Category Archives: Gaming – Review

Street Fighter 30th Anniversary Collection (Switch) – Reseña

Esta colección incluye las versiones para recreativas de todos las ediciones de Street Fighter, Street Fighter II, III y la serie Alpha. Son doce juegos en total. Hay que tomar en cuenta que, al ser las versiones para maquinitas, son un poco diferentes a las versiones para consolas caseras. Lo más notable es que su dificultad es más elevada, vaya, eran juegos hechos para que gastaras monedas. Pero en varios juegos, he notado, que conforme vuelves a intentar, la dificultad baja un poco para dejarte avanzar.

El único juego que se vuelve solo para expertos es Super Street Fighter II Turbo, esto no es exclusivo de esta compilación, siempre que han lanzado la versión de recreativas de este juego, su dificultad es muy elevada, al grado de que hasta vencer al primer contrincante resulta complicado. Estaba leyendo en foros, y al parecer, esto se debe a que la versión americana de este juego tiene un error de programación, que, aunque bajes la dificultad del juego en la configuración, el juego siempre va a estar en lo más difícil.

Todos los demás juegos de esta colección son relativamente fáciles de terminar, puedes ajustar su dificultad y también puedes salvar tu partida en el momento que desees, así que si ya pudiste ganar un ’round’ puedes salvar y continuar desde ahí las veces que quieras.

Lo único malo de esta colección, es que, al enfocarse en las versiones para recreativas de los juegos, se pierden ciertas adiciones de las ediciones caseras. Cito el caso concreto de Street Fighter Alpha 3, el cual en sus ediciones para Dreamcast y PSP tienen más personajes y varias modalidades, como World Tour donde peleas para ganar experiencia, todo esto le da mucha re jugabilidad a estas versiones del juego y, en esta colección todo esto se encuentra ausente.

Antes de elegir cada título de esta colección puedes configurar, su dificultad, su velocidad y el daño que le hace cada golpe, estas opciones varían de juego en juego. También puedes leer un poco sobre la historia de cada lanzamiento, trivia y algunos trucos, por ejemplo, en algunos títulos puedes desbloquear modalidades de torneo, vestimentas especiales o personajes secretos. Cuando pausas el juego puedes obtener la lista de movimientos para tu personaje y ajustar la pantalla, si quieres estirar la imagen o que guarde su proporción original. También te deja usar filtros para que se vea como un monitor viejo, algo que es muy común en las compilaciones de juegos retro.

Me agradó que cada juego cuenta con un marco diferente para recrear la experiencia de estar jugando en el gabinete original, es un detalle relativamente sencillo pero que le da mucha personalidad a esta colección y ayuda a elevar el factor nostalgia.

Lo mejor de esta colección es la sección de museo, es un recuento año por año con imágenes y texto de todo lo relacionado con la franquicia Street Fighter, desde bocetos, arte promocional, mercancía, versiones previas, etc. También hay apartados para los personajes y para la música del juego, puedes ver las animaciones de cada personaje por movimientos y ver cómo han evolucionado en cada entrega de la serie donde aparecen. En la sección musical puedes escuchar por separado cada canción y efectos de sonido del ‘soundtrack’ de todos los juegos incluidos.

Me gustaría que hubieran incluido los documentales en video sobre la historia de Street Fighter que subieron a YouTube, pero aún así hay una gran cantidad de material interesante. Como la publicidad del primer Final Fight, donde todavía se llamaba Street Fighter 89, la única imagen que existe del Street Fighter cancelado para NES, arte que cuenta más sobre la vida cotidiana de los personajes (Blanka en el súper mercado, por ejemplo) o la aparición especial de Chun Li en Final Fight 2.

El arte se muestra en una buena resolución, en algunos casos hasta se alcanzan a ver los trazos del artista. Incluyen arte de la película animada de Street Fighter que salió en 1994. En texto mencionan la película protagonizada por Jean Claude Van Damme y el juego basado en esa cinta pero no hay material exclusivo al respecto, sospecho que es algo que Capcom quiere olvidar y no le dan importancia. En la historia también dejan un poco en el olvido la serie poligonal Street Fighter EX, no sé que tanto sea por cuestión de derechos, ya que estos juegos tienen algunos personajes que no son originales de Capcom, como Skullomania que le pertenece al desarrollador Arika.

De los doce juegos que se incluyen en esta colección puedes jugar cuatro en línea: Street Fighter II’ Hyper Fighting, Super Street Fighter II Turbo, Street Fighter Alpha 3 y Street Fighter III 3rd Strike. En resumen, los juegos definitivos de cada entrega son los que se pueden jugar en internet, esto ayuda a que no se dispersen tanto los jugadores y sea más fácil encontrar rivales. En la versión de Switch es fácil encontrar rivales, el único problema que me he encontrado es que me han tocado algunas partidas con mala conexión. Y aunque me toquen partidas fluidas, aún así se sienten un poco lentas, como con cierto retraso.

El primer juego de Street Fighter es el que más llamó mi atención de esta compilación, no porque sea el mejor juego del mundo, de hecho es el peor juego de la serie, pero es muy interesante ver cómo empezó todo. Solo puedes controlar a Ryu o a Ken, Ken está disponible cuando van a pelear dos jugadores al mismo tiempo, y los dos tienen los mismos movimientos. Los Haoudkens, Shoryukens y la hurricane kick son los movimientos especiales que puedes ejecutar, se hacen igual que en las siguientes entregas de la serie solo que aquí no puedes confiar en que salgan. Es una mezcla entre un buen ritmo y suerte para ejecutarlos a la perfección, lo bueno es que son muy poderosos, así que si logras conectar uno de ellos ya casi tienes la pelea ganada.

También llama mi atención la primera entrega de la serie porque Capcom la ha tratado como el “patito feo” casi no ha tenido versiones caseras, solo un lanzamiento, con un nombre diferente, Fighting Street para el Turbo Grafx CD, esta misma edición estuvo disponible para la Consola Virtual del Wii y también apareció en la compilación Capcom Classics Collection vol. 2 para Playstation 2, Xbox y PSP (la edición portátil se llama Capcom Classics Collection Remixed).

Al tener tantos juegos disponibles de la serie, me resulta interesante ver cómo fueron evolucionando poco a poco. Después de Street Fighter II, se volvió una serie que tenía una entrega cada año, empezaron con Champion Edition donde ya puedes controlar a los cuatro jefes, Balrog, Bison, Sagat y Vega, después con II Turbo, donde ajustaron la velocidad y les dieron nuevos movimientos especiales a los personajes y así se siguieron de largo, presentando nuevos personajes, movimientos, un sistema de combos y cada vez, alargando más y más el nombre del juego.

Street Figher Alpha, aunque seguía con la tendencia de sacar un juego al año, fue una bocanada de aire fresco, porque renovó la baraja de personajes y el estilo visual. También sirvió para volver a presentar personajes del primer Street Fighter que habían quedado en el olvido como Adon y Birdie, y para combinar Street Fighter con el juego de acción de Capcom Final Fight, presentando como nuevos peleadores a Guy y a Sodom.

En su momento, no probé mucho las tres versiones de Street Fighter III, porque ya cuando salieron para consolas caseras, como el Dreamcast, habían juegos más atractivos como Soul Calibur, Tekken Tag Tournament o Marvel vs. Capcom. Puedo decir que toda la serie de Street Fighter III es con la que estoy menos familiarizado y ahora, al poder probar estos títulos en esta colección, los he disfrutado como nunca. El diseño de los personajes, las animaciones, las adiciones al sistema de combate como el hecho de que ya puedes rechazar varios ataques de manera continua y contraatacar de inmediato, hacen que Street Fighter III: 3rd Strike sea uno de los mejores juegos de toda la serie.

A diferencia del lanzamiento del año pasado para Switch, Ultra Street Fighter II, el cual es bueno pero se sentía que ofrecía muy poco, Street Fighter 30th Anniversary Collection es un paquete completísimo que vale mucho la pena. Suele suceder, en este tipo de colecciones, que el factor nostalgia juega un papel importante para decidir si amas o no los juegos incluidos. En el caso de esta compilación puedo decir con toda seguridad que los juegos se mantienen vigentes gracias a su excelente jugabilidad. Y al tener tantas opciones disponibles siempre hay algo para los novatos y para los expertos. Por ejemplo, para un novato es fácil empezar con Street Fighter II o con Street Fighter Alpha ya que son juegos bastante amigables, los expertos se pueden ir directo a Super Street Fighter II Turbo o con Street Fighter III 3rd Strike.

Street Fighter 30th Anniversary Collection me parece una gran compilación para celebrar el juego de peleas que puso de moda el género y para disfrutar sus entregas más representativas a lo largo de los años. Es un paquete indispensable para agregarlo a tu colección, siempre se necesita aunque sea un juego de la serie Street Fighter para echar unas buenas retas con los amigos.

Advertisements

Super Sidekicks 2: The World Championship (Switch) – Reseña

Super Sidekicks 2: The World Championship es un juego desarrollado y lanzado por SNK en 1994 para recreativas de Neo Geo. Esta secuela se siente muy diferente a la primera parte. Cambia el aspecto gráfico y la jugabilidad.

En cuanto al aspecto gráfico, cambia la vista de la cámara, deja de ser cenital y ahora está más abajo, permitiendo cubrir una distancia más amplia. Los jugadores se ven más detallados y ahora hay diferentes modelos, unos con cabellera larga, otros con diferente color de piel. Ya no sientes que todos los jugadores son el mismo. También agregaron más animaciones para festejos, reclamación de faltas y para un mecanismo del juego que se llama oportunidad, donde la cámara se pone detrás del jugador y el juego te permite decidir dónde quieres colocar tu disparo.

Como ya estamos hablando de aspectos que tienen que ver con la jugabilidad, entremos de lleno en ese tema, ahora hay tres botones, uno para disparar, otro para realizar un pase bombeado y otro para adelantar un poco el balón, en la defensa estos comandos sirven para barrerse, realizar una carga y para cambiar de jugador. En esta entrega se redujo el tamaño de la portería, antes era muy ancha, ahora guarda una proporción más congruente con el tamaño de la cancha y de los jugadores. Los porteros siguen permitiendo muchos rebotes, la mayoría de los goles entran después de un rebote, una vez que el portero queda vencido.

Las opciones más claras de gol se generan cuando aparece la leyenda “Shoot” encima de tu jugador cuando está entrando al área rival, debes aprovechar este momento para presionar el botón de disparo, el cual sale potente y bien colocado, no siempre es gol, por lo general provoca que el portero rechace el balón y quede libre la portería. Todos los equipos tienen un jugador “As” quién es el más rápido y el más habilidoso, este tipo de jugador especial ya salía en el primer juego de la serie.

Las faltas son un volado, a veces las marcan y a veces no, puedes tirar al árbitro y sacarlo de la acción. Con el comando para dar una carga a veces tu jugador puede jalar a un rival de la playera y tirarlo al pasto, como ya lo mencioné, esto no siempre implica una sanción, depende del humor del árbitro o si estuvo al pendiente de la jugada. A diferencia de la entrega pasada aquí ya pueden expulsar a los jugadores, aunque es raro que esto pase porque suelen ser muy permisivos los silbantes.

Habíamos mencionado con anterioridad que había una nueva mecánica llamada oportunidad y que al activarla la cámara se colocaba detrás del jugador para correr a portería y realizar un disparo. Algo parecido hicieron con los cobros de tiros libres y con los lanzamientos de penales. En los tiros libres, la cámara se pone detrás del cobrador y te deja elegir dónde quieres que vaya dirigido el disparo.  A la hora de cobrar un tiro penal, la cámara se coloca detrás del balón, dándote una buena vista de la portería al fondo y puedes elegir hacía qué lado quieres cobrarlo. Esto le da variedad al juego y también hace que sea una experiencia más cinematográfica por así decirlo, agrega un poco de drama a estos momentos.

Lo mismo podemos decir de los festejos y los reclamos cuando hay una falta dura. El jugador que recibe una falta fuerte puede enojarse y quedar “encendido”. Los festejos de cada gol son memorables, desde las animaciones hasta la música, todo el que haya probado este juego en recreativas los recuerda.

Cambiaron la copa SNK por el campeonato mundial, no tiene licencia pero la copa del mundial es casi idéntica. Hay que recordar que este es un juego lanzado para coincidir con el mundial de Estados Unidos 94. De hecho cada selección juega en el grupo que le tocó en ese mundial, por ejemplo a México le toca contra Noruega, Irlanda e Italia en la fase de grupos.

Otra novedad de esta entrega es que después de elegir a tu selección nacional preferida puedes decidir entre varias mejoras para apuntalar a tu equipo en los aspectos que te sean más importantes. Estas pueden mejorar el rendimiento del equipo en general, la defensa, el ataque, la velocidad, el trabajo en equipo, el desempeño de tu mejor jugador o el de tu portero. En lo personal yo siempre elijo mejorar el ataque, es muy útil para ser contundente en las oportunidades de gol que generas.

En el aspecto sonoro el juego tiene música bastante pegajosa y las voces, sobre todo durante los festejos, generan un buen ambiente. No hay narración, hay audios para señalar anotaciones o faltas. El juego se puede poner en español y estos audios, aunque son limitados, también aparecen en nuestro idioma.

La dificultad del juego está hecha para que pases los primeros dos partidos y después te cueste trabajo avanzar. La inteligencia artificial te quita el balón con mayor rapidez y te complica mucho encontrar una oportunidad de disparo. Cuando empatas un partido tienes la opción de volverlo a empezar, de jugar muerte súbita (gol gana) o irte a tanda de penales. Puedes optar por irte a penales aunque estés en la fase de grupos del mundial.

Super Sidekicks 2 es la entrega que hizo que la serie tomara forma, esta secuela fue la base para los lanzamientos posteriores como Super Sidekicks 3 y Neo Geo Cup 98. En lo personal jugué más estos dos últimos, al menos en las maquinitas a las que yo iba en los noventa eran más populares que Super Sidekicks 2. Lo mismo había pasado en recopilaciones o en lanzamientos digitales, en SNK Arcade Classics vol. 1 viene el tercero y para el Neo Geo X sacaron el primero y el tercero, casi no había tenido la oportunidad de entrarle de lleno al dos, hasta ahora.

Este lanzamiento, como todos los de la serie ACA NeoGeo, ofrece las versiones japonesa y la americana del juego. Así como dos modalidades en las que peleas por obtener una mejor puntuación Hi-Score y Caravan. En Hi-Score juegas con una “ficha” para ver cuántos partidos consecutivos puedes ganar. En la modalidad Caravan tienes cinco minutos para anotar la mayor cantidad de goles posibles. Son divertidas estas modalidades pero es muy fácil conseguir el puntaje máximo, solo le tienes que dedicar un par de horas.

En las opciones puedes ajustar la dificultad, cambiar de filtros para recrear la sensación de estar viendo un monitor viejo, también puedes elegir el idioma y configurar los controles. Todo lo usual de los lanzamientos ACA NeoGeo.

Super Sidekicks 2: The World Championship es un juego de futbol adictivo para todos los nostálgicos que lo probaron en maquinitas. Fuera del factor nostalgia, es un buen titulo, como todos los juegos para recreativas, su dificultad puede llegar a elevarse mucho porque está hecho para gastes monedas, por otro lado, al ser un juego hecho para recreativas es fácil aprenderlo a jugar y está lleno de acción. Así que sigue siendo perfecto para echar unas buenas retas con los amigos.

¿Ustedes han jugado este título o alguno de la serie Super Sidekicks? ¿Cuál es tu juego de futbol favorito para recreativas? Comenten y dennos su opinión de este lanzamiento para Switch, que también se puede descargar para Playstation 4 y Xbox One.

Raging Justice (Switch) – Reseña

Reseñaremos Raging Justice para Switch de Nintendo. Este juego también está disponible para Playstation 4, Steam y Xbox One.

Es un nuevo beat ‘em up influenciado por clásicos como Final Fight o Streets of Rage.

Desarrollado por MakinGames Ltd., su fundador Nic Makin trabajó en Rare, ahí participó en títulos como Kameo y Perfect Dark Zero.

El estilo visual es lo primero que llamó mi atención, trata de imitar lo que hacía Rare en los noventa, donde creaban un modelo poligonal de los personajes y después lo convertían en imágenes planas para adaptarse a las limitaciones de las consolas. Aquí hicieron lo mismo pero con imágenes de mejor calidad y se tiene como resultado una estética que mezcla lo mejor de lo retro con aspectos modernos.

A pesar de que el ‘look’ de los personajes me gustó mucho, siento que a los niveles les falta un poco de variedad, sí, pasas por callejones, bares de mala muerte, ferias y muchas locaciones pero no se sienten tan diferentes una de la otra. También siento que les faltaron diferentes dinámicas en los niveles, recuerdo que, por ejemplo, en juegos como Los Simpson o Tortugas Ninja para recreativas, hay elevadores o trenes para que no se sientan tan estáticos los fondos o en Sunset Riders donde existen niveles que cabalgas a caballo.

La trama consiste en que el alcalde de Big Smoke City es secuestrado y tres justicieros piensan rescatarlo, Nikki Rage, Rick Justice y Ashley King. Más allá de la historia clásica de un juego de acción como este, agregaron un sistema para clasificarte como policía bueno o malo. Puedes esposar y arrestar a tus enemigos, apegándote a la ley, o puedes pegarles hasta deshacerte de ellos, y ser un policía malo. Hay finales específicos para los policías buenos y malos.

Nikki Rage es el personaje balanceado del juego, Rick Justice es lento pero sus golpes son poderosos y Ashley King ofrece un combate más rápido, es escurridizo pero su ataque no es tan fuerte como el de los otros.

Pueden participar dos jugadores simultáneos, hay botones para saltar, golpear, patear y para agarrar a tus enemigos. El comando de agarre sirve principalmente para aventarlos y golpear más enemigos al mismo tiempo, también sirve para arrestar a los criminales, si los golpeas lo suficiente, sin vencerlos, quedan mareados y es cuando puedes ponerles las esposas. Al presionar golpe y patada al mismo tiempo realizas un ataque más poderoso, cada que lo usas te resta energía para que no abuses de él. Si presionas dos veces adelante, haces una carga rápida con la cual puedes derribar a tus enemigos o esquivar ataques.

La sensación que me deja la jugabilidad es que intenta sentirse un poco más pulida de lo que encontraríamos en un Final Fight, por ejemplo, aún así creo que el combate es un poco rígido, no se presta para combos ni nada por el estilo. Lo que le da variedad al ataque son las armas, estas sobresalen en el juego, tal vez no son las más originales del mundo, hay desde martillos, hachas, hasta conos de tráfico, pero cada vez que las usas se sienten poderosas. El sonido de un martillazo bien dado (acompañado por una onomatopeya como “hammer time”)  y ver cómo salen volando los criminales es algo especial.

En algunas partes del juego puedes subirte a un tractor y atropellar enemigos, es de lo más memorable y como pasa con todas las cosas buenas, te quedas con ganas de más, me hubiera encantado que existieran más vehículos en el juego.

Raging Justice incluye tres dificultades y para agregar más re jugabilidad al título, cada nivel tiene diferentes objetivos, desde arrestar a ciertos criminales hasta incautar cantidades específicas de dinero, estos objetivos sirven como una buena excusa para regresar a cada nivel y tratar de dominarlo en su totalidad. También incluyen tableros en línea, divididos por dificultad y por nivel, para que subas tus mejores puntuaciones. Este título no tiene juego en línea y me parece que es una oportunidad desperdiciada. Hay una modalidad extra que intenta agregar un poco más de re jugabilidad, llamada Brawl, básicamente es un modo de horda donde te enfrentas a oleadas de enemigos, también con el incentivo de conseguir un mejor récord para subirlo a los tableros en línea.

Lo mejor de este juego son las referencias a los clásicos que lo inspiraron, en el nivel del bar, hay dos jefes, un tanto robustos, que me recuerdan a los gorditos que se te echaban encima en la primera bodega en Final Fight. También me recuerdan a cuando peleas contra Bebop y Rocksteady en el juego de las Tortugas Ninja cuando corrían hacía a ti y terminaban chocando entre ellos.

En el mismo nivel del bar hay una pelea contra varios malhechores y el ambiente me recordó mucho a Pit Fighter, peleas rodeado de gente, la única diferencia es que aquí los espectadores eventualmente participan en el combate, uniéndose en tu contra.

Otro detalle que homenajea a los clásicos es que, obviamente, la mejor manera de recuperar tu energía es degustando toda la comida que encuentras en el piso. El típico pollo rostizado entero que está tirado, fruta, sándwiches, todo es saludable y te ayuda en tu camino.

Raging Justice se siente que está hecho por gente que ama el género y los juegos para recreativas de los ochenta y noventa, es un juego de calidad. Lo malo que es un poco corto, como son todos los juegos de este género,  y le falta un poco de variedad en sus niveles. Por otro lado, vale mucho la pena para los que quieren jugar algo que no requiera de tanta estrategia, si quieres repartir golpes, patadas y martillazos contra pandilleros, es una gran opción, sobre todo si lo juegas en modo cooperativo con un amigo.  Podemos decir que es un juego de acción para todos los que recordamos títulos como Double Dragon, Final Fight, Streets of Rage, entre otros. No revoluciona el género pero le sirve como un gran homenaje y es muy entretenido.

Punch-Out!! Arcade (Switch) – Reseña

Punch-Out!! salió en 1984 para recreativas y recientemente apareció para el Switch de Nintendo como parte de los lanzamientos Arcade Archives de la compañía Hamster.

Punch-Out!! Para recreativas no había tenido un lanzamiento casero anteriormente y puedo decirles que es muy diferente a la popular versión de Nintendo. En lo personal les puedo contar que solo una vez llegué a encontrar este juego en maquinitas y no estaba tan familiarizado con el. Pude entrarle de lleno al juego y conocerlo más a fondo ahora que salió de manera descargable.

Este juego fue diseñado por Genyo Takeda y Shigeru Miyamoto, el gabinete, en su época, llamaba mucho la atención porque contaba con dos pantallas, una se utilizaba para mostrar el rostro de los peleadores y su energía, la otra mostraba la acción en el cuadrilátero. Esta innovación se debió a que Nintendo tenía muchos monitores de sobra y decidieron hacer un gabinete con dos monitores para deshacerse más rápido de ellos.

En este lanzamiento para Switch puedes colocar las dos pantallas como tu prefieras, una a lado de la otra o una arriba y la otra abajo. De manera predeterminada vienen colocadas una a lado de la otra para aprovechar mejor el formato de pantalla ancha. Aunque si deseas tener una experiencia más cercana a la del gabinete real puedes poner tu Switch de manera vertical y poner el juego en esta orientación. Digo, también podrías hacerlo con una televisión pero sería muy ocioso colocarla de manera vertical solo para probar esta opción.

En el juego aparecen seis peleadores, además del protagonista, quien aún no lleva el nombre de Little Mac, este nombre se lo pusieron en 1987 cuando apareció Punch-Out!! para NES, donde decidieron hacer a los rivales más grandes que el personaje principal, con la idea de que se sintiera como un verdadero logro derribar a cada contrincante.

La cara de Little Mac se ve muy diferente en este primer juego, todavía les faltaba pulir su diseño. Un detalle que me parece curioso es que Mac se ve transparente, como un esqueleto computarizado para permitirte tener una mejor vista del rival.

 Los personajes fueron diseñados por Miyamoto y después el estudio de animación japonés Studio Junio se encargó de los detalles finales de los personajes.

Entre los seis retadores encontramos personajes emblemáticos de la serie como Bald Bull, Piston Hurricane, Glass Joe y Sandman. Hay dos personajes que aparecen en este juego pero que después quedaron en el olvido ya que no han aparecido en otras entregas de la serie, ellos son Kid Quick y Pizza Pasta, este último siendo el estereotipo italiano más burdo que se les pudo ocurrir.

Lo que me gustó de esta versión para recreativas es que ya puedes ver que intentan darle el mayor carisma posible a tus rivales, tienen animaciones para burlarse de ti y hacerte enojar cuando te ganan. También es grato ver todo lo que se originó aquí y después se volvió emblemático en la serie como el ataque de Bald Bull, quien se abalanza hacia ti como un toro, o la música del principio.

La jugabilidad cambia mucho, no responde tan bien como en la versión para Nintendo.  Aquí primero colocas tu postura, defendiendo arriba o abajo y después lanzas los golpes, el movimiento se siente torpe porque no siempre responden los puñetazos. También he notado que este juego fomenta mucho el ataque y que el ritmo con el que te lanzan golpes tus rivales es más rápido que en la versión para NES. Aunque sí hay un detalle que te permite saber cuándo te van a atacar, antes de cada golpe los ojos de tu rival brillan de color amarillo.

Cuando llenas una barra de energía puedes activar un golpe más poderoso, este se mantiene siempre y cuando no recibas un puñetazo. Este “Súper Golpe” es muy parecido al que aparece en Super Punch-Out!! para Super Nintendo.

Aquí las peleas duran un round de tres minutos, aunque estos minutos están acelerados. Lo que no me gustó es que cuando pierdes no siempre el juego te permite dar la revancha, por lo general te mandan de regreso al primer rival. Lo bueno es que en este lanzamiento puedes crear puntos para salvar tu progreso en cualquier momento.

Al derrotar a Sandman y terminar el juego, vuelves a empezarlo como campeón defensor del título, los rivales son los mismos pero con una dificultad elevada, el esqueleto computarizado de Little Mac cambia de verde a amarillo cuando obtienes este campeonato.

Este título cuenta con todas las adiciones que suelen traer los lanzamientos de la compañía Hamster, hay varios filtros para dar la sensación de que estás jugando en un monitor viejo, también hay dos modalidades especiales llamadas, Hi-Score y Caravan. En Hi-Score tienes solo un crédito para lograr el mayor puntaje posible y subir tu récord al tablero en línea. En Caravan también tienes como objetivo conseguir el mejor puntaje posible pero aquí tienes un límite de tiempo de cinco minutos.

Como parte del público hacen apariciones especiales Donkey Kong, Donkey Kong Jr., Luigi y Mario. Esta no es la última vez que aparecerían Donkey Kong y Mario en la serie, Mario sale como réferi en la versión de Nintendo y Donkey Kong es un jefe especial en Punch-Out!! para Wii.

Para recreativas hubo una secuela directa llamada Super Punch-Out!! y también existió un tercer juego situado en el mismo universo llamado Arm Wrestling, donde descubrías que el  jefe final, un luchador enmascarado, era en realidad Bald Bull.

Punch-Out!! para maquinitas es un juego que se vuelve muy interesante porque nunca había tenido una versión casera hasta ahora, no solo por su valor histórico sino por algunos personajes y detalles que no llegaron a las versiones para consolas. Si eres fan de los Punch-Out!! de Nintendo y de Super Nintendo, puede que tardes un poco en acostumbrarte a la jugabilidad, hay que considerar que los juegos para maquinitas tenían como objetivo hacerte gastar muchas monedas, lo bueno es que ahora cuentas con créditos ilimitados para dominar este título.

¿Ustedes llegaron a jugar este primer título de la serie? ¿Cuál es tu juego favorito de Punch-Out!!? Comenten y recordemos este clásico.

 

Dragon Ball FighterZ (PS4) – Reseña

Tengo que confesar que nunca fui fanático de Dragon Ball, vi los primeros episodios, estoy familiarizado con los personajes, pero en su momento no me llamó tanto la atención. Extrañamente, durante la época del Super Nintendo, lo que sí me llamó la atención fueron los juegos importados de Dragon Ball.

El encanto iba más allá de que eran juegos buenos, el hecho que no fueron lanzados de manera oficial en el continente americano los hacía muy atractivos. El primer juego de la serie en llegar a este mercado fue Dragon Ball GT: Final Bout para el primer Playstation. Después de este lanzamiento se hizo normal que los juegos de Dragon Ball fueran lanzados en el continente americano y poco a poco les fui perdiendo la pista.

Hace unos años conseguí Dragon Ball Z Battle of Z para Playstation 3 y me decepcionó el combate en un entorno abierto, los golpes y los combos son muy sencillos, los escenarios me parecieron sin chiste, el juego nunca me atrapó, simplemente me hizo extrañar los juegos de Dragon Ball de antaño donde el combate era en un plano de dos dimensiones, como un Street Fighter o un King of Fighters.

Al enterarme sobre Dragon Ball FighterZ se me antojó de inmediato, un juego de peleas en dos dimensiones con gráficos poligonales y con animaciones espectaculares. No solo eso, el juego es desarrollado por Arc System Works, famosos por la serie Guilty Gear, lo cual garantiza un buen sistema de combate.

Justo lo que prometieron de inicio es lo que obtuvimos en su lanzamiento, un juego con combate sólido y muy atractivo en el aspecto gráfico. El sistema de combate es un tanto sencillo, tienes tres botones principales, golpe débil, medio y fuerte, y un botón para ataques especiales, un esquema muy parecido al de la serie Injustice. Lo que me agradó es que es fácil de aprender a jugar, los poderes especiales no son complicados e invitan a que cualquiera pueda agarrar el control y lanzar ‘kamehamehas’ de inmediato.  Las peleas son de tres contra tres, en cualquier momento puedes cambiar a tu personaje y dejar que descanse tu compañero. Es agradable que a pesar de los relevos el ritmo de las peleas nunca baja, siempre son frenéticas.

De inicio te encuentras con un mundo que te permite acceder a todas las modalidades del juego. Las modalidades principales son la de historia y ‘arcade’.

El modo de historia sirve, de inicio, como tutorial para entender el sistema de combate, conforme vas avanzando los rivales son más complicados. La historia presenta un nuevo enemigo creado para este juego, Androide 21. Todo está narrado utilizando el motor gráfico del juego, tiene algunos buenos chistes pero a veces se vuelve un poco aburrido, sobre todo cuando estás desesperado por empezar la próxima pelea. Las voces solo están en inglés o en japonés, cuenta con subtítulos en español.

En esta modalidad hay un tablero y cuentas con un número limitado de turnos para llegar a pelear con un jefe. Conforme avanzas vas adquiriendo compañeros nuevos y tus personajes van subiendo de nivel. Lo que no me agradó tanto es que en las batallas que no son relevantes, las de relleno, peleas contra clones, así que cuando te enfrentas por vigésima vez a un clon de Vegeta se vuelve un poco fastidioso.

La modalidad ‘arcade’ presenta diferentes caminos, en cada uno va subiendo la dificultad y aquí compites por lograr una mejor puntuación en el marcador global. En las peleas en línea encontré muchos competidores fuertes, no me tocó mucho ‘lag’, así que no sufres durante las peleas, a menos que tu rival tenga una conexión muy mala. Lo que me desesperó un poco fue lo tardado que es encontrar oponente. No sé si fue mala suerte, pero el juego trató de emparejarme con varios rivales antes de poder empezar una pelea en línea.

Hay una tienda en el juego, donde puedes ir desbloqueando avatares y objetos para personalizar tu avatar utilizando dinero que obtienes en el juego.

La variedad de personajes es buena, son 21 personajes que aparecen de inicio y puedes desbloquear tres más dentro del juego. Lo único que me hace desear más personajes es el hecho de que las peleas son de tres contra tres, en pocos combates terminas recorriendo toda la plantilla de peleadores y por lo general encuentras peleadores repetidos en cada equipo.

La mayor queja para los fanáticos de Latinoamérica es que no incluyeron doblaje en español, esto es una lástima porque todos están encariñados con este doblaje desde su infancia.

Dragon Ball FighterZ es el juego que necesitaban los fanáticos de la serie, un juego de peleas sin tantas complicaciones y con los gráficos que siempre habían estado esperando. Cada combate tiene un ritmo vertiginoso y los ataques siempre se sienten poderosos. Es de esos juegos que son llamativos hasta para los que no son aficionados a los videojuegos. Así que la ecuación es bastante fácil, si te gustan Dragon Ball y los juegos de peleas, no dudes en conseguirlo.

Ustedes cuéntenos ¿Cuáles son sus juegos favoritos de Dragon Ball hasta el momento?

Doom (Switch) – Reseña

Es un juego lleno de acción que toma algunos elementos clásicos de la serie, los moderniza y hace que se sienta como un título descarado. Aquí no tienes botón para recargar, tu solo sigue disparando hasta que se te acabe la munición, tampoco hay un comando para correr, tu personaje siempre se mueve a una velocidad frenética, la cual es perfecta para esquivar demonios y sus ataques. No existe eso de cubrirte o de esconderte para regenerar tu energía, si quieres mejorar tu salud, ejecuta a tus enemigos presionando la palanca análoga derecha y obtendrás vida y municiones.

Vaya, el juego está hecho para que mates hordas de enemigos y no te detengas. Este es uno de los pocos juegos donde el protagonista, a pesar de estar enfrentando demonios salidos directamente del infierno, no es la víctima, es el ente poderoso que tiene la habilidad y el coraje necesario para superar a todos sus enemigos por más grandes y agresivos que sean. Y no solo los vas a matar, los vas a hacer pedazos para que sufran y se arrepientan de lo que hicieron.

La mejor manera de describir Doom es como una de esas portadas de discos metaleros de los 80, como las de Iron Maiden con demonios llenos de actitud y música imponente. Esa es la vibra que te da jugar esta nueva versión.

A pesar del ritmo frenético del juego, este se presta para la exploración, si así lo deseas, ya que hay elementos coleccionables escondidos en todos los niveles, como figuras de acción del soldado de Doom.

Otro elemento que regresa del Doom clásico son las llaves de colores, rojas, azules, amarillas, las cuales no son tan difíciles de encontrar como en antaño, aquí por lo general las encuentras rápido, así que no merman el ritmo del juego y nunca te frustras buscándolas.

A lo largo del juego vas encontrando nuevas armas y también las puedes actualizar, hay un sistema, estilo RPG, donde coleccionas ciertos puntos y estos los puedes canjear por mejoras para tu arma. También puedes mejorar tu armadura, tu salud general y la cantidad de munición que puedes cargar.

El diseño del juego es muy amigable, sobre todo para que no te pierdas en los niveles, por lo general el camino correcto tiene algún indicador verde para que encuentres rápido tu destino y continúes con tu objetivo de matar a todo demonio que se te ponga en frente.

Hay una modalidad ‘arcade’ donde están todos los niveles del juego desbloqueados desde el principio, así como todas las actualizaciones de armamento, el objetivo aquí es conseguir el mayor puntaje posible.

El multijugador en línea sí tiene elementos que hemos visto en otros juegos contemporáneos como el hecho de que puedes ir desbloqueando nuevas armaduras o que puedes personalizar las armas y los aditamentos con los que quieres saltar al campo de batalla. Puedes elegir e ir desbloqueando varios demonios para activar durante las partidas, estos son más letales y tienen habilidades especiales como propulsores para volar.

Lo que me gustó es que mantiene el ritmo frenético del modo para un jugador, me recuerda mucho a las versiones clásicas de Unreal o Quake en línea, el juego es caótico y muy rápido. También hay que destacar que no hay muchos juegos de disparos en línea para el Switch, así que es más que bienvenido para los que quieren un poco de variedad después de jugar Splatoon 2.

Esta versión para Switch tiene todo lo que las otras versiones excepto la modalidad donde podías crear tus mapas y también es la versión menos atractiva gráficamente hablando. El juego tiene un efecto medio borroso, sí se nota pero es algo a lo que te vas acostumbrando. También puedes notar los sacrificios gráficos en algunas texturas que son de baja resolución. Esto se nota si te detienes y te pones a explorar los niveles del juego, no es algo tan evidente cuando estás en plena acción.

Creo que el mayor punto en contra del juego es el precio, en Estados Unidos cuesta 60 dólares y en México su precio ronda los 1300 pesos. Sé que es el precio estándar para los juegos nuevos pero estamos hablando de un juego que en otras consolas ya ha estado muchas veces en oferta y que son versiones con un rendimiento superior.

Doom es un juego encantador, te  cautiva desde el primer momento. Es más, cuando escuché el remix del tema original, se me enchinó la piel. El sistema de juego te hace sentir como un personaje poderoso y la acción nunca se detiene, poco a poco se ha convertido en uno de mis juegos favoritos más recientes. La versión de Switch sacrifica aspectos gráficos para ofrecer portabilidad. En lo personal a mi me impresionó la edición de Switch porque demuestra que se le puede sacar mucho jugo a su rendimiento. Sin importar en qué consola lo juegues, Doom es un juego  muy recomendable, una gran reinvención de esta franquicia.

¿Ustedes ya jugaron esta versión de Doom? ¿Cuál es su entrega favorita de esta franquicia? Comenten este juego con nosotros.

Street Hoops (Switch) – Reseña

Street Hoop fue desarrollado por Data East y apareció para recreativas de Neo Geo en 1994. En Japón es conocido como Dunk Dream.

Este juego aprovecha la popularidad generada por NBA Jam para crear otro juego de baloncesto sin reglas y que fomenta las clavadas espectaculares. El diferenciador de Street Hoop es que aquí no hay equipos de la NBA, hay selecciones nacionales y el torneo es de basquetbol callejero. Otro punto que lo separa del resto es que aquí los equipos están formados por tres jugadores.

La jugabilidad es muy sencilla, solo se requieren dos botones, uno para tirar y bloquear, otro para pasar y tratar de quitar el balón. No se cuenta con un botón de “turbo” que te de una mayor velocidad ni que te ayude a realizar clavadas más espectaculares.  Sin embargo, hay una barra de poder, que llenas anotando y al estar completa te permite realizar un tiro o una clavada especial. Estos tiros y clavadas tienen una animación especial y son imparables. La  queja que tengo de la jugabilidad es que es automático el cambio de jugador, por lo general la máquina te da el control del jugador más cercano al que tiene el balón,  a la hora de defender esto llega a complicar las cosas, sería agradable poder cambiar entre defensas a voluntad y no cuando el juego quiera.

Lo único que me parece extraño de este título es que no tiene modalidad para cuatro jugadores simultáneos, las retas solo pueden ser de uno contra uno.

Cada selección tiene habilidades diferentes, unas son mejores para disparar a larga distancia, otras, como la estadounidense, son mejores para las clavadas, tienes 10 equipos para elegir y ver cuál se adapta mejor a tu estilo de juego. Mi equipo favorito es Francia ya que son buenos para los tiros de tres y son mejor que el promedio para realizar clavadas.

La canción principal del juego es muy pegajosa, esto es bueno porque la repiten bastante, garantizado que la vas a tararear después de jugar un rato.

Gráficamente el juego cuenta con buenas animaciones y jugadores de gran tamaño, no todos tienen personalidad propia, se nota que en muchos de los casos solo les cambian de color del uniforme o de piel para hacer a la mayoría. Lo que me agradó es que las canchas son variadas, van desde parques hasta gimnasios. Y el público suele estar animado, en ocasiones hasta hay perros viendo el partido.

Como es un juego diseñado para recreativas la dificultad va subiendo conforme pasan los partidos, de hecho, en el mismo partido, el cual está dividido en dos tiempos, suele aumentar mucho la dificultad para la segunda mitad del partido. Lo bueno es que este lanzamiento de ACA Neo Geo te permite bajar la dificultad del gabinete, además de que cuentas con  “fichas” ilimitadas. En las opciones puedes cambiar de filtros por si quieres que se vea como un monitor viejo o si quieres que los pixeles se vean suavizados.

Este lanzamiento también cuenta con dos modalidades para subir tus mejores puntuaciones a un tablero en línea, estos modos son Hi Score y Caravan, en Hi Score juegas hasta que pierdas y en Caravan tienes un límite de tiempo para lograr el mayor puntaje posible. También se incluye la versión japonesa del juego, además delp título, ambas versiones difieren porque la americana tiene partidos de dos tiempos y la japonesa solo tiene partidos de un tiempo sin descanso.

Como dato de trivia, de este juego se inspiraron los de King of Fighters para hacer al peleador basquetbolista Lucky Glauber, el cual tiene una vestimenta muy parecida a la del equipo de Estados Unidos. Apareció en King of Fighters 94 y 98.

Street Hoop me trae buenos recuerdos porque lo llegué a jugar hace años en maquinitas. Siempre me había llamado la atención el hecho de que lo tuvieron años en el olvido, apareció en el 2010 para la consola virtual del Wii y  también salió para Wii en la compilación Data East Arcade Classics. Hubo una secuela que no apareció en el continente americano llamada Dunk Dream 95 y en europa se llamó Hoops 96. Actualmente creo que el juego sigue valiendo la pena para echar unas retas rápidas con los amigos, es muy fácil aprenderlo a jugar y dominarlo.

¿Ustedes lo llegaron a jugar para recreativas? ¿Se les antoja probarlo en su relanzamiento para consolas actuales? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Rocket League (Switch) – Reseña

Rocket League es un juego desarrollado por Psyonix que apareció de manera descargable en el 2015 para Playstation 4 y PC, al año siguiente salió para Xbox One junto con ediciones físicas del juego para todas las plataformas.

Es un juego que se convirtió en un éxito instantáneo, todos los suscriptores de Playstation Plus lo recibieron sin costo adicional el día de lanzamiento, esto garantizó que rápidamente existiera una buena base de jugadores para competir en línea.

La mejor manera para describir a Rocket League es como un juego de fútbol donde controlas automóviles para tratar de anotar en la portería rival. El gran atractivo del juego es que no necesitas estar familiarizado con el futbol o ser aficionado a los deportes para agarrarle el gusto ya que es un juego sumamente accesible. Aquí aplica el cliché de que es fácil de aprender a jugar pero difícil de dominar.

Rocket League es secuela de Supersonic Acrobatic Rocket- Powered Battle-Cars, juego que también recibieron los suscriptores de Playstation Plus pero que no fue tan popular, también era un juego de futbol con autos pero creo que el título no fue lo suficientemente descriptivo, cuando lo probé me gustó mucho pero de inicio no tenía la menor idea que iba a ser un juego de deportes. Creo que utilizaron el peor nombre que se les pudo ocurrir.

En lo personal, pienso que la belleza de Rocket League radica en la física de la pelota, reacciona dependiendo de donde le pegues. Hasta cierto punto, creo que este juego ofrece la mejor representación de lo que es, en realidad, pegarle al balón, no es como en FIFA donde tienes que llenar la barra y el disparo sale como quieres, aquí debes ensayar los disparos una y otra vez en diferentes circunstancias para mejorar tu rendimiento. Hay un alto grado de estrategia a la hora de decidir cómo le pegas al esférico. El juego te da la libertad para experimentar, hay gente que hace volar a sus vehículos aprendiendo a usar adecuadamente el botón de nitrógeno.

Además de futbol, hay diferentes modos de juego incluyendo una versión de hockey sobre hielo y una de basquetbol, estos dan variedad pero no son el plato fuerte, te das cuenta que no son tan populares porque no hay tanta gente jugándolos en línea. Está muy bien hecho el ‘matchmaking’ de las partidas en línea porque el juego te dice cuántas personas hay disponibles en cada modo de juego.

Todas estas modalidades se pueden jugar tanto en línea como sin conexión. Lo más recomendable es el juego en línea porque es impredecible y el reto es ilimitado, pero como uno no siempre puede estar conectado existe el modo de temporada, el cual es muy útil para practicar contra la inteligencia artificial y familiarizarte con el juego.

Las partidas en línea son adictivas, pueden llegar a ser caóticas pero está garantizado que nunca la vas a pasar mal. Lo que me gustó de la versión de Switch es que te permite jugar en línea con rivales que estén en Xbox One o en computadora. Esto significa que el juego, al menos en cuestión de jugabilidad, es exactamente igual al que salió para las otras plataformas.

Para que la jugabilidad fuera idéntica en esta versión se hicieron algunos sacrificios, las texturas no son tan detalladas y la resolución es dinámica, en momentos donde se le exige mucho al juego, puede bajar considerablemente, nunca se alenta el juego ni llega a afectar al control, pero sí se puede llegar a ver todo muy pixeleado. Esto se nota más cuando lo juegas en modo portátil. La primera vez que jugué esta versión sentí un bajón gráfico considerable, después con las actualizaciones que han salido este aspecto ha mejorado y ya no es tan notorio.

Este lanzamiento para Switch incluye autos exclusivos, uno de Mario, otro de Luigi y uno basado en la armadura de Samus. Otro aspecto que hace adictivo al juego es la cantidad de opciones que hay para personalizar tu vehículo, cada que terminas un partido recibes aleatoriamente un aditamento para decorarlo, sí, solo es algo estético pero hay mucho por desbloquear. Hay decoraciones con temática del juego Portal y de la caricatura de Adult Swim, Rick y Morty.

También hay contenido descargable que compras con dinero real, estos son vehículos con licencias famosas como el Batimovil, autos de Rápido y Furioso o el DeLorean de Volver al Futuro.

Rocket League es un juego adictivo, me hace recordar esos tiempos cuando las recreativas eran populares, donde cualquier juego era accesible y divertido sin importar el género. Aquí no tienes que ser fanático, ni saber de futbol para disfrutarlo, solo tienes que presionar el acelerador y pegarle a la pelota para divertirte. La versión de Switch sacrifica un poco la resolución para ofrecer una jugabilidad idéntica a las otras versiones y un rendimiento estable. En lo personal, creo que es bastante razonable sacrificar un poco el aspecto gráfico para tener un Rocket League portátil. Es un juego indispensable sin importar la consola que tengas, lo recomiendo ampliamente.

Super Mario Odyssey (Switch) – Reseña

La trama gira en torno a Bowser secuestrando por enésima vez a la princesa Peach, en esta ocasión planea casarse con ella y para lograrlo va recorriendo cada reino robando elementos necesarios para realizar la boda como el vestido, el pastel, la bebida, etc. Durante el secuestro de la princesa, Mario conoce a Cappy, un sombrero que puede tomar diferentes formas y que también es víctima de Bowser porque se lleva a su hermana, una diadema.

Mario por si mismo solo puede brincar, con la ayuda de Cappy puede atacar a los enemigos aventándolo o usarlo como plataforma para alcanzar lugares más altos. Pero lo mejor de Cappy es que te permite poseer a varios enemigos y personajes, animados o inanimados, que encuentras en tu camino y esto te da nuevas habilidades.

Puedes controlar enemigos clásicos como bullet bills, chomp chomps, goombas. Y usar sus ataques a tu beneficio. También puedes poseer personajes como un tiranosaurio, ranas, peces, etc. Las habilidades son muy variadas y necesarias para poder explorar y llegar al jefe final de cada reino. Por ejemplo, cuando posees un pescado, ya no tienes que preocuparte por respirar bajo el agua, y puedes explorar con mayor facilidad.

En lugar de niveles el juego tiene varios reinos, son más de diez, el objetivo es juntar las suficientes energilunas para reparar tu nave, un sombrero llamado ‘odyssey’ que te ayuda a viajar de reino en reino.

Me recuerda a la exploración de Super Mario 64. A diferencia de juegos como Banjo & Kazooie aquí no te cansas de estar buscando y coleccionando objetos para pasar de nivel. Por lo general encuentras las lunas en tu camino en lo que vences al jefe de cada reino. Nunca vas a sufrir por estar buscando lunas, hay suficientes y el mínimo que necesitas es fácil de conseguir.

Lo que me agradó de buscar lunas es que no es obligatorio y lo que fomentan es que explores bien cada reino, ya que cada rincón puede ocultar energilunas. No todas son tan fáciles de conseguir, hay algunas que te exigen completar ciertos retos para obtenerlas, como recorrer algún laberinto con límite de tiempo, participar en carreras, pasar algún nivel difícil de plataformas, etc. La variedad es amplia y presentan retos con diferentes niveles de dificultad.

Para los que se quejan de que es muy fácil, se nota que no lo terminaron, hay retos que aparecen después de terminar el juego que realmente ponen a prueba tus habilidades y tu paciencia. También los dos últimos reinos antes del final del juego tienen momentos complicados, no imposibles porque siempre tienes la sensación de que puedes lograrlo, pero no es tan fácil como algunas reseñas indican. Hay muchos retos con dificultad elevada que aparecen cuando terminas el juego, solo es cuestión de buscarlos.

Gráficamente el juego me encantó, presenta un mundo tan detallado que no lo quise jugar mucho en modo portátil. Cada reino se siente diferente, la ambientación resulta impecable, desde el desierto de Tostarena hasta el caos urbano de New Donk City, todos tienen la personalidad suficiente como para ser considerados un personaje más del juego. Hay varios detalles que me gustaron como la manera en que interactúa Mario con objetos, si te dejas de mover y estás cerca de una silla Mario se pone cómodo y se sienta en ella o también puede jugar con un perro aventándole a Cappy.

Hay algunas secciones especiales hechas para activar el factor nostalgia donde la jugabilidad pasa a un plano de dos dimensiones y el aspecto de Mario pasa a ser de ocho bits, justo como en el NES, lo que me encantó de estos momentos es que están bien dosificados, nunca llegan a cansar y que incorporan elementos nuevos al mundo de ocho bits, como los diferentes trajes que puede portar Mario y algunos momentos dónde estás de cabeza y el control se invierte.

Aparte de las energilunas, también puedes coleccionar diferentes disfraces para Mario y recuerdos de tu viaje en cada reino, los cuales se van guardando en tu nave, el ‘odyssey’. Los disfraces los puedes comprar juntando las clásicas monedas doradas, en cada reino hay disfraces exclusivos, los cuales puedes obtener juntando unas monedas moradas que solo puedes utilizar en ese reino. Cuando terminas el juego si sigues coleccionando energilunas, estas van desbloqueando nuevas vestimentas para comprar.

Lo único que no me encantó del juego es la modalidad para dos jugadores, realmente es una adición un tanto aburrida, uno controla a Mario y otro controla a Cappy, parece que lo agregaron solo para cumplir y realmente no aporta mucho ya que estás limitado, resulta más complicado jugar así. En lo personal prefiero compartir el control en lugar de utilizar esta modalidad.

Super Mario Odyssey es una gran experiencia, hay muchos momentos donde se nota que Nintendo quiere consentir a sus seguidores, claro, no solo se basa en nostalgia para agradar el jugador, esto está respaldado con una jugabilidad sólida y con muchas actividades por realizar. La historia la puedes acabar relativamente rápido, en unas ocho horas aproximadamente, pero siempre vas a tener motivos para regresar, seguir explorando los reinos y coleccionando disfraces. Este es un título indispensable para tu colección de Switch y si no tienes la consola es una buena excusa para conseguirla.

NBA 2K18 (Switch) – Reseña

NBA 2k18 es un juego que me sorprendió, básicamente es la misma versión que salió para Playstation 4 y Xbox One, sí, los gráficos sufren un poco pero las modalidades y la jugabilidad están intactas. Es un hecho que la versión para Switch recibe la experiencia completa de NBA 2k18.

Lo que más llama la atención es el aspecto visual, está claro que no es la mejor versión en este sentido, pero en verdad se ve muy bien. Definitivamente es un paso arriba con respecto a las ediciones de la serie que salían para Xbox 360 y Playstation 3.

En cuestión de jugabilidad siento que el juego es un poco lento, la última vez que le había dedicado tiempo a un juego de la serie fue con NBA 2k14 para Playstation 4, las mejoras que noto es que simplificaron el control y agregaron nuevos pases como el pase con un bote para despistar a los rivales y evitar que roben el balón con facilidad.

También hay una barra de “energía” que te indica cuando es el momento indicado para soltar los disparos, esta barra se llena con mayor rapidez dependiendo de la habilidad de cada jugador, así que se vuelve indispensable conocer los estilos de tiro de cada uno, al menos de los jugadores de tu equipo favorito. Antes que existiera este indicador de tiro, te guiabas con la animación de los jugadores, aún es efectivo pero necesitas cierto tiempo para acostumbrarte.

La mejor manera de explicar la jugabilidad de 2k18 es que debes tomarte tu tiempo para realizar jugadas en conjunto y ser paciente hasta que un jugador quede sin marca para que pueda tener una oportunidad clara de anotar. También es muy importante cubrir bien a tus rivales, no dejarlos respirar para que fallen y pierdan ritmo en el juego.

Si no estás acostumbrado a simuladores de baloncesto necesitas un poco de paciencia. Ya que no todas las jugadas las puedes terminar en clavadas, ni puedes hacer pases de un lado a otro de la cancha sin que exista una gran posibilidad de que pierdas el balón.

Lo primero que te pide el juego es que diseñes a tu jugador para poder usarlo en el modo de carrera. Es un poco molesto porque ya no lo puedes personalizar tanto de inicio, opciones como ponerle barba ya te cuestan, esto lo puedes pagar con dinero virtual que ganas en el juego o puedes comprar estas monedas usando dinero real. No estoy en contra de las microtransacciones pero aquí creo que sí abusaron un poco quitando opciones que antes eran básicas.

Fuera del aspecto de las microtransacciones, el modo de carrera es muy entretenido, lleva a tu personaje desde torneos amateur hasta llegar a un equipo profesional, tiene una historia que vas moldeando en base a tu desempeño y a las respuestas que des en entrevistas y platicando con tus compañeros.

La modalidad MyTeam es muy parecida a Ultimate Team de FIFA, aquí abres sobres para obtener jugadores y mejoras para construir tu equipo de ensueño. En lo personal no es una modalidad que me llame tanto la atención, tal vez sea porque no estoy tan familiarizado con la mayoría de los jugadores de la liga y  no me emociona lo suficiente para invertirle mucho tiempo hasta conseguir a los jugadores que conozco. Soy honesto, en los juegos de futbol este tipo de modalidad sí me parece atractiva, aquí no tanto, la diferencia es que le dedico más tiempo a los juegos de futbol, esto no significa que la modalidad sea mala.

El modo Blacktop, es basquetbol callejero con la cantidad de jugadores que quieras, puede ser de 1 contra 1 y jugar a media cancha o con cancha completa. Es lo más cercano que puedes encontrar en el juego a una experiencia tipo ‘arcade’, es entretenido para dedicarle un ratito pero en lo personal no es un modo al que yo entre seguido, prefiero dedicarme de lleno a los partidos profesionales.

Algo que me encanta de la serie y que han incluido desde 2k11 son los equipos clásicos, desde los Bulls con Michael Jordan hasta los Lakers de Magic Johnson, el único equipo clásico que, a mi parecer, le falta son los Phoenix Suns de Charles Barkley. Esta vez agregaron conjuntos con los mejores jugadores de todas las épocas de cada equipo, así que si te interesan los jugadores de antaño aquí te vas a sentir como en casa.

El juego presenta un programa de televisión semanal con entrevistas a jugadores de la NBA, con los desarrolladores y también muestran las mejores jugadas de los usuarios.

Un aspecto que me encanta de la presentación del juego son los comentarios durante los partidos, las narraciones son variadas y suelen dar información actualizada, por ejemplo, me tocó que platicaran sobre los nuevos patrocinadores en los uniformes, esta es la primera temporada que la NBA lo permite. También hay análisis previo al juego, de medio tiempo y después del partido, la novedad es que Shaquille O’Neil participa como analista.

El juego, durante su lanzamiento, presentó varios errores, borraba tu personaje creado, corrompía algunos archivos salvados, te botaba de las partidas en línea, etc. Esto, con las actualizaciones se ha ido corrigiendo y actualmente el juego presenta una experiencia mucho más estable.

Para las personas que no sepan y se rehúsen a leer la caja, tengan en cuenta que aunque compres el cartucho necesitas una memoria micro SD para poder jugarlo en tu Switch  ya que requiere una descarga de datos adicional. Este es el precio que hay que pagar por tener un juego tan grande y tan completo, en lo personal creo que vale la pena y esto no debería de ser motivo para considerar no comprarlo.

NBA 2k18 ofrece para Switch la misma experiencia que en Playstation 4 y Xbox One, esto, a mi parecer, es extraordinario. Claro, sacrifica un poco de detalles en las texturas, en la resolución y en la cantidad de cuadros por segundo pero la diversión se mantiene sobre todas las cosas. Gracias a su gran jugabilidad y a todos los modos de juego disponibles. Para los fanáticos del baloncesto este es un juego indispensable.