Category Archives: Retro

Total Carnage (Arcade/Xbox) – Retro Bits

Es una secuela del popular Smash TV, el cual estaba situado en el futuro y parodiaba los programas de concursos. Donde para ganar equipos de sonido o videocaseteras tenías que eliminar hordas de enemigos.

Total Carnage fue lanzado para recreativas por Midway en 1992, Mark Turmell fue uno de los diseñadores del juego, al año siguiente fue uno de los creadores del exitoso NBA Jam.

Aquí el objetivo es diferente, ya no estás confinado a un estudio de televisión, ahora se enfoca en parodiar la Guerra del Golfo y a Sadam Hussein.  El villano es el General Akhboob, un dictador de medio oriente quien se encuentra experimentando para crear un ejército de mutantes. Los protagonistas Captain Carnage y Major Mayhem se infiltran en la base del General para detener sus planes y rescatar a los rehenes.

Como dato curioso Ed Boon, el co creador de Mortal Kombat, es quien presta su voz al villano General Akhboob.

Al igual que en Smash TV, la jugabilidad utiliza dos ‘sticks’ con uno mueves a tu personaje y con el otro le das dirección a tus disparos, también puedes lanzar bombas. Es muy parecido a como se controla el clásico Robotron.

Lo mejor de Total Carnage es que cumple con las expectativas creadas por su mismo título, el juego es una masacre, es muy atascado, te atacan una gran cantidad de enemigos al mismo tiempo, tienes diferentes armas para deshacerte de ellos convirtiéndolos en manchas de sangre.

Hay jefes a los que les tienes que sacar los ojos, la lengua, reventarles el cerebro, pelear con su sangre. Queda de más decir que aquí no hay nada sutil.

Otro punto a favor del juego es su gran sentido del humor, todo es exagerado, es imposible tomarlo en serio. Te dan bonificaciones por “destruir objetos grandes”, el villano alega que no está haciendo bombas nucleares, solo son granjas para ordeñar leche, los protagonistas son el prototipo de estrella de acción de los ochenta, musculosos llenos de esteroides. Todo se siente como una gran obra kitsch.

Hay un error en el juego ya que te prometen una recompensa después de terminar el “Domo del placer” juntando todos los tesoros, pero los juntes o no recibes el mismo final. Esto se debió a un error de programación y dejaron como final único donde festejas tu victoria junto con mujeres en bikini. Tiempo después se descubrió, en el código del juego, la pantalla del final que debías recibir al no recolectar todos los tesoros, es la misma imagen pero sin las mujeres en bikini a tu lado.

En 1993 apareció una versión para Super Nintendo la cual cuenta con gráficos inferiores, lo cual es de esperarse, y con menos sangre, algo muy común en las versiones de este tipo de juegos que hacían para la consola. Aquí ya no puedes deshacer a tus enemigos y ver toda la sangre, simplemente se disuelven en una masa verde. Es una buena versión, en cuanto a jugabilidad se refiere, pero queda a deber con la poca sangre mostrada ya que es importante para el objetivo de la sátira que intenta realizar el juego.

Total Carnage no fue tan exitoso como Smash TV pero se ha mantenido un poco vigente en algunas recopilaciones como Midway Arcade Treasures 2 para Playstation 2 y Xbox, así como Midway Arcade Origins para Playstation 3 y Xbox 360.

En lo personal prefiero más Smash TV, su concepto de programa de televisión extremo se presta para momentos bizarros y un mejor sentido del humor. También lo prefiero porque fue el primero que jugué de la serie y tengo gratos recuerdos de la versión para Super Nintendo.

Total Carnage es una secuela llena de sangre y de humor negro que vale la pena checar si eres fanático de Smash TV, siento que el nombre tan diferente entre ambos puede ocasionar que la gente no los relacione tanto, aparte de que son juegos muy viejos, de principios de los noventa. Pero son frenéticos, un tanto bizarros y con mucha acción así que no hay excusa para no darles una oportunidad.

¿Ustedes conocían Total Carnage? ¿Llegaron a jugar la versión para recreativas o la de Super Nintendo? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Advertisements

In the Hunt (Saturn) – Retro Bits

Es un juego que apareció para recreativas en 1993 y para consolas caseras, Sega Saturn y Playstation en 1996. Fue desarrollado por Irem, famosos por R-Type, después varios de sus trabajadores formaron Nazca Corporation, la cual fue adquirida por SNK, y tuvieron un gran éxito con Metal Slug.

Para ser totalmente honesto hasta hace poco me enteré de su existencia, en su momento no lo llegué a jugar, nunca lo vi en las maquinitas ni recuerdo haber visto la caja de la versión casera en tiendas. Pero me llamó mucho la atención que es un título que de cierta manera precedió a Metal Slug, así que me pareció muy atractivo buscarlo y dedicarle un buen rato.

La trama consiste en que una organización malvada conocida como The Dark Anarchy Society ha derretido los polos e inundado al mundo, los sobrevivientes se rebelan y crean un submarino para hacerle frente a dicha organización.

Es curioso cuanto del ADN de Metal Slug hay en el juego, en el aspecto visual y en la jugabilidad, al ser ambos de disparos. Hay que recordar que al inicio del desarrollo de Metal Slug solo se tenía contemplado que controlaras el famoso tanque, conforme pasó el tiempo crearon personajes para que comandaran este y otros vehículos. En In the Hunt pasa lo que habían planeado al inicio del desarrollo de Metal Slug, solo puedes controlar al vehículo, en este caso, un submarino.

La jugabilidad es un tanto peculiar, disparas misiles hacia delante y de manera lenta caen los casquillos, contando como un disparo hacia abajo, menos potente pero que sirve para cubrirte.  Si llegas a la superficie puedes dispararle a los aviones y tanques que te atacan, siendo un disparo hacia arriba. En resumen, puedes disparar en tres direcciones al mismo tiempo, frente, arriba y abajo. Lo que varía es la cadencia, frente es un disparo rápido, arriba tiene velocidad media y hacia abajo es lento.

Creo que el mayor atractivo del juego es la gran cantidad de enemigos que aparecen en pantalla para deshacerse de ti. Pasas por un verdadero infierno de balas y esto hace que la acción sea frenética, no tienes muchos momentos para tomar un respiro. Encuentras tanques, aviones, submarinos, robots y una gran variedad de rivales atacándote. También hay que destacar sus animaciones, son muy detalladas y hay gran cantidad de cosas por destruir en cada nivel.

La versión del juego con la que lo estamos recordando es la de Sega Saturn, tengo entendido que no cambia mucho con la versión de Playstation y ambas son fieles al original para recreativas, solo cambia el hecho de que aquí tienes créditos limitados. Estas versiones caseras fueron distribuidas por THQ.

Como dato curioso, una versión de In the Hunt estuvo en desarrollo para el Super Nintendo, hasta fue presentada en una edición de la expo Consumer Electronics Show, pero fue cancelada, así que los jugadores tuvieron que esperar a que salieran las versiones caseras de Playstation y de Saturn.

In the Hunt es un gran juego de disparos, tiene una jugabilidad impecable y animaciones memorables. Es un buen juego que sirve para descubrir los inicios de la serie Metal Slug, la cual siguió con un concepto parecido pero fue superándolo en cada aspecto posible, con más armas, más vehículos y con mucho sentido del humor.

¿Ustedes ya lo conocían? ¿Cuál prefieren In the Hunt o la serie Metal Slug? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Super Sidekicks (Switch) – Reseña / Retro Bits

Es un juego de futbol que lanzó SNK en 1993 para recreativas y ahora podemos decir que es el primer juego de futbol que aparece para el Switch de Nintendo. La compañía Hamster se ha dedicado a sacar juegos retro de Neo Geo para esta consola de manera digital, a través de los meses han sacado al menos un juego por semana, su catálogo actual incluye varias entregas de King of Fighters, Metal Slug y Fatal Fury.

La jugabilidad es muy sencilla puedes disparar y realizar pases. El botón de pase se comporta dependiendo del tiempo que lo presiones, si lo presionas rápido hace un pase al ras y si lo dejas presionado un poco más manda un pase bombeado. A la hora de defender el botón disparo se convierte en barrida y el pase se convierte en carga con el hombro. Estos son los movimientos que tienes a tu disposición para dominar el juego.

El juego te avisa cuando tu jugador se coloca en una buena zona para disparar a portería, esto sucede cerca de los linderos del área y para indicarlo aparece la leyenda “Shoot” arriba de tu jugador. No garantiza que el disparo vaya a ser un gol pero si es una buena oportunidad para meter en problemas al portero. Dicho sea de paso, los goles más comunes en este juego suelen ser de rebote, hay que estar muy atentos cuando el portero rechaza los balones.

Cada equipo tiene un jugador especial que es más rápido y realiza mejores disparos que el resto, este jugador lo identificas porque sobre el aparece la leyenda “Ace”. Dependiendo el equipo es la posición de este jugador estrella, en equipos más ofensivos suele ser el delantero y en equipos defensivos suele ser un mediocampista o un defensa.

El árbitro es muy malo, puedes derribarlo sin ser sancionado, no suele marcar todas las faltas y aunque repartas patadas a diestra y siniestra, nunca te expulsa. El chiste es que se mantenga el mismo número de jugadores en cada equipo y validar el juego rudo. Aunque no hay expulsiones, cuando sancionan una falta fuerte hay una animación donde puedes ver el enojo del rival, esto le da un buen sabor a los partidos.

Actualmente se puede decir que sus gráficos no son tan espectaculares, lo que hace la diferencia son las animaciones especiales de gol o de falta. No son muy variadas pero sí le dan mucha personalidad al juego, de hecho, este tipo de animaciones se convirtieron fundamentales para la franquicia. Un detalle gráfico que usan poco pero que me pareció agradable es que la cámara se aleja cuando va a despejar el portero, esto permite apreciar el tamaño del campo.

El juego te da la oportunidad de disputar la copa SNK, que es igualita a la copa del mundial pero no cuentan con los derechos para llamarla así y también puedes jugar partidos contra un amigo en la modalidad ‘versus’.  Conforme avanzas en la copa la dificultad se eleva considerablemente, si logras mantener un empate tienes la opción de jugar una revancha o de irte a tanda de penales. Los penales son muy sencillos, solo tienes tres opciones de disparo, izquierda, derecha o en medio, igual para atajar.

En ocasiones disputas partidos en días lluviosos o de noche. La lluvia no cambia en nada la jugabilidad pero es un detalle que le da variedad en el aspecto visual. Algo que me pareció raro fueron los uniformes de algunos equipos, el de México parece que está basado en la bandera catalana, el de España parece más bien el de Portugal porque es rojo con detalles en verde. Y así pasa en varias ocasiones. No es algo que afecte mucho al juego pero sí es raro ver a México con un uniforme rayado amarillo con rojo.

Como en todos los lanzamientos de Hamster no hay juego en línea pero puedes subir tus mejores puntuaciones, puedes hacer esto en el modo de juego ‘arcade’ o en dos modalidades exclusivas que tienen este objetivo, la primera es ‘Hi Score’ donde intentas conseguir tu mejor récord con una sola moneda y la segunda es la modalidad ‘Caravan’ donde intentas meter la mayor cantidad de goles en cinco minutos.

También está la versión japonesa del juego a tu disposición. En realidad no cambia mucho el juego, solo el título y algunas instrucciones están en japonés, las voces y la mayoría de los letreros, como el de disparo, aparecen en inglés. Es un buen detalle para poder decir que tienes una versión completa del juego pero no hace mucha diferencia.

Este re lanzamiento en Switch también te permite modificar la dificultad del juego y checar varios filtros para darle una apariencia ‘retro’, como si lo estuvieras viendo en un monitor viejo.

Super Sidekicks es un juego entretenido, fue mejorando mucho en sus entregas siguientes, de hecho, la tercera entrega es de mis juegos favoritos para recreativas. En esta ocasión es una buena opción para los que quieren echar una reta llena de nostalgia en el Switch.

¿Ustedes llegaron a jugar este título o alguno de la serie? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Captain Commando (Arcade) – Retro Bits

Captain Commando inició su vida como mascota de Capcom, de hecho, su nombre deriva del de la marca. El objetivo de este personaje era felicitar a los consumidores por comprar juegos de Capcom, por lo general aparecía en los instructivos de juegos como Ghosts n Goblins, Mega Man, 1942, etc. Donde solía portar un traje de piloto espacial, en el juego Section Z, el mismo instructivo revela que el piloto que controla la nave es el mismo Captain Commando.

A la hora de protagonizar su propio título, se optó por una jugabilidad estilo Final Fight, donde vas abriendo paso por la ciudad venciendo a un sin número de malhechores. Captain Commando también puede ser considerado una secuela futurista de Final Fight ya que ambos están situados en la misma ciudad, Metro City, la única diferencia es que este juego se sitúa en el año 2026, mostrando un entorno futurista.

Los niveles son un tanto interactivos, puedes romper vitrinas y algunos elementos del mobiliario. Lo que es agradable es la variedad de niveles, todos son muy diferentes y cada entorno tiene su encanto. Destacan el museo, el barrio japonés, un circo, un laboratorio y en los últimos niveles te encuentras en una nave espacial. También hay un nivel que me recordó un poco al juego de las Tortugas Ninja donde surfeas, aunque aquí esta secuencia es más rápida, sirve de transición entre niveles y para darle un poco de variedad.

En esta aventura, Captain Commando no está solo, su equipo está conformado por un bebé genio llamado Baby Head, quien construyó un robot para ser transportado y poder pelear. Una momia llamada Mack the Knife, quien como su nombre lo indica es una momia que pelea ayudada con cuchillos y el ninja Ginzu, su nombre siendo referencia a esos cuchillos famosos de los infomerciales noventeros, sí, esos que podían cortar latas y zapatos.

Cada personaje tiene un golpe especial al presionar al mismo tiempo los dos botones, también hay un ataque especial a la hora de saltar y golpear, por ejemplo Captain Commando a la hora de saltar y atacar cuenta con un lanzallamas. El combate, en sí, tiene un poco de variedad, puedes agarrar a los oponentes, aventarlos o brincar con ellos y hacerles una llave.

Hay aditamentos que puedes recolectar en cada nivel como armas o vehículos, las armas suelen ser lentas para disparar pero son poderosas si conectas un disparo a tus enemigos. Los vehículos son una especie de trajes robóticos, como el que usa Baby Head pero más grandes, que pueden incendiar o congelar a tus enemigos.

Los enemigos comunes y corrientes, vaya, los que vienen siendo carne de cañón, parece que son una evolución distópica de los que aparecieron en Final Fight. Es como si hubieran seguido los malos pasos de sus abuelos. Hay algunos villanos que llamaron mi atención ya que parece que están haciendo un ‘cosplay’ de la película Alien. Me pareció curioso que cuando un enemigo con espada te mata te puede partir en dos, es un detalle un tanto ‘gore’ que sobresale.

Scumocide (o Genocide en Japón) es el villano principal, dedicado a la ingeniería genética descubre la manera de crear super villanos para tratar de controlar el mundo desde su estación satelital. El resto de los jefes finales de cada nivel van desde un rockero gigante, un ninja, hasta Doppel quien toma la personalidad y los movimientos de los protagonistas del juego.

Después de este título Captain Commando no ha vuelto a ser protagonista de una aventura propia, apareció en la serie Marvel vs. Capcom y en el RPG para Nintendo 3DS Project X Zone 2. La versión para recreativas de Captain Commando está disponible en la compilación Capcom Classics Collection vol. 2 para Playstation 2 y en Capcom Classics Colección Remixed para PSP. Me gustaría que Capcom le volviera a dar un poco más de protagonismo a este personaje.

¿Ustedes llegaron a jugarlo en recreativas o en la versión casera de Super Nintendo?   ¿Cuál prefieren Final Fight o Captain Commando? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Wave Race 64 (Nintendo 64) – Retro Bits

Fue de los primeros juegos que salieron para el Nintendo 64. En el lanzamiento de la consola los jugadores se quedaron asombrados con la libertad que daba Super Mario 64 y Pilotwings 64 fue un buen complemento, pero fuera de esos dos títulos no había nada más. Wave Race 64 salió para acabar con ese periodo de “sequía” que sufrió la consola en sus primeros meses.

Es un título de carreras con motos acuáticas que sobresale por la manera en la que recrean el agua. Las olas que hay en cada circuito son únicas y se comportan de manera impredecible. Esto aunado a que tu vehículo reacciona de manera diferente con cada ola haciendo que sea un verdadero reto controlarlo. El motor físico que hicieron para este juego es increíble, fue perfecto para mostrar el poder y la versatilidad de la consola de Nintendo.

Originalmente los vehículos que iban a estar a tu disposición eran lanchas futuristas, antes de su lanzamiento las cambiaron por motos acuáticas. Esto fue para que los vehículos se sintieran más ligeros y fáciles de controlar, también le da más carisma al juego ya que puedes ver a los personajes que las manejan. En muchos artículos previos al lanzamiento de Wave Race 64 se pueden ver los vehículos originales.

Los circuitos son variados y cada uno cuenta con obstáculos muy particulares. El que más me llama la atención es el último ya que ahí cada vuelta que pasa baja la marea haciendo diferente la ruta ideal para lograr tu mejor desempeño. Me encantaría que el juego ofreciera más circuitos así. Lo que puedes ajustar en el menú de opciones es la fuerza de las olas. Eliges entre calmadas, salvajes, al azar o por defecto.  Es muy bueno que puedas personalizar este aspecto porque así los circuitos pueden sentirse totalmente diferentes.

A la hora de controlar tu ‘jet ski’, además de enfrentarte a los cambios en la marea, tienes que esquivar boyas rojas y amarillas, estás indican una ruta ideal en la pista y también sirven como una especie de puntos de control, te muestran por donde las tienes que rebasar, ya sea por izquierda o por derecha, si lo logras aumenta tu velocidad y si no, cuenta como una falta, puedes acumular hasta cinco faltas en una carrera. Mi única queja con este juego es que hay veces en que parece que las boyas salen de la nada, haciendo que esquivarlas se vuelva más complicado.

Hay tres modalidades: campeonato, carrera a contrarreloj, acrobacias y contra otro jugador. Campeonato es el modo estándar donde recorres todos los circuitos y tratas de quedar en las mejores posiciones carrera tras carrera para sumar más puntos y ser el ganador. En acrobacias pasas por aros para obtener más puntos y hay rampas para que puedas realizar diferentes suertes. Esta modalidad es muy útil para que seas mejor en el control de tu ‘jet ski’.

Son cuatro personajes a tu disposición, hay tres chicos y una chica. Hayami es balanceado, Stewart es más ágil, Mariner es un poco más robusto y es el que más sobresale en cuanto a diseño, a la hora de controlarlo si se siente más pesado sobre todo en las vueltas y Jeter es mejor para las acrobacias, su control parece ser más sensible, se siente hasta flojo el manejo de su vehículo.

El juego tiene patrocinio de Kawasaki. Lo curioso fue que todas las referencias a la marca fueron borradas de la versión que apareció para la consola virtual de Wii, pero cuando el juego fue lanzado para la consola virtual del Wii U la publicidad de Kawasaki volvió a estar en su lugar.

A pesar de que la versión de Nintendo 64 es la más recordada de la serie, existió una entrega anterior para el Game Boy llamada Wave Race y contaba con una vista senital, también existió una secuela para el Game Cube llamada Blue Storm.

Wave Race 64 es un título que recuerdo con mucho cariño por lo impredecible que son sus olas, hacen que cada carrera sea un reto. Gran parte de la belleza del juego es que es muy fácil aprender a jugarlo pero la dificultad viene con el comportamiento de la marea. Lo mejor de este juego, además de que es un clásico, es que resulta fácil conseguirlo gracias a la tiendas virtuales del Wii y del Wii U. Es una de esas franquicias de Nintendo que me gustaría que retomaran con una nueva secuela.

¿Lo llegaste a jugar? ¿Cuáles son tus juegos favoritos de Nintendo 64? Comenten y recuerden este título con nosotros, hasta la próxima.

 

 

 

The House of the Dead (Saturn) – Retro Bits

Es un juego de disparos para recreativas que lanzó Sega en 1997, al año siguiente apareció la versión para Saturn, la cual estamos usando para este video.

La trama empieza cuando los agentes Thomas Rogan y G reciben una llamada de auxilio de su colega Sophie, quien se encuentra atrapada en una mansión llena de zombis.  El culpable de todo esto es el Dr. Roy Curien, quien, al investigar sobre la vida y la muerte, enloquece y crea una legión de monstruos que merodean su mansión.

La historia trata de emular las películas de zombis de bajo presupuesto y hace lo justo para lograrlo ya que tiene todos los elementos, héroes, un científico loco y monstruos insaciables de sangre. Y, al ser un juego de disparos, está lleno de acción.

El juego sobresale por sangriento y porque tus disparos descuartizan a los zombis. Claro, disparar a la cabeza siempre te garantiza que caerán más rápido pero también te puedes divertir con ellos volando sus brazos o agujerando sus torsos.

La versión casera de Saturn trata de ser menos agresiva cambiando la sangre de rojo a verde. En lo personal, después de jugar un buen rato esta versión olvidé que la sangre roja era la original, el verde contrasta muy bien con los enemigos, sí, le quita cierto realismo, por así decirlo, pero resulta un tanto lógico que los monstruos tengan sangre de otro color. Por cierto, hay un código secreto que te permite cambiar el color de la sangre entre púrpura, verde, azul y rojo, este código también te da vidas ilimitadas y deja que selecciones el nivel que quieras.

La jugabilidad es bastante sencilla le disparas a todo ser agresivo que te aparezca en pantalla, para recargar debes disparar fuera de la pantalla. A lo largo de los niveles encuentras científicos en peligro y si logras salvarlos suelen darte una vida o monedas a cambio. Si quieres lograr una mayor puntuación hay monedas escondidas en varios elementos que puedes romper como cajas y jarrones. También hay ciertos interruptores o puertas, que al dispararles pueden hacer que tu personaje tome una ruta diferente.

Hay una buena variedad de enemigos, desde el zombi tradicional, delgado y sin mucho carisma, hasta zombis musculosos o panzones. También hay unos que parecen sanguijuelas, otros que se mueven como simios y te atacan con sus garras. Siempre hay un enemigo con características diferentes para sorprenderte.

Vale la pena destacar los jefes que aparecen al final de cada nivel, sus patrones de ataque son variados y antes de enfrentarlos aparecen anotados en tu libreta sus puntos débiles, salvo el último jefe, donde tienes que averiguar sus debilidades por ti mismo. Los dos primeros jefes del juego aparecen en el último nivel para darte una especie de revancha y después de vencerlos puedes enfrentar al jefe final.

El juego cuenta con tres finales, cada uno depende de los créditos que uses, el primero solo abandonas la mansión, en el segundo Sophie sobrevive y en el tercero aparece Sophie convertida en zombi. Durante los créditos la cámara recorre toda la mansión hasta salir de ella.

En esta versión de Saturn lo peor son los gráficos, vaya es algo que desde su lanzamiento los críticos se quejaban ya que no estaban a la par de la versión para recreativas. Ahora, con el paso del tiempo, puedo decir que no han envejecido bien, las texturas se ven borrosas y los personajes están hechos con pocos polígonos, se nota que le dieron prioridad a que los zombis se pudieran desmembrar a que fueran diseños más complejos. Aunque la versión ‘arcade’ se ve más “limpia” gráficamente hablando, las dos se juegan igual, vaya son el mismo juego. Solo que en Saturn parece que estás viendo el juego a través de un cristal sucio.

Aquí se muestra una buena evolución en los juegos de disparos sobre rieles con respecto a otros títulos de Sega como Virtua Cop, ya que el recorrido de tu personaje es más dinámico e interactúa con varios elementos, por ejemplo, hay enemigos que te pueden empujar y dejar colgando de un brazo, también tu personaje enfoca su atención en diferentes puntos cuando algo le parece sospechoso. Esto provoca que no parezca una galería de tiro donde tú estás parado y los enemigos solo aparecen para que les dispares.

The House of the Dead es el juego perfecto para saciar tu sed de sangre y desmembramiento de zombis. Ha tenido varias secuelas, incluso hay una versión para Steam llamada The Typing of the Dead Overkill, en la cual se incluye la entrega más reciente, controlando todo con el ‘mouse’ de tu computadora y también ofrece una variante que te enseña a escribir rápido y controlas con el teclado. Básicamente escribes palabras para matar zombis.

¿Han llegado a jugar alguna entrega de esta serie? Comenten y recuerden este título con nosotros, hasta la próxima.

 

X-Men: Children of the Atom (Saturn) – Retro Bits

Es el inicio de la colaboración entre Capcom y Marvel en juegos de peleas. Apareció para recreativas en 1995 y salió para Sega Saturn en 1996, la versión de Playstation tardó mucho en salir y no fue tan buena que digamos, apareció en 1998, para este entonces ya habían salido otros títulos de la serie como Marvel vs. Street Fighter, así que daba la sensación que su lanzamiento fue “por no dejar”. Era una versión muy limitada, le faltaban muchos cuadros de animación, diálogos, etc.

Al Playstation le costaba trabajo reproducir versiones fieles de juegos ‘arcade’ de peleas en dos dimensiones debido a que su memora RAM no era tan poderosa. El Saturn tenía la ventaja de que podías conectarle un cartucho que le daba 4 MB de RAM extras y ya con esto era más fácil hacer la conversión de juegos de pelea más atascados como X-Men vs Street Fighter.

El concepto consiste en llevar a los X-Men a un juego estilo Street Fighter II. Lo interesante es que no solo pusieron a Wolverine, Cyclops y compañía en Street Fighter II y se durmieron en sus laureles, adaptaron el sistema de pelea para que se sintiera como un combate digno de superhéroes. Agregaron combate aéreo, así que los escenarios son muy altos, esto permite que continúes  peleando en el aire o que hagas malabares con tu oponente si realizas una buena combinación.

El estilo visual está basado en la caricatura noventera de X-Men, Capcom siguió utilizando estos diseños y sus animaciones hasta Marvel vs. Capcom 2. Para darle un grado extra de autenticidad utilizan a los mismos actores de doblaje que en la caricatura. Los personajes son de buen tamaño, por ejemplo el Sentiela es enorme, si se siente imponente. Algunos personajes tienen movimientos y estilos parecidos a los de Street Fighter II, por ejemplo Colossus se parece un poco a Zangief y Spiral estira sus brazos como Dhalsim.

Solo hay un personaje de Street Fighter que aparece en este juego y es Akuma, su participación es muy parecida a la de Super Street Fighter II Turbo donde si derrotas a todos los rivales sin perder te reta a pelear.

Jugándolo recientemente me parece grato que aparezcan en el juego personajes que Marvel ha olvidado un poco con el paso del tiempo como es el caso de Omega Red.

Me gustaron los escenarios, al estar inspirados en la serie animada me traen gratos recuerdos, también es muy vistoso que algunos sean interactivos, por ejemplo hay un puente donde puedes destruir el suelo. También hay escenarios que cambian conforme avanza la pelea, el nivel del ‘Danger Room’ simula diversos ambientes durante los combates.

La versión casera de Saturn fue distribuida por Acclaim, cuenta con algunos modos adicionales como supervivencia y batalla por grupos, el cual es básicamente un modo de torneo. Como era tradicional en esa época el modo principal es la modalidad ‘arcade’.

Algo que me sorprendió de la versión de Saturn es que es muy difícil, avanzas cuatro peleas sin mucho problema pero después la computadora no tiene piedad, aun bajando la dificultad en el menú de opciones me costó trabajo ser competente contra la computadora después del cuarto rival. Esto me parece un poco raro ya que otras ediciones caseras como X-Men vs Street Fighter no son tan difíciles, al menos en mi experiencia, es el juego de pelea de Capcom más difícil desde Super Street Fighter II Turbo para ‘arcade’.

X-Men: Children of the Atom es un buen juego con un gran sistema de combate. Lo recuerdo con cariño porque aquí fue donde sentaron las bases para una época dorada de ‘cross-overs’ entre Capcom y Marvel, porque le siguió Marvel Super Heroes, después X-Men vs Street Fighter, Marvel vs Street Fighter, hasta llegar a Marvel vs Capcom.

¿Ustedes lo llegaron a jugar? ¿Cuál es su juego favorito de los ‘cross overs’ entre Capcom y Marvel? Comenten y recuerden este juego con nosotros, hasta la próxima.

Die Hard Arcade (Saturn) – Retro Bits

Es un juego para recreativas y Sega Saturn que salió en 1996 y fue creado por Makoto Uchida, quién también hizo Golden Axe y Altered Beast. El juego es un clásico ‘beat em up’ donde abres tu paso a golpes en cada nivel.

En Japón salió sin la licencia de Duro de Matar y se llamó Dynamite Deka. Fue hasta el lanzamiento occidental que usaron los derechos y el personaje principal se convirtió en John McClane. El juego se mantiene igual en las dos versiones. La trama consiste en que un grupo de terroristas secuestran un edificio donde se encuentra la hija del presidente, John McClane y Kris Thompsen se infiltran en el edificio para rescatarla.

El juego hace buen uso de la licencia de Die Hard y es muy entretenido pero se siente exagerado, fácilmente te das cuenta que lo diseñó un grupo japonés. La premisa es lo más elemental de Die Hard, terroristas secuestrando un edificio, la manera en que los puedes derrotar es lo que hace que todo se salga de proporción. Puedes utilizar como armas desde pimienta hasta lanza misiles y armas anti tanques. Hay que recordar que esto lo usas para vencer personas comunes y corrientes en cuartos relativamente pequeños.

La jugabilidad es bastante sencilla, puedes golpear, patear, brincar y correr, si corres y presionas el botón de golpe puedes derribar a tus enemigos. No puedes atacar hacia arriba, abajo o en diagonal de la pantalla, tus ataques están limitados hacia la izquierda o la derecha, así que debes alinearte con los enemigos si no se encuentran justo en frente de ti. Es como pasaba en los juegos tipo Streets of Rage, solo que al ser un juego poligonal aquí se siente como una limitante.

Para darle variedad al juego hay algunas secuencias donde tienes que presionar rápidamente el botón indicado, normalmente esto pasa cuando tu personaje va corriendo hacia el siguiente nivel, encuentra un obstáculo, el cual debe esquivar, o un rival, al cual puede vencer de un puñetazo, y seguir con su camino. Si no presionas el botón correcto ahí te detienes y debes derrotar más enemigos.

En algunos niveles hay jefes con distintas temáticas para darles personalidad, desde luchadores de sumo hasta jugadores de futbol americano. La pregunta es ¿Qué demonios hacen un luchador de sumo y un jugador de americano como parte de una organización terrorista? Esto le da un toque cómico al juego aunque todo se sienta inusual y extremo. Los enemigos más comunes absorben un montón de balas antes de morir, es más, creo que es más fácil vencerlos a patadas que con disparos.

Un detalle gráfico que utilizan para que el juego se sienta más como Die Hard es que conforme pasan los niveles John McClane va perdiendo ropa hasta quedarse en su icónica playera sin mangas como en la primera película.

Sega Saturn fue el hogar de la versión casera de Die Hard Arcade, incluye un juego clásico de Sega de 1979 llamado Deep Scan, en donde usas un buque de guerra para destruir submarinos lanzando minas. Es un juego fácil de dominar y se puede volver algo adictivo, los puntos obtenidos aquí se convierten en vidas extra que puedes usar en Die Hard Arcade. En un principio creí que iba a ser casi imposible acabarlo con las vidas que te daba el juego, cuando descubrí que las vidas extra las obtienes por medio de Deep Scan, me pareció una manera entretenida de hacer que juegues este clásico.

La versión japonesa tuvo dos secuelas, Dynamite Cop y Asian Dynamite, la primera alcanzó a llegar al mercado occidental para el Dreamcast, solo que se vendió sin la licencia de Die Hard, así que mundialmente fue conocida como Dynamite Cop y el protagonista se llama Bruno Dellinger. La versión original de Die Hard Arcade, Dynamite Deka, fue lanzada en la tienda virtual de Playstation Network en Japón, incluye gráficos mejorados. Lamentablemente esta versión digital no ha llegado a occidente.

Die Hard Arcade es un juego lleno de acción el cual mantiene ciertos detalles de la película pero se preocupa principalmente por ser un juego divertido, olvidando cualquier sutileza que se pudiera encontrar en las películas. En lo personal, el juego de la serie que jugué más fue Dynamite Cop en Dreamcast, lamentablemente la serie no fue suficientemente popular como para tener más secuelas o remasterizaciones, al menos en el continente americano.

¿Ustedes llegaron a jugar Die Hard Arcade? ¿Cuál es su juego favorito basado en esta franquicia cinematográfica? Comenten y recuerden este título con nosotros, hasta la próxima.

Art of Fighting (SNES) – Retro Bits

Después del éxito de Fatal Fury y de la popularidad del género de peleas, gracias a Street Fighter II, SNK lanzó Art of Fighting en 1992, un juego con el espíritu de las películas de artes marciales ochenteras.

La versión de Super Nintendo es muy fiel a la original de recreativas, lo único que cambia es que los personajes son menos detallados y de menor tamaño. En la versión ‘arcade’ los peleadores mostraban daño físico, aquí no. Aun así, los gráficos en Super Nintendo son bastante buenos, los personajes son enormes y los entornos variados. Conserva el detalle gráfico de las recreativas en el que la cámara hace acercamientos cuando los peleadores están más juntos.

Hay un modo de historia donde el protagonista Ryo Sakazaki busca a su hermana secuestrada con la ayuda de su amigo Robert García, ambos recorren bares, callejones, fábricas, demás lugares siguiendo las pistas que obtienen.  (Nota adicional: En Street Fighter Alpha crearon a Dan, una mezcla torpe de Ryo y Robert García para burlarse del parecido que tiene Ryo con Ryu y Ken).

Un momento emblemático de la serie, sobre todo para los adolescentes que lo jugaron en su época, fue la gran revelación de que King, un elemento de seguridad de un club nocturno, en realidad es mujer. Esto lo descubres al vencerla con una bola de fuego la cual rompe su blusa y puedes ver su ropa interior. En la versión de Super Nintendo medio censuraron esto porque dejaron la ropa interior del mismo color de su camisa para que no se notara tanto.

En la modalidad versus ya puedes elegir a más personajes, algunos son un poco genéricos, lo cual es un mal persistente en los juegos de pelea, pero hay un personaje que llamó mucho mi atención, John, el cual es una copia barata de Guile de Street Fighter, su vestimenta, su escenario y hasta sus movimientos son sospechosamente similares.

La jugabilidad es muy parecida a la de Fatal Fury, viene de la “escuela” de movimientos de Street Fighter II donde la mayoría de los ataques especiales se realizan con secuencias que simulan una “U” en la cruz direccional. La diferencia con Street Fighter II, en cuanto a jugabilidad, es que aquí hay solo tres botones, golpe, patada y agarre. Aquí agregan unas secuencias más complicadas para movimientos más poderosos, como marcar una “U” hacia atrás y luego adelante para lanzar una bola de fuego que baja buena parte de la barra de energía del oponente.

Hablando de “barras de energía”, existe una segunda barra, una de poder, la cual te limita para hacer movimientos especiales, cuando se acaba tu personaje se cansa y ya no puede lanzar bolas de fuego o patadas especiales. Dicha barra de “poder” se puede recargar manteniendo presionado el botón de golpe o el de patada, esta recarga es riesgosa porque te deja expuesto por unos momentos a los ataques de tu rival.

Los niveles de bonificación son variados y puedes elegir el que más te guste, puedes romper botellas, bloques de hielo o practicar lanzando varias bolas de fuego en un tiempo determinado. Es grato que puedas elegir entre varias opciones, así puedes evitar la que no te guste.

También entre niveles te explican los movimientos especiales, esto era muy útil en la versión “arcade” porque no contabas con un instructivo y conforme avanzabas en el juego ibas aprendiendo.

El modo de historia y sus gráficos detallados hacen que Art of Fighting sobresalga con respecto a otros juegos de pelea de la época, varios de sus personajes, como Ryo, Robert, King y Takuma, han perdurado en la serie King of Fighters, la cual inició como un torneo entre los personajes más populares de los juegos de SNK.

¿Llegaron a jugar este juego en recreativas o en Super Nintendo? ¿Cuál es su serie de pelea favorita de SNK? Comenten y recuerden este título con nosotros. Hasta la próxima.

 

Batman Returns (SNES) – Retro Bits

En mi infancia Batman Returns se convirtió en mi juego favorito del Caballero de la noche.  Batman de NES me parecía muy frustrante y pasaron años para que le tuviera la paciencia necesaria.

Konami hizo un gran trabajo con Batman Returns, se encontraban enrachados haciendo juegos de acción clásicos como los de las Tortugas Ninja y el de Los Simpson para recreativas.

Aquí combinaron todos los aspectos que tenían dominados, tomar una buena licencia, hacer que todo se sienta auténtico y agregar una gran jugabilidad.

La presentación del juego es excelente, los personajes están detallados y son de buen tamaño, sobre todo Batman y los jefes de cada nivel. Los enemigos que son carne de cañón tienen apariencia y ataques variados. Encuentras diablos, payasos, traga espadas, hombres en zancos, malabaristas, calaveras en motocicletas, vaya, todos los secuaces salidos directamente del circo malvado del Pingüino.

Capturan a la perfección el espíritu de la película. Me encantan los pequeños detalles sacados directamente de la cinta, el primer jefe es un payaso que tiene a Selina Kyle de rehén y para empezar el combate tienes que golpearlo con un pedazo de pared justo como en la película. Estos momentos le dan mucho carisma al juego.

Los escenarios visualmente están a la par de los personajes, tienen varios elementos interactivos como ventanas que puedes romper cuando les avientas un enemigo. También hay algunos elementos, como estatuas, postes o algunas columnas que aparecen en primer plano y hacen que luzca más la arquitectura de Ciudad Gótica.

Además de los escenarios y de los enemigos a los que enfrentas la música es excelente,  es una adaptación de la banda sonora que hizo Danny Elfman para la película, te pone en el mejor estado de ánimo para enfrentar a una banda circense malévola en navidad.

También tiene una narrativa más convencional donde te cuentan la historia mediante imágenes de la película y con texto. Aunque esto era muy común en su época utilizan algunos elementos extra para darle mayor vida, por ejemplo, antes de que empiece el juego, después del texto, se ve el batimovil recorriendo la ciudad para dejarte justo en la acción.

El combate consiste en golpear y brincar, lo que hace que este juego se sienta especial es que cada golpe es contundente, Batman se siente implacable. La jugabilidad te permite aturdir a tus enemigos, agarrarlos y aventarlos, ya sea a otro enemigo, al suelo o contra la pared. Cuando los estrellas contra la pared llegan a afectar los escenarios rompiendo ventanas, abollando postes o quebrando bancas de madera. También puedes agarrar dos enemigos al mismo tiempo y chocar sus cabezas.  Al brincar extiendes tu capa para derribar momentáneamente a los villanos.

Hay “batarangs” y un gancho a tu disposición, los “batarangs” sirven para detener momentáneamente a tus enemigos. El gancho te ayuda a columpiarte mientras das una patada. En ciertos niveles tu movimiento se reduce a un plano de dos dimensiones donde solo puedes avanzar de izquierda a derecha y aquí tus ataques se limitan solamente a usar el “batarang” y en segmentos de plataforma puedes usar el gancho para no caer. Existe un ataque especial el cual es un tubo de ensayo que, al arrojarlo, les baja energía a todos los enemigos que están en la pantalla. Es muy útil a la hora de enfrentarte a los jefes de cada nivel.

Además de la acción derivada de golpear a tus enemigos hay un nivel donde puedes conducir el batimovil, es justo para recrear la escena donde el Pingüino lo controla de manera remota, aquí solo avanzas disparándole a calaveras en motocicletas hasta llegar a la camioneta del Pingüino y eliminarla. Es un nivel que no tiene mucha profundidad pero que le da variedad al juego y poder controlar el batimovil siempre es bienvenido.

Existieron otras versiones de Batman Returns como la de Nintendo y la de Genesis pero son totalmente diferentes, solo se parecen en la licencia.

Batman Returns para Super Nintendo se mantiene como un gran juego, a pesar de ser parecido a títulos como Final Fight o Teenage Mutant Ninja Turtles, tiene su propia identidad y hace que sea muy satisfactorio recorrer los escenarios de la película así como vencer a todos los enemigos. Hasta el organillero malvado de la cinta aparece como jefe de un nivel. La presencia de Gatúbela y del Pingüino se vuelve emblemática gracias a la recreación tan fiel que hacen de sus contrapartes cinematográficas.  Este es sin duda uno de los mejores juegos del Caballero de la Noche.

¿Llegaron a jugarlo en su momento? Y ¿cuáles son sus juegos favoritos de Batman? Recuerden este clásico con nosotros.

Si quieren añorar más juegos retro y ver reseñas de juegos actuales suscríbanse a nuestro canal de Youtube, gracias por su atención y hasta la próxima.