está hecha para que aprendas a derrapar, una vez que te acostumbres a un vehículo en particular y domines la manera en que da las vueltas y derrapa, vas a tener éxito.

Tenía años sin jugarlo y de inicio tardé en acostumbrarme al control del Dreamcast, me dio la sensación de que el ‘stick’ análogo está muy sensible en este juego. Con el paso del tiempo me fui acostumbrando y esto dejó de ser un problema, pero sí me llegó a frustrar un poco, estuve a punto de odiar el control del Dreamcast.

El juego actualmente se siente difícil porque no te lleva de la mano, es muy común que a media carrera se te acabe el tiempo y tengas que empezar de nuevo el campeonato. Para vencerlo hay que conocer a la perfección cada pista y la mejor manera de hacerlo es entrando a manejar en cada una de ellas en la modalidad ‘Time Attack’ (Contrarreloj). Aquí puedes recorrerlas sin límite de tiempo y las vueltas que desees.

Hablando de modalidades las principales son dos: Arcade y 10 Year Championship. En Arcade, tienes justo eso, la experiencia para recreativas, aquí tienes dos opciones competir por el campeonato mundial o entrar a practicar. Para ganar el campeonato debes recorrer cuatro circuitos, desierto, nevado, montaña y riviera. Además de luchar con tus competidores por obtener el primer puesto de la carrera tienes tiempo limitado para llegar a cada punto de control, son varios en cada pista, si no llegas, la carrera se acaba y pierdes.

En la modalidad 10 Year Championship: participas en varias carreras por año, antes de iniciar un circuito puedes ajustar varios aspectos de tu automóvil, como las llantas, para adaptarte lo mejor al terreno. También te muestran las estadísticas y condiciones de la pista, como el tipo de superficie, que tan buena es la visibilidad, si hay lluvia, etc. Por cada año en el que quedes en primer lugar desbloqueas un auto nuevo.  Esta modalidad es lo que actualmente consideraríamos como un modo de carrera.

El aspecto gráfico está muy bien logrado, los modelos poligonales de los automóviles están bastante detallados. Me gustó que de lejos puedes ver un poco del interior del carro, alcanzas a ver las llantas de refacción de algunos o los asientos traseros. Los vidrios son transparentes, no solo es una textura. También se nota que le pusieron mucha atención al reflejo de la luz sobre la superficie de los vehículos.

Hablando de los automóviles, hay una gran variedad y de diferentes marcas, desde Peugot, Subaru, hasta Mitsubishi y Lancia. Cada vehículo se controla de manera muy diferente, así que es bueno probar todos los carros disponibles para encontrar el que más te guste y te acomode. La variedad de autos y el hecho de que puedes personalizar varios aspectos aumentan la complejidad y la re jugabilidad de este título.

En el juego encontramos seis locaciones diferentes, desierto, lodazal, isla, montaña, nevado y riviera. Todos estos lugares tienen personalidad propia, maniobrar el lodo es muy diferente  a hacerlo en terreno nevado. Cada circuito tiene ventajas o desventajas muy particulares, hay algunos donde tu visibilidad es limitada, otros donde el terreno hace que te derrapes, etc. Así que debes de familiarizarte con cada uno para tener éxito. Cada locación cuenta hasta con tres circuitos diferentes.

Aparte de los ajustes normales del juego, también hay una sección de ajustes para los vehículos, Car Settings, donde te deja ver los autos disponibles y realizar varios ajustes como el tipo de transmisión, la suspensión, los frenos, etc. También te deja realizar recorridos de prueba para ver si te acomodas a los ajustes realizados.

Hay otro apartado para conocer más a detalle los vehículos llamado Car profiles, aquí eliges cualquiera de los autos disponibles y aparece un video con una demostración del vehículo y hay una narración que te explica sus características.

En la sección de opciones puedes elegir la dificultad entre fácil, normal y difícil. Puedes seleccionar si quieres que tu indicador sea en kilómetros o en millas por hora. También puedes ajustar otros parámetros como la voz de tu copiloto, si quieres que sea una voz masculina o una femenina.

El copiloto es una herramienta muy útil durante las carreras, te indica con flechas la dificultad y el tipo de vuelta que se aproxima, además de las flechas también te lo dice con su propia voz.

Sega Rally 2 es el punto más alto de la serie, hubo lanzamientos posteriores, con Sega Rally 2006, Sega Rally Revo y Sega Rally 3, pero ninguno llegó a ser tan popular como esta secuela.  El tercer Sega Rally salió de manera descargable para consolas caseras (Playstation 3 y Xbox 360) bajo el nombre Sega Rally Online Arcade.

Sega Rally 2 Championship es un gran juego, puedes pasar horas tratando de dominar las pistas y probando los vehículos disponibles. Sí, para los jugadores casuales está el modo ‘arcade’ y le pueden dedicar un par de carreras sin sentirse abrumados. Para los jugadores que se quieren clavar un poco más en este título recomiendo mucho el modo de carrera llamado 10 Year Championship. Junto con Daytona USA creo que este es uno de los juegos  de carreras más memorables que ha hecho Sega.

¿Ustedes llegaron a jugar Sega Rally 2 o alguno de la serie? Comenten y recuerden este juegazo con nosotros.

The House of the Dead 2 (Dreamcast) – Retro Bits

Es un juego de disparos desarrollado por Sega que apareció para recreativas en 1998. Fue un juego de lanzamiento para el Dreamcast de Sega.

Con toda seguridad puedo decir que es un juego perfecto para relajarte y mutilar zombies. El apartado gráfico es muy detallado, puedes desmembrar de muchas maneras a los muertos vivientes dependiendo en donde peguen tus disparos.

Aparte de la sangre, el encanto del juego se basa en las malas actuaciones y en una historia ridícula, como salida de una película de “serie B”. Es claro que no quiere parecer una súper producción y pretende emular a las películas de terror setenteras de bajo presupuesto.

A diferencia de los juegos de disparos actuales aquí tu personaje avanza de manera automática, solo tienes que preocuparte por deshacerte de los enemigos que aparecen como si fuera una galería de tiro.  Puedes recargar tu arma disparando hacia afuera de la pantalla para agilizar el proceso. Una de las novedades que aparecen en esta secuela es que puedes elegir rutas alternas si le disparas a ciertos interruptores o si rescatas a algunos personajes en peligro. Esto le da mucha rejugabilidad al título.

Los enemigos son variados, algunos solo quieren morderte, otros se arrastran en el piso, unos cargan  sierras eléctricas, hay quienes vuelan, etc. Básicamente todos se lanzan hacia ti o te avientan algo para herirte, pero cada uno con un patrón diferente. Los jefes finales son los que más se distinguen, son mucho más agresivos y cada uno cuenta con un punto débil distinto. Antes de enfrentarlos el mismo juego te indica cuál es su punto débil.

En la versión de Dreamcast, aparte de la modalidad ‘arcade’ hay un modo original, el cual es básicamente el mismo juego pero aquí puedes recolectar diferentes mejoras para tu personaje y personalizar un poco más tu experiencia.

The House of the Dead 2 es un gran juego de disparos, aquí solo importa que reacciones rápido y que te deshagas de la mayor cantidad de zombies posible, la estrategia es mínima.  La serie se ha mantenido presente con cuatro entregas principales y muchas entregas alternas, vaya, hasta hay una variante llamada The Typing of the Dead en donde en lugar de ser preciso con tus disparos tienes que escribir rápido para despachar a los enemigos, de hecho es muy útil para practicar tu velocidad en el teclado.

San Francisco Rush 2049 (arcade/xbox) – Retro Bits

San Francisco Rush 2049 es la secuela futurista de San Francisco Rush. La mejor versión que salió fue para el Dreamcast de Sega, la cual era muy fiel a la versión de ‘arcade’ y agregaba varios extras que no se encontraban en la versión original.

El esquema de control no cambia mucho con el aspecto futurista. Los vehículos se sienten muy parecidos a San Francisco Rush, el mayor cambio consiste en unos alerones con los que puedes planear durante los saltos más pronunciados. También se agregan armas para detener un poco a tus rivales. Otro aspecto novedoso es la personalización, puedes elegir los neumáticos, las alas, el peso y el color de tus vehículos.

Hay un modo de acrobacias el cual explota al máximo los alerones que agregaron a los vehículos. Aquí tienes que hacer maniobras peligrosas y utilizar las alas para garantizar un aterrizaje exitoso. Estos modos explotan la física del juego, la cual es muy exagerada y se presta para colisiones e incidentes espectaculares. Se dieron cuenta que eso experimentaban los jugadores en juegos pasados de la serie y lo implementaron como modos específicos.

El mayor cambio del juego es el aspecto visual, el ‘look’ futurista y todo el concepto salido de ciencia ficción hacen que San Francisco se vea como un entorno completamente nuevo. El azul y los tonos púrpura sobresalen en la gama de colores del juego.

San Francisco Rush 2049 sobresale porque ya no sólo es un juego de carreras, agrega modos de acrobacia y de combate para darle variedad a la fórmula. Durante las carreras sigue fomentando la exploración de las pistas pero ya no es lo único que garantiza la rejugabilidad del título. Es una gran secuela que mejora en todos los aspectos al original y logra tener una identidad propia.

 

 

Star Wars Episode I: Jedi Power Battles (PS1) – Retro Bits

Star Wars Episode I Jedi Power Battles para Playstation toma el mejor elemento de la película, Jedis en combate y lo transforma en un beat em up. Como Final Fight para poner un ejemplo.

Puedes jugar como los Jedi que viste de fondo en el Episodio I. Personajes que antes sólo podías conocer gracias a los juguetes y a la extensa mercadotecnia de Lucasfilms. Obviamente puedes elegir también a los protagonistas, Obi Wan y Qui Gonn, pero también es grato poder utilizar a Mace Windu, quien no participa en la acción durante el Episodio I. De hecho, aquí su sable laser no es morado, lo pusieron de color azul.

El control para la pelea es bastante bueno, puedes usar el sable como escudo y regresar los disparos a los robots enemigos y destruirlos. También puedes usar poderes jedi para eliminar varios enemigos al mismo tiempo.

Se pueden quejar mucho del Episodio I pero finalmente pudimos ver a los Jedis en plenitud y descubrimos que podían… ¡brincar muy alto!

Y al parecer, los grandes saltos de un Jedi es un elemento que les encantó a los desarrolladores y es aquí donde termina lo bueno del juego.

En cuanto empiezan momentos en que tienes que brincar de una plataforma a otra, es cuando el juego se vuelve frustrante. Sobre todo si lo juegas de dos, es casi imposible coordinarse. Sé que es para tratar de darle variedad al juego pero termina siendo el punto más débil. Es justo cuando consideras aventar el control. Especialmente cuando no hay un ‘checkpoint’ cerca y tienes que volver a pasar una parte considerable del nivel.

Otro punto un tanto molesto es que si quieres cambiar de personaje tienes que empezar el juego desde el principio, no importa si ya desbloqueaste otro nivel, tienes que avanzar desde el principio con cada personaje si quieres usarlo en el nivel siguiente.

Jedi Power Battles es un gran juego en concepto, Jedis en plenitud pateando traseros, lo malo es que hay partes donde tienes que brincar de una plataforma a otra, con un control que es poco preciso y esto hace que el juego sea frustrante. Entiendo que un juego sea difícil y presente un buen reto, pero aquí parece más bien que es una prueba de paciencia. Lástima porque con los personajes que aparecen y con el modo cooperativo, el juego tenía el potencial para ser muy divertido.

Tiempo después apareció una versión para el Dreamcast, la cual, en teoría es el mismo juego, pero lo mejoraron, haciendo que el control fuera más preciso y eliminando muchas de las plataformas molestas, enfocándose en las batallas y en que el juego fuera divertido y menos frustrante.

Capcom vs. SNK 2 Mark of the Millenium (PS2)

Después de los cross overs hechos con Marvel, Capcom y SNK decidieron juntar fuerzas para mezclar sus franquicias de juegos de pelea. Los fanáticos siempre quisieron ver un duelo entre personajes de King of Fighters y Street Fighter ya que eran los juegos más populares en las maquinitas.

En las peleas, a diferencia de Marvel vs. Capcom, no puedes hacer relevos, cambias de personaje cuando derrotan a otro. El objetivo es vencer a todos los peleadores del equipo rival.

En el primer Capcom vs. SNK el sistema de juego estaba basado en cuatro botones, como el que se usa en la serie King of Fighters, pero aquí lo cambiaron por un sistema de seis botones, como el que se usa en Street Fighter, de hecho toma de base Street Fighter Alpha.

En esta secuela, aumentaron el número de personajes disponibles, son 48 en total. Hay seis diferentes estilos de juego llamados Grooves, los puedes utilizar para que cada personaje se adapte más a tu manera de jugar. Hay unos Grooves que son más parecidos al estilo de Capcom y otros al de SNK.

Puedes elegir pelear entre 3 vs. 3, 2 vs. 2 o peleas sencillas. También puedes hacer variantes como pelear 3 vs. 2 balanceando la energía de los peleadores para que el equipo que tiene menos esté parejo.

Los personajes están hechos en 2D pero los fondos son poligonales. A veces esto desentona un poco pero hay escenarios muy vistosos.

En lo personal me encanta el diseño de los personajes que aparece en las imágenes en la pantalla de selección de peleadores. Dentro del juego se nota que muchos de los ‘sprites’ de los personajes son reciclados de otros títulos y que no se molestaron en rehacer a todos para este juego. Así que varía la calidad del diseño de cada personaje.

Capcom desarrolló el juego así que el estilo que predomina es el de Street Fighter aunque respetan los movimientos y la sensación de los personajes de SNK.

Lo mejor del juego era que podías enfrentar o unir personajes que siempre habías querido ver juntos. Ryu vs. Terry Bogard, por ejemplo. También es curioso ver juntos a personajes que iniciaron por la rivalidad de Capcom y SNK, como Ryo quien es una combinación de Ryu y Ken, o Dan que fue la respuesta de Capcom, es una parodia de Ryo y Robert García, razón por la que es un personaje muy torpe.

Con todo lo que ofrece Capcom vs. SNK 2 tenemos un juego muy profundo y variado. Cuando salió el título era el juego de ensueño, lamentablemente ha estado un poco olvidado últimamente, a diferencia de Marvel vs. Capcom no han sacado una reedición HD de este juego. Lo más cercano es la versión de Playstation 2 que se puede descargar desde la Playstation Network, es de las mejores ediciones, lo único que le falta es juego en línea.

CvsSNK2 3 CvsSNK2

Dead or Alive 2 – Retro Bits

Salió para maquinitas, Sega Dreamcast y Playstation 2. Después hicieron una edición definitiva para la primera Xbox llamada Dead or Alive Ultimate.

En esta secuela ya le agregaban un poco más de historia al juego, las personalidades de los peleadores están más definidas. El sistema de juego está más pulido, los contraataques son más intuitivos. Gráficamente es impresionante, se agregaron escenarios que tenían diferentes niveles, por ejemplo podías hacer que tu rival atravesara una ventana, cayera y continuar la pelea en el piso de abajo. Se incluían peleas de relevos para peleas de dos contra dos.

Aquí fue donde ya no solo distraían los pechos de las peleadoras, también podías desbloquearles diferentes atuendos y algunos ya eran muy descarados, estaban hechos para que los jugadores las miraran con otras intenciones. Hecho que después explotaron con mayor libertad en Dead or Alive Xtreme Beach Volleyball, un juego de deportes donde el objetivo principal era desbloquear bikinis más reveladores.

También podías desbloquear atuendos para los personajes masculinos, sólo que a ellos no les ponían uniformes tan reveladores. Hay un traje metálico de Zack que era buenísimo para lucir el poderío gráfico del juego, las diferentes fuentes de luz se reflejaban en él y se veía espectacular. Claro, ahora no resulta tan impresionante pero en su momento servía para presumir el apartado visual.

En el aspecto de que parece un juego hecho para “japoneses degenerados” se vuelve secundario porque la jugabilidad es muy buena. Los contraataques eran más complejos y al ejecutarlos hacían que las peleas fueran muy fluidas. La inteligencia artificial era un poco despiadada, parecía que adivinaban todos movimientos y era difícil superarla.

Dead or Alive 2 fue el mejor título de la serie,  ya sé que con cada entrega se han agregado muchas cosas pero el avance que lograron los desarrolladores entre el primero y el segundo juego fue enorme. La jugabilidad se mantiene vigente, el control sigue siendo muy intuitivo y ofrece peleas reñidas.

Star Wars Episode I Racer (Dreamcast) – Retro Bits

Es un título que salió para Nintendo 64, Dreamcast y para PC. Sin duda puedo decir que es el mejor juego que hicieron sobre la primera precuela de Star Wars.

Se enfocaba en la famosa carrera de “pods” o como las tradujeron aquí en México, “vainas”.

El concepto del juego era algo parecido a lo que habíamos visto en Wipeout, Extreme-G o en F-Zero, carreras futuristas a gran velocidad (sí, ya sé que Star Wars se ubica hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana). Parte de lo novedoso del juego es que podías comprar mejoras para tu pod, como detalle para los fanáticos de la película el encargado de la tienda del juego es Watto (y malamente a tu lado aparece Jar Jar Binks durante las compras).

Creo que lo único malo de basar el juego en una parte tan pequeña de la película es que no tienes una gran variedad de personajes a  elegir y los que hay, fuera de Anakin y de Sebulba, no son nada carismáticos, son demasiado genéricos.

Volviéndolo a jugar después de muchos años puedo decir que la jugabilidad sigue siendo muy buena y es muy divertido, es de esos juegos en los que el Gameplay resiste el paso de los años.

Lo mejor de Episode I Racer es que captura a la perfección la velocidad y la adrenalina de la carrera de “pods” de la película. Claro, ya existían juegos como F-Zero y Wipeout pero la licencia de Star Wars le da un toque especial sobre todo por lo bien logrado que está. Me encantaría que lanzaran una remasterización del juego en HD, valdría mucho la pena.