Tag Archives: 13

Raging Justice (Switch) – Reseña

Reseñaremos Raging Justice para Switch de Nintendo. Este juego también está disponible para Playstation 4, Steam y Xbox One.

Es un nuevo beat ‘em up influenciado por clásicos como Final Fight o Streets of Rage.

Desarrollado por MakinGames Ltd., su fundador Nic Makin trabajó en Rare, ahí participó en títulos como Kameo y Perfect Dark Zero.

El estilo visual es lo primero que llamó mi atención, trata de imitar lo que hacía Rare en los noventa, donde creaban un modelo poligonal de los personajes y después lo convertían en imágenes planas para adaptarse a las limitaciones de las consolas. Aquí hicieron lo mismo pero con imágenes de mejor calidad y se tiene como resultado una estética que mezcla lo mejor de lo retro con aspectos modernos.

A pesar de que el ‘look’ de los personajes me gustó mucho, siento que a los niveles les falta un poco de variedad, sí, pasas por callejones, bares de mala muerte, ferias y muchas locaciones pero no se sienten tan diferentes una de la otra. También siento que les faltaron diferentes dinámicas en los niveles, recuerdo que, por ejemplo, en juegos como Los Simpson o Tortugas Ninja para recreativas, hay elevadores o trenes para que no se sientan tan estáticos los fondos o en Sunset Riders donde existen niveles que cabalgas a caballo.

La trama consiste en que el alcalde de Big Smoke City es secuestrado y tres justicieros piensan rescatarlo, Nikki Rage, Rick Justice y Ashley King. Más allá de la historia clásica de un juego de acción como este, agregaron un sistema para clasificarte como policía bueno o malo. Puedes esposar y arrestar a tus enemigos, apegándote a la ley, o puedes pegarles hasta deshacerte de ellos, y ser un policía malo. Hay finales específicos para los policías buenos y malos.

Nikki Rage es el personaje balanceado del juego, Rick Justice es lento pero sus golpes son poderosos y Ashley King ofrece un combate más rápido, es escurridizo pero su ataque no es tan fuerte como el de los otros.

Pueden participar dos jugadores simultáneos, hay botones para saltar, golpear, patear y para agarrar a tus enemigos. El comando de agarre sirve principalmente para aventarlos y golpear más enemigos al mismo tiempo, también sirve para arrestar a los criminales, si los golpeas lo suficiente, sin vencerlos, quedan mareados y es cuando puedes ponerles las esposas. Al presionar golpe y patada al mismo tiempo realizas un ataque más poderoso, cada que lo usas te resta energía para que no abuses de él. Si presionas dos veces adelante, haces una carga rápida con la cual puedes derribar a tus enemigos o esquivar ataques.

La sensación que me deja la jugabilidad es que intenta sentirse un poco más pulida de lo que encontraríamos en un Final Fight, por ejemplo, aún así creo que el combate es un poco rígido, no se presta para combos ni nada por el estilo. Lo que le da variedad al ataque son las armas, estas sobresalen en el juego, tal vez no son las más originales del mundo, hay desde martillos, hachas, hasta conos de tráfico, pero cada vez que las usas se sienten poderosas. El sonido de un martillazo bien dado (acompañado por una onomatopeya como “hammer time”)  y ver cómo salen volando los criminales es algo especial.

En algunas partes del juego puedes subirte a un tractor y atropellar enemigos, es de lo más memorable y como pasa con todas las cosas buenas, te quedas con ganas de más, me hubiera encantado que existieran más vehículos en el juego.

Raging Justice incluye tres dificultades y para agregar más re jugabilidad al título, cada nivel tiene diferentes objetivos, desde arrestar a ciertos criminales hasta incautar cantidades específicas de dinero, estos objetivos sirven como una buena excusa para regresar a cada nivel y tratar de dominarlo en su totalidad. También incluyen tableros en línea, divididos por dificultad y por nivel, para que subas tus mejores puntuaciones. Este título no tiene juego en línea y me parece que es una oportunidad desperdiciada. Hay una modalidad extra que intenta agregar un poco más de re jugabilidad, llamada Brawl, básicamente es un modo de horda donde te enfrentas a oleadas de enemigos, también con el incentivo de conseguir un mejor récord para subirlo a los tableros en línea.

Lo mejor de este juego son las referencias a los clásicos que lo inspiraron, en el nivel del bar, hay dos jefes, un tanto robustos, que me recuerdan a los gorditos que se te echaban encima en la primera bodega en Final Fight. También me recuerdan a cuando peleas contra Bebop y Rocksteady en el juego de las Tortugas Ninja cuando corrían hacía a ti y terminaban chocando entre ellos.

En el mismo nivel del bar hay una pelea contra varios malhechores y el ambiente me recordó mucho a Pit Fighter, peleas rodeado de gente, la única diferencia es que aquí los espectadores eventualmente participan en el combate, uniéndose en tu contra.

Otro detalle que homenajea a los clásicos es que, obviamente, la mejor manera de recuperar tu energía es degustando toda la comida que encuentras en el piso. El típico pollo rostizado entero que está tirado, fruta, sándwiches, todo es saludable y te ayuda en tu camino.

Raging Justice se siente que está hecho por gente que ama el género y los juegos para recreativas de los ochenta y noventa, es un juego de calidad. Lo malo que es un poco corto, como son todos los juegos de este género,  y le falta un poco de variedad en sus niveles. Por otro lado, vale mucho la pena para los que quieren jugar algo que no requiera de tanta estrategia, si quieres repartir golpes, patadas y martillazos contra pandilleros, es una gran opción, sobre todo si lo juegas en modo cooperativo con un amigo.  Podemos decir que es un juego de acción para todos los que recordamos títulos como Double Dragon, Final Fight, Streets of Rage, entre otros. No revoluciona el género pero le sirve como un gran homenaje y es muy entretenido.

Advertisements

NARC (Arcade/PS2) – Retro Bits

En esta ocasión vamos a recordar NARC para recreativas. Este juego fue diseñado por Eugene Jarvis, quien también hizo Robotron 2084 y Defender, y fue programado por George N. Petro, quien después dirigiría Terminator 2: The Arcade Game. NARC apareció en recreativas en 1988 y fue distribuido por Williams Electronics.

Es un juego ‘arcade’ de disparos inspirado en las películas de acción de los ochenta. Parece una mezcla entre Robocop, Miami Vice y cualquier película policiaca de Stallone. Destaca su mensaje antidrogas y su violencia extrema, se nota que éste es un video juego hecho durante la época donde aparecía la leyenda “Winners don’t use drugs” (Los ganadores no usan drogas) antes del inicio de varios juegos.

Los personajes principales se llaman Max Force y Hit Man, unos agentes anti narcóticos que tienen como misión acabar con Mr. Big, el cabecilla de una red de narcotráfico y de una organización terrorista.

Empiezas limpiando las calles de vendedores de droga y destruyendo laboratorios clandestinos. Cuentas con un rifle y un lanzamisiles, el lanzamisiles es muy poderoso, con el puedes despedazar a los malhechores, al dispararles con esta arma literalmente los haces pedazos, debido a esto, su uso es limitado para no facilitar tanto el juego.

Hay un botón para agacharte y dispararle a tus enemigos en las rodillas, ustedes saben, para hacerlos sufrir un poco más antes de matarlos. Por otro lado, agacharte resulta útil cuando te atacan perros que defienden a los traficantes, y sí, también puedes hacer pedazos a estos secuaces caninos.

Aparte de los traficantes comunes y corrientes, te enfrentas a padrotes, prostitutas y payasos psicópatas, vaya, todos son el cliché del villano callejero de la década de los ochenta. Normalmente todo se resuelve en un gran baño de sangre, pero en algunas situaciones el juego te permite arrestar a los criminales. De hecho, arrestarlos te da más puntos que masacrarlos, pero para ser sincero, fuera de una mayor puntuación, el juego no te da muchos incentivos para evitar el derrame de sangre.

En cuestión gráfica el juego sobresale por la cantidad de enemigos que aparecen en pantalla y porque los puedes despedazar y llenar todo el terreno con brazos y piernas. El estilo visual utiliza imágenes digitalizadas de actores, como las que después aparecerían en juegos como Pit Fighter o Mortal Kombat, solo que aquí no se ven tan detalladas, supongo que esto se debe a que todavía no estaban tan familiarizados con esta tecnología y porque, al tener tantos personajes en pantalla simultáneamente, no se podía darles tanto detalle a cada uno.

En lo personal, yo recuerdo que la primera vez que supe de NARC, fue por la primera película de las Tortugas Ninja, la que salió en 1990, ahí aparece, de manera prominente, el gabinete para recreativas del juego. Otro detalle a destacar del gabinete de NARC es que tenía el eslogan “Say no to drugs!” (Di no a las drogas) a lado del título.

No voy a decir que sea malo o hipócrita el mensaje anti drogas que tiene este juego, a final de cuentas esto es producto de su época y de las políticas del presidente Reagan. Pero resulta curioso cómo se sataniza el uso de las drogas y por, otro lado, se hace apología y se justifica la violencia extrema. También hay que hacer honestos y decir que este juego fue hecho para entretener, y no entrar en debates o prestarse para discusiones profundas, se nota que el estilo que está buscando emular es el de las películas de acción ochenteras, e insisto, es un producto de su época.

Como dato adicional, Rare, estudio famoso por hacer Donkey Kong Country, estuvo a cargo de desarrollar la versión para NES de NARC.  A pesar de tener una menor calidad gráfica, esta versión mantuvo casi toda la violencia y sangre que aparecía en el juego original, el único cambio que se hizo, a petición de Nintendo, fue el de eliminar referencias a drogas específicas.

Este título no lo llegué a jugar en recreativas pero lo pude probar gracias a la compilación Midway Arcade Treasures 2 que salió para Gamecube, Playstation 2 y Xbox. Es una versión fiel a la original, he leído que esta emulación tiene fallos en el sonido pero, en lo personal, yo no noté ningún error en el juego.

En el 2005 hicieron un ‘remake’ que lleva el mismo nombre y las voces del juego están interpretadas por actores como Michael Madsen (Mr. Blonde en Reservoir Dogs) y Ron Perlman (Hellboy). Esta versión presenta la acción en un mundo abierto en tercera persona, tratando de imitar un poco lo que había hecho Grand Theft Auto III. A este ‘remake’ le fue muy mal con la crítica, pasó sin pena ni gloria, lo único que llegó a llamar la atención fue que podías quedarte con la droga incautada y usarla para obtener beneficios durante el juego. Pero como no fue muy exitoso esta controversia se disipó rápidamente.

NARC es un juego repetitivo que te permite masacrar jipis, drogadictos, traficantes, payasos, con la justificación moral de que estás limpiando las calles de drogas y toda la escoria que las rodea. No siento que el tiempo haya tratado tan bien a este juego, no es horrible, ni su jugabilidad es mala, simplemente no es lo suficientemente memorable. Creo que le falta sentido del humor o estar más consciente de las ironías que presenta. El factor nostalgia es un buen aliado de este juego, eso y el hecho de que no es muy largo, lo puedes acabar en menos de media hora.

¿Ustedes llegaron a jugarlo en maquinitas o en su versión para Nintendo? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Adventure Island II (NES) – Retro Bits

Adventure Island II de Hudson Soft para NES fue lanzado en 1991 y en 1992 apareció una adaptación para Game Boy.

El primer Adventure Island fue una adaptación del juego Wonder Boy de Sega para recreativas, donde cambiaron al protagonista y rediseñaron varios elementos. Esta secuela es totalmente original para el Nintendo Entertainment System, dejando atrás cualquier relación con Wonder Boy.

En lo personal, mis recuerdos de Adventure Island I y II se remontan a esos gabinetes que encontrabas en las maquinitas que contenían una gran cantidad de juegos de Nintendo, cada ficha te daba un tiempo límite para probar los juegos que quisieras. La serie de Adventure Island era de los primeros que probaba porque se encontraban al principio del catálogo.

Lo que más me llamaba la atención de estos juegos, en su momento, es que el personaje principal avienta hachas para combatir a sus enemigos y al romper huevos obtienes diferentes armas o vehículos, lo primero que obtienes es una patineta la cual te permite avanzar con mayor velocidad y esquivar varios obstáculos.

La trama de esta secuela sigue a Master Higgins, quien después de haber rescatado a la princesa descubre que su hermana ha sido secuestrada y debe atravesar ocho islas para rescatarla de las garras de un malvado brujo curandero.

Las novedades más grandes de esta secuela, aparte de estrenar niveles y jefes es que ahora puedes rescatar cuatro dinosaurios diferentes y usarlos como vehículos. Estos los encuentras, al igual que las armas, rompiendo los huevos que están regados a lo largo de cada nivel. También hay escenarios de bonificación cuando terminas cada nivel donde puedes romper huevos para obtener diferentes premios.

Otra novedad que presenta este título es que ahora puedes ordenar y elegir los artículos que se encuentran en tu inventario. Por ejemplo, si has rescatado dinosaurios, puedes elegir alguno para empezar el siguiente nivel, o guardarlo para enfrentar un nivel más difícil.

Al ser un juego de plataformas se nota que se inspiraron en varios elementos de Super Mario Bros. Como los niveles bajo el agua, su jugabilidad y la manera en que se desarrollan recuerdan mucho al clásico hecho por Nintendo.

Las ocho islas que te presenta el juego, están distribuidas en un mapa para explorar. Todas las islas tienen una temática clásica para los videojuegos, hay una nevada, una es un desierto, otra en un volcán y así sucesivamente. Sí tiene variedad, pero me da la sensación de que les falta un poco de personalidad.

Adventure Island II tuvo otra secuela para Nintendo y dos entregas para Super Nintendo. La última secuela apareció de manera descargable para el Wii y lleva el nombre Adventure Island: The Beginning, la cual mantiene la jugabilidad en dos dimensiones pero ya cuenta con gráficos poligonales.

Adventure Island II es un juego que recuerdo con mucho cariño porque su personaje principal y los dinosaurios que te ayudan son muy carismáticos. Actualmente puedes comprar el juego, de manera digital, en la consola virtual del Nintendo 3DS.

¿Ustedes llegaron a jugar este título o alguno de la serie? Comenten y recuérdenlo con nosotros.

 

Punch-Out!! Arcade (Switch) – Reseña

Punch-Out!! salió en 1984 para recreativas y recientemente apareció para el Switch de Nintendo como parte de los lanzamientos Arcade Archives de la compañía Hamster.

Punch-Out!! Para recreativas no había tenido un lanzamiento casero anteriormente y puedo decirles que es muy diferente a la popular versión de Nintendo. En lo personal les puedo contar que solo una vez llegué a encontrar este juego en maquinitas y no estaba tan familiarizado con el. Pude entrarle de lleno al juego y conocerlo más a fondo ahora que salió de manera descargable.

Este juego fue diseñado por Genyo Takeda y Shigeru Miyamoto, el gabinete, en su época, llamaba mucho la atención porque contaba con dos pantallas, una se utilizaba para mostrar el rostro de los peleadores y su energía, la otra mostraba la acción en el cuadrilátero. Esta innovación se debió a que Nintendo tenía muchos monitores de sobra y decidieron hacer un gabinete con dos monitores para deshacerse más rápido de ellos.

En este lanzamiento para Switch puedes colocar las dos pantallas como tu prefieras, una a lado de la otra o una arriba y la otra abajo. De manera predeterminada vienen colocadas una a lado de la otra para aprovechar mejor el formato de pantalla ancha. Aunque si deseas tener una experiencia más cercana a la del gabinete real puedes poner tu Switch de manera vertical y poner el juego en esta orientación. Digo, también podrías hacerlo con una televisión pero sería muy ocioso colocarla de manera vertical solo para probar esta opción.

En el juego aparecen seis peleadores, además del protagonista, quien aún no lleva el nombre de Little Mac, este nombre se lo pusieron en 1987 cuando apareció Punch-Out!! para NES, donde decidieron hacer a los rivales más grandes que el personaje principal, con la idea de que se sintiera como un verdadero logro derribar a cada contrincante.

La cara de Little Mac se ve muy diferente en este primer juego, todavía les faltaba pulir su diseño. Un detalle que me parece curioso es que Mac se ve transparente, como un esqueleto computarizado para permitirte tener una mejor vista del rival.

 Los personajes fueron diseñados por Miyamoto y después el estudio de animación japonés Studio Junio se encargó de los detalles finales de los personajes.

Entre los seis retadores encontramos personajes emblemáticos de la serie como Bald Bull, Piston Hurricane, Glass Joe y Sandman. Hay dos personajes que aparecen en este juego pero que después quedaron en el olvido ya que no han aparecido en otras entregas de la serie, ellos son Kid Quick y Pizza Pasta, este último siendo el estereotipo italiano más burdo que se les pudo ocurrir.

Lo que me gustó de esta versión para recreativas es que ya puedes ver que intentan darle el mayor carisma posible a tus rivales, tienen animaciones para burlarse de ti y hacerte enojar cuando te ganan. También es grato ver todo lo que se originó aquí y después se volvió emblemático en la serie como el ataque de Bald Bull, quien se abalanza hacia ti como un toro, o la música del principio.

La jugabilidad cambia mucho, no responde tan bien como en la versión para Nintendo.  Aquí primero colocas tu postura, defendiendo arriba o abajo y después lanzas los golpes, el movimiento se siente torpe porque no siempre responden los puñetazos. También he notado que este juego fomenta mucho el ataque y que el ritmo con el que te lanzan golpes tus rivales es más rápido que en la versión para NES. Aunque sí hay un detalle que te permite saber cuándo te van a atacar, antes de cada golpe los ojos de tu rival brillan de color amarillo.

Cuando llenas una barra de energía puedes activar un golpe más poderoso, este se mantiene siempre y cuando no recibas un puñetazo. Este “Súper Golpe” es muy parecido al que aparece en Super Punch-Out!! para Super Nintendo.

Aquí las peleas duran un round de tres minutos, aunque estos minutos están acelerados. Lo que no me gustó es que cuando pierdes no siempre el juego te permite dar la revancha, por lo general te mandan de regreso al primer rival. Lo bueno es que en este lanzamiento puedes crear puntos para salvar tu progreso en cualquier momento.

Al derrotar a Sandman y terminar el juego, vuelves a empezarlo como campeón defensor del título, los rivales son los mismos pero con una dificultad elevada, el esqueleto computarizado de Little Mac cambia de verde a amarillo cuando obtienes este campeonato.

Este título cuenta con todas las adiciones que suelen traer los lanzamientos de la compañía Hamster, hay varios filtros para dar la sensación de que estás jugando en un monitor viejo, también hay dos modalidades especiales llamadas, Hi-Score y Caravan. En Hi-Score tienes solo un crédito para lograr el mayor puntaje posible y subir tu récord al tablero en línea. En Caravan también tienes como objetivo conseguir el mejor puntaje posible pero aquí tienes un límite de tiempo de cinco minutos.

Como parte del público hacen apariciones especiales Donkey Kong, Donkey Kong Jr., Luigi y Mario. Esta no es la última vez que aparecerían Donkey Kong y Mario en la serie, Mario sale como réferi en la versión de Nintendo y Donkey Kong es un jefe especial en Punch-Out!! para Wii.

Para recreativas hubo una secuela directa llamada Super Punch-Out!! y también existió un tercer juego situado en el mismo universo llamado Arm Wrestling, donde descubrías que el  jefe final, un luchador enmascarado, era en realidad Bald Bull.

Punch-Out!! para maquinitas es un juego que se vuelve muy interesante porque nunca había tenido una versión casera hasta ahora, no solo por su valor histórico sino por algunos personajes y detalles que no llegaron a las versiones para consolas. Si eres fan de los Punch-Out!! de Nintendo y de Super Nintendo, puede que tardes un poco en acostumbrarte a la jugabilidad, hay que considerar que los juegos para maquinitas tenían como objetivo hacerte gastar muchas monedas, lo bueno es que ahora cuentas con créditos ilimitados para dominar este título.

¿Ustedes llegaron a jugar este primer título de la serie? ¿Cuál es tu juego favorito de Punch-Out!!? Comenten y recordemos este clásico.

 

Inspector Gadget (SNES) – Retro Bits

Está basado en la caricatura homónima, la cual, a su vez, estaba basada en la serie ‘Get Smart’, conocida en Latinoamérica como ‘El Super Agente 86’.

Inspector Gadget es un torpe agente biónico cuyo principal objetivo consiste en derrocar la organización criminal M.A.D. y a su líder el Dr. Claw. En la caricatura, Gadget suele ser asistido por su brillante sobrina Penny y su perro Brain, ellos son el balance de la torpeza de Gadget, sin embargo, en este videojuego, Penny es secuestrada por el Dr. Claw, así que Gadget cuenta solo con sus habilidades.

El juego es de plataformas, la jugabilidad y la sensación es muy parecida a la de ‘Ghosts n Goblins’, solo que este juego no se siente tan difícil, puedes recibir dos golpes antes de morir, al recibir el primero pierdes tu gabardina y quedas en ropa interior.

Para hacerle honor al nombre de ‘Gadget’ en el transcurso del juego recolectas diferentes aditamentos desde unas hélices que te dejan volar como helicóptero con tu sombrero hasta una mano con resorte y un guante de boxeo. Todo esto para aprovechar al máximo el cuerpo biónico del Inspector.

Antes de cada misión recibes un reporte de la situación por parte del jefe Quimby, aquí obtienes información importante y hacen parodia a la información clasificada de Misión Imposible con eso de los archivos que se destruyen de manera automática, esto le da un gran toque de humor al título.

Son seis niveles divididos en dos o tres secciones más el jefe, son variados pero un tanto cliché en el mundo de los videojuegos, están los niveles de cajón como el de la nieve o el que está situado en el desierto. Lo bueno es que visualmente cada nivel tiene el detalle suficiente para sobresalir y no sentirse tan genérico, el castillo del principio y el nivel donde usas teleféricos en la nieve me parecen muy llamativos.

Me llama la atención la manera con la que manejan al jefe final de cada nivel, como en Super Mario Bros. donde siempre te enfrentas a Bowser aquí siempre te enfrentas al Dr. Claw, la diferencia es que en cada encuentro cambian sus armas y la manera en que te ataca. Al igual que en la caricatura, cada que crees haber vencido a Claw descubres que solo es un señuelo y el verdadero está esperándote en otro nivel.

 A diferencia de la serie animada aquí si llegas a ver el rostro del Dr. Claw, normalmente solo se conocía su brazo acariciando a un gato, pero en el último nivel del juego puedes apreciar su rostro completo. Según tengo entendido, la única otra manera de ver su rostro es en una figura de acción que lanzaron en los noventa.

Me gusta la manera en que recrearon la canción de Inspector Gadget aunque hubiera estado genial que intentaran recrear la introducción de esta caricatura, ya que es muy memorable. La animación de la pantalla principal no es tan carismática.

Inspector Gadget es un juego un tanto difícil sobre todo si tomas en cuenta que está dirigido a un público infantil. De niño recuerdo no pasar más allá del segundo nivel, claro, como casi todos los juegos de plataformas es cuestión de tenerle paciencia e ir memorizando ciertos patrones. El sentido del humor del personaje y los gráficos hacen que este sea un buen juego para recordar y acompañar a la serie animada.

Actualmente hay una nueva caricatura de Inspector Gadget en Netflix y el juego más reciente es uno para celulares llamado Inspector Gadget MAD Dash, es uno de esos juegos donde corres esquivando obstáculos para ver qué tan lejos puedes llegar.

¿Ustedes llegaron a ver la caricatura original o a jugar Inspector Gadget en Super Nintendo? Comenten y recuerden este personaje con nosotros.

Contra (NES) – Retro Bits

En esta ocasión vamos a recordar Contra para Nintendo. Es un juego hecho por Konami, apareció por primera vez para recreativas en 1987 y en 1988 fue lanzada la versión casera.

Sí, como es de esperarse la versión para recreativas es mejor en el aspecto audiovisual, pero muchos le tenemos más cariño a la versión para Nintendo porque su jugabilidad es muy buena, la paleta de colores es más llamativa y algunos niveles son más grandes. A final de cuentas, es la versión que podías jugar en casa hasta el cansancio.

El concepto de Contra es muy interesante, los protagonistas están basados en Arnold Schwarzenegger y en Sylvester Stallone, en sus películas Commando y First Blood, y los combinan con entes extraterrestres como los que aparecen en la película Alien, claro, todo esto sin licencia. Esto funciona porque se inspiraron en los íconos del cine de acción de los ochenta e hicieron el juego perfecto alrededor de ellos sin tenerse que preocupar por apegarse a una película en específico.

En Europa Contra cambió de nombre a Probotector, también fueron reemplazados sus protagonistas por dos robots un tanto genéricos, este cambio se dio para no tener problemas con las leyes Alemanas, las cuales eran muy estrictas en ese momento, a la hora de representar guerra y violencia en plataformas de entretenimiento.

En cuanto a jugabilidad, este es un juego de disparos, un tanto frenético, que tiene como novedad que en algunos niveles cambias a una perspectiva en tercera persona. En los últimos niveles, además de los enemigos, hay varias trampas que complican tu avance, hay secciones de plataformas bastante desgraciadas. Este aumento en la dificultad sirve para indicarte que ya estás cerca del final pero llega a romper un poco con el ritmo del juego.

 Gran parte del encanto de Contra consiste en la variedad de armas que puedes obtener, éstas las encuentras en cápsulas voladoras, hay desde rifles automáticos, otros que disparan balas en cinco direcciones diferentes, hasta unos que disparan rayos laser.

Como dato adicional el arma de rayos láser es poderosa pero muy incómoda de usar, para dispararla tienes que dejar que el rayo complete su recorrido porque si vuelves a disparar se corta su avance y vuelve a empezar, así que no te deja disparar a lo loco, como con todas las demás. Sé que esto lo hicieron para balancear lo poderosa que es, pero gracias a esto es el arma que uno termina evitando.

Los jefes finales tienen diseños muy interesantes, suelen ser enormes y con animaciones llamativas. Empiezas enfrentándote a cañones y armas militares, conforme avanzas descubres que la verdadera amenaza son invasores alienígenas. Cada uno tiene patrones muy diferentes, es muy divertido encontrar sus puntos débiles y derrotarlos. Te da una verdadera sensación de logro.

Requieres de mucha práctica para terminar el juego con las vidas que te dan por defecto, pero si usas el truco clásico de Konami, ese de “arriba, arriba, abajo, abajo, izquierda, derecha, izquierda, derecha, B, A y Start”, obtienes 30 vidas, acabarlo se convierte en un proceso mucho más amigable.

Cuando terminas el juego, después de los créditos, vuelve a empezar pero ahora con una dificultad mayor y con más enemigos atacándote.

Un punto que me hace falta recalcar es que este es un juego cooperativo para dos personas, este es otro de los factores esenciales para el encanto de la serie. Sí, tiene su encanto jugarlo de manera solitaria, pero hacerlo con un amigo para que los dos puedan cubrir sus espaldas, pelearse por las mejores armas y gastarse las vidas del otro, es algo especial.

No hay que olvidar que esta serie ha inspirado a otros juegos clásicos, como es el caso de la serie Metal Slug, la cual toma elementos de Contra pero le agrega animaciones muy carismáticas y un gran sentido del humor.

Contra mezcla lo mejor de las películas de acción ochenteras en un juego frenético para dos personas, además de ser un clásico, tengo muy buenos recuerdos de jugarlo de niño junto a un amigo de la primaria en uno de esos gabinetes Playchoice de Nintendo donde podías elegir entre varios cartuchos. Los últimos juegos de la serie han sido ‘remakes’ para celulares, la entrega original más reciente fue Hard Cops: Uprising, el cual salió en el 2011 de manera descargable para Playstation 3 y Xbox 360, la versión de 360 es retro compatible con la Xbox One.

En la tienda de Xbox One también puedes conseguir la versión para recreativas del Contra original que salió para 360, en el apartado de juegos retro compatibles.

¿Ustedes llegaron a jugar Contra en Nintendo? ¿Cuál es tu juego favorito de esta serie? Comenten y recuerden este clásico con nosotros.

Spider-Man: The Video Game (Arcade/MAME) – Retro Bits

 

En esta ocasión vamos a recordar Spider-Man: The Video Game, un juego que salió para recreativas en 1991 hecho por Sega. Recuerdo vagamente haberlo jugado en mi infancia en algún viaje pero nunca tuve la oportunidad de acabarlo en su momento. Mis memorias con respecto a este juego están encaminadas a que tenía buenos gráficos y me llamó mucho la atención que aparecía Namor. Se me hizo raro que nunca fue lanzado para consolas caseras, siento que es un título bastante olvidado.

Es un juego del género ‘beat ‘em up’ donde caminas y golpeas a tus enemigos. Spider-Man es acompañado por Namor The Sub-Mariner, Black Cat y Hawkeye, un detalle que tenía esta máquina era que los personajes no estaban vinculados con un lugar en la recreativa, sino que cualquier jugador podía elegir a su personaje favorito. Por ejemplo, en la recreativa de las Tortugas Ninja cada lugar tenía un personaje fijo.

 La trama consiste en que Scorpion roba un artefacto místico y varios villanos lo quieren en sus manos, entre ellos Kingpin y Dr. Doom. Lo que me gusta mucho de este juego es que en cada nivel, son cuatro en total, te encuentras con muchos villanos importantes, también es muy vistoso que algunos encuentros con estos villanos te muestran su origen. En el primer nivel ves como Venom es poseído por el ‘symbiote’ negro. En otro momento puedes ver como el Dr. Curt Connors se convierte en The Lizard, en lo personal, me encantaron estas animaciones, hace que cada jefe sea memorable. Gracias a esta cantidad de villanos el ritmo del juego se siente frenético y logra mantener tu interés de principio a fin.

El esquema de control es muy sencillo, con un botón golpeas y con otro saltas, si presionas los dos botones realizas un ataque especial, también cuando saltas puedes realizar un ataque alterno si brincas hacia delante y golpeas, con esta secuencia Spider-Man lanza una patada mientras se columpia con su telaraña.

Aquí, los desarrolladores quisieron darle variedad e implementaron secciones donde la cámara se aleja y se convierte en un juego de plataformas y disparos. Cuando la cámara está lejos, no golpeas, solo disparas proyectiles, por ejemplo: Spider-Man lanza telarañas y Hawkeye lanza flechas.

Para ser sincero lo único que no me gustó del juego son estas secciones de plataformas, aparecen muy seguido, al principio no molestan mucho porque le dan variedad al título pero después se vuelven un lastre, cada que se volvía a alejar la cámara sabía que me iba a aburrir y no me quedaba de otra que tratar de pasar esas secciones lo más rápido posible. Lo que sí debo destacar es que cada que se aleja y se acerca la cámara para pasar entre las secciones de golpes y las de plataformas es un detalle gráfico que me encanta, hace que el mundo de Spider-Man se sienta enorme.

De hecho, lo que más me impresionó del juego, además de su impresionante lista de villanos, que van desde Doc Ock, Elektro, Green Goblin, Venom, hasta el Dr. Doom,  es su aspecto gráfico. Es impresionante ver como Venom se convierte en un monstruo del tamaño de un edificio, en otros momentos las animaciones le dan todo el carisma necesario a los personajes que están en pantalla, le hace mucha justicia a las historietas que los engendraron.

Aparte de ser un tipo de juego bastante común en la época, desde los juegos de las Tortugas Ninja hasta el de Los Simpson, Spider-Man: The Video Game mantiene varios clichés del género. En el último nivel, antes de llegar al jefe final, te aparecen varios jefes que ya habías vencido, es una especie de ‘remix’ de los niveles anteriores. También aplica otro cliché muy popular, ese en el que tienes que vencer varias veces al jefe final y cada que lo vences se transforma volviéndose más poderoso.

Hablando del jefe final, Dr. Doom, sí se me hace un poco raro que aparezca como villano de un juego de Spider-Man, creo que Mysterio hubiera sido un buen villano final. También llama la atención que, teniendo a Dr. Doom en el juego, no aparezcan los Cuatro Fantásticos, hubiera sido memorable tenerlos como personajes invitados.

Spider-Man: The Video Game es un juego que me interesa porque en su momento lo llegué a jugar poco, antes de encontrarlo en emulación siempre tenía la esperanza de volverlo a ver en algún lado y acabarlo, la falta de versiones caseras y el hecho de que no ha aparecido en ninguna recopilación o lanzamiento virtual dificultó mucho este objetivo.

Ahora que le he podido dedicar más tiempo me doy cuenta que está a su favor, tiene animaciones geniales, los personajes que te ayudan son interesantes, tiene una larga lista de villanos, hay momentos que le dan variedad a su jugabilidad y fuera de las secciones donde el juego pasa de acción a ser uno de plataforma, la experiencia es muy memorable.

¿Ustedes llegaron a conocer este juego? ¿Cuál es su juego favorito de Spider-Man? Comenten y recuerden este título con nosotros.

NBA Jam Tournament Edition (Genesis) – Retro Bits

Esta entrega salió en febrero de 1995, un año después de que el original saliera para consolas caseras, al igual que la edición anterior, salió para la mayor cantidad de plataformas posibles desde Game Boy, Super Nintendo, Sega 32X hasta para el primer Playstation.

Las ediciones de Super Nintendo y de Genesis son casi iguales, excepto por un detalle, en la versión de Genesis hay música durante los partidos y en la de Super Nintendo no hay tal, solo escuchas al narrador y sonidos ambientales.

Fue tremendo el impacto cultural que causó esta serie en su lanzamiento, sí, ya existían títulos de deportes accesibles y sin reglas, pero este contaba con la licencia de la NBA. Y no solo omitían el reglamento del baloncesto sino que iban un paso más allá, lo exageraron con clavadas espectaculares, los jugadores literalmente volaban para conseguir dos puntos. Esto hizo que el juego fuera llamativo hasta para los que no eran fanáticos del deporte. Gracias a este título, frases como “Boom-Shakalaka” se volvieron favoritas entre videojugadores.

Jugando recientemente la versión para Genesis pude comprobar que este juego es más bien una actualización del original en lugar de ser una verdadera secuela, las novedades son pocas. Vaya, el cambio más notable son las nuevas plantillas de cada equipo y el hecho de que ya vienen, al menos, tres jugadores por escuadra para poder hacer cambios al medio tiempo.

Otras novedades de esta edición es que hay nuevas clavadas, nuevas frases del comentarista y tienes más opciones para personalizar tu experiencia. Como el hecho de que puedes elegir diferentes dificultades para la inteligencia artificial del rival.

También agregaron varios personajes secretos, utilizando diferentes códigos puedes jugar como los desarrolladores del juego, algunas mascotas de los equipos y celebridades como Will Smith, quien en esta época era muy famoso por ser el Príncipe del Rap. Los personajes secretos que me parecen un tanto inusuales para este juego son, quien fuera el presidente en turno, Bill Clinton y la primera dama, Hillary. Al parecer fueron tan populares que las nuevas ediciones de NBA Jam que lanzó EA Sports para Xbox 360 y Playstation 3 vuelven a incluir equipos con personalidades de la política como los Clinton, Barack Obama y George W. Bush.

Regresando a Tournament Edicion, hay algunas opciones especiales como son Hot Spots, Power up icons y juice mode. Estos sirven como mejoras y ventajas durante el juego. Los Hot Spots hacen que aparezcan números en la duela y al anotar estando sobre ellos puedes hacer que tu canasta valga más puntos. Los Power up icons son poderes que, al pisarlos, te dan alguna ventaja como una mejor efectividad en tiros de tres o turbo ilimitado. Juice mode te permite subir la velocidad del juego.

En las opciones también puedes elegir el modo de torneo, el cual trata de hacer la competencia lo más justa posible para dos jugadores desactivando todas las asistencias de la computadora así como cualquier poder o ventaja de Hot Spots, Power up icons y tampoco te permite modificar la velocidad con el modo juice.

Hay un modo de práctica, aquí eliges un equipo y estás solo contra la canasta rival, sin oponentes. No hay retos ni nada, no creo que la gente pase mucho tiempo por esta modalidad pero es útil para ver las diferentes animaciones que hay para las clavadas.

La jugabilidad sigue siendo igual, tienes un botón para tirar, otro para pasar y quitar y otro que funciona como turbo para aumentar tu velocidad. Como en la versión original, cada que anotas tres canastas consecutivas tus disparos se incendian, con ello es más fácil conseguir tiros de tres puntos y las clavadas son más espectaculares. Lo nuevo que noté es que ahora puedes tomar rebotes cuando el balón está por tocar el aro sin que te marquen retención de balón. Cada golpe fuerte que recibe un jugador, el sistema lo marca como un punto de lesión, si está muy dañado puedes sustituirlo al terminar el periodo para que esto no merme tanto su rendimiento. Si lo dejas descansar un tiempo, el jugador recupera su condición física.

Incluyeron un equipo especial de novatos de la NBA, con futuras estrellas de ese momento como Jason Kidd y Grant Hill. Me da mucho gusto que hayan tenido la visión de incluir a estos jugadores en sus inicios, sobretodo porque años después se volvieron muy populares.

Después de NBA Jam Tournament Edition Acclaim se quedó con el nombre de la serie y Midway desarrolló las secuelas espirituales con nombres diferentes. Acclaim no tuvo mucho éxito con NBA Jam Extreme y después probaron suerte con NBA Jam 99 para consolas caseras, un título fallido que tenía la intención de convertir a la serie en una simulación, alejándose de los aspectos irreales que eran su sello particular. Midway hizo NBA Hangtime, el cual agregaba alley oops y después entraron al mundo poligonal con NBA Showtime. Fueron muy exitosos a finales de los noventa cuando implementaron la “formula” de NBA Jam en futbol americano con el título NFL Blitz.

Acclaim todavía lanzó una especie de secuela para consolas caseras en 1996 llamada College Slam, básicamente era NBA Jam pero con equipos de basquetbol colegial. Pasó sin pena ni gloria, la verdad no llamó mucho la atención, ya parecía refrito del refrito y sin contar que perdía el mayor atractivo de la serie, los jugadores reales de la NBA. Aquí todos los jugadores son genéricos porque el basquetbol colegial de Estados Unidos prohíbe explotar la imagen de sus jugadores. Supongo que solo llamó la atención de los universitarios que iban en las escuelas que aparecen en el juego.

La última vez que supimos de NBA Jam, EA Sports compró la serie y sacó dos títulos, NBA Jam para Wii, Xbox 360 y Playstation 3 y una secuela que solo salió de manera descargable, NBA Jam On Fire Edition. En lo personal creo que fueron unos ‘remakes’ muy buenos ya que lograron preservar la esencia del original, hasta incluyeron leyendas de la NBA para desbloquear.

NBA Jam Tournament Edition es una actualización para los que quieren probar nuevos jugadores, los ‘power ups’ y las opciones especiales no son tan atractivas, con ellos el juego pierde balance y es mejor apagarlos. Obtienes casi lo mismo que con la entrega pasada pero con una mejor variedad de jugadores secretos, con más clavadas y algunas modalidades nuevas. Agregaron lo mínimo para justificar esta actualización. Sigue siendo un gran juego y tan adictivo como siempre, solo que pareciera que entre NBA Jam y NBA Jam Tournament Edition no hay gran diferencia aparte de los nuevos planteles de cada equipo.

¿Ustedes llegaron a jugar NBA Jam? ¿Cuál es su juego favorito de la serie? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

ESPN MLS ExtraTime (PS2) – Retro Bits

Es la secuela de ESPN MLS Gamenight, el cual estaba basado en el cuarto Winning Eleven. En esta ocasión no está basado en un Winning Eleven en específico, es más bien una versión libre o una reinterpretación de la serie para el mercado americano.

De hecho no es una mala versión, lo malo es que la usaron para reemplazar a Winning Eleven 5, el cual es un juego muy superior. Me parece un tanto ocioso desarrollar una versión especial de menor calidad para el mercado americano.

Como lo venían haciendo en entregas anteriores, los uniformes son idénticos a los reales pero no tienen licencia.

El narrador en español es Luis Tapia, el es muy bueno, lo malo es que en el juego sus diálogos son muy pausados, no se siente fluida la narración. En general es muy buena la presentación del juego gracias a la licencia de ESPN. Al terminar cada partido presentan las mejores jugadas. De hecho el juego toma el título de un programa de fútbol que pasaba por ESPN.

En esta ocasión Carlos “El Pibe” Valderrama deja de ser la portada, después de estar en dos juegos de futbol de Konami, y encontramos al estadounidense Clint Mathis en su lugar. Cuando el juego fue lanzado, Mathis militaba en el equipo New York Metrostars de la MLS, equipo que después se transformó en los Red Bulls.

La jugabilidad, al estar basada en la de Winning Eleven, es casi excelente, el balón es impredecible y se siente totalmente independiente a los jugadores, eso hace que las jugadas se sientan espontáneas. Lo malo es que le hicieron algunos cambios y en lugar de mejorar, empeoraron algunas cosas. Lo bueno es el juego de pases, todo está enfocado en abrir espacios y encontrar jugadores desmarcados. No es sencillo construir una jugada de gol pero cuando lo haces hay una gran sensación de logro. Es tan satisfactoria la jugabilidad que hasta una falla llega a ser emocionante.

El cursor para cambiar de jugador puede ser un problema. Es semi automático, trata de adivinar quién es el jugador mejor posicionado y elegirlo, pero a veces hace que controles al jugador que no quieres, esto es un poco frustrante en jugadas claves del partido, sobre todo cuando hay un balón dividido.

El mayor cambio en la jugabilidad, con respecto a Winning Eleven, consiste en que agregaron una barra de disparo, te indica si lo vas a mandar bombeado, directo y la fuerza con la que irá dirigido. Cuesta un poco de trabajo acostumbrarse ya que al principio es muy fácil que vueles los disparos o los mandes con poca fuerza. Hay que presionar el botón de tiro fuerte y no por mucho tiempo para lanzar un disparo peligroso.

Los porteros son inconsistentes, tanto pueden realizar grandes atajadas como pueden sucumbir a  un disparo sin mucha potencia. Es mejor no tratar de depender de ellos y solventar todo con la defensa. El árbitro es muy estricto, le falta un poco de criterio, marca las faltas en el momento y no da tiempo para aplicar la ley de la ventaja, cuando el tiempo de compensación se acaba termina el partido aunque estés en una jugada de peligro.

Los jugadores se ven decentes pero sus animaciones los hacen ver rígidos. Sobre todo cuando festejan no dan la sensación de estar vivos. Otro aspecto interesante es que en muchas ocasiones las tribunas de los estadios aparecen medio vacías. No sé si sea por limitaciones de la consola o porque quisieron reflejar que en Estados Unidos no son tan apasionados por el fútbol, en cuyo caso hubieran podido mentir un poco y llenar las tribunas, es un videojuego después de todo.

Hay cuatro modalidades: partido amistoso, temporada, copa, escenario y entrenamiento. El modo de escenario es como en los International Superstar Soccer de antaño donde te presentan situaciones a resolver como remontar el marcador teniendo a un jugador expulsado.

Las estadísticas del juego están un poco raras, no balancearon bien el aspecto de la liga estadounidense, cuyos equipos están a la par de varias selecciones nacionales. O la misma selección estadounidense que en rendimiento aparece mejor que  la brasileña.

ESPN MLS Extratime es un buen juego de fútbol, cuando salió era la única opción en el continente  americano para una simulación. Los partidos son reñidos, vaya hasta un empate con pocos goles es emocionante. Pasaron un par de años para que llegara otro juego y lo superara. Lo único en contra del juego es que por su culpa no recibimos Winning Eleven 5 en occidente y nos tuvimos que conformar con esta versión muy diluida.

¿Ustedes llegaron a jugar estos juegos de futbol que hizo Konami con la licencia de ESPN? ¿Cuál es su juego favorito de futbol? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Pit Fighter (SNES) – Retro Bits

La versión de Super Nintendo es mala, muy mala pero la quiero recordar porque cuando era niño me la regalaron y me sorprendió lo diferente que era de la versión para recreativas. Entiendo que era común que los gráficos no estuvieran a la par, pero ni siquiera trataron de rescatar la jugabilidad. Pit Fighter de Super Nintendo se convirtió para mí en una historia de precaución, debía tener más cuidado con las versiones caseras, que la portada y el título fueran el mismo no garantizaban su calidad.

Pit Fighter para recreativas no es un clásico pero era bastante decente en su época. De hecho, fue el precursor del motor gráfico utilizado en el primer Mortal Kombat, sí, ese en el que tomaban fotos de actores frente una pantalla verde y las animaban.

El objetivo del juego era recrear las peleas clandestinas como las que aparecen en la película Bloodsport con Jean Claude Van Damme.

Lanzaron versiones caseras y portátiles relativamente decentes de Pit Fighter, como la de Genesis y la de Game Boy, el problema fue la versión para Super Nintendo que hizo THQ. Faltan elementos como el daño que te ocasiona el público cuando te acercas a ellos, en las recreativas los espectadores te apuñalan, tampoco están presentes las armas que podías utilizar en otras versiones, ni los esteroides que te hacían más poderoso por algunos momentos, ya ni mencionemos el juego para tres jugadores simultáneos.

Los personajes son muy pequeños, no lucen mucho los actores digitalizados. El ambiente y los personajes dan una sensación homoerótica, me preocupa que eso pasara por algo rudo en los noventa, ahora parece que estás visitando la fundidora gay de Los Simpson.

Parece que el juego es muy difícil, de hecho es bastante frustrante porque no hay créditos ni vidas extra, en cuanto pierdes te regresan al menú principal. La mejor estrategia para avanzar en el juego es soltar golpes con Ty y no permitir que se levanten tus rivales, literalmente los puedes trabar a codazos. Los otros dos personajes, Buzz y Kato, resultan muy lentos para esto, su animación tarda un cuadro más en realizar estos golpes, así que con ellos los enemigos sí se pueden levantar, esto los hace un tanto inservibles.

Todo es muy repetitivo, la música es una pista y nunca cambia, parece un instrumento de tortura, lo más saludable es no prestarle atención, en cada escenario peleas varias veces y esto también pasa con los enemigos, te encuentras muchas veces a los mismos en tu lucha por el campeonato.

Pit Fighter para Super Nintendo es una gran decepción y un abuso para los ingenuos que creyeron que sería algo remotamente parecido a la versión ‘arcade’. Entiendo que gráficamente no esté a la altura pero que la jugabilidad sea tan diferente y que muchos elementos del juego estén ausentes simplemente muestran poco compromiso. Es una versión hecha al aventón sólo para sacar dinero. Actualmente el único valor que le doy es que sirve como ejemplo de lo que no se debe de hacer.

Como dato adicional, THQ hizo una secuela de la versión de Sega Genesis, ya estaba avanzado su desarrollo cuando la cancelaron, en la revista Electronic Gaming Monthly de Agosto de 1993 hicieron un reportaje sobre el juego, mostraron imágenes y el perfil de los nuevos personajes.

¿Ustedes llegaron a jugarlo? ¿Cuáles son las peores versiones caseras de juegos de maquinitas que probaron? Comenten y recuerden este juego con nosotros.