Category Archives: Gaming

Street Fighter: The Movie (Saturn) – Retro Bits

Este juego fue lanzado en 1995 para el Saturn y el Playstation, en el mismo año apareció una versión para recreativas, pero tengo entendido que es muy diferente a las versiones caseras, tienen una apariencia similar pero la jugabilidad difiere mucho entre ambos.

Este juego parte de una idea un tanto rebuscada, es el videojuego basado en una película, que a su vez está basada en un videojuego. ¿Qué podría salir mal? Y por si fuera poco, utiliza un estilo gráfico más parecido al de Mortal Kombat que al de la serie Street Fighter. Está de más decir que como resultado se obtiene un juego con problemas de identidad.

Ya todos sabemos el desastre que fue la película Street Fighter, vaya, todo estaba en su contra, el director tenía menos de un año para entregar la película, para ahorrarse dinero fueron a filmar a Tailandia en condiciones climáticas adversas, Jean Claude Van Damme se la pasaba de fiesta y no siempre estaba dispuesto, los productores cada vez querían agregar más y más personajes del juego. Es una larga lista de malas ideas y decisiones que eventualmente dieron como resultado una película mala.

Este juego se siente parte de esa presión por entregar un producto en poco tiempo. Al igual que la película, si le buscas, tiene cosas rescatables. Puedes decir lo que quieras de la cinta pero Raúl Julia como Bison es memorable. También le rescato que aquí se muestra el inicio, que planeaba Capcom, de Bison como un villano estilo película de James Bond, con una gran base secreta. Todo esto se fue retomando eventualmente en la serie principal de juegos de Street Fighter, así que no todo lo que salió de la película es desechable.

Por otro lado, creo que el juego tiene más elementos rescatables que la misma película. Esto es gracias a que su sistema de juego está basado en el de Super Street Fighter II Turbo. Así que su jugabilidad es más que decente. Para echar las retas con un amigo o para dedicarle un rato a probar la versión cinematográfica de tu personaje favorito, el juego cumple.

Todos los personajes tienen sus movimientos emblemáticos, se controlan bien y el combate se siente fluido. Lo más cuestionable termina siendo el aspecto gráfico, las animaciones de los poderes especiales suelen verse un poco raras, como que los personajes de la película no suelen coincidir con estos movimientos. Por ejemplo,  no me queda la menor duda que Jean Claude Van Damme puede pelear, pero se ve raro lanzando ‘sonic booms’ o haciendo cualquier movimiento de Guile. Y así pasa con todos los personajes, terminan causando cierto humor involuntario.

Por otro lado, creo que los personajes no se ven tan mal con este estilo gráfico. El objetivo es que se parezcan a los de la película y sí puedes reconocer a los protagonistas, hasta se nota que hicieron capturas especiales para el juego porque muchos usan vestuarios que no aparecen en la película y que están más apegados al diseño original. Supongo que a muchas personas les molesta el estilo gráfico porque está hecho para recordarte la película y estos recuerdos no suelen ser tan gratos.

Lo que se nota más hecho al aventón son la mayoría de los fondos y la música de los escenarios. La música es muy genérica, no sirve ni para ser música de elevador. De los escenarios puedo rescatar algunos, el centro de mando de Bison creo que no se ve tan mal, la jaula donde pelea Vega creo que es un buen homenaje al del juego original. Pero fuera de algunas excepciones, los fondos también son muy genéricos, intentan armar fondos con escenarios de la película pero suelen carecer de encanto. Y más allá de gustos o de decisiones creativas, te puedes dar cuenta que la mayoría de los escenarios son malos porque no son memorables.

El juego presenta tres modalidades ‘Movie Battle’, ‘Street Battle’ y ‘Trial’. Movie Battle es un modo interesante, usas a Guile de inicio y sigues una historia que se cuenta con imágenes que les tomaron a los actores especialmente para el juego y mediante texto. Lo interesante de esta modalidad, aparte de ofrecer detalles y eventos extras a los que aparecen en la película, es que te da opciones, así que puedes elegir el rumbo que tomas y los rivales que enfrentas.

Street Battle es básicamente la modalidad ‘arcade’ donde te enfrentas a casi todos los personajes del juego hasta llegar a Bison y obtener un final para tu personaje. Estos finales también demuestran que el juego fue hecho al aventón, constan de una imagen fija de tu personaje y un texto que narra su desenlace y  el futuro que le depara. Se me hizo curioso que en este modo no te enfrentas a Blanka, el cual aparece en el juego y lo puedes seleccionar pero en Street Battle no te lo ponen como rival.

En la modalidad Trial te ponen un oponente tras otro hasta que pierdes y ahí califican tu desempeño, sirve como un modo de sobrevivencia.

Para terminar con las quejas que tengo de este juego, quiero mencionar que los tiempos de carga, entre cada pelea son muy molestos, siento que cortan el ritmo y se va perdiendo la emoción. Y ni se diga cuando pierdes, parece que es eterno el tiempo de carga, entre que vas a la pantalla de seleccionar peleador y en lo que regresas con tu rival, ahí se te puede ir la vida.

Otro aspecto en el que se nota que le echaron flojera al juego, o que les faltó tiempo, es que cuando peleas contra el mismo personaje, en lugar de tener la vestimenta de otro color o una vestimenta alterna, solo aparece el segundo personaje completamente entintado de un color medio transparente. Esto se ve muy pobre.

Casi todos los personajes de la película aparecen en este juego, los únicos ausentes son T. Hawk y Dalshim. Se me hace raro que los hicieran a un lado cuando hasta Akuma sale en el juego, mediante un código secreto. Hay un personaje llamado Captain Sawada, que en la película se supone que iba a ser la mano derecha de Guile pero cortaron varias de sus escenas y en la edición final, aparece muy poco. En el juego lo puedes elegir, siento que lo utilizaron para reemplazar a Fei Long, que es el único de los nuevos retadores de Super Street Fighter II que no aparece en la película.

Como dato curioso, cuando un personaje se quema en este juego, utilizan la misma animación que aparece en Street Fighter II, es lo único, en el aspecto visual, que preservaron del juego original.

Street Fighter The Movie es un juego innecesario, básicamente es un producto meramente mercadológico para coincidir con el lanzamiento de la película. Es algo tan raro que las versiones caseras ni siquiera fueron distribuidas por Capcom, Acclaim se encargó de ello. El estilo visual no es tan horroroso como algunos lo han hecho notar, sí, hace que el juego carezca de identidad, pareciéndose más a un Mortal Kombat, y que, dependiendo de lo que opines de la película, te traiga buenos o malos recuerdos. Pero si nos basamos solamente en la jugabilidad es un Street Fighter bastante decente, no iría a comprar este juego de inmediato, pero si lo tienes a la mano puedes echar unas buenas retas sin problema. En lo personal yo lo veo como un producto ‘kitsch’ que solo pudo haber existido en esa época y me parece interesante todo el desastre que rodea al juego y a la película.

¿Ustedes llegaron a jugar Street Fighter: The Movie? ¿Llegaron a ver la película, qué recuerdan de ella? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Advertisements

Final Fight Revenge (Saturn) – Retro Bits

Final Fight Revenge fue lanzado en 1999 para maquinitas y en el año 2000 para el Saturn, este juego fue el último que publicó Capcom para la consola de Sega en Japón. Hay que tener en cuenta que para el 2000 ya llevaba casi un año en el mercado la última consola casera de Sega, el Dreamcast, así que este lanzamiento fue muy tarde en la vida del Saturn.

A pesar de ser un juego de la serie Final Fight, este no es un juego de acción donde recorres las calles golpeando pandilleros, este es un juego poligonal de peleas, como sus contemporáneos Rival Schools o Street Fighter EX. En los noventa todo servía como excusa para un juego de peleas, vaya, hasta Sonic tuvo uno, en el caso de Final Fight tiene sentido porque siempre ha sido una serie situada en el mismo universo que Street Fighter.

De los héroes solo salen Cody, Guy y Haggar, no sale nadie de Final Fight 2 o 3. Hay varios jefes del primer juego que puedes elegir, como Eddie y Sodom, y villanos que eran carne de cañón como Poison, Andore y Gado. De hecho, esto fue de lo que más me gustó de este título, que personajes que no tenían tantos reflectores como Poison, se vuelven importantes, se les inyecta mucha personalidad con sus movimientos especiales y con el final de cada uno, donde descubres sus motivaciones.

El esquema de control se basa en cuatro botones, patada débil y fuerte, golpe débil y fuerte, más un botón especial. Este comando especial sirve para dar pasos a un costado y para levantar objetos del suelo. Los objetos que puedes levantar del suelo son  alimentos o armas, algo parecido a lo que hacías en el Final Fight original, la comida te recupera energía y las armas te permiten realizar ataques que provocan más daño. Entre las armas encuentras las clásicas espadas, los tubos, hasta pistolas y lanza misiles. Con el botón de golpe fuerte usas estas armas, puedes guardar varias al mismo tiempo y seleccionar la que más te guste a voluntad.

El aspecto de las armas es lo que diferencia a este título de otros juegos de pelea poligonales de Capcom. Las armas sí son poderosas, pero para contrarrestar esto, son fáciles de quitar. Sodom, inicia la pelea con dos armas equipadas, sus clásicas katanas, pero si logras conectarle golpes hasta derribarlo, se las puedes quitar y dejarlo un tanto indefenso, algo que ya podías hacer en el Final Fight original.

Otro aspecto novedoso que le agregaron a la jugabilidad es que puedes realizar poderes especiales, están los clásicos donde un personaje realiza un combo de varios golpes y, algunos personajes, tienen poderes diferentes, cuando activas el de Guy, te deja aventar varias estrellas ninja y tu rival debe huir de ellas. Rolento te dispara desde un helicóptero y Eddie te persigue en una patrulla de policía intentando atropellarte. En estos momentos la cámara se coloca casi de manera cenital para darte una mayor área de acción para huir o para acechar a tu presa.

También puedes realizar agarres en el aire con algunos personajes como Haggar y Poison, esto tiene sentido, con Haggar por ejemplo, ya que es un luchador y este tipo de agarres y llaves son comunes en su estilo de pelea. En general, el sistema de combate es muy amigable, si estás familiarizado con los movimientos de Street Fighter aquí te sentirás como en casa, solo es cuestión de que te acostumbres a usar las armas, pero esto suele ser rápido. La dificultad que está configurada de inicio presenta un buen reto y te deja acabar el juego sin mayores complicaciones. Con ella puedes experimentar el uso de diferentes personajes para conocer sus estilos de pelea.

Me gusta como todo el juego es un gran homenaje al primer Final Fight, desde la comida que puedes levantar del suelo, algunas armas, los jefes, los tres protagonistas clásicos, hasta el villano final es el mismo que en el juego original. Te enfrentas a Belger, solo que, como lo habías matado en ese juego, aquí es una especie de zombi, sale directo de su tumba para enfrentarte. Durante el combate puede perder partes de su cuerpo como los brazos y después los puede recuperar. Este enfrentamiento es la muestra perfecta de que el juego no se está tomando demasiado en serio a sí mismo y que está hecho para que pases un buen rato.

Otra muestra de buen humor son los créditos del juego, donde aparece Belger, el jefe final, todavía en estado zombi, bailando como los no muertos del video Thriller.

Dentro de todo el cariño que este juego otorga a los fanáticos, me parece interesante como unen los eventos de este juego con otros de la serie. Por ejemplo, cuando terminas el juego con Poison, en su final cuentan cómo piensa incriminar a Cody para que lo metan a la cárcel, por eso en Street Fighter Alpha 3 sale con su famoso atuendo de prisionero. En el mismo final de Poison, también se muestra que ella está enamorada de Cody pero que no es correspondida. Como lo comenté anteriormente, esto me agradó mucho del juego, que le agregan más historia a los personajes que no son los protagonistas y que así pueden pasar de ser simples pandilleros a tener motivaciones reales.

A pesar de que el juego es exclusivo para Japón, si tienes configurado tu Saturn en inglés, todo el texto y los menús aparecen en este idioma, así que no vas a tener tantos problemas para entenderle.

El único “pero” que le encuentro al juego es que no hay modos extras, solo encuentras la modalidad ‘arcade’ y la modalidad versus para jugar contra otro amigo. La motivación para seguir jugándolo es aprender a jugar con todos los personajes y ver el final que cada uno tiene en este juego para conocerlos más a fondo. Esta falta de variedad es algo común en los juegos de pelea de la época, así que es difícil tomarlo como algo tan negativo.

Final Fight Revenge es un buen juego, es una lástima que Capcom lo tenga tan olvidado porque a pesar de cambiar el género por el cual es conocida esta serie, tiene muchos elementos para consentir a los fanáticos así como un sistema de combate sólido que se presta para unas buenas retas. Este juego no ha tenido re lanzamientos, me encantaría que hicieran una remasterización en HD para que más gente lo pruebe. No es el mejor juego de peleas del mundo pero sí es una pieza muy interesante para los fanáticos de Final Fight.

¿Ustedes llegaron a jugar este título de peleas? ¿Cuál es tu juego favorito de la serie Final Fight? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

X-Men vs. Street Fighter (Saturn) – Retro Bits

 

En esta ocasión vamos a recordar X-Men vs. Street Fighter, un juego de peleas que lanzó Capcom para recreativas en 1996 y su versión casera para el Saturn apareció en 1997 como exclusiva para el mercado japonés.

Este juego marca la tercera colaboración en juegos de peleas entre Capcom y Marvel. Es precedido por X-Men: Children of the Atom y por Marvel Super Heroes. En X-Men vs. Street Fighter, para cambiar la dinámica juntan a los X-Men con el elenco de Street Fighter y agregan relevos durante las peleas, puedes formar tu equipo con los dos personajes que desees. A diferencia de juegos como King of Fighters, donde tenían que vencer a tu personaje para que entrara un relevo en X-Men vs. Street Fighter tu compañero puede entrar en cualquier momento.

Se mantienen los personajes enormes de los juegos anteriores y el juego aéreo, así que puedes ejecutar combos haciendo malabares con tus enemigos. Además de los relevos, puedes llenar una barra de poder para hacer movimientos especiales con un personaje o hacer movimientos especiales con tus dos personajes al mismo tiempo. Esto da como resultado poderes que llenan la pantalla y que son muy vistosos.

Puedo decir, con toda confianza, que este es un juego rápido y Capcom dejó fuera cualquier aspecto que pudiese ser considerado como sutil. Si haces un poder, este se ve imponente, si brincas, casi puedes volar, flotas un buen rato en el aire, si te enfrentas a personajes como Juggernaut, dan la sensación de que es una pelea de superhéroes. Es un juego frenético con excelentes animaciones.

Los modelos de los personajes de Street Fighter que aparecen en este juego son los de la serie Alpha y para variar, Akuma es un personaje secreto. Para encontrarlo en la versión de Saturn solo te vas hasta arriba en la pantalla de selección de personaje y aparece. Como los poderes especiales de los X-Men son muy atascados, Capcom trató de emparejar esta situación dándoles movimientos más poderosos a sus personajes, por ejemplo el Hadouken especial de Ryu llena casi toda la pantalla.

Hay algunos escenarios que tienen diferentes niveles, como el de la calle, ahí puedes romper el suelo y continuar la pelea en las coladeras. Muchos escenarios son comunes en caricaturas noventeras como estudios de televisión, callejones, etc. El escenario del centro comercial me recordó un episodio de la caricatura de los X-Men cuando Jubilo es perseguida por unos centinelas.

Me parecieron interesantes las parejas que formó Capcom para este juego, cuando escoges a tus personajes puedes formar las parejas que quieras para competir, pero cuando peleas contra la computadora siempre hay parejas ya establecidas. Ryu y Cyclops, Bison y Magneto, Juggernaut y Zangief, siento que trataron de juntar a los equivalente de cada serie y esto, curiosamente, da como resultado equipos bastante congruentes.

A diferencia de otros juegos Street Fighter o de Marvel, aquí el jefe final no es Bison ni Magneto, es Apocalypse, cuando vas a enfrentarlo pasa de tener un tamaño normal a ocupar casi toda la pantalla con su cabeza y sus brazos. Esta variante hace que la pelea contra él se sienta épica. Una vez que acabas con Apocalypse, no termina el juego, debes vencer a tu compañero, así que la pelea final se vuelve un poco más personal, por así decirlo, es una situación parecida a la de juegos como Double Dragon donde al final tienes que pelear contra tu amigo.

La versión para el Saturn de Sega es la mejor para consolas caseras, la de Playstation salió después y dejó mucho que desear porque la consola no cuenta con la memoria RAM suficiente para hacerle justicia, esto significa que no puedes hacer relevos a media pelea, quitándole al juego su característica más importante. La única manera en que puedes cambiar de personaje durante la pelea en la versión de Playstation es utilizando un truco, con la limitante de que los dos equipos tienen que ser iguales, si eliges a Ryu y Ken, tu rivales obligatoriamente tienen que ser Ken y Ryu.

Regresando a la versión de Saturn, esta solo fue lanzada en Japón e incluía un cartucho de 4 MB para que la consola tuviera la memoria RAM suficiente para correrlo. Capcom no quiso sacar esta versión de Saturn para el mercado norteamericano ya que la consola no tuvo mucho éxito y era un riesgo sacar un juego que además lo tenías que vender con un cartucho extra incrementando su costo.

Después de X-Men vs. Street Fighter, la serie versus de Capcom continuó con Marvel vs. Street Fighter y después se transformó en Marvel vs. Capcom, este último si tuvo una buena versión casera que llegó al continente americano como título de lanzamiento para el Dreamcast.

En lo personal me parece como una oportunidad desperdiciada el hecho que nunca ha salido una versión casera decente de X-Men vs. Street Fighter para el mercado americano, sobre todo si tenemos en cuenta que los juegos de Marvel vs. Capcom han tenido diferentes lanzamientos físicos y digitales.

Básicamente  puedo decir que X-Men vs. Street Fighter es la razón principal por la que años después conseguí un Saturn, ya que se había convertido en una especie de objeto del deseo para mí, por lo mismo que comentaba de que no ha tenido otros lanzamientos. Volviéndolo a jugar recientemente e invirtiéndole todo el tiempo que quise, puedo decir que es un título que ha envejecido muy bien. El sistema de combate es sólido, las animaciones son muy llamativas, vaya, si hacemos a un lado el factor nostalgia, sigue siendo un juegazo. Es tan disfrutable ahora como lo fue hace más de veinte años.

¿Ustedes llegaron a jugarlo? ¿Cuál es tu favorito de los ‘crossovers’ que ha hecho Capcom con Marvel? Comenten y recuerde este juego con nosotros.

Super Soccer Champ (SNES) – Retro Bits

Este es un juego que salió en 1992 basado en el juego para recreativas Football Champ, en Japón se le conoce como Hat Trick Hero y en Europa como Euro Football Champ. En la versión para Super Nintendo le agregaron la palabra “Super” porque en la época a muchos juegos se lo agregaban para que sonaran más nuevos, como Super Adventure Island, Super Star Wars, una moda extraña, pero lo mismo paso con el Nintendo 64 que a muchos juegos les ponían 64 al final, como International Super Star Soccer 64.

Recuerdo haber jugado mucho la versión para recreativas de este título, es un juego carismático, con buenas animaciones y con mucha acción. La versión casera la jugué gracias a un compañero de la primaria y siempre me ha traído buenos recuerdos.

Super Soccer Champ tiene un esquema de control sencillo, hay un botón para pasar y centrar y otro para disparar. Con diferentes combinaciones puedes realizar remates de chilena, de palomita o en defensa dar rodillazos o golpes con el puño cerrado. Es un juego que dominas de inmediato pero hay varios remates por descubrir dependiendo del contexto de la jugada.

Es un juego tipo ‘arcade’, esto significa que dista mucho de ser una simulación o de jugar conforme a las reglas reales del futbol. Me pareció simpático que en unas reseñas que leí de cuando salió el juego lo categorizaban como una simulación, vaya que estaban equivocados. Para empezar, cada equipo en la cancha está conformado por seis jugadores, la regla del fuera de lugar no existe y el árbitro rara vez marca las faltas. Es más, si pasas por encima del árbitro, lo cual sucede durante todo el partido, se cae y deja de impartir justicia. Así que eres libre de dar rodillazos y golpes a tus rivales. Podemos decir que es el cliché del árbitro gordito que no ve las faltas y nadie lo respeta.

Algo que siempre me pareció muy memorable de este título es el festejo cuando anotas un gol. Tus jugadores corren a lo largo de las tribunas para celebrar con la afición. Siempre es la misma animación, pero es muy emotiva, y sí, ya sé que aquí juega el factor nostalgia y no es algo tan maravilloso; en su época era algo que lo diferenciaba de los otros títulos.

Cuando eliges un equipo, hay ocho y casi todos están basados en los que jugaron el mundial de Italia 90, puedes seleccionar un capitán, sus rostros aparecen animados cuando tocan el balón en el terreno de juego, son más rápidos que el resto de tu equipo y esto los hace más peligrosos ya que se pueden desmarcar con facilidad. Recuerdo que de niño, como no aparece la selección mexicana en el juego, siempre escogía a Argentina y de capitán seleccionaba al que se parece a Batistuta.

En la versión para recreativas aparecen los rostros de los entrenadores festejando o enojándose al recibir una anotación, estas animaciones no aparecen en la versión para Super Nintendo. De lejos todos los jugadores se parecen, utilizan el mismo modelo, solo cambian las playeras de cada equipo. Y no hay uniformes alternos juegas siempre con el primer uniforme aunque se confunda con el del rival.

Ahora que estuve volviendo a jugar Super Soccer Champ para hacer este video, al tercer partido recordé que hay, al menos una zona del campo donde cada disparo es un gol garantizado. Esto arruina un poco el juego porque ya sabes cómo destrozar a cada equipo que se ponga en tu camino.  Y todos los partidos los puedes ganar fácilmente por más de siete goles. Los únicos rivales que oponen tantita resistencia quitándote el balón son Brasil y Alemania, aún así los puedes vencer con marcadores muy amplios.

Cuando descubres lo fácil que es anotar el reto del juego termina convirtiéndose en descubrir cuántos goles puedes meter en un partido o en buscar otras jugadas efectivas para anotar, en experimentar, ya que la inteligencia artificial no es competitiva.

En el menú de opciones no puedes subir la dificultad del juego, solo puedes ver los comandos, escuchar los sonidos del juego y cambiar la duración de los partidos, entre tres, cuatro y cinco minutos. Me hubiera encantado poder ajustar la inteligencia artificial del juego, daría más motivos para volverlo a jugar, otro aspecto que convierte al juego en algo repetitivo es que siempre te enfrentas a los rivales en el mismo orden, así que si solo quieres jugar un partido, siempre te vas a encontrar a Francia, a menos que tu escojas al conjunto Galo.

También hay una modalidad extra que es la de cobrar penales. Se agradece que lo hayan agregado pero no hay mucha re jugabilidad en este modo. A diferencia de varios juegos contemporáneos, ni siquiera cambia la cámara cuando cobras un penal, utilizan la misma vista que en un partido normal, esto hace que no se sienta como un momento especial.

Super Soccer Champ es un juego al que recuerdo con mucho cariño pero que ofrece pocos motivos para jugarlo seguido. Está genial para alimentar la nostalgia, o si no lo has jugado para probarlo. Es un título divertido para uno o dos partidos; la única sugerencia que tengo si quieres echar las retas con un amigo es que se pongan de acuerdo y eviten anotar desde esa zona malvada del campo donde siempre es gol. Así se vuelven más reñidos los partidos.

¿Ustedes lo llegaron a jugar? ¿Qué otros juegos de futbol para Super Nintendo probaron? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Pocket Rumble (Switch) – Reseña

Es un juego de peleas en dos dimensiones que busca homenajear los juegos de peleas que salieron para la consola portátil Neo Geo Pocket Color. Estos juegos son de nicho y siempre han sido recordados por su estilo visual que presenta versiones “chibi” de personajes como los de la serie King of Fighters, también son recordados con gran aprecio por su control accesible para los principiantes pero con la profundidad suficiente para los que buscaran  invertirle más tiempo.

Pocket Rumble inició su desarrollo en el 2013 y se hizo realidad gracias a una campaña exitosa de Kickstarter. Desde el 2016 se encuentra en Steam como parte de los juegos que tienen un acceso anticipado. Originalmente iba a ser uno de los juegos de lanzamiento para el Switch pero su lanzamiento se retraso un poco más de un año. Cabe recalcar que este es un juego descargable y que, en México, tiene un costo de 109.99 pesos.

El sistema de juego es my accesible, consiste en dos botones, uno para golpes rápidos y otro para golpes fuertes, si combinas cualquiera de estos dos botones y presionas diagonal abajo hacia adelante o hacia atrás ejecutas un poder especial. Así que hay cuatro poderes por personaje, más un poder especial, que varía entre cada personaje al llenar una barra de poder, este se ejecuta al presionar los dos botones al mismo tiempo.  Adoro el combate porque cualquiera puede realizar estos poderes sin ningún problema y así te puedes enfocar más en la estrategia. A pesar de que todos los poderes se realizan con los mismos comandos (diagonal hacia abajo adelante o atrás más cualquier botón) son muy diferentes entre cada peleador junto con su estilo de pelea. Hay peleadores más ágiles, otros que lanzan proyectiles, otros golpean a larga distancia, etc.

Puedes elegir entre ocho personajes y todos son únicos. Actualmente puede que ocho personajes suenen a una oferta limitada, pero la verdad es que todos ofrecen algo diferente y les puedes invertir un buen rato para adaptarte a su estilo de combate, o bien, para encontrar el que más se adapte a tu estilo. Los personajes son originales pero en algunos casos se nota la influencia de otros juegos, hay una chica con gorra que tiene un estilo parecido al de Terry Bogard, un chico que lanza proyectiles muy parecidos a los hadoukens de Ryu y otro que se mueve como Iori de King of Fighters. En lo personal, mi personaje preferido ha sido Quinn, un chico con estilo de pelea ágil y que, al activar su barra de poder, se convierte en un hombre lobo. Es muy poderoso pero si logran conectarte un golpe tu transformación se acaba. June me pareció muy carismática, es un espectro y cuando gana sus peleas se mete en su enemigo y se levanta en plan “zombie”.

He leído comentarios con respecto a que el juego es muy difícil, sobre todo en la modalidad ‘arcade’ donde no puedes elegir la dificultad. En lo personal, creo que la dificultad del juego, cuando peleas contra la computadora, es más de maña y de encontrar un personaje que se adapte a tu estilo. Por ejemplo, la primera vez que jugué fue usando a Keiko, quien pelea a lado de su gato, no sabía hacer ningún poder porque creí que todos se ejecutarían como los de Street Fighter y no pasé por el tutorial, aún así, en mi primer intento pude acabar el juego encontrando combinaciones de golpes rápidos y fuertes, solo perdí un par de veces. Ya después, invirtiéndole a lo mucho diez minutos al tutorial pude ejecutar los poderes sin problema. Creo que las personas que han reseñado el juego y que se han quejado por su dificultad elevada, no le invirtieron mucho tiempo a este título.

Visualmente cumple con su cometido de emular los juegos de peleas para Neo Geo Pocket Color, claro, los gráficos no son tan sencillos como los que se mostraban en la consola portátil de SNK, esto se puede notar en los fondos, la mayoría están muy detallados y hacen que el entorno se sienta vivo. De hecho, si las peleas llegan al quinto round (gana el combate el que gane tres de cinco rounds) el escenario cambia, en la mayoría de las ocasiones se hace de noche, pero se nota la diferencia y esto le da mucho encanto. Otro detalle visual que me gustó es que puedes el elegir el color de tu personaje, puede sonar un tanto trivial, pero gracias al estilo que tiene este juego, cada color hace una diferencia enorme para la personalidad de tu peleador.

Hay una modalidad versus que es contra la computadora y aquí puedes elegir entre tres niveles de dificultad.  Hay un modo de carrera que, en teoría, te pone a competir contra los estilos de los mejores jugadores de este título y te va dando puntos. En lo personal, fuera de la puntuación, no noté mucha diferencia, los enemigos  no son más inteligentes ni presentan un mejor reto. No sé si en un futuro actualicen este modo y te enfrentes a rivales más inteligentes.

El juego en línea es muy estable, la verdad he tenido muy pocas ralentizaciones en las partidas que he probado, suele fluir todo sin problemas. La única queja, que es más sobre la conducta de los rivales, es que cuando van perdiendo suelen abandonar la partida.

Como el juego salió con acceso anticipado en Steam, eso significa que aún no está completo, el plan de los desarrolladores es ir sacando pequeñas actualizaciones para Steam y cuando terminen sacarán una gran actualización para la versión de Switch. Hasta el momento han prometido que, además de ajustes en la jugabilidad, incluirán nuevos jefes.

La única queja que tengo con este juego es que me hubiera gustado un poco de historia para cada personaje, tienen buenos diseños pero no estaría de más saber sus motivaciones y sus orígenes, espero que sea algo que agreguen con las próximas actualizaciones.

Pocket Rumble es un gran juego de peleas, es perfecto para echar las retas con amigos porque cualquiera puede aprender a jugarlo en pocos minutos. El estilo retro y sus personajes carismáticos hacen que sea memorable. Creo que el precio es muy razonable para la calidad que tiene este producto. A veces parece que es fácil imitar el estilo de juegos retro, pero por lo general las imitaciones suelen verse pobres a comparación y sentirse justo así, como imitaciones, lo bueno es que este no es el caso. Les recomiendo ampliamente Pocket Rumble, sobre todo para los que siempre quisieron un juego de peleas accesible.

Final Fight One (Game Boy Advance) – Retro Bits

En esta ocasión vamos a recordar Final Fight One para Game Boy Advance que salió en el año 2001. Esta es la versión portátil de Final Fight, el clásico para recreativas que salió en 1989 y que originalmente iba a ser llamado Street Fighter 89’.

Es un juego de acción tipo beat ‘em up donde recorres un nivel y vas golpeando a todos los enemigos que se aparecen en tu camino, muy al estilo de Double Dragon.

La trama consiste en que la hija del alcalde Haggar es secuestrada por unos pandilleros, así que Haggar, junto a Cody y Guy, recorren las calles de Metro City para rescatarla. Como dato curioso, la historia de Final Fight está basada vagamente en la película de1984 Streets of Fire, dirigida por Walter Hill, el director de la cinta de culto The Warriors. En la película una cantante es secuestrada por unos pandilleros y su ex novio se alista para rescatarla. El protagonista de Final Fight Cody, se llama igual que el protagonista de Streets of Fire. La película y el videojuego no son exactamente iguales, pero sí hay muchas referencias a Streets of Fire en Final Fight.

En cuestión de jugabilidad el juego tiene un esquema de dos botones, uno para saltar y otro para golpear, si presionas los dos botones al mismo tiempo realizas un ataque especial, este ataque es más poderoso pero te resta energía. Al romper barriles y cajas obtienes comida que sirve para regenerar tu energía. Este es de los juegos que mantienen el cliché de levantar comida del piso, porque no hay nada más razonable que romper una caja, encontrar dentro de ella un pollo rostizado y comerlo. También puedes encontrar armas tiradas, tubos, cuchillos y espadas son el arsenal que sueles encontrarte en tu camino. En esta versión portátil se incluyen nuevos ‘power ups’ como vidas que encuentras tiradas en forma de muñecos que se parecen a tu personaje.

Además de su título provisional, Street Fighter 89’, hay varios aspectos que Final Fight comparte con Street Fighter, por ejemplo, aquí también encuentras entre niveles uno de bonificación donde tienes que destruir un automóvil, siendo un momento clásico en ambas franquicias, aquí me encanta porque cuando terminas de destrozarlo aparece un pandillero y encuentra su vehículo destrozado. Otro momento clásico de Final Fight es cuando se acaban los créditos, antes de continuar  aparece tu personaje amarrado a una bomba y el cronómetro de este artefacto es el tiempo que tienes para agregar créditos.

 Los personajes de Final Fight, Cody y Guy, eventualmente se integraron a Street Fighter Alpha. El alcalde Haggar no ha quedado en el olvido, forma parte de algunas entregas de la serie Marvel vs. Capcom.

Final Fight One para Game Boy Advance es una gran adaptación, cuando el juego original fue lanzado a principios de los noventa para el Super Nintendo carecía del juego cooperativo, solo podías elegir a dos personajes  a Haggar y a Cody (en el juego para recreativas podías jugar con un tercer personaje llamado Guy), censuraron unos enemigos por ser mujeres en la versión occidental, Roxy y Poison pasaron a ser chicos punks y el nivel de la fábrica estuvo ausente. Tiempo después salió otra versión para Super Nintendo llamada Final Fight Guy, que en el continente americano fue exclusiva para rentar en Blockbuster, la diferencia era que ahora Cody estaba ausente y lo reemplazaba Guy. El modo cooperativo seguía brillando por su ausencia.

Por eso valoro tanto la edición portátil Final Fight One, aquí puedes seleccionar a los tres personajes originales para recreativas y puedes desbloquear las versiones que aparecen en la serie Street Fighter Alpha de Cody y Guy. También puedes desbloquear nuevos colores para el atuendo de tus personajes. Se incluye el juego completo, con esto me refiero a que ya encontramos aquí el nivel de la fábrica que estaba ausente en la versión para SNES. Claro, como el Game Boy no es una consola tan poderosa como un gabinete para recreativas, se sacrificaron algunos aspectos gráficos, los modelos de los personajes tienen una cantidad menor de pixeles, los fondos no están tan detallados y aparecen menos enemigos simultáneos en pantalla. Es posible jugar en modo cooperativo siempre y cuando tengas dos consolas, dos cartuchos y el cable link.

Hay una adición que me llamó la atención en esta edición portátil, antes de pelear contra un jefe hay un cuadro de diálogo entre tu personaje y el enemigo, muy parecido al que aparece en las peleas importantes en Street Fighter Alpha 3. Puede parecer un detalle sencillo pero le agrega una capa extra de complejidad a los villanos y sirve para darles una mejor presentación, ya no sólo te están esperando y te atacan, sino que explican un poco la trama, sus motivaciones y después de unos cuadros de texto, te atacan.

Casi todos los extras de esta versión portátil los vas desbloqueando con los puntos que obtienes jugando. Hay un menú especial para activar estas mejoras o adiciones. Ahí puedes seleccionar la dificultad, el nivel en el que quieres empezar, la cantidad de vidas, el color de la vestimenta tu personaje, etc. Puedes personalizar varios aspectos que antes no se podían, se agradece que hayan agregado varios detalles para hacer de este juego aún más disfrutable.

Quiero aclarar que en Final Fight One para Game Boy Advance siguen existiendo algunas diferencias dependiendo de la región, yo tengo la versión japonesa y aquí sí salen Roxy y Poison, en la versión occidental del juego no aparecen, siguen siendo reemplazadas por los chicos punk. La silla de ruedas del jefe final la rediseñaron en la versión americana para que pareciera una silla de oficina, vaya, así hay varios cambios que no perjudican la experiencia en general pero que en retrospectiva se sienten innecesarios.

En el 2010 la versión para recreativas de Final Fight apareció de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3 bajo el nombre de Final Fight: Double Impact, donde se incluye otro juego de Capcom para recreativas: Magic Sword. Esta edición permite jugar de manera cooperativa en línea y la versión que salió para Xbox 360 es retro compatible con Xbox One, así que todavía es fácil de conseguir.

Final Fight One es una excelente conversión del clásico para maquinitas, cuando salió en el 2001 me sorprendió lo fiel que es al juego original y el hecho de que es mucho mejor que las versiones que salieron para Super Nintendo. Se nota que los de Capcom tenían ganas de consentir a los fanáticos de la serie con este lanzamiento. Si tienes Game Boy Advance y te lo encuentras en algún bazar o tienda retro no dudes en conseguirlo, es muy recomendable. Sé que no a todos les da por coleccionar juegos viejos, sino vale la pena checarlo aunque sea en emulador.

¿Ustedes llegaron a jugar esta versión portátil de Final Fight? ¿Cuál es tu juego favorito de la serie? Comenten y recuerden este clásico con nosotros.

Sonic the Fighters (Xbox 360) – Retro Bits

Sonic the Fighters, también conocido como Sonic Championship fuera de Japón, es un juego de peleas que salió en 1996 para recreativas y que utilizó el motor de Fighting Vipers, desarrollado por AM2, los mismos que también hicieron el popular juego de peleas Virtua Fighter.

Este juego nunca salió para consolas caseras durante su época, una versión para el Saturn de Sega se preparó pero su lanzamiento fue cancelado. No sé que tanto haya tenido que ver la poca popularidad de la consola o el hecho de que su catálogo estaba saturado de juegos de peleas, vaya, hasta llegó el punto donde salió Virtua Figher Kids, idéntico al Virtua Fighter normal pero con versiones infantiles de los personajes.

Fue hasta 2005 cuando el juego llegó a consolas caseras como parte de la compilación Sonic Gems Collection, un lanzamiento que incluía los primeros tres juegos de Sonic, el juego de carreras Sonic R, entre otros. En el 2012 una remasterización en alta definición de Sonic the Fighters apareció de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3, incluye tres personajes nuevos y juego en línea. Esta relanzamiento en HD es el que usamos para este video y es retro compatible con Xbox One, así que es fácil de conseguir.

Este es un concepto un tanto raro para mí, Sonic peleando contra sus amigos me parece bizarro. Durante esta época ya había empezado la moda de querer meter a las mascotas de cada compañía en diferentes géneros, antes de este juego de peleas a Sonic lo pusieron en un juego de carreras para Game Gear llamado Sonic Drift y en uno de Pinball para Genesis llamado Sonic Spinball.

Claro, años después Sonic se unió al elenco de Super Smash Bros. Brawl, de hecho muchos de sus movimientos que aparecen en ‘Smash’ se originaron aquí, en Sonic the Fighters.

La historia consiste en que el Doctor Eggman Robotnik creó la nave espacial Death Egg II, así que Sonic y Tails deciden detenerlo, para poder alcanzar a Eggman primero deben juntar ocho esmeraldas Chaos.

Independientemente del personaje que selecciones siempre te va a tocar pelear contra ti mismo, la historia lo justifica diciendo que Robotnik te clonó y debes enfrentar a tu clon malvado.

Después de los ocho rivales a vencer para conseguir las esmeraldas, hay dos jefes finales, Metal Sonic y Dr. Eggman. En el último combate, la nave está a punto de explotar y el juego sólo te da quince segundos para vencer a Eggman; solo cuentas con una oportunidad.

Aparecen como personajes seleccionables viejos conocidos como Tails, Amy Rose, Knuckles. Hay dos personajes que tuvieron  su debut en este juego, Bean the Dynamite, un pájaro carpintero, y Bark the Polar Bear. Espio the Chameleon ya había salido en Knuckles Chaotix y Fang the Sniper tuvo su debut en Sonic the Hedgehog Triple Trouble para la consola portátil Game Gear.

En esta remasterización en alta definición se incluyeron tres nuevos personajes seleccionables, están un poco ocultos, si antes de seleccionar a Amy presionas Start, ella se transforma en Honey the Cat. Si haces lo mismo, pero en la modalidad versus para dos jugadores, colocando el cursor sobre Sonic, se convierte en Metal Sonic y si haces esto sobre Bean, este se convierte en Dr. Eggman.

El estilo de pelea cambia entre cada personaje, Sonic y Knuckles utilizan su velocidad para girar y atacar rápidamente a sus oponentes, Fang tiene una pistola, Bean lanza bombas y así cada uno tiene ataques y poderes especiales.

Hablando del sistema de combate, es una versión simplificada de Virtua Fighter y de Fighting Vipers, hay un botón para golpear, otro para patear y otro para cubrirte. Como los brazos de los personajes de Sonic son muy cortos pusieron unos escudos para ayudar a cubrirte, estos escudos son limitados y una vez que se acaban ya no te puedes cubrir. Esto también sirve para fomentar una pelea frenética y con mucha acción. Al presionar dos botones al mismo tiempo, como patada y defensa o golpe y patada, algunos personajes realizan agarres o llaves. El combate no es muy profundo a pesar de contar con una base sólida. No tardas mucho en encontrar un par de movimientos que funcionen y con esos puedes vencer a tus rivales.

Las arenas tienen barreras y al chocar contra ellas rebotas, esto se presta para seguir golpeando a tu oponente antes de que caiga. A diferencia de Virtua Fighter aquí no puedes hacer que tu oponente salga del ring.

Gráficamente el juego se ve muy bien, la verdad es que me sigue sorprendiendo la calidad de los modelos de los personajes, a pesar de que las extremidades de estos personajes son muy cortas lograron diseñar ataques, estilos de pelea y animaciones bastante congruentes. También los escenarios son hermosos, por ejemplo, el nivel donde pelea Tails es una lancha que va atravesando unos rápidos, mientras peleas el escenario está en movimiento constante. En general todos los fondos de cada escenario son poligonales y se ven muy detallados. Sí, las texturas y las animaciones no son muy complejas, pero, considerando que es un juego de 1996, resultan impresionantes para su época.

Para ser sincero lo que más rescato de este juego es el aspecto gráfico, la remasterización en alta definición se ve increíble, es un juego muy colorido y esto luce bastante. También quiero resaltar que es el primer título que cuenta con un Sonic poligonal. Y la verdad es que la transición de dos a tres dimensiones está muy bien lograda.

Sonic the Fighters es un juego un tanto inusual para la mascota de Sega. Es un juego que no tiene mucha rejugabilidad, le falta un poco de profundidad a su sistema de pelea, gráficamente sigue siendo muy atractivo. Lo valoro como uno de los juegos de Sonic que más han dejado en el olvido y creo que funciona justo para eso, para que los fanáticos del erizo azul recuerden su faceta de peleador antes de que entrara a Super Smash Bros. También es un juego  que recomiendo para los fanáticos de Virtua Fighter y de todos los juegos de pelea poligonales de a mediados de los noventa.

¿Ustedes llegaron a probar Sonic the Fighters? ¿Cuál es tu juego favorito de Sonic? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Street Fighter 30th Anniversary Collection (Switch) – Reseña

Esta colección incluye las versiones para recreativas de todos las ediciones de Street Fighter, Street Fighter II, III y la serie Alpha. Son doce juegos en total. Hay que tomar en cuenta que, al ser las versiones para maquinitas, son un poco diferentes a las versiones para consolas caseras. Lo más notable es que su dificultad es más elevada, vaya, eran juegos hechos para que gastaras monedas. Pero en varios juegos, he notado, que conforme vuelves a intentar, la dificultad baja un poco para dejarte avanzar.

El único juego que se vuelve solo para expertos es Super Street Fighter II Turbo, esto no es exclusivo de esta compilación, siempre que han lanzado la versión de recreativas de este juego, su dificultad es muy elevada, al grado de que hasta vencer al primer contrincante resulta complicado. Estaba leyendo en foros, y al parecer, esto se debe a que la versión americana de este juego tiene un error de programación, que, aunque bajes la dificultad del juego en la configuración, el juego siempre va a estar en lo más difícil.

Todos los demás juegos de esta colección son relativamente fáciles de terminar, puedes ajustar su dificultad y también puedes salvar tu partida en el momento que desees, así que si ya pudiste ganar un ’round’ puedes salvar y continuar desde ahí las veces que quieras.

Lo único malo de esta colección, es que, al enfocarse en las versiones para recreativas de los juegos, se pierden ciertas adiciones de las ediciones caseras. Cito el caso concreto de Street Fighter Alpha 3, el cual en sus ediciones para Dreamcast y PSP tienen más personajes y varias modalidades, como World Tour donde peleas para ganar experiencia, todo esto le da mucha re jugabilidad a estas versiones del juego y, en esta colección todo esto se encuentra ausente.

Antes de elegir cada título de esta colección puedes configurar, su dificultad, su velocidad y el daño que le hace cada golpe, estas opciones varían de juego en juego. También puedes leer un poco sobre la historia de cada lanzamiento, trivia y algunos trucos, por ejemplo, en algunos títulos puedes desbloquear modalidades de torneo, vestimentas especiales o personajes secretos. Cuando pausas el juego puedes obtener la lista de movimientos para tu personaje y ajustar la pantalla, si quieres estirar la imagen o que guarde su proporción original. También te deja usar filtros para que se vea como un monitor viejo, algo que es muy común en las compilaciones de juegos retro.

Me agradó que cada juego cuenta con un marco diferente para recrear la experiencia de estar jugando en el gabinete original, es un detalle relativamente sencillo pero que le da mucha personalidad a esta colección y ayuda a elevar el factor nostalgia.

Lo mejor de esta colección es la sección de museo, es un recuento año por año con imágenes y texto de todo lo relacionado con la franquicia Street Fighter, desde bocetos, arte promocional, mercancía, versiones previas, etc. También hay apartados para los personajes y para la música del juego, puedes ver las animaciones de cada personaje por movimientos y ver cómo han evolucionado en cada entrega de la serie donde aparecen. En la sección musical puedes escuchar por separado cada canción y efectos de sonido del ‘soundtrack’ de todos los juegos incluidos.

Me gustaría que hubieran incluido los documentales en video sobre la historia de Street Fighter que subieron a YouTube, pero aún así hay una gran cantidad de material interesante. Como la publicidad del primer Final Fight, donde todavía se llamaba Street Fighter 89, la única imagen que existe del Street Fighter cancelado para NES, arte que cuenta más sobre la vida cotidiana de los personajes (Blanka en el súper mercado, por ejemplo) o la aparición especial de Chun Li en Final Fight 2.

El arte se muestra en una buena resolución, en algunos casos hasta se alcanzan a ver los trazos del artista. Incluyen arte de la película animada de Street Fighter que salió en 1994. En texto mencionan la película protagonizada por Jean Claude Van Damme y el juego basado en esa cinta pero no hay material exclusivo al respecto, sospecho que es algo que Capcom quiere olvidar y no le dan importancia. En la historia también dejan un poco en el olvido la serie poligonal Street Fighter EX, no sé que tanto sea por cuestión de derechos, ya que estos juegos tienen algunos personajes que no son originales de Capcom, como Skullomania que le pertenece al desarrollador Arika.

De los doce juegos que se incluyen en esta colección puedes jugar cuatro en línea: Street Fighter II’ Hyper Fighting, Super Street Fighter II Turbo, Street Fighter Alpha 3 y Street Fighter III 3rd Strike. En resumen, los juegos definitivos de cada entrega son los que se pueden jugar en internet, esto ayuda a que no se dispersen tanto los jugadores y sea más fácil encontrar rivales. En la versión de Switch es fácil encontrar rivales, el único problema que me he encontrado es que me han tocado algunas partidas con mala conexión. Y aunque me toquen partidas fluidas, aún así se sienten un poco lentas, como con cierto retraso.

El primer juego de Street Fighter es el que más llamó mi atención de esta compilación, no porque sea el mejor juego del mundo, de hecho es el peor juego de la serie, pero es muy interesante ver cómo empezó todo. Solo puedes controlar a Ryu o a Ken, Ken está disponible cuando van a pelear dos jugadores al mismo tiempo, y los dos tienen los mismos movimientos. Los Haoudkens, Shoryukens y la hurricane kick son los movimientos especiales que puedes ejecutar, se hacen igual que en las siguientes entregas de la serie solo que aquí no puedes confiar en que salgan. Es una mezcla entre un buen ritmo y suerte para ejecutarlos a la perfección, lo bueno es que son muy poderosos, así que si logras conectar uno de ellos ya casi tienes la pelea ganada.

También llama mi atención la primera entrega de la serie porque Capcom la ha tratado como el “patito feo” casi no ha tenido versiones caseras, solo un lanzamiento, con un nombre diferente, Fighting Street para el Turbo Grafx CD, esta misma edición estuvo disponible para la Consola Virtual del Wii y también apareció en la compilación Capcom Classics Collection vol. 2 para Playstation 2, Xbox y PSP (la edición portátil se llama Capcom Classics Collection Remixed).

Al tener tantos juegos disponibles de la serie, me resulta interesante ver cómo fueron evolucionando poco a poco. Después de Street Fighter II, se volvió una serie que tenía una entrega cada año, empezaron con Champion Edition donde ya puedes controlar a los cuatro jefes, Balrog, Bison, Sagat y Vega, después con II Turbo, donde ajustaron la velocidad y les dieron nuevos movimientos especiales a los personajes y así se siguieron de largo, presentando nuevos personajes, movimientos, un sistema de combos y cada vez, alargando más y más el nombre del juego.

Street Figher Alpha, aunque seguía con la tendencia de sacar un juego al año, fue una bocanada de aire fresco, porque renovó la baraja de personajes y el estilo visual. También sirvió para volver a presentar personajes del primer Street Fighter que habían quedado en el olvido como Adon y Birdie, y para combinar Street Fighter con el juego de acción de Capcom Final Fight, presentando como nuevos peleadores a Guy y a Sodom.

En su momento, no probé mucho las tres versiones de Street Fighter III, porque ya cuando salieron para consolas caseras, como el Dreamcast, habían juegos más atractivos como Soul Calibur, Tekken Tag Tournament o Marvel vs. Capcom. Puedo decir que toda la serie de Street Fighter III es con la que estoy menos familiarizado y ahora, al poder probar estos títulos en esta colección, los he disfrutado como nunca. El diseño de los personajes, las animaciones, las adiciones al sistema de combate como el hecho de que ya puedes rechazar varios ataques de manera continua y contraatacar de inmediato, hacen que Street Fighter III: 3rd Strike sea uno de los mejores juegos de toda la serie.

A diferencia del lanzamiento del año pasado para Switch, Ultra Street Fighter II, el cual es bueno pero se sentía que ofrecía muy poco, Street Fighter 30th Anniversary Collection es un paquete completísimo que vale mucho la pena. Suele suceder, en este tipo de colecciones, que el factor nostalgia juega un papel importante para decidir si amas o no los juegos incluidos. En el caso de esta compilación puedo decir con toda seguridad que los juegos se mantienen vigentes gracias a su excelente jugabilidad. Y al tener tantas opciones disponibles siempre hay algo para los novatos y para los expertos. Por ejemplo, para un novato es fácil empezar con Street Fighter II o con Street Fighter Alpha ya que son juegos bastante amigables, los expertos se pueden ir directo a Super Street Fighter II Turbo o con Street Fighter III 3rd Strike.

Street Fighter 30th Anniversary Collection me parece una gran compilación para celebrar el juego de peleas que puso de moda el género y para disfrutar sus entregas más representativas a lo largo de los años. Es un paquete indispensable para agregarlo a tu colección, siempre se necesita aunque sea un juego de la serie Street Fighter para echar unas buenas retas con los amigos.

Daytona USA (Xbox 360) – Retro Bits

 

Es un juego de carreras desarrollado por Sega AM2 que fue lanzado en 1993 de manera limitada en Japón y su estreno mundial se llevó a cabo al año siguiente.

Se puede decir que es el sucesor del juego de carreras poligonal Virtua Racing, con la novedad que los polígonos que aparecen en Daytona ya tienen texturas, dándole más personalidad a los autos y a las pistas, y que la música es emblemática.

La versión que usamos para hacer este video es la remasterización en alta definición que apareció de manera descargable para Xbox 360 y Playstation 3. Cabe mencionar que la versión de 360 es retro compatible con la Xbox One, así que todavía es muy fácil de conseguir.

Esta versión del juego ya tiene un formato de pantalla ancha y contiene varios extras como una modalidad karaoke, retos y carreras contrarreloj. Las opciones te permiten cambiar la dificultad de la pista, el tiempo límite, poner la pista en modo espejo, el número de vueltas y si las llantas pueden perder agarre.

Daytona USA siempre ha sido un juego muy atractivo, visualmente hablando. Desde la primera vez que lo jugué me llamó la atención el detalle que tiene, como las marcas de las llantas que dejas en la pista o el hecho de que, al chocar, tu automóvil puede recibir daño físico. Desde la primera versión del juego para recreativas ha corrido a 60 cuadros por segundo, algo muy  destacable sobre todo si recordamos que es un juego que tiene 25 años.

Otro aspecto llamativo, que ya se incluía desde Virtua Racing es la opción de elegir entre varias cámaras. Aquí hay dos externas, y dos en primera persona. En lo personal siempre me ha gustado la vista donde puedes apreciar el cofre de tu carro, ya que al chocarlo puedes ver cómo se va deformando.

El daño físico que refleja tu automóvil se incrementa conforme recibes más golpes. Esto se puede arreglar durante la carrera entrando a la zona de pits, quienes no solo cambian las llantas de tu vehículo sino que arreglan la carrocería. Siempre me encantó el realismo que esto agrega al juego, el simple hecho de que tienes que cuidar y darle mantenimiento a tu carro es un gran detalle.

La jugabilidad depende del automóvil que elijas, hay dos, uno con transmisión automática y otro con transmisión manual. Además del diseño de cada uno, cambia la manera en que se manejan, el carro que cuenta con la transmisión estándar derrapa más en las vueltas, su control se siente más suelto, pero es más rápido.

El juego cuenta con tres pistas y están clasificadas por su dificultad, hay una para principiantes, otra para avanzados y otra para expertos. La pista para principiantes es un tanto ovalada y su diseño se parece mucho a los circuitos donde normalmente se practican las carreras NASCAR, claro, tiene algunos detalles extra para mantener cierta fantasía dentro del mundo de los videojuegos, hay una figura Sonic The Hedgehog en una montaña y también hay una máquina tragamonedas, la cual puedes jugar presionando el botón especial cuando pasas cerca de ella, si obtienes tres números 7 en la máquina, el juego te da tiempo extra para terminar tu recorrido. La pista para avanzados, es el cañón de dinosaurios, esta ya no es un circuito tradicional de la NASCAR, es más parecido a una pista tradicional de juegos de carreras y tiene vueltas más pronunciadas. La pista para expertos, Sea Side Street Galaxy, reduce a dos el número de vueltas pero incrementa los participantes a treinta, cuenta con diferentes caminos y en tu recorrido te puedes encontrar con una estatua de Jeffrey, uno de los peleadores de Virtua Fighter.

En las maquinitas habían dos estilos de gabinetes, el normal y el de lujo, el gabinete de lujo permitía conectar hasta ocho maquinas para que todos los jugadores participaran en la misma carrera. El gabinete normal solo permitía que se conectaran cuatro maquinas.

En 1995 el juego apareció para el Saturn de Sega, esta versión casera fue criticada duramente porque el rendimiento era muy pobre. Las texturas se notan muy pixeleadas y muchos elementos de la pista aparecían a corta distancia como por arte de magia. Esta versión corría a veinte cuadros por segundo, había un mundo de diferencia con el original para recreativas. Al año siguiente, Sega lanzó otra edición del juego llamada Championship Circuit Edition, la cual ya contaba con un mejor desempeño. Esto de lanzar ediciones mejoradas de los juegos del Saturn fue algo común con los primeros lanzamientos, como pasó con el primer Virtua FIghter, tuvieron que sacar una segunda versión llamada Remix para corregir errores y mejorar la versión original.

La remasterización en HD que apareció para Xbox 360 y Playstation 3 incluye varias modalidades extras. El modo karaoke es algo muy curioso, si eres fanático de las canciones del juego, las cuales son clásicos para todos los que fuimos a locales de maquinitas en los noventa,  ahora puedes cantarlas, el juego te da la opción de manejar mientras cantas y sigues la letra o, no manejar, que el carro se controle automáticamente y solamente cantar. No aporta mucho a la jugabilidad pero es algo curioso que nos sirve para recordar lo popular que fue la canción principal.

La modalidad ‘Challenges’ ofrece varios retos por pista, como llegar a la meta en un tiempo límite o alcanzar cierta velocidad en un tramo de pista. Es muy útil para ir puliendo tus habilidades al volante. También se incluye un modo de carrera a contrarreloj para ir mejorar tus tiempos en la pista y una modalidad de sobrevivencia, en donde tienes que evitar quedar en último lugar cuando se acaba el tiempo.

La única mejora que le agregaron a la jugabilidad es que al pausar, tienes la opción de rebobinar el juego, esto lo puedes hacer un número limitado de veces, sirve para corregir errores durante la carrera o por si crees que pudiste hacer algo de mejor manera. Es como una versión muy rudimentaria del botón de rebobinar que aparece en la serie de carreras Forza Motorsport.

*También se incluye multijugador en línea, lo malo es que han pasado muchos años desde que fue lanzado este juego y es casi imposible encontrar a alguien jugándolo. Pero siempre está la opción de ponerte de acuerdo con un amigo que lo tenga y echar las retas en línea.

Daytona USA tuvo un relanzamiento en el 2009 para recreativas pero sin la licencia de Daytona, así que el juego se llamó simplemente Sega Racing Classic, esta edición ya cuenta con gráficos en alta definición solo que las pistas y los autos cuentan con publicidad genérica y tampoco aparecen las canciones originales del juego.

La versión que usamos para recordar este gran juego apareció de manera descargable en el 2011, así que tampoco es una versión tan nueva, ya tiene 7 años de su lanzamiento. Lo bueno es que todavía la puedes comprar en las tiendas de Xbox 360 y Playstation 3, siempre es agradable poder recomendar o recordar juegos que se puedan conseguir fácilmente.

Daytona USA es un verdadero clásico, es de esos juegos que llamaban mucho la atención en recreativas, sí, ya habían salido antes otros juegos de carreras poligonales, pero este título lo hizo con mucho estilo. La música, las pistas, los automóviles, todo es memorable y vale mucho la pena recordarlo, aunque sea jugando un par de carreras de vez en cuando.

Como dato curioso, el carro Hornet de este juego hizo una aparición en el título de peleas Fighters Megamix como un peleador secreto. Siempre me ha parecido muy bizarro que este auto salga peleando pero por otro lado es un buen guiño a esta serie de carreras.

¿Ustedes llegaron a jugar Daytona USA? ¿Qué es lo que más les llamó la atención de este título? Comenten y recuerden este juego con nosotros.

Super Sidekicks 2: The World Championship (Switch) – Reseña

Super Sidekicks 2: The World Championship es un juego desarrollado y lanzado por SNK en 1994 para recreativas de Neo Geo. Esta secuela se siente muy diferente a la primera parte. Cambia el aspecto gráfico y la jugabilidad.

En cuanto al aspecto gráfico, cambia la vista de la cámara, deja de ser cenital y ahora está más abajo, permitiendo cubrir una distancia más amplia. Los jugadores se ven más detallados y ahora hay diferentes modelos, unos con cabellera larga, otros con diferente color de piel. Ya no sientes que todos los jugadores son el mismo. También agregaron más animaciones para festejos, reclamación de faltas y para un mecanismo del juego que se llama oportunidad, donde la cámara se pone detrás del jugador y el juego te permite decidir dónde quieres colocar tu disparo.

Como ya estamos hablando de aspectos que tienen que ver con la jugabilidad, entremos de lleno en ese tema, ahora hay tres botones, uno para disparar, otro para realizar un pase bombeado y otro para adelantar un poco el balón, en la defensa estos comandos sirven para barrerse, realizar una carga y para cambiar de jugador. En esta entrega se redujo el tamaño de la portería, antes era muy ancha, ahora guarda una proporción más congruente con el tamaño de la cancha y de los jugadores. Los porteros siguen permitiendo muchos rebotes, la mayoría de los goles entran después de un rebote, una vez que el portero queda vencido.

Las opciones más claras de gol se generan cuando aparece la leyenda “Shoot” encima de tu jugador cuando está entrando al área rival, debes aprovechar este momento para presionar el botón de disparo, el cual sale potente y bien colocado, no siempre es gol, por lo general provoca que el portero rechace el balón y quede libre la portería. Todos los equipos tienen un jugador “As” quién es el más rápido y el más habilidoso, este tipo de jugador especial ya salía en el primer juego de la serie.

Las faltas son un volado, a veces las marcan y a veces no, puedes tirar al árbitro y sacarlo de la acción. Con el comando para dar una carga a veces tu jugador puede jalar a un rival de la playera y tirarlo al pasto, como ya lo mencioné, esto no siempre implica una sanción, depende del humor del árbitro o si estuvo al pendiente de la jugada. A diferencia de la entrega pasada aquí ya pueden expulsar a los jugadores, aunque es raro que esto pase porque suelen ser muy permisivos los silbantes.

Habíamos mencionado con anterioridad que había una nueva mecánica llamada oportunidad y que al activarla la cámara se colocaba detrás del jugador para correr a portería y realizar un disparo. Algo parecido hicieron con los cobros de tiros libres y con los lanzamientos de penales. En los tiros libres, la cámara se pone detrás del cobrador y te deja elegir dónde quieres que vaya dirigido el disparo.  A la hora de cobrar un tiro penal, la cámara se coloca detrás del balón, dándote una buena vista de la portería al fondo y puedes elegir hacía qué lado quieres cobrarlo. Esto le da variedad al juego y también hace que sea una experiencia más cinematográfica por así decirlo, agrega un poco de drama a estos momentos.

Lo mismo podemos decir de los festejos y los reclamos cuando hay una falta dura. El jugador que recibe una falta fuerte puede enojarse y quedar “encendido”. Los festejos de cada gol son memorables, desde las animaciones hasta la música, todo el que haya probado este juego en recreativas los recuerda.

Cambiaron la copa SNK por el campeonato mundial, no tiene licencia pero la copa del mundial es casi idéntica. Hay que recordar que este es un juego lanzado para coincidir con el mundial de Estados Unidos 94. De hecho cada selección juega en el grupo que le tocó en ese mundial, por ejemplo a México le toca contra Noruega, Irlanda e Italia en la fase de grupos.

Otra novedad de esta entrega es que después de elegir a tu selección nacional preferida puedes decidir entre varias mejoras para apuntalar a tu equipo en los aspectos que te sean más importantes. Estas pueden mejorar el rendimiento del equipo en general, la defensa, el ataque, la velocidad, el trabajo en equipo, el desempeño de tu mejor jugador o el de tu portero. En lo personal yo siempre elijo mejorar el ataque, es muy útil para ser contundente en las oportunidades de gol que generas.

En el aspecto sonoro el juego tiene música bastante pegajosa y las voces, sobre todo durante los festejos, generan un buen ambiente. No hay narración, hay audios para señalar anotaciones o faltas. El juego se puede poner en español y estos audios, aunque son limitados, también aparecen en nuestro idioma.

La dificultad del juego está hecha para que pases los primeros dos partidos y después te cueste trabajo avanzar. La inteligencia artificial te quita el balón con mayor rapidez y te complica mucho encontrar una oportunidad de disparo. Cuando empatas un partido tienes la opción de volverlo a empezar, de jugar muerte súbita (gol gana) o irte a tanda de penales. Puedes optar por irte a penales aunque estés en la fase de grupos del mundial.

Super Sidekicks 2 es la entrega que hizo que la serie tomara forma, esta secuela fue la base para los lanzamientos posteriores como Super Sidekicks 3 y Neo Geo Cup 98. En lo personal jugué más estos dos últimos, al menos en las maquinitas a las que yo iba en los noventa eran más populares que Super Sidekicks 2. Lo mismo había pasado en recopilaciones o en lanzamientos digitales, en SNK Arcade Classics vol. 1 viene el tercero y para el Neo Geo X sacaron el primero y el tercero, casi no había tenido la oportunidad de entrarle de lleno al dos, hasta ahora.

Este lanzamiento, como todos los de la serie ACA NeoGeo, ofrece las versiones japonesa y la americana del juego. Así como dos modalidades en las que peleas por obtener una mejor puntuación Hi-Score y Caravan. En Hi-Score juegas con una “ficha” para ver cuántos partidos consecutivos puedes ganar. En la modalidad Caravan tienes cinco minutos para anotar la mayor cantidad de goles posibles. Son divertidas estas modalidades pero es muy fácil conseguir el puntaje máximo, solo le tienes que dedicar un par de horas.

En las opciones puedes ajustar la dificultad, cambiar de filtros para recrear la sensación de estar viendo un monitor viejo, también puedes elegir el idioma y configurar los controles. Todo lo usual de los lanzamientos ACA NeoGeo.

Super Sidekicks 2: The World Championship es un juego de futbol adictivo para todos los nostálgicos que lo probaron en maquinitas. Fuera del factor nostalgia, es un buen titulo, como todos los juegos para recreativas, su dificultad puede llegar a elevarse mucho porque está hecho para gastes monedas, por otro lado, al ser un juego hecho para recreativas es fácil aprenderlo a jugar y está lleno de acción. Así que sigue siendo perfecto para echar unas buenas retas con los amigos.

¿Ustedes han jugado este título o alguno de la serie Super Sidekicks? ¿Cuál es tu juego de futbol favorito para recreativas? Comenten y dennos su opinión de este lanzamiento para Switch, que también se puede descargar para Playstation 4 y Xbox One.