Dead or Alive Xtreme 3: Fortune (PS4) – Reseña

Dead or Alive Xtreme 3: Fortune es la tercera parte del juego de “voleibol” protagonizado por las chicas de Dead or Alive. Desde la primera edición quedó claro que el voleibol y el resto de actividades disponibles no son lo primordial, el objetivo del juego es coleccionar trajes de baño y conseguir la mayor cantidad posible.

El voleibol es sencillo, hay un botón para disparar y otro para controlar el balón y pasarlo. La jugabilidad es buena, todo depende de estar bien posicionado y de tener un buen ‘timing’ para realizar las jugadas. Las partidas son rápidas y es la mejor actividad del juego, es la que te da más dinero para comprar trajes de baño. Lo malo es que desde la primera edición todo el aspecto del voleibol se siente como un mini juego, no es suficientemente profundo como para ser un juego solamente enfocado a este deporte.

El resto de las actividades son mucho más básicas. Son mini juegos de botonazo o de seguir una secuencia de botones. Están diseñados para que luzcan las chicas. Hay uno donde están dos personajes en la alberca sobre un inflable, buscas derribar a tu rival empujándola con el trasero, la que cae se moja y se le puede zafar el traje de baño. También hay un casino nocturno donde puedes jugar black jack, ruleta y póker.

El juego es bastante descarado, con todo el orgullo del mundo luce los atributos de las chicas a la menor provocación, ellas “inocentemente” se agachan y la cámara ve su ropa interior. Literalmente está diseñado para que cada vez les pongas menos ropa.

Hay una nueva modalidad en el juego donde eres el dueño de la isla, aquí puedes darles regalos a las chicas y tomarles fotos en cualquier actividad que realicen. Entre más satisfechas estén durante sus vacaciones más dinero recibes y también desbloqueas trajes de baño especiales para regalárselos. Si las chicas aceptan el traje de baño se cambian en frente de ti, aunque te piden que cierres los ojos aparece la opción de abrirlos, si lo haces pierdes su confianza y odiarán su estancia en la isla. Esta es otra muestra de que al juego le gusta provocarte.

Junto a la modalidad de “dueño” agregaron unos objetivos, los cuales simplemente te van guiando por las diferentes actividades disponibles en el juego y al cumplirlos sube el nivel de satisfacción de tu personaje.

Dead or Alive Xtreme 3 fue lanzado en exclusiva para el mercado asiático, se puede conseguir importándolo (la versión de Hong Kong viene con texto en inglés). Los desarrolladores alegaron que no querían problemas ni generar controversia en el mercado occidental. En lo personal creo que todo lo que declararon es mentira, hicieron un juego con presupuesto limitado y, al compararlo con las entregas anteriores, con muchas carencias.

En esta entrega no agregaron nada nuevo, es más, le quitaron cosas. El juego de carreras en motos acuáticas de la entrega anterior está ausente, no hay multijugador, la música es genérica (antes el soundtrack estaba encabezado por Bob Marley y Cristina Aguilera), están ausentes personajes importantes como Tina, Lisa y Cristie, ya no puedes comprar accesorios como gorras y sandalias para tu personaje, vaya, hasta la introducción del juego es reciclada (hacen un resumen de las introducciones de los dos juegos pasados).

Solo hay una gran novedad en el juego, mejoraron la piel de las chicas. Ahora se pueden quemar con el sol, los trajes de baño dejan marcas en su piel. Para ser honesto se ven muy bien pero  es el único aspecto al que le invirtieron en el juego y es algo meramente estético.

A pesar de todas las carencias, el juego es divertido, siempre y cuando te apasione coleccionar trajes de baño para las protagonistas. Puede llegar a ser adictivo tratar de conseguir nuevos bikinis y compartirlos con las otras chicas, claro, primero las tienes que conquistar dándoles regalos y jugando con ellas, como si fuera un simulador de citas. Este no es un juego profundo de voleibol, es un juego para aprovechar el atractivo visual de las chicas de Dead or Alive como solo un japonés depravado lo podría disfrutar, mojándolas, bronceándolas y poniéndoles trajes de baño que no dejan nada a la imaginación.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s