Super Soccer Champ (SNES) – Retro Bits

Este es un juego que salió en 1992 basado en el juego para recreativas Football Champ, en Japón se le conoce como Hat Trick Hero y en Europa como Euro Football Champ. En la versión para Super Nintendo le agregaron la palabra “Super” porque en la época a muchos juegos se lo agregaban para que sonaran más nuevos, como Super Adventure Island, Super Star Wars, una moda extraña, pero lo mismo paso con el Nintendo 64 que a muchos juegos les ponían 64 al final, como International Super Star Soccer 64.

Recuerdo haber jugado mucho la versión para recreativas de este título, es un juego carismático, con buenas animaciones y con mucha acción. La versión casera la jugué gracias a un compañero de la primaria y siempre me ha traído buenos recuerdos.

Super Soccer Champ tiene un esquema de control sencillo, hay un botón para pasar y centrar y otro para disparar. Con diferentes combinaciones puedes realizar remates de chilena, de palomita o en defensa dar rodillazos o golpes con el puño cerrado. Es un juego que dominas de inmediato pero hay varios remates por descubrir dependiendo del contexto de la jugada.

Es un juego tipo ‘arcade’, esto significa que dista mucho de ser una simulación o de jugar conforme a las reglas reales del futbol. Me pareció simpático que en unas reseñas que leí de cuando salió el juego lo categorizaban como una simulación, vaya que estaban equivocados. Para empezar, cada equipo en la cancha está conformado por seis jugadores, la regla del fuera de lugar no existe y el árbitro rara vez marca las faltas. Es más, si pasas por encima del árbitro, lo cual sucede durante todo el partido, se cae y deja de impartir justicia. Así que eres libre de dar rodillazos y golpes a tus rivales. Podemos decir que es el cliché del árbitro gordito que no ve las faltas y nadie lo respeta.

Algo que siempre me pareció muy memorable de este título es el festejo cuando anotas un gol. Tus jugadores corren a lo largo de las tribunas para celebrar con la afición. Siempre es la misma animación, pero es muy emotiva, y sí, ya sé que aquí juega el factor nostalgia y no es algo tan maravilloso; en su época era algo que lo diferenciaba de los otros títulos.

Cuando eliges un equipo, hay ocho y casi todos están basados en los que jugaron el mundial de Italia 90, puedes seleccionar un capitán, sus rostros aparecen animados cuando tocan el balón en el terreno de juego, son más rápidos que el resto de tu equipo y esto los hace más peligrosos ya que se pueden desmarcar con facilidad. Recuerdo que de niño, como no aparece la selección mexicana en el juego, siempre escogía a Argentina y de capitán seleccionaba al que se parece a Batistuta.

En la versión para recreativas aparecen los rostros de los entrenadores festejando o enojándose al recibir una anotación, estas animaciones no aparecen en la versión para Super Nintendo. De lejos todos los jugadores se parecen, utilizan el mismo modelo, solo cambian las playeras de cada equipo. Y no hay uniformes alternos juegas siempre con el primer uniforme aunque se confunda con el del rival.

Ahora que estuve volviendo a jugar Super Soccer Champ para hacer este video, al tercer partido recordé que hay, al menos una zona del campo donde cada disparo es un gol garantizado. Esto arruina un poco el juego porque ya sabes cómo destrozar a cada equipo que se ponga en tu camino.  Y todos los partidos los puedes ganar fácilmente por más de siete goles. Los únicos rivales que oponen tantita resistencia quitándote el balón son Brasil y Alemania, aún así los puedes vencer con marcadores muy amplios.

Cuando descubres lo fácil que es anotar el reto del juego termina convirtiéndose en descubrir cuántos goles puedes meter en un partido o en buscar otras jugadas efectivas para anotar, en experimentar, ya que la inteligencia artificial no es competitiva.

En el menú de opciones no puedes subir la dificultad del juego, solo puedes ver los comandos, escuchar los sonidos del juego y cambiar la duración de los partidos, entre tres, cuatro y cinco minutos. Me hubiera encantado poder ajustar la inteligencia artificial del juego, daría más motivos para volverlo a jugar, otro aspecto que convierte al juego en algo repetitivo es que siempre te enfrentas a los rivales en el mismo orden, así que si solo quieres jugar un partido, siempre te vas a encontrar a Francia, a menos que tu escojas al conjunto Galo.

También hay una modalidad extra que es la de cobrar penales. Se agradece que lo hayan agregado pero no hay mucha re jugabilidad en este modo. A diferencia de varios juegos contemporáneos, ni siquiera cambia la cámara cuando cobras un penal, utilizan la misma vista que en un partido normal, esto hace que no se sienta como un momento especial.

Super Soccer Champ es un juego al que recuerdo con mucho cariño pero que ofrece pocos motivos para jugarlo seguido. Está genial para alimentar la nostalgia, o si no lo has jugado para probarlo. Es un título divertido para uno o dos partidos; la única sugerencia que tengo si quieres echar las retas con un amigo es que se pongan de acuerdo y eviten anotar desde esa zona malvada del campo donde siempre es gol. Así se vuelven más reñidos los partidos.

¿Ustedes lo llegaron a jugar? ¿Qué otros juegos de futbol para Super Nintendo probaron? Comenten y recuerden este título con nosotros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s