Tortugas Ninja (2014) – Reseña

Las Tortugas Ninja regresan a la pantalla grande de la mano del productor Michael Bay y el director Jonathan Liebesman (Batalla: Los Ángeles, Wrath of the Titans).

Para todos los que vamos al cine recordando la serie animada, las películas de los 90 y los cómics, se agradece que la historia no haya sido tan ultrajada como reportes iniciales indicaban (decían que las tortugas iban a ser alienígenas y cosas por el estilo). Siguen siendo ninjas, adolescentes y mutantes.

El mayor logro de la cinta es que la esencia de las Tortugas Ninja es respetada. El sentido del humor de Miguel Ángel, el liderazgo de Leonardo, el temperamento de Rafael y la inteligencia de Donatello están muy bien recreados en esta nueva versión. Claro el humor puede ser algo infantil, pero recuerden, se supone que las tortugas son adolescentes y la película está dirigida para un público joven, así que es congruente.

Otro punto a favor es que a pesar de que la cinta es producida por Michael Bay, esto ni significa que dure casi tres horas como la última de los Transformers. No tiene ese sello característico donde sientes que ya se va a acabar la película y continúa una hora más.

Algo que no me termina de convencer es el ‘look’ de las tortugas, el diseño original de las tortugas, que había sido respetado en la serie animada y en las películas noventeras, es muy bueno, no hay una justificación para cambiarlo tanto. Y si lo van a cambiar, de preferencia que sea un diseño que supere al original.

Lo  que me gustó en el aspecto visual de las tortugas es que su físico es imponente. Pueden patear traseros sin el mayor problema y esto lo utilizan muy bien en las secuencias de acción.

El villano Eric Sacks interpretado por William Fichtner (Pearl Harbor, The Lone Ranger) es un personaje que a mi parecer sobra. Es como si el villano lo hubieran dividido en dos, Sacks es la parte que se encarga de la logística y Shredder es el que se encarga de pelear. Lo peor de Sacks es que su objetivo es muy estúpido: tener más dinero. Es como Dr. Evil en Austin Powers 2 donde sus secuaces le quieren hacer ver que es más redituable poner negocios legítimos en lugar de ser malvado. Solo que Sacks en las Tortugas Ninja va en serio, ni siquiera está acomplejado o enfermo de poder.

También es un poco redundante el personaje de Vernon (Will Arnett de Arrested Development) es el camarógrafo que acompaña a April O’Neill y su papel consiste en ser el ‘chistosito’ de la película, siento que con Miguel Ángel ya era suficiente. Si querían agregar un personaje a la trama me hubiera gustado más ver a Casey Jones.

En cuestión de la trama se siente que agregaron demasiadas coincidencias para que la vida de April estuviera ligada a la de las tortugas. Parece que lo hicieron para ahorrar tiempo.

Tortugas Ninja es una película entretenida, pero a final de cuentas es un producto mediocre que se queda a medias, ni está tan buena, ni está tan mala. No siento que éste vaya a ser el ‘reboot’ que regresé la popularidad que alguna vez tuvieron las tortugas en los  90.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s