Tag Archives: 13

Street Hoops (Switch) – Reseña

Street Hoop fue desarrollado por Data East y apareció para recreativas de Neo Geo en 1994. En Japón es conocido como Dunk Dream.

Este juego aprovecha la popularidad generada por NBA Jam para crear otro juego de baloncesto sin reglas y que fomenta las clavadas espectaculares. El diferenciador de Street Hoop es que aquí no hay equipos de la NBA, hay selecciones nacionales y el torneo es de basquetbol callejero. Otro punto que lo separa del resto es que aquí los equipos están formados por tres jugadores.

La jugabilidad es muy sencilla, solo se requieren dos botones, uno para tirar y bloquear, otro para pasar y tratar de quitar el balón. No se cuenta con un botón de “turbo” que te de una mayor velocidad ni que te ayude a realizar clavadas más espectaculares.  Sin embargo, hay una barra de poder, que llenas anotando y al estar completa te permite realizar un tiro o una clavada especial. Estos tiros y clavadas tienen una animación especial y son imparables. La  queja que tengo de la jugabilidad es que es automático el cambio de jugador, por lo general la máquina te da el control del jugador más cercano al que tiene el balón,  a la hora de defender esto llega a complicar las cosas, sería agradable poder cambiar entre defensas a voluntad y no cuando el juego quiera.

Lo único que me parece extraño de este título es que no tiene modalidad para cuatro jugadores simultáneos, las retas solo pueden ser de uno contra uno.

Cada selección tiene habilidades diferentes, unas son mejores para disparar a larga distancia, otras, como la estadounidense, son mejores para las clavadas, tienes 10 equipos para elegir y ver cuál se adapta mejor a tu estilo de juego. Mi equipo favorito es Francia ya que son buenos para los tiros de tres y son mejor que el promedio para realizar clavadas.

La canción principal del juego es muy pegajosa, esto es bueno porque la repiten bastante, garantizado que la vas a tararear después de jugar un rato.

Gráficamente el juego cuenta con buenas animaciones y jugadores de gran tamaño, no todos tienen personalidad propia, se nota que en muchos de los casos solo les cambian de color del uniforme o de piel para hacer a la mayoría. Lo que me agradó es que las canchas son variadas, van desde parques hasta gimnasios. Y el público suele estar animado, en ocasiones hasta hay perros viendo el partido.

Como es un juego diseñado para recreativas la dificultad va subiendo conforme pasan los partidos, de hecho, en el mismo partido, el cual está dividido en dos tiempos, suele aumentar mucho la dificultad para la segunda mitad del partido. Lo bueno es que este lanzamiento de ACA Neo Geo te permite bajar la dificultad del gabinete, además de que cuentas con  “fichas” ilimitadas. En las opciones puedes cambiar de filtros por si quieres que se vea como un monitor viejo o si quieres que los pixeles se vean suavizados.

Este lanzamiento también cuenta con dos modalidades para subir tus mejores puntuaciones a un tablero en línea, estos modos son Hi Score y Caravan, en Hi Score juegas hasta que pierdas y en Caravan tienes un límite de tiempo para lograr el mayor puntaje posible. También se incluye la versión japonesa del juego, además delp título, ambas versiones difieren porque la americana tiene partidos de dos tiempos y la japonesa solo tiene partidos de un tiempo sin descanso.

Como dato de trivia, de este juego se inspiraron los de King of Fighters para hacer al peleador basquetbolista Lucky Glauber, el cual tiene una vestimenta muy parecida a la del equipo de Estados Unidos. Apareció en King of Fighters 94 y 98.

Street Hoop me trae buenos recuerdos porque lo llegué a jugar hace años en maquinitas. Siempre me había llamado la atención el hecho de que lo tuvieron años en el olvido, apareció en el 2010 para la consola virtual del Wii y  también salió para Wii en la compilación Data East Arcade Classics. Hubo una secuela que no apareció en el continente americano llamada Dunk Dream 95 y en europa se llamó Hoops 96. Actualmente creo que el juego sigue valiendo la pena para echar unas retas rápidas con los amigos, es muy fácil aprenderlo a jugar y dominarlo.

¿Ustedes lo llegaron a jugar para recreativas? ¿Se les antoja probarlo en su relanzamiento para consolas actuales? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Advertisements

Rocket League (Switch) – Reseña

Rocket League es un juego desarrollado por Psyonix que apareció de manera descargable en el 2015 para Playstation 4 y PC, al año siguiente salió para Xbox One junto con ediciones físicas del juego para todas las plataformas.

Es un juego que se convirtió en un éxito instantáneo, todos los suscriptores de Playstation Plus lo recibieron sin costo adicional el día de lanzamiento, esto garantizó que rápidamente existiera una buena base de jugadores para competir en línea.

La mejor manera para describir a Rocket League es como un juego de fútbol donde controlas automóviles para tratar de anotar en la portería rival. El gran atractivo del juego es que no necesitas estar familiarizado con el futbol o ser aficionado a los deportes para agarrarle el gusto ya que es un juego sumamente accesible. Aquí aplica el cliché de que es fácil de aprender a jugar pero difícil de dominar.

Rocket League es secuela de Supersonic Acrobatic Rocket- Powered Battle-Cars, juego que también recibieron los suscriptores de Playstation Plus pero que no fue tan popular, también era un juego de futbol con autos pero creo que el título no fue lo suficientemente descriptivo, cuando lo probé me gustó mucho pero de inicio no tenía la menor idea que iba a ser un juego de deportes. Creo que utilizaron el peor nombre que se les pudo ocurrir.

En lo personal, pienso que la belleza de Rocket League radica en la física de la pelota, reacciona dependiendo de donde le pegues. Hasta cierto punto, creo que este juego ofrece la mejor representación de lo que es, en realidad, pegarle al balón, no es como en FIFA donde tienes que llenar la barra y el disparo sale como quieres, aquí debes ensayar los disparos una y otra vez en diferentes circunstancias para mejorar tu rendimiento. Hay un alto grado de estrategia a la hora de decidir cómo le pegas al esférico. El juego te da la libertad para experimentar, hay gente que hace volar a sus vehículos aprendiendo a usar adecuadamente el botón de nitrógeno.

Además de futbol, hay diferentes modos de juego incluyendo una versión de hockey sobre hielo y una de basquetbol, estos dan variedad pero no son el plato fuerte, te das cuenta que no son tan populares porque no hay tanta gente jugándolos en línea. Está muy bien hecho el ‘matchmaking’ de las partidas en línea porque el juego te dice cuántas personas hay disponibles en cada modo de juego.

Todas estas modalidades se pueden jugar tanto en línea como sin conexión. Lo más recomendable es el juego en línea porque es impredecible y el reto es ilimitado, pero como uno no siempre puede estar conectado existe el modo de temporada, el cual es muy útil para practicar contra la inteligencia artificial y familiarizarte con el juego.

Las partidas en línea son adictivas, pueden llegar a ser caóticas pero está garantizado que nunca la vas a pasar mal. Lo que me gustó de la versión de Switch es que te permite jugar en línea con rivales que estén en Xbox One o en computadora. Esto significa que el juego, al menos en cuestión de jugabilidad, es exactamente igual al que salió para las otras plataformas.

Para que la jugabilidad fuera idéntica en esta versión se hicieron algunos sacrificios, las texturas no son tan detalladas y la resolución es dinámica, en momentos donde se le exige mucho al juego, puede bajar considerablemente, nunca se alenta el juego ni llega a afectar al control, pero sí se puede llegar a ver todo muy pixeleado. Esto se nota más cuando lo juegas en modo portátil. La primera vez que jugué esta versión sentí un bajón gráfico considerable, después con las actualizaciones que han salido este aspecto ha mejorado y ya no es tan notorio.

Este lanzamiento para Switch incluye autos exclusivos, uno de Mario, otro de Luigi y uno basado en la armadura de Samus. Otro aspecto que hace adictivo al juego es la cantidad de opciones que hay para personalizar tu vehículo, cada que terminas un partido recibes aleatoriamente un aditamento para decorarlo, sí, solo es algo estético pero hay mucho por desbloquear. Hay decoraciones con temática del juego Portal y de la caricatura de Adult Swim, Rick y Morty.

También hay contenido descargable que compras con dinero real, estos son vehículos con licencias famosas como el Batimovil, autos de Rápido y Furioso o el DeLorean de Volver al Futuro.

Rocket League es un juego adictivo, me hace recordar esos tiempos cuando las recreativas eran populares, donde cualquier juego era accesible y divertido sin importar el género. Aquí no tienes que ser fanático, ni saber de futbol para disfrutarlo, solo tienes que presionar el acelerador y pegarle a la pelota para divertirte. La versión de Switch sacrifica un poco la resolución para ofrecer una jugabilidad idéntica a las otras versiones y un rendimiento estable. En lo personal, creo que es bastante razonable sacrificar un poco el aspecto gráfico para tener un Rocket League portátil. Es un juego indispensable sin importar la consola que tengas, lo recomiendo ampliamente.

Star Wars Rogue Leader Rogue Squadron II (Gamecube) – Retro Bits

Es un juego de lanzamiento para la consola de Nintendo, salió el 9 de noviembre del 2001, fue desarrollado por Factor 5 y publicado por LucasArts. Es una secuela directa al famoso Rogue Squadron de Nintendo 64, entre el lanzamiento de estos títulos hicieron Star Wars Episode I Battle for Naboo, pero como ese estaba basado en la precuela no me llamó tanto la atención.

Star Wars Rogue Leader Rogue Squadron II fue el título que me hizo desear un Gamecube en su lanzamiento, tanto me emocionó que ni siquiera le presté atención a otros lanzamientos como Wave Race Blue Storm o Luigi’s Mansion, en retrospectiva sí me arrepiento de no haberle prestado atención a estos títulos, pero en su momento, para mí fue mucho más atractivo un buen juego de Star Wars.

A diferencia del primer Rogue Squadron, el cual se situaba entre las películas A New Hope y Empire Strikes Back, la trama de Rogue Squadron II abarca eventos importantes de toda la trilogía original. Las misiones van desde la primera Estrella de la Muerte, la defensa de la base en el planeta helado Hoth, una batalla sobre la luna de Endor y la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte. También hay misiones que no aparecen en las películas y que ayudan a ampliar el universo, como un ataque a una Star Destroyer derribada o la misión donde debes robar una nave imperial.

Antes de cada misión puedes elegir tu nave, estás las vas desbloqueando conforme avanzas. Hay una buena variedad, desde la clásica X-Wing, hasta las que aparecen de relleno en las películas y cuyos nombres recuerdan los que coleccionaban los juguetes como la A-Wing y la B-Wing, hasta el icónico Halcón Milenario. Todas cuentan con un disparo principal y uno secundario, el control varía entre nave y nave, unas son más lentas, otras cuentan con disparos más poderosos. Cada una tiene sus ventajas particulares, está hecho para que experimentes con todas. Un detalle que me agradó es que en algunas misiones, si regresas a tu base, puedes cambiar de nave para adaptarte a nuevos objetivos.

El juego te permite utilizar una vista en tercera persona (desde atrás de la nave) o una vista en primera persona (dentro de la cabina), el control por defecto tiene invertida la vista, lo que se considera “control de piloto”, para ver hacia arriba presionas abajo y viceversa. Para poder distinguir a tus enemigos durante el caos de las batallas espaciales, hay un botón que te permite abrir un dispositivo infrarrojo para poder identificarlos de inmediato. Así te evitas estar tratando de distinguir a lo lejos entre meteoritos, estrellas, naves amigas y tus enemigos.

Durante las batallas puedes darles instrucciones básicas a tus compañeros, puedes pedirles que ataquen a otras naves, que te defiendan o que mantengan cierta formación. La verdad es que no hay tanta variedad de instrucciones y siento que no siempre hacen mucha diferencia, pero es un buen intento por hacer la inteligencia artificial de tus compañeros un poco más competente y darle un toque estratégico al juego.

Además de tener una gran jugabilidad, la cual se sigue sintiendo vigente a 16 años de su lanzamiento, la presentación es otro aspecto que me dejó impresionado. El juego está diseñado para correr con gráficos progresivos (480p), esto quiere decir que está preparado para televisiones de alta definición, algo que apenas estaba empezando a usarse en los videojuegos. Muchos juegos de Gamecube, Playstation 2 y Xbox ofrecieron esta opción pero no era tan común tener monitores compatibles. Vaya, para no hacer el cuento tan largo, esto significa que las texturas se ven muy nítidas en alta definición y hasta el día de hoy podemos decir que el juego se ve bastante bien.

La narrativa del juego se complementa con videos cortos sacados directamente de las películas. También durante las batallas hay muchos sonidos y frases memorables de las cintas como el clásico “Use the force Luke” que se oye antes de que Luke destruya la primera Estrella de la Muerte. Esto hace que el juego se sienta auténtico y que se agradezca la atención al detalle prestada por los programadores. También grabaron diálogos nuevos con el actor Dennis Lawson, quien interpretaba a Wedge Antilles, amigo y compañero de Luke en el escuadrón Rogue. Como dato de trivia, Dennis Lawson es tío de Ewan McGregor, quien interpretó a Obi Wan en las precuelas.

Aparte de la destrucción de la primera Estrella de la Muerte, el juego tiene grandes momentos como cuando tienes que derribar At-At’s en el planeta Hoth, algo que ya habíamos podido hacer en el primer juego de Star Wars para Nintendo 64, Shadows of the Empire, pero aquí tenemos un control mucho más refinado y una mejor calidad gráfica. Aunque hay momentos que ya se habían recreado previamente en la serie, estos sirven para complementar la experiencia ya que la mayoría de lugares no habían aparecido de manera poligonal anteriormente y resultan espectaculares.

Lo único que no me fascinó del juego fueron momentos específicos durante algunas misiones donde tienes que escoltar y proteger vehículos o naves, este tipo de objetivos siempre me han parecido frustrantes. Fuera de esto, el juego está lleno de acción, así que solo son pequeños momentos los que me desagradaron.

Star Wars Rogue Leader Rogue Squadron II fue un gran título de lanzamiento y una muestra de lo bien que trabajaban los desarrolladores Factor 5 con esta licencia. En el 2003 lanzaron una tercera parte llamada Rebel Strike, también para Gamecube, aquí la novedad consistía en que ya te podías bajar de las naves e ir a pie en algunas misiones. Este fue el último juego de la serie, lo triste es que Factor 5 desarrolló una compilación llamada Rogue Leaders para el Wii, incluía los tres juegos de la serie junto con misiones nuevas que hacían uso del control de movimiento del Wii, como duelos con ‘lightsabers’ y persecuciones en ‘speeder bikes’. El juego fue cancelado tras el cierre del estudio en 2008 y nunca vio la luz. Aun así queda un poco de esperanza, ya que en marzo de este año, 2017, Factor 5 resurgió y su presidente ha declarado que le gustaría llegar a un arreglo con Electronic Arts, quien actualmente cuenta con los derechos para hacer juegos de Star Wars, para lanzar Rogue Leaders para el Switch de Nintendo. Es difícil que se pongan de acuerdo pero la posibilidad existe.

¿Ustedes llegaron a jugar algún título de la serie Rogue Squadron? ¿Cuál es su juego de Star Wars favorito? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

TMNT IV: Turtles in Time (SNES) – Retro Bits

En esta ocasión Shredder y Krang roban la estatua de la libertad y escapan viajando en el tiempo, las tortugas los persiguen por diferentes épocas, van desde la prehistoria, la época de piratas, hasta el futuro. Creo que la mayor novedad en la historia del juego es que no secuestran a April O’Neil.

Turtles in Time representa el punto más alto de los juegos de las Tortugas Ninja, todo juego subsecuente ha tratado de recapturar, sin mucho éxito, la magia de este título. En lo personal yo lo considero como un clásico de la consola, ya que es una versión casi idéntica a la de recreativas y el juego cooperativo hace que te la pases de maravilla junto a un amigo. Es un manual de cómo debe hacerse un título ‘Beat em up’. Creo que el único punto en contra de este lanzamiento es que solo pueden jugar dos jugadores al mismo tiempo y no cuatro como en maquinitas.

Pero para compensar esta “limitación” la versión de Super Nintendo incluye niveles exclusivos, como el del Technodrome y Neon Night Riders, el cual ya aparecía en maquinitas pero aquí lo rediseñaron en modo 7 y parece que recorres una pista muy parecida a F-Zero. También hay más jefes, el Rey Rata, Bebop y Rocksteady aparecen en exclusiva. Los villanos de la segunda película de las Tortugas Ninja Tokka y Rahzar aparecen en el nivel del Technodrome para ceder su lugar a Bebop y Rocksteady en el nivel de los piratas.

Tokka y Rahzar no son la única referencia a la segunda película, el jefe final del juego, en la versión de Super Nintendo, es Super Shredder. Lo único que les faltó para terminar de consentir a los fanáticos de esa película fue alguna aparición de Vanilla Ice rapeando “Go Ninja Go”.

En esta secuela la jugabilidad presenta algunas novedades, ya puedes correr y realizar una carga a tus enemigos. Con esta carga puedes azotarlos contra el suelo de lado a lado o aventarlos contra la pantalla. Me gusta la dinámica en el nivel de Technodrome donde para vencer por primera vez a Shredder hay que aventar enemigos a la pantalla.

Lo mejor de cada época es que está muy bien recreada, con algunos enemigos y peligros exclusivos de cada nivel. En lo personal me fascina la animación de cuando una tabla te pega en el rostro en el barco pirata, es un detalle tan grato como cuando caías en una alcantarilla en entregas anteriores y preguntaban las tortugas ¿quién apagó la luz?

Los Foot Soldiers son la carne de cañón más recurrente, algo común en los juegos de esta serie, para que no sea tan cansado estarlos viendo seguido suelen tener diferentes atuendos y armas, son enemigos bastante versátiles, como pueden atacarte con arco y flecha, lo pueden hacer con bombas o espadas. En el nivel donde surfeas en las alcantarillas aparecen unos enemigos muy parecidos al Alien de las películas pero aquí son de color amarillo.

El nivel situado en el viejo Oeste me recordó mucho a Sunset Riders, también hecho por Konami, gracias a su ambientación y su diseño en general, hasta los enemigos se llegan a disfrazar con jorongos y sombreros.

En el menú de opciones te permite cambiar el color de las tortugas, hay dos, una llamada animación, que es el color que normalmente llevan las tortugas en el juego y otra llamada cómic, que hace ver a las tortugas con tonos más oscuros para simular una paleta de colores salida de una historieta. Este cambio de aspecto es meramente estético, no cambia en nada la jugabilidad.

Se incluyen dos modalidades especiales, una para terminar los niveles a contrarreloj y una para pelear contra un amigo, se controla exactamente igual, no hay movimientos especiales ni nada que lo haga divertido por mucho tiempo, solo está para dar un poco de variedad y ya. Lo interesante es que el siguiente juego de las tortugas para SNES fue de peleas para aprovechar el ‘boom’ que tuvo este género a partir de Street Fighter II.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time demostró lo cerca que estaban las consolas de alcanzar a los juegos de recreativas. Para todos los fanáticos de las Tortugas Ninja se convirtió en un juego esencial, sobre todo porque la diversión aumentaba jugando a lado de un amigo.  A pesar de que es un juego ya entrado en años, fue lanzado en 1992, su jugabilidad aguanta el paso del tiempo. En el 2009 Ubisoft hizo un ‘remake’ de la versión para recreativas con gráficos poligonales llamado Turtles in Time Re-shelled, este juego fue lanzado de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3.

¿Ustedes llegaron a jugar este clásico de Super Nintendo? ¿Cuéntanos, cuál es tu juego favorito de las Tortugas Ninja? Comenta y recuerda este título con nosotros.

Super Mario Odyssey (Switch) – Reseña

La trama gira en torno a Bowser secuestrando por enésima vez a la princesa Peach, en esta ocasión planea casarse con ella y para lograrlo va recorriendo cada reino robando elementos necesarios para realizar la boda como el vestido, el pastel, la bebida, etc. Durante el secuestro de la princesa, Mario conoce a Cappy, un sombrero que puede tomar diferentes formas y que también es víctima de Bowser porque se lleva a su hermana, una diadema.

Mario por si mismo solo puede brincar, con la ayuda de Cappy puede atacar a los enemigos aventándolo o usarlo como plataforma para alcanzar lugares más altos. Pero lo mejor de Cappy es que te permite poseer a varios enemigos y personajes, animados o inanimados, que encuentras en tu camino y esto te da nuevas habilidades.

Puedes controlar enemigos clásicos como bullet bills, chomp chomps, goombas. Y usar sus ataques a tu beneficio. También puedes poseer personajes como un tiranosaurio, ranas, peces, etc. Las habilidades son muy variadas y necesarias para poder explorar y llegar al jefe final de cada reino. Por ejemplo, cuando posees un pescado, ya no tienes que preocuparte por respirar bajo el agua, y puedes explorar con mayor facilidad.

En lugar de niveles el juego tiene varios reinos, son más de diez, el objetivo es juntar las suficientes energilunas para reparar tu nave, un sombrero llamado ‘odyssey’ que te ayuda a viajar de reino en reino.

Me recuerda a la exploración de Super Mario 64. A diferencia de juegos como Banjo & Kazooie aquí no te cansas de estar buscando y coleccionando objetos para pasar de nivel. Por lo general encuentras las lunas en tu camino en lo que vences al jefe de cada reino. Nunca vas a sufrir por estar buscando lunas, hay suficientes y el mínimo que necesitas es fácil de conseguir.

Lo que me agradó de buscar lunas es que no es obligatorio y lo que fomentan es que explores bien cada reino, ya que cada rincón puede ocultar energilunas. No todas son tan fáciles de conseguir, hay algunas que te exigen completar ciertos retos para obtenerlas, como recorrer algún laberinto con límite de tiempo, participar en carreras, pasar algún nivel difícil de plataformas, etc. La variedad es amplia y presentan retos con diferentes niveles de dificultad.

Para los que se quejan de que es muy fácil, se nota que no lo terminaron, hay retos que aparecen después de terminar el juego que realmente ponen a prueba tus habilidades y tu paciencia. También los dos últimos reinos antes del final del juego tienen momentos complicados, no imposibles porque siempre tienes la sensación de que puedes lograrlo, pero no es tan fácil como algunas reseñas indican. Hay muchos retos con dificultad elevada que aparecen cuando terminas el juego, solo es cuestión de buscarlos.

Gráficamente el juego me encantó, presenta un mundo tan detallado que no lo quise jugar mucho en modo portátil. Cada reino se siente diferente, la ambientación resulta impecable, desde el desierto de Tostarena hasta el caos urbano de New Donk City, todos tienen la personalidad suficiente como para ser considerados un personaje más del juego. Hay varios detalles que me gustaron como la manera en que interactúa Mario con objetos, si te dejas de mover y estás cerca de una silla Mario se pone cómodo y se sienta en ella o también puede jugar con un perro aventándole a Cappy.

Hay algunas secciones especiales hechas para activar el factor nostalgia donde la jugabilidad pasa a un plano de dos dimensiones y el aspecto de Mario pasa a ser de ocho bits, justo como en el NES, lo que me encantó de estos momentos es que están bien dosificados, nunca llegan a cansar y que incorporan elementos nuevos al mundo de ocho bits, como los diferentes trajes que puede portar Mario y algunos momentos dónde estás de cabeza y el control se invierte.

Aparte de las energilunas, también puedes coleccionar diferentes disfraces para Mario y recuerdos de tu viaje en cada reino, los cuales se van guardando en tu nave, el ‘odyssey’. Los disfraces los puedes comprar juntando las clásicas monedas doradas, en cada reino hay disfraces exclusivos, los cuales puedes obtener juntando unas monedas moradas que solo puedes utilizar en ese reino. Cuando terminas el juego si sigues coleccionando energilunas, estas van desbloqueando nuevas vestimentas para comprar.

Lo único que no me encantó del juego es la modalidad para dos jugadores, realmente es una adición un tanto aburrida, uno controla a Mario y otro controla a Cappy, parece que lo agregaron solo para cumplir y realmente no aporta mucho ya que estás limitado, resulta más complicado jugar así. En lo personal prefiero compartir el control en lugar de utilizar esta modalidad.

Super Mario Odyssey es una gran experiencia, hay muchos momentos donde se nota que Nintendo quiere consentir a sus seguidores, claro, no solo se basa en nostalgia para agradar el jugador, esto está respaldado con una jugabilidad sólida y con muchas actividades por realizar. La historia la puedes acabar relativamente rápido, en unas ocho horas aproximadamente, pero siempre vas a tener motivos para regresar, seguir explorando los reinos y coleccionando disfraces. Este es un título indispensable para tu colección de Switch y si no tienes la consola es una buena excusa para conseguirla.

Double Dragon II: The Revenge (NES) – Retro Bits

Double Dragon fue un juego muy popular para recreativas, cuando llegó la versión para el NES mucha gente se decepcionó porque solo era para un jugador, no podías ir por los callejones repartiendo golpes junto a un amigo.

En 1990 apareció en el continente americano la secuela desarrollada por Technos para Nintendo llamada Double Dragon II: The Revenge, la principal mejora que incluye esta secuela es que aquí sí puedes pelear junto a un amigo.

Esta secuela para NES fue el primer juego de la serie que probé, recuerdo lo adictivo que era batir enemigo tras enemigo para tratar de llegar lo más lejos posible. Este juego, como muchos de la época, me frustraban un poco por la cantidad limitada de vidas y por algunos niveles bastante tramposos, como esos donde hay muchas orillas donde te puedes caer. Claro, el chiste es que te cueste trabajo dominar el juego y conocerlo completamente para que te dure un buen rato.

La trama se enfoca en los hermanos Billy y Jimmy Lee, quienes son conocidos como Doble Dragón, su objetivo es derrotar los sindicatos criminales que aterrorizan la ciudad y vengar el asesinato de Marian, la novia de Billy, y quien fue la damisela en apuros del primero juego.

El control es un tanto atípico con respecto a juegos actuales, con el botón B golpeas hacia la izquierda y con A tu ataque es a la derecha, esto te permite dar una patada trasera si estás volteando para el lado contrario. Para saltar necesitas presionar A y B al mismo tiempo. No es tan tardado acostumbrarse pero siente raro de inicio. Puedes hacer un agarre si golpeas de cerca a tus enemigos, esto sirve para aventarlos y golpear a alguien más o para agarrarlos a rodillazos. Si después de saltar vuelves a presionar A y B haces una patada giratoria.

Un elemento que le da variedad al juego es que puedes tomar las armas que sueltan los enemigos, estas armas van desde cuchillos que puedes aventar hasta látigos y granadas. Hay dos aspectos de las armas que no me encantan, el primero es que en cuanto vences a los rivales en turno, sus cuerpos junto con las armas que soltaron se desvanecen, aunque las hayas agarrado. El segundo aspecto que no me gustó es que a veces las armas que sueltan los rivales pueden ocasionar que te golpeen de manera injusta, me explico, si hay armas regadas en el suelo y quieres defenderte golpeando rápidamente a los enemigos, tu personaje en lugar de atacar, tratará de levantar una de las armas que se encuentra en el suelo, dejándote desprotegido. Esto no pasa tan seguido pero sí es un problema en ciertas zonas cerradas.

Lo bueno de quitarles las armas a los enemigos es que estas suelen ser poderosas y te permiten derrotarlos con menos golpes, sí, hacen que tu ataque sea un poco más lento, pero si tienes el espacio y puedes calcular bien tu ataque, valen mucho la pena.

Jugándolo recientemente, estando a 17 años de su lanzamiento en el NES, valoro que su jugabilidad es muy fluida y me sorprende la gran ambientación que tiene el juego. Cada nivel se siente diferente y cuenta con mecánicas muy variadas.

Por ejemplo, hay un nivel memorable donde peleas dentro de un helicóptero, cuando la puerta se abre durante el vuelo te absorbe el aire, tienes que estar alejado de ella para no salir volando, lo bueno es que es útil para deshacerte de tus enemigos.

Los malhechores de este juego son los clásicos criminales callejeros de películas y juegos ochenteros, punks, gañanes con playeras sin mangas, chicas vestidas como ‘dominatrix’, uno que otro con pinta de ser experto en artes marciales, etc. Me gusta mucho el carisma del primer jefe, un corpulento villano con un casco, que, al ser derrotado se desvanece y solo queda su casco. En la pelea del helicóptero el jefe es un pariente cercano de Abobo, un villano del primer juego, llamado Bolo, son muy parecidos, la única diferencia es que Bolo tiene el pelo largo.

Algo que me desesperó un poco fue que, además de tener vidas limitadas, hay muchas orillas peligrosas en el juego, donde un mal salto o no estar pendiente de tu entorno te puede llevar a perder una vida. Hay veces que estas caídas te matan solo porque no bajaste cuando el juego te lo pedía. En cambio, hay unos momentos que me gustaron como la parte donde tienes que evitar que te tire una banda automática, que va en sentido opuesto de la plataforma a la que quieres llegar. Me gustó porque no es un momento tramposo, sino uno que requiere habilidad y paciencia.

El juego te presenta tres modalidades, para un jugador, para dos jugadores donde no se pueden hacer daño entre ellos y para dos jugadores donde le puedes pegar a tu compañero si te descuidas o si quieres molestarlo.

Hay tres dificultades: práctica, guerrero y maestro supremo. Si eliges práctica el juego es más fácil y termina después del nivel del helicóptero. Como te deja jugar menos de la mitad del juego, esta primera dificultad no es una buena opción, termina estando de adorno.

Double Dragon II: The Revenge es un juego muy divertido, en lo personal, pienso que marca el punto más alto de la serie que después se fue quedando un poco en el olvido. Las animaciones de sus personajes y el excelente diseño de niveles hacen que hasta el día de hoy se siga sintiendo como una experiencia sólida que vale la pena probar. Recientemente este juego ha sido lanzado de manera descargable para la consola virtual de Wii U y también fue parte de la colección de juegos que contiene, el escaso y muy cotizado, NES classic edition. En este año, 2017, sus desarrolladores lanzaron una secuela oficial, con todo y el ‘look’ de las ediciones para Nintendo llamada Double Dragon IV para Playstation 4, PC y Switch.

NBA 2K18 (Switch) – Reseña

NBA 2k18 es un juego que me sorprendió, básicamente es la misma versión que salió para Playstation 4 y Xbox One, sí, los gráficos sufren un poco pero las modalidades y la jugabilidad están intactas. Es un hecho que la versión para Switch recibe la experiencia completa de NBA 2k18.

Lo que más llama la atención es el aspecto visual, está claro que no es la mejor versión en este sentido, pero en verdad se ve muy bien. Definitivamente es un paso arriba con respecto a las ediciones de la serie que salían para Xbox 360 y Playstation 3.

En cuestión de jugabilidad siento que el juego es un poco lento, la última vez que le había dedicado tiempo a un juego de la serie fue con NBA 2k14 para Playstation 4, las mejoras que noto es que simplificaron el control y agregaron nuevos pases como el pase con un bote para despistar a los rivales y evitar que roben el balón con facilidad.

También hay una barra de “energía” que te indica cuando es el momento indicado para soltar los disparos, esta barra se llena con mayor rapidez dependiendo de la habilidad de cada jugador, así que se vuelve indispensable conocer los estilos de tiro de cada uno, al menos de los jugadores de tu equipo favorito. Antes que existiera este indicador de tiro, te guiabas con la animación de los jugadores, aún es efectivo pero necesitas cierto tiempo para acostumbrarte.

La mejor manera de explicar la jugabilidad de 2k18 es que debes tomarte tu tiempo para realizar jugadas en conjunto y ser paciente hasta que un jugador quede sin marca para que pueda tener una oportunidad clara de anotar. También es muy importante cubrir bien a tus rivales, no dejarlos respirar para que fallen y pierdan ritmo en el juego.

Si no estás acostumbrado a simuladores de baloncesto necesitas un poco de paciencia. Ya que no todas las jugadas las puedes terminar en clavadas, ni puedes hacer pases de un lado a otro de la cancha sin que exista una gran posibilidad de que pierdas el balón.

Lo primero que te pide el juego es que diseñes a tu jugador para poder usarlo en el modo de carrera. Es un poco molesto porque ya no lo puedes personalizar tanto de inicio, opciones como ponerle barba ya te cuestan, esto lo puedes pagar con dinero virtual que ganas en el juego o puedes comprar estas monedas usando dinero real. No estoy en contra de las microtransacciones pero aquí creo que sí abusaron un poco quitando opciones que antes eran básicas.

Fuera del aspecto de las microtransacciones, el modo de carrera es muy entretenido, lleva a tu personaje desde torneos amateur hasta llegar a un equipo profesional, tiene una historia que vas moldeando en base a tu desempeño y a las respuestas que des en entrevistas y platicando con tus compañeros.

La modalidad MyTeam es muy parecida a Ultimate Team de FIFA, aquí abres sobres para obtener jugadores y mejoras para construir tu equipo de ensueño. En lo personal no es una modalidad que me llame tanto la atención, tal vez sea porque no estoy tan familiarizado con la mayoría de los jugadores de la liga y  no me emociona lo suficiente para invertirle mucho tiempo hasta conseguir a los jugadores que conozco. Soy honesto, en los juegos de futbol este tipo de modalidad sí me parece atractiva, aquí no tanto, la diferencia es que le dedico más tiempo a los juegos de futbol, esto no significa que la modalidad sea mala.

El modo Blacktop, es basquetbol callejero con la cantidad de jugadores que quieras, puede ser de 1 contra 1 y jugar a media cancha o con cancha completa. Es lo más cercano que puedes encontrar en el juego a una experiencia tipo ‘arcade’, es entretenido para dedicarle un ratito pero en lo personal no es un modo al que yo entre seguido, prefiero dedicarme de lleno a los partidos profesionales.

Algo que me encanta de la serie y que han incluido desde 2k11 son los equipos clásicos, desde los Bulls con Michael Jordan hasta los Lakers de Magic Johnson, el único equipo clásico que, a mi parecer, le falta son los Phoenix Suns de Charles Barkley. Esta vez agregaron conjuntos con los mejores jugadores de todas las épocas de cada equipo, así que si te interesan los jugadores de antaño aquí te vas a sentir como en casa.

El juego presenta un programa de televisión semanal con entrevistas a jugadores de la NBA, con los desarrolladores y también muestran las mejores jugadas de los usuarios.

Un aspecto que me encanta de la presentación del juego son los comentarios durante los partidos, las narraciones son variadas y suelen dar información actualizada, por ejemplo, me tocó que platicaran sobre los nuevos patrocinadores en los uniformes, esta es la primera temporada que la NBA lo permite. También hay análisis previo al juego, de medio tiempo y después del partido, la novedad es que Shaquille O’Neil participa como analista.

El juego, durante su lanzamiento, presentó varios errores, borraba tu personaje creado, corrompía algunos archivos salvados, te botaba de las partidas en línea, etc. Esto, con las actualizaciones se ha ido corrigiendo y actualmente el juego presenta una experiencia mucho más estable.

Para las personas que no sepan y se rehúsen a leer la caja, tengan en cuenta que aunque compres el cartucho necesitas una memoria micro SD para poder jugarlo en tu Switch  ya que requiere una descarga de datos adicional. Este es el precio que hay que pagar por tener un juego tan grande y tan completo, en lo personal creo que vale la pena y esto no debería de ser motivo para considerar no comprarlo.

NBA 2k18 ofrece para Switch la misma experiencia que en Playstation 4 y Xbox One, esto, a mi parecer, es extraordinario. Claro, sacrifica un poco de detalles en las texturas, en la resolución y en la cantidad de cuadros por segundo pero la diversión se mantiene sobre todas las cosas. Gracias a su gran jugabilidad y a todos los modos de juego disponibles. Para los fanáticos del baloncesto este es un juego indispensable.

Waku Waku 7 (Switch) – Reseña

Es un juego desarrollado por Sunsoft para las recreativas de Neo Geo en 1996, sí, es de aquellos que hicieron Batman para NES.

Es un juego de peleas colorido que llamó mucho mi atención porque, en primer lugar, nunca había escuchado de él, ni me lo había topado en ningunas maquinitas y porque su diseño de personajes es muy vistoso, parece salido directamente de un anime.

Apareció también para la consola casera de Neo Geo, después salió para Sega Saturn en Japón y no lo habían vuelto a lanzar, más que para la consola virtual de Wii en Japón, por eso sorprende su lanzamiento en el continente americano y también así explicamos su poca popularidad en occidente.

El siete que viene en el título se refiere a siete esferas que cada personaje quiere recolectar, las cuales convierten tus deseos en realidad y también a los siete personajes disponibles. Creo que es un número bastante limitado y le resta variedad al juego. Lo bueno es que todos son bastante carismáticos, tienen estilos de pelea muy diferentes y cuentan con excelentes animaciones.

El diseño de cada uno es muy “japonés”, hay un personaje que parece ser el primo perdido de Totoro. Hay un rival especial en un nivel de bonificación que es un costal de entrenamiento que pelea, con todo y su cinta en la cabeza para verse como Ryu de Street Fighter. Y este es el principal atractivo del juego, ser una especie de parodia de varios anime y juegos. También podemos poner como ejemplo a Tesse una androide con tintes de Astroboy, mezclado con una apariencia de mucama.

El enemigo final es un monstruo llamado Fernandez, una bola negra con cara y alas de murciélago. Es interesante que para esta pelea tu personaje y Fernandez se vuelve gigantes, la ciudad se ve diminuta. Esto sirve como parodia al género de ‘kaijus’ como Godzilla. Fernandez se llama Fernandeath en Japón, este nombre me parece más llamativo, como que se esforzaron para verse creativos.

Algunos escenarios cambian para el segundo ‘round’ de la pelea, por ejemplo en la mansión donde peleas contra Tesse se prenden luces y se ve mucho más animada para el final de la pelea.

En cuanto a jugabilidad es muy parecida a la de los títulos de pelea de SNK, ya que todo se controla con cuatro botones, cada personaje tiene un ataque especial imparable llamado ‘Harahara’, este es muy útil para recuperarte cuando estás a punto de perder una pelea.

Este lanzamiento para el Switch corre a cargo de Hamster como parte de la serie ACA Neo Geo, tiene todos los extras que han incluido en títulos como King of Fighters 98 o Metal Slug, puedes elegir entre la versión americana y la versión japonesa del juego. También hay modalidades especiales para subir tus mejores puntuaciones en línea y ver qué tan hábil eres comparado con el resto de los usuarios. Puedes cambiar el idioma del juego, su dificultad y probar varios filtros para darle una apariencia más retro.

Waku Waku 7 es un juego de peleas con gráficos muy coloridos, tiene poca variedad de personajes pero son suficientemente carismáticos como para darles una oportunidad, hay un gran sentido del humor y muchas referencias a clásicos de la cultura japonesa como para no pasar desapercibido. No es un juego que tenga tantos personajes como King of Fighters pero el hecho de que no es un juego tan popular y que no era tan fácil conseguirlo anteriormente hace que sea una pieza interesante de historia, y no está de más dedicarle un buen rato.

FIFA 18 (Switch) – Reseña

Desde que anunciaron FIFA para Switch fue un misterio, EA Sports aseguraba que hicieron una versión personalizada del juego para la consola de Nintendo, que no iba a correr con el motor Frostbite y que la única pérdida real sería la modalidad de historia “el camino”. La verdad es que también la jugabilidad y la presentación han sido diluidas en esta versión personalizada.

Cuando me han preguntado si se ve como los FIFA que aparecieron para Xbox 360 y para Playstation 3, mi respuesta es “casi”. En realidad siento que es un punto medio entre los FIFA que aparecieron para el Playstation Vita y los de Playstation 3. Mi teoría es que para no invertir tanto en el desarrollo de esta versión decidieron hacer una edición mejorada de los FIFA de Vita, en lugar de hacer una versión menos poderosa de los FIFA para Playstation 4 y Xbox One.

El aspecto gráfico a destacar en la versión de Switch, que no aparecía en la de 360 o PS3, es que la cámara está un poco más abajo y te permite ver al público en las gradas durante los partidos, este es un detalle que sólo se había visto desde FIFA 14 para Xbox One y Playstation 4. Fuera de este detalle, siento que las animaciones no son tan fluidas ni tan variadas como en los FIFA de la generación pasada, los jugadores se sienten un poco rígidos, esto es lo que me hace recordar tanto a las versiones que salieron para Playstation Vita.

Como lo comenté anteriormente, el sacrificio para FIFA 18 de Switch no solo es gráfico, la jugabilidad no se nota tan pulida como las otras versiones, parece como si la hubieran sacado de un FIFA de hace unos cuatro o cinco años. Esto lo noté porque cuando quieres robar el balón desplazando a tu rival con el hombro aquí no te deja. Los pases los sentí un poco raros, cuesta un poco acostumbrarse a la fuerza que debes darle, lo mismo pasa con los disparos. Los personajes en general se sienten más ligeros y el ritmo de los partidos es de ida y vuelta, tienen mucha acción.

Los aspectos más actuales que agregaron a la jugabilidad es el cobro de faltas y de penaltis, estos son idénticos a los de las ediciones más recientes del juego. También incorporaron los juegos de habilidad que te sirve para entrenar antes de los partidos.

He notado que la calidad gráfica se mantiene en modo televisión y en modo portátil, la única diferencia es que baja la resolución a 720p y la cámara del juego hace un ligero acercamiento en el modo portátil. Fuera de eso el rendimiento es casi igual.

Las dos modalidades que están destinadas a ocupar tu tiempo son carrera y ‘Ultimate Team’. En la modalidad de carrera puedes ser el entrenador o un jugador y tratar de triunfar con el equipo deseado. En ‘Ultimate Team’ creas tu equipo de ensueño abriendo sobres que compras con dinero virtual o con dinero real, tú eliges.

Algo que falta en esta versión y siento que afecta a muchas de las modalidades es la tienda FIFA. En la tienda FIFA podías comprar desde botines para tu jugador, balones, hasta playeras retro o monedas para gastar en ‘Ultimate Team’, siento que la ausencia de esta tienda virtual afecta a varios modos de juego, ya que aquí podías desbloquear muchas ayudas y bonificaciones.

El Juego en línea es estable pero no te permite jugar contra tus amigos a menos que sea una conexión local (cada quien con una consola y una copia del juego). El modo de temporadas funciona igual que siempre, eliges a tu equipo y te conectan con un rival del mismo nivel, cada temporada consta de diez partidos, si logras alcanzar la meta de puntos subes de división y te enfrentas a rivales más experimentados. Para mí, este es el modo más adictivo ya que la competencia en línea es constante, la única queja que tengo de la versión de Switch es que al parecer hay menos jugadores disponibles.

Esto no quiero que suene a una lista de quejas o de características que le faltan al juego, solo quise enfocarme en darles una idea real de cómo es esta versión, sobretodo porque leí en varios sitios que la ponían a la par de las ediciones caseras, lo cual es mentira, es buen juego, pero se siente que EA Sports no le dedicó los recursos necesarios para que fuera extraordinario.

Creo que el precio es un tanto elevado para ser una versión construida con la mentalidad de que sea portátil y que tiene varias limitaciones. Sobre todo porque es imposible considerarla como una versión definitiva del juego. Sí, podemos decir que es el mejor FIFA portátil que existe, pero no sé si eso sea suficiente para los fanáticos que juegan esta serie año con año en Xbox One o en Playstation 4.

Lo que realmente me preocupa es que en declaraciones que ha hecho la gente de EA Sports, de este juego depende el apoyo que dará la compañía al Switch. Desanima un poco que no sea un esfuerzo mayor, que hayan hecho solo lo justo y que si no tiene buenas ventas, el próximo año no veremos una versión mejorada solo veremos una versión con actualización de playeras y alineaciones, como pasa con las entregas actuales de Xbox 360 y Playtation 3 que llevan el nombre “edición legado” porque el juego es el mismo al del año anterior. Espero que esto no pase porque todavía se puede hacer mucho con esta serie para el Switch, tiene un gran potencial.

Para los que están indecisos si comprarlo o no, yo diría que FIFA 18 para Switch es un buen complemento para tener retas disponibles en todo momento. No lo consideraría la edición definitiva, si tuviera que comprar solo uno este año me iría por el de Xbox One o el de Playstation 4. En lo personal me encantan los juegos de futbol portátiles, pienso dedicarle mucho tiempo aunque no sea perfecto y no esté a la par de los juegos de la serie que están disponibles para otras consolas.

Pro Evolution Soccer 2018 (PS4/XOne) – Reseña

Un año más y pasa lo mismo con el juego de Konami, mejora en la cancha, tiene una gran jugabilidad pero el resto se siente olvidado y como es costumbre los jugadores tienen que recurrir a compartir archivos entre ellos para poder poner los uniformes reales a ligas como la inglesa, la española y la italiana.

Es un juego que ha cambiado más dentro de la cancha que en características especiales. La presentación durante los partidos mejoró mucho y la inteligencia artificial supone un reto diferente.

Cuando juegas contra la computadora en las dificultades más altas, los rivales marcan mejor y generan más jugadas de gol, difícilmente te dejan respirar y provocan que los partidos sean cerrados. En lo personal me di cuenta que equipos como Alemania y el Barcelona son unas aplanadoras, puede que no lleguen tanto a tu portería pero cuando lo hacen generan oportunidades reales de gol.

Otro detalle que me agradó en cuanto a la inteligencia artificial es que ahora agregaron una dificultad nueva llamada imbatible, esto es muy agradable ya que en entregas anteriores llegaba el punto donde me cansaba, con el tiempo, de lo fácil que se volvía ganar, así que esto garantiza un reto mayor para los que juegan religiosamente PES.

Algo que me llamó la atención es que ahora hay dos cursores arriba de los jugadores uno con color y otro más transparente, el que tiene un color sólido indica el jugador que controlas en ese momento y el que tiene el cursor transparente muestra al jugador al que puedes cambiar rápidamente al señalarlo con el ‘stick’ derecho. El segundo cursor puede confundirte un poco en un principio, pero es cuestión de acostumbrarse.

En cuanto a modos de juego no hay muchas novedades, lo más llamativo es la selección de partido al azar, una característica que se encontraba presente en Winning Eleven: Pro Evolution Soccer 2007 y después había quedado en el olvido. En partido al azar eliges ligas o equipos y de ahí se seleccionan automáticamente jugadores para hacer un equipo aleatorio, es divertido armar equipos de esta manera para las retas.

La única queja es que siento que deberían de agilizar más el proceso, puedes tardar mucho en seleccionar las ligas o los equipos de donde quieres que salgan tus jugadores. Existe la posibilidad de que a tu rival no le toque un equipo balanceado y tengas que volver a armar todo. Esto puede provocar que mejor te vayas a elegir equipos normales como siempre, lo digo porque ya me pasó, con un amigo, yo tenía a Cristiano y a Messi, y a el no le tocaron jugadores de este nivel.

La modalidad Liga Máster tiene una nueva opción llamada desafío. La novedad consiste que si juntas malos resultados con tu equipo te pueden despedir, los jugadores ya pueden salir de tu equipo si les llega una oferta más interesante y los puedes “blindar” con clausulas de recesión elevadas para tratar de que tu súper estrella no se vaya cuando más lo necesitas.

Este es el PES más pulido de la generación actual de consolas. Ya dejaron atrás ciertos detalles que mermaban la experiencia y que denotaban falta de atención. Como la animación cuando despejaban los porteros donde el movimiento de sus brazos no era muy natural, ajustaron la barra de energía en las jugadas a balón parado, antes era muy sensible, ahora es más fácil controlarla y darle la fuerza deseada a los disparos. También hicieron que la barrera en los tiros libres se controlara con el botón triangulo como en antaño y responde mejor que en los años pasados donde sentías que con el botón círculo no la controlabas tan bien.

La presentación dentro de la cancha también mejoró, ahora ya recorres el pasillo que te lleva a la cancha del Camp Nou antes de empezar un partido. Cambia la cámara en jugadas a balón parado y tiene pequeños detalles como un diseño diferente a la hora de mostrar estadísticas durante los partidos.

Los jugadores están muy bien recreados, dependiendo de la iluminación de cada estadio pueden lucir más. En momentos, detalles gráficos como la cabellera de Gareth Bale me sorprendieron porque se ve que le invirtieron un buen rato en hacerla, se nota que hay cariño en el trabajo de hacer  a las estrellas lo más parecidas a la realidad. Claro, no todos los jugadores reciben la misma atención al detalle, muchos no se parecen o han dejado de actualizar sus rostros y se ven raros, como Carlos Vela quien tiene un aspecto un tanto bizarro.

Hablando de jugadas a balón parado también agregaron la opción para elegir entre varias jugadas de táctica fija a la hora de cobrar una falta, ahora ya puedes hacer que tus jugadores hagan ciertos recorridos o marcaje en el área con mayor facilidad durante estos cobros.

El apartado en línea sigue siendo una cuestión de prueba y error, te puede tocar una conexión muy buena o una muy mala. Lo que realmente me molesta es que tardas mucho en encontrar una partida, normalmente termino dándome por vencido y regreso a jugar contra la inteligencia artificial.

PES League te permite jugar en línea y trata de equilibrar los equipos para que no todo mundo use al Real Madrid o al Barcelona, lo único malo es que sigue siendo tardado encontrar rivales.

MyClub no evoluciona mucho, realmente no hay novedades, solo estrellas como Beckham que aparecerán eventualmente en el juego si logras obtenerlos por medio de un sorteo. Es divertido acumular dinero virtual para formar un equipo de ensueño y hay incentivos para entrar seguido a esta modalidad pero a veces llega a desesperar que dosifiquen tanto las leyendas que puedes recibir ya que no siempre están disponibles. El año pasado invertí mucho tiempo en esta modalidad y logré un equipo bastante decente pero nunca pude conseguir a Maradona, así que para mí fue como si no existiera en el juego.

Algo que se me hizo raro en la modalidad MyClub y que extrañé con respecto al año pasado es que ahora ya no están disponibles las playeras retro del Barcelona o del Liverpool, se me hace raro que no las hayan incluido porque siguen teniendo la licencia del Barcelona.

En cuanto a los comentarios siento que no han cambiado mucho, solo han agregado nombres nuevos. Al menos en la narración mexicana, que es la que suelo escuchar. Probé en unos partidos la narración en inglés y es un poco más fluida pero tanto comentaristas en inglés o en español se sienten algo aburridos, parece que solo reaccionan a lo que pasa y no hay una plática verdadera entre ellos, tampoco aportan datos interesantes o trivia, solo describen lo que acabas de ver.

El tema de las licencias siempre causa polémica con PES, si tienes Playstation 4 o la versión de PC puedes descargar archivos de edición que hacen fanáticos para compensar la falta de licencias. Hay menos licencias en equipos de la liga italiana, se recuperó la licencia de la selección de Japón y de la Argentina. Es necesario encontrar un archivo de edición en foros para disfrutar este juego, hay grandes editores que se dedican a “completarlo” (como @Erzo77 en Twitter o en el sitio pesuniverse.com) pero no deberíamos depender de ellos. En la versión de Xbox One estás por tu cuenta, no puedes agregarle archivos ni imágenes externas. El juego queda muy pobre en la consola de Microsoft porque ahí no se puede “arreglar” el tema de las licencias.

Pro Evolution Soccer 2018 es un juego que se luce dentro de la cancha, la mejora en la jugabilidad y en la dificultad de los adversarios hace que en cada partido tengas una gran competencia. El juego en línea sigue pareciendo un apartado que está descuidado, así como la presentación en general del juego. Es un título al que le tienes que invertir tiempo para editarlo y que queden todos los equipos con los uniformes reales, claro, una vez que hagas esto, el juego te ofrecerá unas retas memorables contra la computadora o contra tus amigos.