Category Archives: Celuloide – Review

Boyhood – Reseña

Boyhood es lo más reciente de Richard Linklater, el director de clásicos independientes como Slacker o Dazed and Confused, también ha dirigido películas más comerciales como School of Rock.

La película sigue la vida de Mason, un niño de 5 años a lo largo de toda su infancia hasta que sale de la preparatoria. Es interesante el proyecto porque en lugar de utilizar diferentes actores para interpretarlo, fueron filmando la película año tras año durante 12 años.

Si has visto películas de Richard Linklater, como Slacker o su trilogía: Before Sunrise, Before Sunset y Before Midnight puedes esperar algo parecido, platicas sobre la vida, sobre experiencias personales. La diferencia es que en este caso, conforme pasa la película ves crecer a los personajes, es una versión corregida y aumentada de lo que ha hecho el director. Es un proyecto innovador y ambicioso.

Lo más parecido que se había hecho son la serie de documentales Seven Up! del director Michael Apted, son seguía la vida de varios niños y los entrevista cada 7 años para ver como se han desarrollado sus vidas.

En caso de Boyhood es la primera vez que se hace con una ficción. Cuenta con las actuaciones de Ethan Hawk y de Patricia Arquette como los padres de Mason. Es una de las mejores cintas del 2014, la recomiendo ampliamente.

Los Indestructibles 3 – Reseña

La tercera entrega de lo que empezó como una muy buena idea de Sylvester Stallone termina siendo una película palomera sin muchas pretensiones, lo cual es entendible por el tipo de cinta que es, vaya nunca pretende ser El Ciudadano Kane.

Lo que da un poco de coraje es que la película se traicione a sí misma. Es claro que quieren evocar a las cintas ochenteras donde la mayor parte del elenco tuvo éxito, el problema es que por su afán de obtener una clasificación que no fuera restrictiva (B en lugar de C… en EUA es PG-13 en lugar de ser R) la cinta es muy ñoña en cuanto a la acción.

Pasaron de ser los personajes rudos de los 80 a viejitos persignados en el 2014. Digo, no quiero que la película sea algo digno del cine gore japonés pero en una cinta donde se la pasan disparándole a la gente, te imaginarías algo de sangre o alguna muerte creativa como solían hacerlo hace más de 20 años.

Ok. Puedo entender que la “auto” censura que ejercieron fue con el propósito de que más personas la pudieran ver, entrar con sus hijos al cine y finalmente obtener mucho dinero en taquilla. Lo triste es que ni eso lograron. De las tres partes ésta es la que menos ha recaudado en su fin de semana de estreno en Estados Unidos. Descuidaron a los fanáticos verdaderos de sus películas y no le llenaron el ojo a los demás.

Seamos sinceros en otras cintas no importa tanto la sangre porque en realidad vas a ponerle atención a la historia pero aquí la sangre podría ser de los pocos atractivos porque no hay mucha historia.

En realidad ésta no es la peor película de la saga, creo que la segunda parte es la más floja. Tienen el acierto de combinar al elenco veterano con jóvenes como Ronda Rousey, peleadora de la UFC y el boxeador Víctor Ortíz.

Mel GIbson es un buen villano, desde que tuvo problemas por andar haciendo comentarios anti-semitas, a la gente le gusta odiarlo y eso funciona en una película. Wesley Snipes y Antonio Banderas también aparecen en la cinta y como no habían salido en las anteriores, a ellos les dan más momentos para lucirse. Hay muchos guiños a las películas en las que han participado (por ejemplo Banderas hace algunos movimientos parecidos a los de Pistolero). Advertencia: el personaje de Antonio Banderas puede llegar a ser muy irritante.

Harrison Ford reemplaza a Bruce Willis, se nota que dejaron el mismo diálogo sólo le cambiaron de nombre al personaje, aún así es grato ver a Ford de nuevo en una película de acción.

Los Indestructibles 3 es una película palomera para pasar el rato. Lo malo es que es fácil prescindir de ella, sin problemas puedes esperarte a que la renten o verla en la televisión. Lo difícil es distinguirla de la segunda parte porque no aporta nada nuevo.

Tortugas Ninja (2014) – Reseña

Las Tortugas Ninja regresan a la pantalla grande de la mano del productor Michael Bay y el director Jonathan Liebesman (Batalla: Los Ángeles, Wrath of the Titans).

Para todos los que vamos al cine recordando la serie animada, las películas de los 90 y los cómics, se agradece que la historia no haya sido tan ultrajada como reportes iniciales indicaban (decían que las tortugas iban a ser alienígenas y cosas por el estilo). Siguen siendo ninjas, adolescentes y mutantes.

El mayor logro de la cinta es que la esencia de las Tortugas Ninja es respetada. El sentido del humor de Miguel Ángel, el liderazgo de Leonardo, el temperamento de Rafael y la inteligencia de Donatello están muy bien recreados en esta nueva versión. Claro el humor puede ser algo infantil, pero recuerden, se supone que las tortugas son adolescentes y la película está dirigida para un público joven, así que es congruente.

Otro punto a favor es que a pesar de que la cinta es producida por Michael Bay, esto ni significa que dure casi tres horas como la última de los Transformers. No tiene ese sello característico donde sientes que ya se va a acabar la película y continúa una hora más.

Algo que no me termina de convencer es el ‘look’ de las tortugas, el diseño original de las tortugas, que había sido respetado en la serie animada y en las películas noventeras, es muy bueno, no hay una justificación para cambiarlo tanto. Y si lo van a cambiar, de preferencia que sea un diseño que supere al original.

Lo  que me gustó en el aspecto visual de las tortugas es que su físico es imponente. Pueden patear traseros sin el mayor problema y esto lo utilizan muy bien en las secuencias de acción.

El villano Eric Sacks interpretado por William Fichtner (Pearl Harbor, The Lone Ranger) es un personaje que a mi parecer sobra. Es como si el villano lo hubieran dividido en dos, Sacks es la parte que se encarga de la logística y Shredder es el que se encarga de pelear. Lo peor de Sacks es que su objetivo es muy estúpido: tener más dinero. Es como Dr. Evil en Austin Powers 2 donde sus secuaces le quieren hacer ver que es más redituable poner negocios legítimos en lugar de ser malvado. Solo que Sacks en las Tortugas Ninja va en serio, ni siquiera está acomplejado o enfermo de poder.

También es un poco redundante el personaje de Vernon (Will Arnett de Arrested Development) es el camarógrafo que acompaña a April O’Neill y su papel consiste en ser el ‘chistosito’ de la película, siento que con Miguel Ángel ya era suficiente. Si querían agregar un personaje a la trama me hubiera gustado más ver a Casey Jones.

En cuestión de la trama se siente que agregaron demasiadas coincidencias para que la vida de April estuviera ligada a la de las tortugas. Parece que lo hicieron para ahorrar tiempo.

Tortugas Ninja es una película entretenida, pero a final de cuentas es un producto mediocre que se queda a medias, ni está tan buena, ni está tan mala. No siento que éste vaya a ser el ‘reboot’ que regresé la popularidad que alguna vez tuvieron las tortugas en los  90.

Guardianes de la Galaxia – Reseña

“Todos somos Groot”

Sin duda Guardianes de la Galaxia es el blockbuster del verano.

El director James Gunn es el encargado de tomar un montón de personajes relativamente desconocidos y los convierte en seres interesantes. En la película de Los Avengers sorprendió como Joss Whedon logró que todos los protagonistas sobresalieran, claro tenía la ventaja de que la mayoría ya había sido presentado con anterioridad en otras cintas. En Guardianes de la Galaxia Gunn logra que todos los protagonistas sobresalgan sin tener referencia previa de los personajes en el universo cinematográfico de Marvel, lo cual no es cosa fácil.

El actor relativamente desconocido, Chris Pratt (de la serie de televisión Parks and Recreation), tiene el papel protagónico de Peter Quill, quien se considera un forajido legendario y prefiere que le digan Star Lord. Quill al recuperar una orbe para venderla al mejor postor, se da cuenta que su poder es muy peligroso y muchas personas están detrás de esa orbe. Así conoce a Groot (Vin Diesel) y Rocket Raccoon (Bradley Cooper), unos caza recompensas que quieren la cabeza de Quill para cobrar su premio y a Gamora (Zoe Saldana) quien busca el orbe para evitar que caiga en manos de un tirano galáctico. Drax (el luchador, Dave Bautista), por su parte, busca ayuda para vengar la muerte de su esposa y su hija.

La película funciona porque están muy bien establecidos los personajes, son encantadores. El director sabe explotar sus cualidades al máximo. Star Lord es muy importante porque es el terrestre con el que el público se puede relacionar (sobre todo con sus gustos musicales ochenteros), Groot y Rocket Raccoon son los encargados de darle toques cómicos a la cinta y su relación me recuerda mucho a la que tenían Han Solo y Chewbacca. Y así pasa con el resto de los personajes, a pesar de que son arquetipos gastados todos tienen algo que aportar y algo que los distingue.

Otro punto a favor de Guardianes de la Galaxia es que no se toma muy en serio. Es muy relajada y divertida. Tiene el corazón y carisma de Star Wars (la original, el Episodio IV) pero con mucho sentido del humor.

A pesar de que la película en mayor parte está hecha por computadora, los personajes principales aportan la emoción suficiente para que nos preocupemos por ellos. El diseño de los personajes digitales Groot y Rocket Raccon es genial. Se roban muchas escenas de la cinta, no cabe duda que la gente se va a encariñar con ellos y los vamos a volver a ver muy pronto.

También hay que reconocer la visión que tuvieron para realizar la cinta. Al ver un personaje como Thanos (quien ya había sido presentado brevemente en Los Avengers) en la pantalla grande da gusto que se vea como en los cómics y que sea imponente. Las secuencias de acción son espectaculares y creativas. Es una cinta visualmente ambiciosa y logra su objetivo.

Guardianes de la Galaxia sirve para darle aire fresco al universo cinematográfico de Marvel. El director James Gunn y Marvel tenían mucho que ganar y poco que perder con esta franquicia relativamente desconocida. A final de cuentas le apostaron a lo grande y valió la pena la apuesta. Tenemos un nuevo grupo de superhéroes intergalácticos, son geniales y no se pueden perder ésta aventura.

Ninfomanía – Reseña

nymphomaniac1

Al empezar la película la distribuidora pone una leyenda diciendo que vas a ver la versión censurada, la cual tuvo el permiso del director Lars Von Trier, pero él no estuvo involucrado en la edición.

Cuando vas a ver una película y lo primero que te dicen es que no la vas a ver “completa” y que es una versión censurada, la verdad que te desanima como espectador. Sobre todo cuando vas a ver una película de Lars Von Trier, ya sabes a lo que vas, es un director al que le gusta provocar y a pesar de eso llega su cinta editada a nuestros cines. Es un mal presagio.

La premisa básica consiste en que encontramos a nuestra protagonista, Joe (Charlotte Gainsbourg), golpeada y tirada en un callejón. Un extraño con el nombre de Seligman (Stellan Skarsgard) le ofrece ayuda y la lleva a su departamento para atenderla. En el departamento Joe insiste que ella es una mala persona, revela que es una ninfómana y le cuenta su historia.

Creo que muchas personas van a ver la película con morbo, queriendo ver sexo explícito o aprender cosas nuevas y raras que no conozcan. Les puedo decir que sí hay sexo explícito pero si quieren ver cosas sexuales extremas, mejor búsquenlo en internet. Éste es un drama enfocado al despertar y al desarrollo sexual de una ninfómana auto diagnosticada.

Es una película que está interesada en la sexualidad y en cómo se relaciona con muchos aspectos de la vida, hacen muchas analogías con expresiones artísticas. Muestra cómo se usa el sentimiento de culpa para tratar de controlar el instinto humano.

Repito los que buscan satisfacer su morbo con esta cinta, tal vez se frustrarán al encontrar una historia interesante, es un drama un poco fuerte. No es una película como para que vayas con tu mamá o tu abuelita. En muchas partes para mí lo que funciona es el sentido del humor. Las travesuras sexuales que hace la protagonista son lo mejor de la película.

El mayor conflicto de la película es que la hayan separado en dos volúmenes. Sé que es prácticamente imposible exhibir una película de cuatro horas (o 5 horas en su versión sin censura), pero al verlas como volúmenes separados no obtienes un “todo” en las dos visitas al cine. Son dos partes que tienes que rearmar en tu cabeza y creo que le afecta mucho al volumen 2.

La primera parte está enfocada al desarrollo de la vida sexual de la protagonista y cómo le hace para satisfacer su apetito sexual. La segunda parte se dedica a hacer que avance la historia. Al ver el vol. 2 el ritmo cambia drásticamente porque estás viendo una parte del desarrollo de la cinta y su resolución. Es una experiencia incompleta.

Al final del primer volumen ponen un “teaser” con música de Ramnstein de lo que vendrá en el vol. 2 y realmente emociona. Entre el final del primer volumen y el “teaser”, siento que el vol. 2 no le llega a las expectativas, sobre todo porque pasaron un par de meses para que llegara el volumen 2 a nuestro país. Ahora sí que la hicieron mucho de emoción.

Tengo unos problemas con la resolución de la película, creo que el director se va por “la fácil”, no voy a revelar nada de la trama, pero siendo el volumen 2 el más flojo y teniendo una resolución que no es tan satisfactoria, no deja tan buen sabor de boca la película en volúmenes separados. Creo que la experiencia cambiaría mucho si se vieran juntas las dos partes. Y eso sin contar que es la versión censurada que en total dura casi una hora menos.