Yoshi’s Story (Nintendo 64) – Retro Bits

La intención inicial era que Yoshi’s Story fuera la secuela de Super Mario World 2: Yoshi’s Island. Sólo que aquí se deshicieron de Mario bebé y se concentraron meramente en los dinosaurios.

Baby Bowser es el antagonista, decide robar el árbol de la felicidad de la isla de Yoshi. Quedan seis Yoshis bebés quienes deciden truncar los planes de Baby Bowser y evitar que la tristeza contagie al mundo, deciden ser felices, comer fruta y recuperar su árbol.

Puedes elegir el Yoshi del color que más te agrade, cada que mueres en el juego tu Yoshi es capturado y tienes que utilizar otro.

El estilo visual y la música sobresalen en el juego. La intención es que gráficamente se vea como un libro infantil pop up, realmente logran un aspecto visual único, sobre todo para la época, todo se ve hecho de tela, mezclilla y cartón, aparecen gráficos pre-renderizados como los que utilizaron en Donkey Kong Country pero teniendo un mayor poder de procesamiento con el Nintendo 64.

La música también se siente diseñada para un público infantil, es adorable, aunque me queda la duda, tal vez es demasiado adorable. Pero aun así se convirtió en parte fundamental de Yoshi ya que las voces y el estilo que proponen aquí ha perdurado, sobre todo en juegos como Smash Bros.

El control se siente un tanto impreciso, no está tan pulido como el control de cualquier juego de Mario. Cuesta un rato acostumbrarte. Yoshi cuenta con su clásico salto doble donde agarra aire para permanecer flotando unos segundos, puede comer frutas y enemigos, también puede dar un sentón para romper bloques, descubrir secretos y eliminar obstáculos.

Yoshi’s Story no fue un éxito cuando salió y dudo que se considere un clásico. Claro, es un buen juego y se siente que es un título de calidad.

El problema es que es un juego un tanto extraño. En lugar de avanzar y llegar al final de cada nivel, el objetivo es explorarlos y recolectar fruta, cuando obtienes 30 frutas haces feliz a tu Yoshi y avanzas al siguiente nivel o te enfrentas con un jefe.

Algunos jefes son creativos, por ejemplo, te enfrentas a un algodón de azúcar y para vencerlo Yoshi tiene que lamerlo hasta acabárselo.

Otra crítica del juego es que resulta muy fácil. Puedes acabarlo con tan sólo terminar seis niveles. El juego es presentado como un libro y cuenta con 6 páginas, sólo necesitas completar un nivel de cada una de esas seis páginas para llegar al final. Claro el reto consta en explorar cada una de esas páginas y descubrir todos los secretos. Pero llega a ser un tanto decepcionante que acabarlo no represente un reto.

Tiene un modo de práctica para que te familiarices con el control y un modo a contrarreloj. Lo extraño es que el modo de historia no te permite crear diferentes partidas, si quieres empezar desde el principio tienes que borrar tu avance, o bien, volver a jugar los niveles en el modo Time Trial.

Yoshi’s Story es un éxito en cuanto al aspecto audiovisual, las mecánicas del juego trataron de innovar pero se quedaron en una buena intención. Prueba de que no fueron tan populares es que Nintendo no las ha vuelto a implementar. Vale la pena checar el juego porque le agrega mucho a la personalidad de Yoshi, su comportamiento y el aspecto que aún utilizan para el personaje salió de este juego.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s