Splatoon 2 (Switch) – Reseña

A dos años del original, aparece la secuela del título de disparos que fue exclusivo para Wii U, ahora ya no es un novato y su nombre es utilizado para fortalecer el catálogo de juegos del Switch.

Para los que no jugaron la entrega anterior, Splatoon es un juego de disparos en tercera persona donde el objetivo, más allá de eliminar a tus oponentes, consiste en cubrir el territorio con tinta. Hay dos equipos involucrados, el equipo que marque una mayor parte del mapa con tinta es el ganador. Esto supone una buena variante para los juegos de disparos ya que no compites por matar a alguien sino por cubrir un mapa. Así que aunque no seas tan bueno en el juego puedes sentir que ayudas al equipo cubriendo los huecos que van dejando tus compañeros.

La jugabilidad es el punto fuerte de la serie, muchas personas se llegaron a quejar de que en el primero era forzoso utilizar control de movimiento para mirar arriba o abajo, en esta ocasión puedes desactivarla y controlar todo con el ‘stick’ derecho como en cualquier juego de disparos. Tu personaje tiene un tanque lleno de tinta, para rellenarlo te conviertes en calamar y absorbes la tinta de tu mismo color del suelo. Cuando estás convertido en calamar eres más rápido y ágil, puedes acceder con facilidad a muchos lugares si hay un camino de tinta de tu color.

En la plaza principal es donde puedes acceder a los diferentes modos de juego, también puedes comprar ropa y armas nuevas. Cada prenda te da una ventaja distinta, hay unas que te dan mayor velocidad, otras permiten que puedas recargar más rápido tu tinta, etc. El chiste es experimentar con diferentes prendas hasta que encuentres la que tenga tus ventajas favoritas.

Algo similar pasa con las armas, hay desde pistolas hasta rodillos, pasando por escopetas, pinceles, rifles y demás. Me encanta que todas son tan diferentes que vale la pena probarlas. Además del disparo normal cada arma incluye un disparo secundario y un disparo especial. El secundario suele consistir en granadas o regaderas de pintura, el disparo especial lo consigues al llenar una barra y presionar el ‘stick’ derecho, por lo general este te permite cubrir una buena parte del terreno con tinta.

El dinero que ganas en cada partida es el que te permite comprar prendas y armas. También, conforme más juegas, se incrementa tu nivel de experiencia y esto te desbloquea más artículos en la tienda. Con el paso de los días los artículos cambian así que es bueno regresar de vez en cuando para ver qué novedades hay.

El chat de voz es algo que se pedía en el primer Splatoon y aquí ya es una realidad, lo malo es que su ejecución es un tanto pobre. Para poder platicar con tu equipo debes usar una diadema y abrir una aplicación en tu ‘smart phone’, vaya, de esto a coordinarte por Skype o Whatsapp no hay mucha diferencia. Lo rescatable de la aplicación es que tiene una tienda especial con artículos diferentes a los que encuentras en la plaza del juego, también es una buena manera de revisar tus estadísticas y conocer el rendimiento que tienes en cada partida.

La modalidad para un jugador se llama ‘Octo Canyon’, sirve para aprender las mecánicas del juego y pulir tus habilidades. Los jefes de cada nivel suelen ser enormes y un tanto imponentes, presentan un buen reto y es divertido encontrar la manera de vencerlos.

La novedad en esta secuela es el modo ‘Salmon Run’, un modo cooperativo donde se juntan cuatro personas y se enfrentan  a varias oleadas de enemigos. Los enemigos tienen diferentes habilidades y puntos débiles. El objetivo de esta modalidad, aparte de sobrevivir, consiste en recolectar huevos dorados e intercambiarlos por recompensas. Esta modalidad de “horda” es bastante entretenida pero tiene una desventaja, no la puedes jugar cuando quieras, tienes que jugarla cuando esté disponible y esto depende de horarios que va poniendo el juego. Por ejemplo, un lunes no pude jugar esta modalidad y tuve que esperar al día siguiente en un horario de siete de la mañana a siete de la noche para jugarla.

La modalidad estrella es el multijugador en línea, donde compiten equipos de cuatro contra cuatro. Puedes disputar partidas casuales, clasificatorias o batalla de liga, en donde armas un equipo con tus amigos para competir. En cualquiera de estas competencias los mapas se van rotando cada dos horas. La mejor manera de describir a Splatoon 2 en su juego línea es diciendo lo adictivo que es. En serio, no sé como describirlo pero hay algo muy satisfactorio en estar pintando todo el terreno junto a tu equipo, se genera una competencia muy emocionante con los rivales. La cereza en el pastel es que entre más juegas más armas y ropa desbloqueas.

Solo hay un negrito en el arroz, me encantaría que esta modalidad se pudiera jugar contra la computadora cuando no tienes acceso a internet. En el primer Splatoon esto no fue una queja para mí porque suelo tener mis consolas conectadas todo el tiempo pero en el Switch, al ser también una consola portátil, no siempre tienes acceso a internet y sería agradable practicar contra la computadora cuando no estás en casa o con una conexión estable.

Splatoon 2 tiene varias ventajas y desventajas, por un lado creo que las novedades que incluyen en esta secuela no son suficientes, parece una versión especial de la primera entrega. Por otro lado este tipo de juegos es lo que necesita  el catálogo del Switch, ya que garantiza que estarás pegado jugando  en línea por muchas horas. Definitivamente no es un juego perfecto pero sus fortalezas superan por mucho los puntos negativos. Simplemente puedo decir que es un juego adictivo.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s