Tag Archives: Beat ’em up

Capcom Beat ‘Em Up Bundle (Switch) – Reseña

Es una recopilación de juegos de acción, de esos que en España denominan “Yo contra el barrio”, yo siempre los calificó como juegos estilo Double Dragon o Final Fight, este último siendo uno de los juegos que aparecen en esta colección.

En la eShop mexicana este compendio tiene un precio de 399 pesos, por el momento sólo se encuentra disponible de manera digital, en unos meses saldrá en formato físico, al menos en Japón.

Los siete juegos que se incluyen en esta colección son: Final Fight, Captain Commando, The King of Dragons, Knights of the Round, Warrios of Fate, Armored Warriors y Battle Circuit.

De estos juegos yo sólo estaba familiarizado con Final Fight, Captain Commando y The King of Dragons, todos los demás resultaron nuevos para mí. Cabe recalcar que este es el primer lanzamiento casero para Armored Warriors y Battle Circuit. Así que para muchos será la primera vez que los prueban.

Voy a ir uno por uno para contarles qué tal está cada título.

Final Fight simplemente es un clásico, parte de la premisa que la hija del alcalde de Metro City es secuestrada y el mismo alcalde, Mike Haggar, junto al novio de Jessica, Cody, recorren cada rincón de la ciudad para rescatarla de unos pandilleros.

El juego es muy memorable, desde sus personajes principales hasta los villanos, todos causan un gran impacto. Cody, Guy y Haggar son tan emblemáticos que han aparecido en otros juegos como en varias entregas de Street Fighter.

Otro punto que hace a este juego un clásico es la jugabilidad, para solo ocupar dos botones, estos te permiten ejecutar una gran variedad de movimientos, cuentas con golpes, agarres, movimientos especiales, todo lo que necesitas para darle una lección a todos los malhechores de Metro City. Me gusta que cada golpe que lanzas se siente poderoso y causa un impacto en tus enemigos. Este juego permite que dos personas participen de manera simultánea.

Captain Commando es un juego muy carismático protagonizado por la mascota de Capcom y por un grupo de personajes bastante curioso, como un bebé que maneja un robot para pelear y una momia con cuchillos. Podríamos considerarlo como un Final Fight mejorado, con más armas, más personajes, de hecho peleas en la misma ciudad que en Final Fight, Metro City, solo que aquí estás en el futuro. Así que todo es parecido pero con un nuevo diseño.

The King of Dragons presenta personajes clásicos de un juego de rol medieval, cuentas con el guerrero, un elfo, un duende, un mago y un clérigo. En lo particular me gustó el estilo de combate del Elfo porque cuenta con un arco y flechas, así que es muy fácil atacar a distancia.

El sistema de combate, en general, está basado en golpes rápidos y los personajes no realizan agarres para aplicar llaves o aventar a los enemigos. Esto hace que las peleas se sientan ágiles, pero en lo personal, siento que esto hace que los ataques no se sientan tan poderosos. Cuando revives aparece un orbe que sirve como ataque especial, a la hora de golpear esta orbe todos los enemigos en pantalla reciben daño. Es una pequeña ayuda para abrirte camino después de perder.

Los niveles son cortos, creo que tienen la duración justa para no cansarte, y son suficientes para que el juego no termine rápido. Los encuentros con los jefes también son ágiles, no son de esos duelos eternos donde ya quieres que se acaben. Otra de las similitudes del juego con un RPG es que puedes ir subiendo de nivel a cada personaje, junto a sus armas, conforme más juegas te vuelves más poderoso. Claro, conforme avanzas, los enemigos también van subiendo de dificultad, así que todo está balanceado.

Knights of the Round como su título lo indica es un juego protagonizado por los Caballeros de la Mesa Redonda, en está ocasión puedes seleccionar a tres, al caballero Lancelot, al rey Arturo y a Perceval. Cada personaje tiene características distintas, Lancelot tiene ataques largos y es el más balanceado. Los ataques de Arhur son más cortos y poderosos, tiene el mejor ataque aéreo. Perceval es el personaje más pesado, usa un hacha, lento pero poderoso. No puede golpear cuando salta pero sí puede correr. En este juego también puedes subir de nivel a tu personaje, cuando esto pasa cambia tu armadura, es una mejora que se nota a simple vista.

Me gustó que aquí puedes usar caballos como vehículos, aparecen frecuentemente y le dan un poco de variedad al combate. Al igual que en The King of Dragons, en este juego tampoco hay agarres, pero aquí los golpes se sienten más contundentes, haciendo que el combate sea más satisfactorio.

Warrios of Fate es la secuela de Dynasty Wars en Japón, en el continente americano quitaron todas las referencias a que es la continuación y lo vendieron como un juego aparte. Por suerte en esta compilación puedes elegir entre la versión americana y japonesa de todos los títulos, así que puedes buscar las diferencias entre las dos versiones, sobre todo si sabes japonés.

Este juego se encuentra situado en la China feudal y es protagonizado por un grupo de guerreros que intentan prevenir que un comandante malvado invada otros territorios.

Al igual que en el juego de los caballeros de la mesa redonda, aquí también hay muchos caballos que puedes usar como vehículos.

Lo que más me gustó del juego es su sistema de combate, cada personaje cuenta con diferentes agarres, estos los realizas dependiendo de la dirección que presiones en la palanca a la hora de ejecutarlos. Si presionas abajo y el botón de salto realizas un ataque de carga, esto le agrega variedad a la hora de ejecutar diferentes combinaciones para acabar con tus enemigos.

Entre las armas que puedes levantar se encuentran mazos, sais y espadas. Algunos enemigos utilizan explosivos en tu contra. A pesar de que el juego no tiene un aspecto realista, hay momentos sangrientos, por ejemplo, el agarre de un personaje consiste en sostener y morder al rival, chorros de sangre vuelan en cada mordida, aunque desaparecen antes de caer al suelo. También cuando eliminas a un enemigo utilizando la espada lo partes en dos.

Me llamó mucho la atención que el juego cuenta con dos finales, al enfrentar al villano principal tienes pocos segundos para derrotarlo, si lo logras obtienes el final bueno y si no, obtienes un desenlace menos optimista.

Armored Warrios, conocido como Powered Gear en Japón es un juego de mechas, robots manejados por pilotos humanos. Cada mecha cuenta con armadura diferente. La acción está situada en el planeta tierra y en un planeta llamado Raia. El villano quiere experimentar con humanos para mezclarlos con maquinas y crear seres híbridos listos para el combate.

El combate es muy parecido al de otros juegos de esta colección pero este es el único que tiene un botón extra para realizar un ataque secundario, el cual tiene munición limitada. Puedes golpear, agarrar y lanzar a tus enemigos, así como dispararles con un ataque alterno. Este ataque te permite combatir a distancia. Al tener un ataque extra también se agrega un segundo golpe especial, aún más poderoso, el golpe especial normal se realiza como siempre, presionando salto y golpe al mismo tiempo, el nuevo golpe se ejecuta presionando salto y ataque alterno, siendo este último el más poderoso. Todas las partes de tu vehículo las puedes mejorar al recolectar nuevos brazos y bases.

Los nuevos brazos te pueden dar taladros o láseres para golpear, el brazo izquierdo, responsable del ataque secundario puede equipar lanza misiles. Las bases te pueden poner una banda para desplazarte con mayor rapidez o, bien, puedes agregar un dispositivo para flotar. Es muy divertido experimentar con las diferentes partes nuevas que encuentras tiradas al derrotar a tus enemigos.

Battle Circuit, está situado en un futuro alterno y la trama gira en torno a un grupo de cazarrecompensas que quieren capturar a un científico loco llamado Dr. Saturn el cual posee un disco misterioso que puede poner en riesgo a toda la humanidad.

Este juego no lo conocía, gracias a esta compilación pude jugarlo y me encantó. Creo que tiene tanto encanto como Captain Commando. Los personajes son muy carismáticos, desde el protagonista Cyber Blue que tiene un traje cibernético, Captain Silver que puede cambiar de forma, Yellow Iris una chica con aspecto felino y que es acompañada por su mascota, un zorro, Pink Ostrich, una avestruz acompañada por su dueña, una niña llamada Pola Abdul y por último Alien Green, una criatura alienígena que tiene forma de una planta venus atrapamoscas.

Los villanos también son carismáticos, el antagonista principal, Dr. Saturn tiene una gran cabeza y suele volar en pequeñas naves blindadas, me recordó un poco a Krang de las Tortugas Ninja. Entre otros personajes coloridos, encontramos un jefe con aspecto de imitador de Elvis, su poder especial es ponerte a bailar hasta el cansancio. Yellow Iris, la chica felina, también cuenta con este poder especial.

Durante el transcurso de los niveles puedes recolectar monedas y al finalizar cada nivel puedes cambiarlas por nuevos movimientos para tus personajes. Esto representa un paso importante en el género, ya que los nuevos movimientos utilizan comandos más complicados. No resultan indispensables para acabar el juego pero sí para darle variedad al combate y evitar que se vuelva repetitivo. Esto es un gran acierto porque justo ese punto es la queja principal de los juegos de este género, que se vuelven repetitivos.

Hay un nivel donde te enfrentas a unas motociclistas, es un claro homenaje al anime Akira, a primera vista se parecen mucho, la única diferencia es que aquí son varias motociclistas y tienen un atuendo bastante revelador.

Esta colección presenta algunas características extra, la principal es la modalidad en línea. Aquí puedes unirte a una partida, crear una, o crear un salón para organizarte con amigos y extraños. Cuando creas una partida en línea puedes decidir el número máximo de participantes, dependiendo de los jugadores que te permita cada título. Hay juegos como Captain Commando y Battle Circuit que permiten cuatro jugadores simultáneos, Final Fight solo permite a dos y los demás juegos dejan que tres jugadores participen al mismo tiempo.

El juego en línea es un volado, como te puede tocar una partida buena, te puede tocar una con mucho ‘lag’, todo depende de la conexión de los otros jugadores. He notado que cuando hay cuatro personas jugando al mismo tiempo es cuando peor se pone la conexión.  Así que si tu conexión de internet no es tan buena, recomiendo que te unas a partidas de dos o tres jugadores.

Cuando consigues una partida con buena conexión, el juego brilla, es realmente divertido jugar todos estos títulos acompañado de más jugadores, aunque no sea en persona. Sí, lo óptimo es jugar de manera local, todos en la misma consola, pero esto no siempre se puede.

Otros extras que incluye esta recopilación son galerías con imágenes y diseños de cada juego, muchos tienen los perfiles de sus personajes, instrucciones y arte conceptual. No es una sección muy nutrida, me hubiera gustado que agregaran entrevistas con los creadores o un poco más de historia de cada juego.

También agregaron las versiones japonesas de todos los juegos, así puedes comparar cada una. Algunos juegos tienen menos censura en sus ediciones niponas, vale la pena ir checando ambas para notar los cambios.

Los juegos se muestran en su aspecto original sin filtros. Lo único que puedes cambiar es el papel tapiz para decorar los bordes que no se usan. También puedes salvar tu partida en cualquier momento y retomarla desde el menú de pausa del juego.

Capcom Beat ‘Em Up Bundle es una gran colección, los siete juegos que se incluyen son muy divertidos. Estoy seguro que Final Fight y Captain Commando serán el punto de entrada para muchos, al ser los juegos más populares de este paquete, pero todos valen la pena. Aquí puedes descubrir joyitas como Armored Warriors y Battle Circuit. Es una colección ideal para jugar de manera cooperativa con tus amigos y recordar esa época cuando todos iban a las maquinitas.

Advertisements

Cadillacs and Dinosaurs (Arcade/MAME) – Retro Bits

Es un juego que fue lanzado por Capcom en 1992 y que no tuvo una versión casera. Está basado en la serie animada del mismo nombre que a su vez estaba basada en un cómic llamado Xenozoic Tales.

El juego es un beat ‘em up, donde vas caminando y recetando golpes a todos tus enemigos, es un género que Capcom tenía más que dominado en los noventa. De hecho, Cadillacs se parece mucho a clásicos como Final Fight y Captain Commando, se nota que comparten el mismo ADN.

La premisa del juego parte en el siglo XXVI donde la civilización se ha modificado con la caída de algunas ciudades y los dinosaurios han regresado a la vida, hay un grupo de traficantes que los están capturando con fines desconocidos. Jack Tenrec y su equipo tratan de detenerlos, poco a poco descubren que todo forma parte de un plan para experimentar con mutaciones entre dinosaurios y humanos.

En cuestión de jugabilidad puedes saltar y golpear, también puedes levantar armas del suelo como pistolas, el clásico cuchillo, espadas, metralletas y escopetas. Las armas de fuego no dañan tanto a tus enemigos. Tu personaje puede realizar un ataque especial al presionar salto y golpe al mismo tiempo. También realizan otro ataque si corres, presionando dos veces adelante, manteniendo la palanca en esa dirección y golpeando.

Cada personaje hace un movimiento de “carga” diferente, por ejemplo Jack Tenrec ejecuta una barrida, hay otro personaje que se avienta como en movimiento de lucha libre. Estos movimientos hacen que la jugabilidad se sienta fluida. Cada que insertas una ficha tu personaje aparece equipado con un lanza misiles. Cuando pierdes una vida caen unos misiles para debilitar a los enemigos que te mataron y reapareces después de estos disparos.

El tercer nivel es de mis favoritos, aquí controlas un automóvil y vas atropellando a tus enemigos, parece como una especie de nivel de bonificación porque con el vehículo yendo hacia ellos es difícil que opongan resistencia, el reto está en identificar los patrones en los que se encuentran para arrollarlos a ellos y a todos los obstáculos que se encuentran en tu camino. Eventualmente te enfrentas a un motociclista, te baja del carro y resulta ser el jefe final del nivel. Se me hace raro que la dinámica de aquí no la hayan repetido una vez más, me hubiera gustado volver a manejar en el juego.

Cadillacs and Dinousaurs permite que tres jugadores participen de manera simultánea y cuentas con cuatro personajes para elegir.

Jack Tenrec, es un mecánico y el líder del grupo, su estilo de combate es balanceado, noté que sus patadas voladoras son cortas y un tanto inútiles pero esto lo compensa con la barrida que ejecuta.  Hannah Dundee es ágil y es hábil para utilizar aditamentos. Su patada voladora tiene un largo alcance y su ataque de carga es brincar dando un rodillazo. Mustapha Cairo es el más veloz, sus patadas voladoras son las mejores, si las ejecutas bien identifican la posición del enemigo y van directo a el. Mess O’Bradovich es el más poderoso y sus ataques son muy parecidos a los de un luchador, es como el Mike Haggar de este juego.

Hay una buena variedad de villanos, van desde traficantes de dinosaurios, hasta los mismos dinosaurios y experimentos genéticos. Es curioso ver que hay tipos de enemigos que repiten de Final Fight como los que avientan cuchillos y los regordetes que corren hacia a ti para derribarte. Los traficantes suelen golpear dinosaurios para que estos se enojen y te ataquen. Los dinosaurios verdes son amigables y los que están de color rojo son los que te atacan, al combatirlos y vencerlos estos dejan el color rojo para pasar al verde y ser inofensivos. Algunos villanos, como el jefe motociclista del tercer nivel, parecen salidos directamente de Mad Max 2 The Road Warrior. Hay un enemigo, que es carne de cañón, muy parecido a Blanka de Street Fighter, es el resultado de muchos experimentos genéticos.

Los jefes de cada nivel suelen regresar en los siguientes niveles como parte del repertorio de enemigos, no regresan tan poderosos pero sí tienen una barra de vida más duradera que los que son carne de cañón. El jefe final del juego es el científico loco Fessenden, quien se inyecta un suero para convertirse en un híbrido entre dinosaurio y humano, su razonamiento es que quiere combinar la fuerza bruta de estos seres prehistóricos con su inteligencia. Cualquier mutación parece una mala idea, pero quién soy yo para juzgar sus planes.

La serie animada Cadillacs and Dinosaurs la recuerdo vagamente, hicieron solo trece episodios y si mi memoria no me falla, en México la pasaron en el canal HBO. El videojuego, por su parte, lo recuerdo mucho más y siempre llamó mi atención, a pesar de que había mucha competencia en el género de los beat ‘em ups sí sobresalía por su elenco de personajes y villanos, así como su entorno distópico.

Cadillacs and Dinosaurs es un tremendo juego que hizo Capcom y me parece muy curioso que nunca hicieron una versión para Super Nintendo. Supongo que por cuestiones de licencia y por el hecho de que la serie no fue tan exitosa, tampoco se preocuparon por hacer un re lanzamiento en consolas más recientes. Esto hace que el juego sea más deseado, al menos para los coleccionistas que les encantaría poder jugarlo de manera legal. Este título es muy divertido y se mantiene fiel a su licencia, si llegaste a leer los cómics o a ver la serie animada en los noventa estoy seguro que es una excelente adición para vivir la experiencia completa.

Para los que no conocen nada de esta franquicia, el juego se mantiene por sus propios méritos y actualmente sigue siendo tan divertido como jugar Final Fight o Captain Commando. Su calidad es indiscutible.

¿Ustedes llegaron a jugar Cadillacs and Dinosaurs en recreativas o vieron la serie animada? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Dynamite Cop! (Dreamcast) – Retro Bits

Este es la secuela del juego para recreativas y Saturn Dynamite Deka, conocido en occidente como Die Hard Arcade.

Dynamite Cop! Apareció para recreativas en 1998 y tuvo su lanzamiento en Dreamcast al año siguiente. Aquí se pierde por completo la licencia de la película ‘Die Hard’ pero se mantiene la jugabilidad y hay muchos guiños al primer juego de la serie.

Se mantienen todos los elementos que hicieron memorable al juego pasado y se agrega más de todo. Encuentras una mayor cantidad de armas, el juego presenta tres caminos diferentes, de inicio cuentas con tres personajes a elegir, la historia y los enemigos son más ridículos, vaya, todo es más grande y viene en cantidades generosas.

Hablando de la historia, es muy parecida a la de Die Hard Arcade, solo que en lugar de llevarse a cabo en un edificio lleno de terroristas, aquí todo sucede en un crucero. El cual es secuestrado por el villano del juego pasado, Wolf ‘White Fang’ Hongo, quien sobrevivió y ahora es un ciber pirata, y para colmo, entre los rehenes vuelve a estar la hija del presidente. Así que tu misión es la misma que en el juego pasado, vencer a los villanos y rescatar a la hija del presidente.

Cuando inicias el juego puedes elegir entre tres personajes, Bruno Delinger (el protagonista quien en el juego pasado era John McClane), Jean y Eddie. Cindy Holiday, la coprotagonista del juego pasado también está disponible, pero para desbloquearla originalmente tenías que conectar tu Dreamcast a internet y bajar el archivo. Actualmente esto es imposible, así que hay maneras para contrarrestar esta limitante, como encontrar el archivo, quemarlo en un disco y de ahí pasarlo a la tarjeta de memoria de tu Dreamcast. Yo no sabía de esto hasta que me puse a hacer este video, así que no descansé hasta poderla desbloquear. Hay un quinto personaje desbloqueable que es el chango que acompaña a Bruno Delinger,  pelea igual que Bruno, de hecho tiene el mismo cuerpo, la única diferencia es la cara de mono. Este personaje no lo pude desbloquear porque es muy difícil.

Teniendo a tu personaje te presentan otras tres opciones, donde debes elegir entre tres misiones, las tres tienen la misma premisa, llegar al crucero y rescatar a la hija del presidente, la diferencia entre las misiones consiste en el método que quieres usar para llegar. Puedes llegar en paracaídas, en una lancha o buceando, dependiendo de tu elección es la dificultad del juego. La primera misión tiene créditos ilimitados, en la segunda ya te restringen los créditos y en la tercera cuentas solo con cuatro créditos para acabarlo.

En cada misión tu recorrido por el barco es diferente, los encuentros con los jefes son en el mismo orden, pero suelen llevarse a cabo en diferentes ubicaciones. El juego en si es muy corto, cada ruta diferente te lleva entre veinte y treinta minutos recorrerla. Creo que jugar las tres rutas, una tras otra puede ser un tanto repetitivo. Recomiendo jugar una, dejar descansar el juego un rato y después probar otra de las misiones, de preferencia junto a un amigo, así el juego es muy divertido y cumple perfectamente con su objetivo.

El mayor incentivo para volver a jugar el juego son las ilustraciones que están escondidas en todos los niveles, cuando estás cerca de una la memoria del Dreamcast emite un sonido para alertarte. Si llegas a juntar todas obtienes una recompensa para los fanáticos del primer juego, ya que te permite elegir el vestuario que usa el personaje principal de Die Hard Arcade, así es más fácil imaginarte que estás jugando con John McClane.

Pasemos a hablar de la jugabilidad, como buen juego de acción para recreativas el control es muy sencillo, puedes patear, golpear y brincar. Como en el juego anterior, conforme recibes daño la vestimenta de tu personaje se va reduciendo. La variedad en el combate la dan las armas y los ‘power ups’. Estas mejoras son de los aspectos nuevos de esta secuela, puedes juntar iconos marcados con una ‘P’, al tener cinco en tu haber tu personaje se vuelve más poderoso y realiza nuevos movimientos, entre los que destacan llaves y agarres. Con estas habilidades especiales podemos distinguir los estilos de pelea de cada personaje.

A diferencia del juego anterior de la serie, donde solo podías golpear a los enemigos que estaban alineados con tu personaje, hacia la izquierda o derecha de pantalla, aquí ya puedes golpear en todas direcciones, esto hace que el combate sea mucho más intuitivo, simplemente diriges el control análogo hacia el personaje que quieres golpear y listo. Nada de tener que estar en el mismo plano como antes.

Al igual que en Die Hard Arcade, cuando vas de un nivel a otro hay ‘Quick Time Events’, esto significa que hay una animación donde vas corriendo y para evitar una explosión o el ataque de un enemigo aparece un botón en la pantalla que debes presionar correctamente, de lo contrario tu personaje puede sufrir daño o hacer escala en un escenario extra y tener que vencer a los enemigos que ahí se encuentran.

Como el juego se sitúa en un crucero, esto se presta para que cada nivel tenga una temática diferente, hay centros nocturnos, comedores elegantes, gimnasios, camarotes, albercas y fuentes, vaya, en cuanto a la variedad de los entornos no nos podemos quejar.

Mención especial merecen las armas, son aún más ridículas que en el juego anterior. En esta ocasión destaco el misil que provoca una explosión en forma de hongo y eleva a los enemigos hasta salir de la pantalla. Parte del sentido del humor, es que a pesar de esta explosión, tus enemigos no siempre mueren, por lo general caen y siguen vivos, aguantando todavía unos golpes más. La variedad de armas va desde baguettes hasta armas anti tanques, pasando por aerosol combinado con un encendedor. En este aspecto se nota que los desarrolladores se quisieron poner creativos y esto resulta ser lo mejor del juego. Experimentar con todos los elementos del entorno que puedes levantar y usar contra tus enemigos es lo más divertido.

Los enemigos también merecen un reconocimiento especial por ser tan ridículos, entiendo que son ciber piratas o como le quieran llamar a su moda, pero nunca voy a entender por qué algunos traen caparazones de cangrejo en la espalda. El juego no da explicaciones al respecto y cada vez hay más aspectos bizarros, otro de ellos es uno de los jefes que es un Kraken que está dentro del barco y te ataca con sus tentáculos y su tinta. Con toda la seguridad del mundo puedo decir que tiene un montón de personajes coloridos, hasta el villano principal, que pasó de ser un terrorista ya entrado en años a ser un pirata con ojo biónico y con músculos dignos de un luchador de la WWE.

Otro aspecto bizarro relacionado con estos ciber piratas, es que en dos de las tres misiones principales del juego llegas a una isla, que funge como el escondite de los villanos. Esta isla me recordó mucho a la película Mundo Acuático, espero que no sea una referencia intencional, sino sería algo muy extraño, porque ni siquiera es en tono de burla, hasta se podría considerar un homenaje. Lo más probable es que esta relación sea solo un invento mío.  Aunque puedo reforzar mi caso alegando que el villano de esa película y el de este juego tienen en común que les falta un ojo.

Este juego contiene más que una simple adaptación de su versión para recreativas. Puedes coleccionar ilustraciones que se encuentran escondidas en todos los niveles, hay un cómic disponible desde el inicio, también hay una nueva modalidad llamada Showdown, la desbloqueas terminando la tercera misión del juego y te ofrece tres misiones extras. Son como una especie de ‘remix’  de las misiones originales pero con un grado mayor de dificultad. Esta modalidad está hecha para los que ya dominan el juego y quieren un reto mayor.

Hay otras dos modalidades hechas para darle mayor re jugabilidad a este título, un modo versus para pelear contra un amigo y un modo de sobrevivencia donde tienes que aguantar oleadas de enemigos para conseguir una mejor puntuación.

En Die Hard Arcade para Saturn podías jugar Deep Scan, un juego clásico de Sega donde tenías que destruir submarinos, en esta ocasión agregaron un juego retro llamado Tranquilizer Gun, aquí eres un cazador en un safari, debes anestesiar a tus presas y llevarlas a tu camioneta antes de que despierten. Es un juego muy sencillo pero puede llegar a ser adictivo, es una joya que yo no conocía hasta que la probé aquí.

Dynamite Cop! Es una buena secuela, fue lanzada en el momento donde los juegos de acción de este tipo llamados beat ‘em ups ya estaban aburriendo  a los jugadores por ser muy repetitivos. Se convirtió en un género que estaba en decadencia al igual que los salones de recreativas. Sospecho que por eso no fue tan popular. Jugándolo recientemente puedo decir que me la pasé muy bien y sigue siendo divertido, puedes experimentar con muchos elementos de cada nivel que funcionan como armas, no hay muchos juegos que te permitan agarrar un atún y pegarle a tus enemigos hasta dejarlos inconscientes, esto es gran parte del encanto de este juego. Dynamite Cop! no es un clásico pero si a ti te gustan los juegos del estilo Final Fight o Streets of Rage aquí te la vas a pasar de lujo.

¿Ustedes llegaron a jugar Dynamite Cop! o el juego anterior de la serie, Die Hard Arcade? Comenten y recuérdenlos con nosotros.

Final Fight One (Game Boy Advance) – Retro Bits

En esta ocasión vamos a recordar Final Fight One para Game Boy Advance que salió en el año 2001. Esta es la versión portátil de Final Fight, el clásico para recreativas que salió en 1989 y que originalmente iba a ser llamado Street Fighter 89’.

Es un juego de acción tipo beat ‘em up donde recorres un nivel y vas golpeando a todos los enemigos que se aparecen en tu camino, muy al estilo de Double Dragon.

La trama consiste en que la hija del alcalde Haggar es secuestrada por unos pandilleros, así que Haggar, junto a Cody y Guy, recorren las calles de Metro City para rescatarla. Como dato curioso, la historia de Final Fight está basada vagamente en la película de1984 Streets of Fire, dirigida por Walter Hill, el director de la cinta de culto The Warriors. En la película una cantante es secuestrada por unos pandilleros y su ex novio se alista para rescatarla. El protagonista de Final Fight Cody, se llama igual que el protagonista de Streets of Fire. La película y el videojuego no son exactamente iguales, pero sí hay muchas referencias a Streets of Fire en Final Fight.

En cuestión de jugabilidad el juego tiene un esquema de dos botones, uno para saltar y otro para golpear, si presionas los dos botones al mismo tiempo realizas un ataque especial, este ataque es más poderoso pero te resta energía. Al romper barriles y cajas obtienes comida que sirve para regenerar tu energía. Este es de los juegos que mantienen el cliché de levantar comida del piso, porque no hay nada más razonable que romper una caja, encontrar dentro de ella un pollo rostizado y comerlo. También puedes encontrar armas tiradas, tubos, cuchillos y espadas son el arsenal que sueles encontrarte en tu camino. En esta versión portátil se incluyen nuevos ‘power ups’ como vidas que encuentras tiradas en forma de muñecos que se parecen a tu personaje.

Además de su título provisional, Street Fighter 89’, hay varios aspectos que Final Fight comparte con Street Fighter, por ejemplo, aquí también encuentras entre niveles uno de bonificación donde tienes que destruir un automóvil, siendo un momento clásico en ambas franquicias, aquí me encanta porque cuando terminas de destrozarlo aparece un pandillero y encuentra su vehículo destrozado. Otro momento clásico de Final Fight es cuando se acaban los créditos, antes de continuar  aparece tu personaje amarrado a una bomba y el cronómetro de este artefacto es el tiempo que tienes para agregar créditos.

 Los personajes de Final Fight, Cody y Guy, eventualmente se integraron a Street Fighter Alpha. El alcalde Haggar no ha quedado en el olvido, forma parte de algunas entregas de la serie Marvel vs. Capcom.

Final Fight One para Game Boy Advance es una gran adaptación, cuando el juego original fue lanzado a principios de los noventa para el Super Nintendo carecía del juego cooperativo, solo podías elegir a dos personajes  a Haggar y a Cody (en el juego para recreativas podías jugar con un tercer personaje llamado Guy), censuraron unos enemigos por ser mujeres en la versión occidental, Roxy y Poison pasaron a ser chicos punks y el nivel de la fábrica estuvo ausente. Tiempo después salió otra versión para Super Nintendo llamada Final Fight Guy, que en el continente americano fue exclusiva para rentar en Blockbuster, la diferencia era que ahora Cody estaba ausente y lo reemplazaba Guy. El modo cooperativo seguía brillando por su ausencia.

Por eso valoro tanto la edición portátil Final Fight One, aquí puedes seleccionar a los tres personajes originales para recreativas y puedes desbloquear las versiones que aparecen en la serie Street Fighter Alpha de Cody y Guy. También puedes desbloquear nuevos colores para el atuendo de tus personajes. Se incluye el juego completo, con esto me refiero a que ya encontramos aquí el nivel de la fábrica que estaba ausente en la versión para SNES. Claro, como el Game Boy no es una consola tan poderosa como un gabinete para recreativas, se sacrificaron algunos aspectos gráficos, los modelos de los personajes tienen una cantidad menor de pixeles, los fondos no están tan detallados y aparecen menos enemigos simultáneos en pantalla. Es posible jugar en modo cooperativo siempre y cuando tengas dos consolas, dos cartuchos y el cable link.

Hay una adición que me llamó la atención en esta edición portátil, antes de pelear contra un jefe hay un cuadro de diálogo entre tu personaje y el enemigo, muy parecido al que aparece en las peleas importantes en Street Fighter Alpha 3. Puede parecer un detalle sencillo pero le agrega una capa extra de complejidad a los villanos y sirve para darles una mejor presentación, ya no sólo te están esperando y te atacan, sino que explican un poco la trama, sus motivaciones y después de unos cuadros de texto, te atacan.

Casi todos los extras de esta versión portátil los vas desbloqueando con los puntos que obtienes jugando. Hay un menú especial para activar estas mejoras o adiciones. Ahí puedes seleccionar la dificultad, el nivel en el que quieres empezar, la cantidad de vidas, el color de la vestimenta tu personaje, etc. Puedes personalizar varios aspectos que antes no se podían, se agradece que hayan agregado varios detalles para hacer de este juego aún más disfrutable.

Quiero aclarar que en Final Fight One para Game Boy Advance siguen existiendo algunas diferencias dependiendo de la región, yo tengo la versión japonesa y aquí sí salen Roxy y Poison, en la versión occidental del juego no aparecen, siguen siendo reemplazadas por los chicos punk. La silla de ruedas del jefe final la rediseñaron en la versión americana para que pareciera una silla de oficina, vaya, así hay varios cambios que no perjudican la experiencia en general pero que en retrospectiva se sienten innecesarios.

En el 2010 la versión para recreativas de Final Fight apareció de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3 bajo el nombre de Final Fight: Double Impact, donde se incluye otro juego de Capcom para recreativas: Magic Sword. Esta edición permite jugar de manera cooperativa en línea y la versión que salió para Xbox 360 es retro compatible con Xbox One, así que todavía es fácil de conseguir.

Final Fight One es una excelente conversión del clásico para maquinitas, cuando salió en el 2001 me sorprendió lo fiel que es al juego original y el hecho de que es mucho mejor que las versiones que salieron para Super Nintendo. Se nota que los de Capcom tenían ganas de consentir a los fanáticos de la serie con este lanzamiento. Si tienes Game Boy Advance y te lo encuentras en algún bazar o tienda retro no dudes en conseguirlo, es muy recomendable. Sé que no a todos les da por coleccionar juegos viejos, sino vale la pena checarlo aunque sea en emulador.

¿Ustedes llegaron a jugar esta versión portátil de Final Fight? ¿Cuál es tu juego favorito de la serie? Comenten y recuerden este clásico con nosotros.

Spider-Man: The Video Game (Arcade/MAME) – Retro Bits

 

En esta ocasión vamos a recordar Spider-Man: The Video Game, un juego que salió para recreativas en 1991 hecho por Sega. Recuerdo vagamente haberlo jugado en mi infancia en algún viaje pero nunca tuve la oportunidad de acabarlo en su momento. Mis memorias con respecto a este juego están encaminadas a que tenía buenos gráficos y me llamó mucho la atención que aparecía Namor. Se me hizo raro que nunca fue lanzado para consolas caseras, siento que es un título bastante olvidado.

Es un juego del género ‘beat ‘em up’ donde caminas y golpeas a tus enemigos. Spider-Man es acompañado por Namor The Sub-Mariner, Black Cat y Hawkeye, un detalle que tenía esta máquina era que los personajes no estaban vinculados con un lugar en la recreativa, sino que cualquier jugador podía elegir a su personaje favorito. Por ejemplo, en la recreativa de las Tortugas Ninja cada lugar tenía un personaje fijo.

 La trama consiste en que Scorpion roba un artefacto místico y varios villanos lo quieren en sus manos, entre ellos Kingpin y Dr. Doom. Lo que me gusta mucho de este juego es que en cada nivel, son cuatro en total, te encuentras con muchos villanos importantes, también es muy vistoso que algunos encuentros con estos villanos te muestran su origen. En el primer nivel ves como Venom es poseído por el ‘symbiote’ negro. En otro momento puedes ver como el Dr. Curt Connors se convierte en The Lizard, en lo personal, me encantaron estas animaciones, hace que cada jefe sea memorable. Gracias a esta cantidad de villanos el ritmo del juego se siente frenético y logra mantener tu interés de principio a fin.

El esquema de control es muy sencillo, con un botón golpeas y con otro saltas, si presionas los dos botones realizas un ataque especial, también cuando saltas puedes realizar un ataque alterno si brincas hacia delante y golpeas, con esta secuencia Spider-Man lanza una patada mientras se columpia con su telaraña.

Aquí, los desarrolladores quisieron darle variedad e implementaron secciones donde la cámara se aleja y se convierte en un juego de plataformas y disparos. Cuando la cámara está lejos, no golpeas, solo disparas proyectiles, por ejemplo: Spider-Man lanza telarañas y Hawkeye lanza flechas.

Para ser sincero lo único que no me gustó del juego son estas secciones de plataformas, aparecen muy seguido, al principio no molestan mucho porque le dan variedad al título pero después se vuelven un lastre, cada que se volvía a alejar la cámara sabía que me iba a aburrir y no me quedaba de otra que tratar de pasar esas secciones lo más rápido posible. Lo que sí debo destacar es que cada que se aleja y se acerca la cámara para pasar entre las secciones de golpes y las de plataformas es un detalle gráfico que me encanta, hace que el mundo de Spider-Man se sienta enorme.

De hecho, lo que más me impresionó del juego, además de su impresionante lista de villanos, que van desde Doc Ock, Elektro, Green Goblin, Venom, hasta el Dr. Doom,  es su aspecto gráfico. Es impresionante ver como Venom se convierte en un monstruo del tamaño de un edificio, en otros momentos las animaciones le dan todo el carisma necesario a los personajes que están en pantalla, le hace mucha justicia a las historietas que los engendraron.

Aparte de ser un tipo de juego bastante común en la época, desde los juegos de las Tortugas Ninja hasta el de Los Simpson, Spider-Man: The Video Game mantiene varios clichés del género. En el último nivel, antes de llegar al jefe final, te aparecen varios jefes que ya habías vencido, es una especie de ‘remix’ de los niveles anteriores. También aplica otro cliché muy popular, ese en el que tienes que vencer varias veces al jefe final y cada que lo vences se transforma volviéndose más poderoso.

Hablando del jefe final, Dr. Doom, sí se me hace un poco raro que aparezca como villano de un juego de Spider-Man, creo que Mysterio hubiera sido un buen villano final. También llama la atención que, teniendo a Dr. Doom en el juego, no aparezcan los Cuatro Fantásticos, hubiera sido memorable tenerlos como personajes invitados.

Spider-Man: The Video Game es un juego que me interesa porque en su momento lo llegué a jugar poco, antes de encontrarlo en emulación siempre tenía la esperanza de volverlo a ver en algún lado y acabarlo, la falta de versiones caseras y el hecho de que no ha aparecido en ninguna recopilación o lanzamiento virtual dificultó mucho este objetivo.

Ahora que le he podido dedicar más tiempo me doy cuenta que está a su favor, tiene animaciones geniales, los personajes que te ayudan son interesantes, tiene una larga lista de villanos, hay momentos que le dan variedad a su jugabilidad y fuera de las secciones donde el juego pasa de acción a ser uno de plataforma, la experiencia es muy memorable.

¿Ustedes llegaron a conocer este juego? ¿Cuál es su juego favorito de Spider-Man? Comenten y recuerden este título con nosotros.

TMNT IV: Turtles in Time (SNES) – Retro Bits

En esta ocasión Shredder y Krang roban la estatua de la libertad y escapan viajando en el tiempo, las tortugas los persiguen por diferentes épocas, van desde la prehistoria, la época de piratas, hasta el futuro. Creo que la mayor novedad en la historia del juego es que no secuestran a April O’Neil.

Turtles in Time representa el punto más alto de los juegos de las Tortugas Ninja, todo juego subsecuente ha tratado de recapturar, sin mucho éxito, la magia de este título. En lo personal yo lo considero como un clásico de la consola, ya que es una versión casi idéntica a la de recreativas y el juego cooperativo hace que te la pases de maravilla junto a un amigo. Es un manual de cómo debe hacerse un título ‘Beat em up’. Creo que el único punto en contra de este lanzamiento es que solo pueden jugar dos jugadores al mismo tiempo y no cuatro como en maquinitas.

Pero para compensar esta “limitación” la versión de Super Nintendo incluye niveles exclusivos, como el del Technodrome y Neon Night Riders, el cual ya aparecía en maquinitas pero aquí lo rediseñaron en modo 7 y parece que recorres una pista muy parecida a F-Zero. También hay más jefes, el Rey Rata, Bebop y Rocksteady aparecen en exclusiva. Los villanos de la segunda película de las Tortugas Ninja Tokka y Rahzar aparecen en el nivel del Technodrome para ceder su lugar a Bebop y Rocksteady en el nivel de los piratas.

Tokka y Rahzar no son la única referencia a la segunda película, el jefe final del juego, en la versión de Super Nintendo, es Super Shredder. Lo único que les faltó para terminar de consentir a los fanáticos de esa película fue alguna aparición de Vanilla Ice rapeando “Go Ninja Go”.

En esta secuela la jugabilidad presenta algunas novedades, ya puedes correr y realizar una carga a tus enemigos. Con esta carga puedes azotarlos contra el suelo de lado a lado o aventarlos contra la pantalla. Me gusta la dinámica en el nivel de Technodrome donde para vencer por primera vez a Shredder hay que aventar enemigos a la pantalla.

Lo mejor de cada época es que está muy bien recreada, con algunos enemigos y peligros exclusivos de cada nivel. En lo personal me fascina la animación de cuando una tabla te pega en el rostro en el barco pirata, es un detalle tan grato como cuando caías en una alcantarilla en entregas anteriores y preguntaban las tortugas ¿quién apagó la luz?

Los Foot Soldiers son la carne de cañón más recurrente, algo común en los juegos de esta serie, para que no sea tan cansado estarlos viendo seguido suelen tener diferentes atuendos y armas, son enemigos bastante versátiles, como pueden atacarte con arco y flecha, lo pueden hacer con bombas o espadas. En el nivel donde surfeas en las alcantarillas aparecen unos enemigos muy parecidos al Alien de las películas pero aquí son de color amarillo.

El nivel situado en el viejo Oeste me recordó mucho a Sunset Riders, también hecho por Konami, gracias a su ambientación y su diseño en general, hasta los enemigos se llegan a disfrazar con jorongos y sombreros.

En el menú de opciones te permite cambiar el color de las tortugas, hay dos, una llamada animación, que es el color que normalmente llevan las tortugas en el juego y otra llamada cómic, que hace ver a las tortugas con tonos más oscuros para simular una paleta de colores salida de una historieta. Este cambio de aspecto es meramente estético, no cambia en nada la jugabilidad.

Se incluyen dos modalidades especiales, una para terminar los niveles a contrarreloj y una para pelear contra un amigo, se controla exactamente igual, no hay movimientos especiales ni nada que lo haga divertido por mucho tiempo, solo está para dar un poco de variedad y ya. Lo interesante es que el siguiente juego de las tortugas para SNES fue de peleas para aprovechar el ‘boom’ que tuvo este género a partir de Street Fighter II.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time demostró lo cerca que estaban las consolas de alcanzar a los juegos de recreativas. Para todos los fanáticos de las Tortugas Ninja se convirtió en un juego esencial, sobre todo porque la diversión aumentaba jugando a lado de un amigo.  A pesar de que es un juego ya entrado en años, fue lanzado en 1992, su jugabilidad aguanta el paso del tiempo. En el 2009 Ubisoft hizo un ‘remake’ de la versión para recreativas con gráficos poligonales llamado Turtles in Time Re-shelled, este juego fue lanzado de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3.

¿Ustedes llegaron a jugar este clásico de Super Nintendo? ¿Cuéntanos, cuál es tu juego favorito de las Tortugas Ninja? Comenta y recuerda este título con nosotros.

Double Dragon II: The Revenge (NES) – Retro Bits

Double Dragon fue un juego muy popular para recreativas, cuando llegó la versión para el NES mucha gente se decepcionó porque solo era para un jugador, no podías ir por los callejones repartiendo golpes junto a un amigo.

En 1990 apareció en el continente americano la secuela desarrollada por Technos para Nintendo llamada Double Dragon II: The Revenge, la principal mejora que incluye esta secuela es que aquí sí puedes pelear junto a un amigo.

Esta secuela para NES fue el primer juego de la serie que probé, recuerdo lo adictivo que era batir enemigo tras enemigo para tratar de llegar lo más lejos posible. Este juego, como muchos de la época, me frustraban un poco por la cantidad limitada de vidas y por algunos niveles bastante tramposos, como esos donde hay muchas orillas donde te puedes caer. Claro, el chiste es que te cueste trabajo dominar el juego y conocerlo completamente para que te dure un buen rato.

La trama se enfoca en los hermanos Billy y Jimmy Lee, quienes son conocidos como Doble Dragón, su objetivo es derrotar los sindicatos criminales que aterrorizan la ciudad y vengar el asesinato de Marian, la novia de Billy, y quien fue la damisela en apuros del primero juego.

El control es un tanto atípico con respecto a juegos actuales, con el botón B golpeas hacia la izquierda y con A tu ataque es a la derecha, esto te permite dar una patada trasera si estás volteando para el lado contrario. Para saltar necesitas presionar A y B al mismo tiempo. No es tan tardado acostumbrarse pero siente raro de inicio. Puedes hacer un agarre si golpeas de cerca a tus enemigos, esto sirve para aventarlos y golpear a alguien más o para agarrarlos a rodillazos. Si después de saltar vuelves a presionar A y B haces una patada giratoria.

Un elemento que le da variedad al juego es que puedes tomar las armas que sueltan los enemigos, estas armas van desde cuchillos que puedes aventar hasta látigos y granadas. Hay dos aspectos de las armas que no me encantan, el primero es que en cuanto vences a los rivales en turno, sus cuerpos junto con las armas que soltaron se desvanecen, aunque las hayas agarrado. El segundo aspecto que no me gustó es que a veces las armas que sueltan los rivales pueden ocasionar que te golpeen de manera injusta, me explico, si hay armas regadas en el suelo y quieres defenderte golpeando rápidamente a los enemigos, tu personaje en lugar de atacar, tratará de levantar una de las armas que se encuentra en el suelo, dejándote desprotegido. Esto no pasa tan seguido pero sí es un problema en ciertas zonas cerradas.

Lo bueno de quitarles las armas a los enemigos es que estas suelen ser poderosas y te permiten derrotarlos con menos golpes, sí, hacen que tu ataque sea un poco más lento, pero si tienes el espacio y puedes calcular bien tu ataque, valen mucho la pena.

Jugándolo recientemente, estando a 17 años de su lanzamiento en el NES, valoro que su jugabilidad es muy fluida y me sorprende la gran ambientación que tiene el juego. Cada nivel se siente diferente y cuenta con mecánicas muy variadas.

Por ejemplo, hay un nivel memorable donde peleas dentro de un helicóptero, cuando la puerta se abre durante el vuelo te absorbe el aire, tienes que estar alejado de ella para no salir volando, lo bueno es que es útil para deshacerte de tus enemigos.

Los malhechores de este juego son los clásicos criminales callejeros de películas y juegos ochenteros, punks, gañanes con playeras sin mangas, chicas vestidas como ‘dominatrix’, uno que otro con pinta de ser experto en artes marciales, etc. Me gusta mucho el carisma del primer jefe, un corpulento villano con un casco, que, al ser derrotado se desvanece y solo queda su casco. En la pelea del helicóptero el jefe es un pariente cercano de Abobo, un villano del primer juego, llamado Bolo, son muy parecidos, la única diferencia es que Bolo tiene el pelo largo.

Algo que me desesperó un poco fue que, además de tener vidas limitadas, hay muchas orillas peligrosas en el juego, donde un mal salto o no estar pendiente de tu entorno te puede llevar a perder una vida. Hay veces que estas caídas te matan solo porque no bajaste cuando el juego te lo pedía. En cambio, hay unos momentos que me gustaron como la parte donde tienes que evitar que te tire una banda automática, que va en sentido opuesto de la plataforma a la que quieres llegar. Me gustó porque no es un momento tramposo, sino uno que requiere habilidad y paciencia.

El juego te presenta tres modalidades, para un jugador, para dos jugadores donde no se pueden hacer daño entre ellos y para dos jugadores donde le puedes pegar a tu compañero si te descuidas o si quieres molestarlo.

Hay tres dificultades: práctica, guerrero y maestro supremo. Si eliges práctica el juego es más fácil y termina después del nivel del helicóptero. Como te deja jugar menos de la mitad del juego, esta primera dificultad no es una buena opción, termina estando de adorno.

Double Dragon II: The Revenge es un juego muy divertido, en lo personal, pienso que marca el punto más alto de la serie que después se fue quedando un poco en el olvido. Las animaciones de sus personajes y el excelente diseño de niveles hacen que hasta el día de hoy se siga sintiendo como una experiencia sólida que vale la pena probar. Recientemente este juego ha sido lanzado de manera descargable para la consola virtual de Wii U y también fue parte de la colección de juegos que contiene, el escaso y muy cotizado, NES classic edition. En este año, 2017, sus desarrolladores lanzaron una secuela oficial, con todo y el ‘look’ de las ediciones para Nintendo llamada Double Dragon IV para Playstation 4, PC y Switch.

Captain Commando (Arcade) – Retro Bits

Captain Commando inició su vida como mascota de Capcom, de hecho, su nombre deriva del de la marca. El objetivo de este personaje era felicitar a los consumidores por comprar juegos de Capcom, por lo general aparecía en los instructivos de juegos como Ghosts n Goblins, Mega Man, 1942, etc. Donde solía portar un traje de piloto espacial, en el juego Section Z, el mismo instructivo revela que el piloto que controla la nave es el mismo Captain Commando.

A la hora de protagonizar su propio título, se optó por una jugabilidad estilo Final Fight, donde vas abriendo paso por la ciudad venciendo a un sin número de malhechores. Captain Commando también puede ser considerado una secuela futurista de Final Fight ya que ambos están situados en la misma ciudad, Metro City, la única diferencia es que este juego se sitúa en el año 2026, mostrando un entorno futurista.

Los niveles son un tanto interactivos, puedes romper vitrinas y algunos elementos del mobiliario. Lo que es agradable es la variedad de niveles, todos son muy diferentes y cada entorno tiene su encanto. Destacan el museo, el barrio japonés, un circo, un laboratorio y en los últimos niveles te encuentras en una nave espacial. También hay un nivel que me recordó un poco al juego de las Tortugas Ninja donde surfeas, aunque aquí esta secuencia es más rápida, sirve de transición entre niveles y para darle un poco de variedad.

En esta aventura, Captain Commando no está solo, su equipo está conformado por un bebé genio llamado Baby Head, quien construyó un robot para ser transportado y poder pelear. Una momia llamada Mack the Knife, quien como su nombre lo indica es una momia que pelea ayudada con cuchillos y el ninja Ginzu, su nombre siendo referencia a esos cuchillos famosos de los infomerciales noventeros, sí, esos que podían cortar latas y zapatos.

Cada personaje tiene un golpe especial al presionar al mismo tiempo los dos botones, también hay un ataque especial a la hora de saltar y golpear, por ejemplo Captain Commando a la hora de saltar y atacar cuenta con un lanzallamas. El combate, en sí, tiene un poco de variedad, puedes agarrar a los oponentes, aventarlos o brincar con ellos y hacerles una llave.

Hay aditamentos que puedes recolectar en cada nivel como armas o vehículos, las armas suelen ser lentas para disparar pero son poderosas si conectas un disparo a tus enemigos. Los vehículos son una especie de trajes robóticos, como el que usa Baby Head pero más grandes, que pueden incendiar o congelar a tus enemigos.

Los enemigos comunes y corrientes, vaya, los que vienen siendo carne de cañón, parece que son una evolución distópica de los que aparecieron en Final Fight. Es como si hubieran seguido los malos pasos de sus abuelos. Hay algunos villanos que llamaron mi atención ya que parece que están haciendo un ‘cosplay’ de la película Alien. Me pareció curioso que cuando un enemigo con espada te mata te puede partir en dos, es un detalle un tanto ‘gore’ que sobresale.

Scumocide (o Genocide en Japón) es el villano principal, dedicado a la ingeniería genética descubre la manera de crear super villanos para tratar de controlar el mundo desde su estación satelital. El resto de los jefes finales de cada nivel van desde un rockero gigante, un ninja, hasta Doppel quien toma la personalidad y los movimientos de los protagonistas del juego.

Después de este título Captain Commando no ha vuelto a ser protagonista de una aventura propia, apareció en la serie Marvel vs. Capcom y en el RPG para Nintendo 3DS Project X Zone 2. La versión para recreativas de Captain Commando está disponible en la compilación Capcom Classics Collection vol. 2 para Playstation 2 y en Capcom Classics Colección Remixed para PSP. Me gustaría que Capcom le volviera a dar un poco más de protagonismo a este personaje.

¿Ustedes llegaron a jugarlo en recreativas o en la versión casera de Super Nintendo?   ¿Cuál prefieren Final Fight o Captain Commando? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Batman Returns (SNES) – Retro Bits

En mi infancia Batman Returns se convirtió en mi juego favorito del Caballero de la noche.  Batman de NES me parecía muy frustrante y pasaron años para que le tuviera la paciencia necesaria.

Konami hizo un gran trabajo con Batman Returns, se encontraban enrachados haciendo juegos de acción clásicos como los de las Tortugas Ninja y el de Los Simpson para recreativas.

Aquí combinaron todos los aspectos que tenían dominados, tomar una buena licencia, hacer que todo se sienta auténtico y agregar una gran jugabilidad.

La presentación del juego es excelente, los personajes están detallados y son de buen tamaño, sobre todo Batman y los jefes de cada nivel. Los enemigos que son carne de cañón tienen apariencia y ataques variados. Encuentras diablos, payasos, traga espadas, hombres en zancos, malabaristas, calaveras en motocicletas, vaya, todos los secuaces salidos directamente del circo malvado del Pingüino.

Capturan a la perfección el espíritu de la película. Me encantan los pequeños detalles sacados directamente de la cinta, el primer jefe es un payaso que tiene a Selina Kyle de rehén y para empezar el combate tienes que golpearlo con un pedazo de pared justo como en la película. Estos momentos le dan mucho carisma al juego.

Los escenarios visualmente están a la par de los personajes, tienen varios elementos interactivos como ventanas que puedes romper cuando les avientas un enemigo. También hay algunos elementos, como estatuas, postes o algunas columnas que aparecen en primer plano y hacen que luzca más la arquitectura de Ciudad Gótica.

Además de los escenarios y de los enemigos a los que enfrentas la música es excelente,  es una adaptación de la banda sonora que hizo Danny Elfman para la película, te pone en el mejor estado de ánimo para enfrentar a una banda circense malévola en navidad.

También tiene una narrativa más convencional donde te cuentan la historia mediante imágenes de la película y con texto. Aunque esto era muy común en su época utilizan algunos elementos extra para darle mayor vida, por ejemplo, antes de que empiece el juego, después del texto, se ve el batimovil recorriendo la ciudad para dejarte justo en la acción.

El combate consiste en golpear y brincar, lo que hace que este juego se sienta especial es que cada golpe es contundente, Batman se siente implacable. La jugabilidad te permite aturdir a tus enemigos, agarrarlos y aventarlos, ya sea a otro enemigo, al suelo o contra la pared. Cuando los estrellas contra la pared llegan a afectar los escenarios rompiendo ventanas, abollando postes o quebrando bancas de madera. También puedes agarrar dos enemigos al mismo tiempo y chocar sus cabezas.  Al brincar extiendes tu capa para derribar momentáneamente a los villanos.

Hay “batarangs” y un gancho a tu disposición, los “batarangs” sirven para detener momentáneamente a tus enemigos. El gancho te ayuda a columpiarte mientras das una patada. En ciertos niveles tu movimiento se reduce a un plano de dos dimensiones donde solo puedes avanzar de izquierda a derecha y aquí tus ataques se limitan solamente a usar el “batarang” y en segmentos de plataforma puedes usar el gancho para no caer. Existe un ataque especial el cual es un tubo de ensayo que, al arrojarlo, les baja energía a todos los enemigos que están en la pantalla. Es muy útil a la hora de enfrentarte a los jefes de cada nivel.

Además de la acción derivada de golpear a tus enemigos hay un nivel donde puedes conducir el batimovil, es justo para recrear la escena donde el Pingüino lo controla de manera remota, aquí solo avanzas disparándole a calaveras en motocicletas hasta llegar a la camioneta del Pingüino y eliminarla. Es un nivel que no tiene mucha profundidad pero que le da variedad al juego y poder controlar el batimovil siempre es bienvenido.

Existieron otras versiones de Batman Returns como la de Nintendo y la de Genesis pero son totalmente diferentes, solo se parecen en la licencia.

Batman Returns para Super Nintendo se mantiene como un gran juego, a pesar de ser parecido a títulos como Final Fight o Teenage Mutant Ninja Turtles, tiene su propia identidad y hace que sea muy satisfactorio recorrer los escenarios de la película así como vencer a todos los enemigos. Hasta el organillero malvado de la cinta aparece como jefe de un nivel. La presencia de Gatúbela y del Pingüino se vuelve emblemática gracias a la recreación tan fiel que hacen de sus contrapartes cinematográficas.  Este es sin duda uno de los mejores juegos del Caballero de la Noche.

¿Llegaron a jugarlo en su momento? Y ¿cuáles son sus juegos favoritos de Batman? Recuerden este clásico con nosotros.

Si quieren añorar más juegos retro y ver reseñas de juegos actuales suscríbanse a nuestro canal de Youtube, gracias por su atención y hasta la próxima.

 

 

Ninja Warriors (SNES) – Retro Bits

The Ninja Warriors para Super Nintendo es el ‘remake’ hecho por la compañía japonesa Natsume de un beat’em up homónimo hecho por Taito para recreativas. En Japón para diferenciar ambas versiones esta reedición llevó el nombre Ninja Warriors Again.

La trama está situada en el futuro donde un tirano tiene a la población sometida. El objetivo de unos androides expertos en artes marciales es derrocarlo y restablecer la paz.

Tienes a tres personajes a tu disposición, cada uno cuenta con características diferentes: Ninja es un personaje fuerte y pesado, Kunoichi es la más balanceada, es poderosa y suficientemente ágil, Kamaitachi es el androide más rápido, su agilidad lo convirtió en mi personaje favorito.

El esquema de control consiste en tres botones, uno para saltar, otro para golpear y un tercero para realizar un ataque especial una vez que has llenado una barra de poder.

Puedes utilizar elementos del entorno para atacar a tus rivales. Lo que me agradó es que todo lo que usan para atacarte también les afecta a ellos, por ejemplo si te lanzan misiles tus enemigos son vulnerables a ellos.

El aspecto gráfico está muy detallado. Los personajes son de buen tamaño, tienen animaciones que los hacen lucir bastante,  los escenarios son variados y vistosos. Hay ocho niveles y cada uno tiene, como es costumbre en este género, un jefe final.

Entiendo que el estilo del juego es similar al de Shinobi, donde un personaje está solo contra el resto del mundo, pero sí me parece que la falta de multijugador es una oportunidad desperdiciada, sobre todo cuando hablamos de un juego que salió en 1994, cuando ya se estaba explotando más el potencial del Super Nintendo.

En su momento no tuve la oportunidad de probar ni la versión ‘arcade’ ni el ‘remake’ casero de Ninja Warriors, ahora que lo jugué puedo decir que es una grata sorpresa. Tiene suficiente encanto como para ser una franquicia memorable y su jugabilidad aguanta el paso del tiempo. Mi única queja, la cual es una constante con los beat’em ups de la época, es la dificultad del juego, tienes pocas vidas y al continuar empiezas desde el principio del nivel, hay algunos puntos de control pero aun así tienes que recorrer un buen tramo para regresar a donde te quedaste.

¿Ustedes llegaron a jugar Ninja Warriors en recreativas o en Super Nintendo? ¿Creen que sea un juego memorable o es uno más del montón? Dejen sus comentarios y recuerden este título con nosotros.